Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
1 abril 2014 2 01 /04 /abril /2014 22:46

Docentes salteños que se manifestaban afuera de la Legislatura provincial se enfrentaron esta tarde con la Policía. La intención de los maestros era ingresar a la Asamblea Legislativa para entregar un petitorio donde reclaman mejoras salariales y laborales pero fueron "golpeados" por la Policía, según denunció la presidenta de Docentes Unidos, Susana Torres.

La protesta fue convocada por los gremios de la educación DASa (Docentes Agremiados de Salta), Sitepsa (Sindicato de Trabajadores de la Educación de la Provincia de Salta), Alternativa Docente y Tribuna Docente, que están de paro hoy y reclaman que el Gobierno eleve del 25 al 29% el incremento salarial para 2014.

En medio de los incidentes, llegó el gobernador Juan Manuel Urtubey a dar su discurso de apertura del periodo legislativo 2014. Los docentes intentaron mover un vallado y atacaron a con tizas al gobernador y al jefe de la Policía, Marcelo Lami. Hubo golpes y forcejeos.

Los educadores, agrupados en la Asamblea Provincial Docente, se habían reunido en la plaza Belgrano y luego marcharon hacia el palacio legislativo. Iniciaron hoy, además, un paro de 24 horas en reclamo de mejoras salariales y en la infraestructura escolar. Tras los incidentes, anunciaron que el paro se mantiene "por tiempo indeterminado".

Los docentes reclaman un sueldo de bolsillo de 5.500 pesos. Los educadores también marcharon en solidaridad con la represión que sufrieron sus colegas en la ciudad de Orán.

 

clarin.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
1 abril 2014 2 01 /04 /abril /2014 22:33

Fueron 17 días de una histórica huelga por tiempo indefinido que realizaron los maestros bonaerenses para presionar al gobierno de Daniel Scioli durante las negociaciones paritarias. Ahora entre las dos partes buscan definir cómo hacer para superar las horas de clase perdidas.  

En una reunión realizada hoy entre el subsecretario de Educación bonaerense, Néstor Ribet, el jefe de Gabinete de esa cartera, Fernando Spinoso, el vicepresidente del Consejo General de Educación, Claudio Crissio, y representantes del Frente Gremial, se convinieron una serie de medidas para paliar la pérdida de horas. En cambio, se cerró la puerta a la extensión del año escolar, que concluye el 12 de diciembre.

En un documento que firmaron las partes se acordó la utilización de losmateriales pedagógicos del portal oficial ABC que se realizaron durante la epidemia de Gripe A y se volvieron a aplicar en La Plata tras las inundaciones.

Entre las propuestas, los docentes plantearon la posibilidad de dictar clases durante las cuatro jornadas institucionales que quedan en el año, realizar los actos escolares en la última hora, "utilizar los días recuperatorios para actividad escolar normal" "reducir al máximo las actividades extra-áulicas".

Además, el documento contempla la posibilidad de que los alumnos se lleven a sus casas "cuadernillos de actividad extra", pero aclara que "será determinado por la realidad de cada escuela".

La mayoría de las propuestas fueron impulsadas por el Frente Gremial que integran los sindicatos Suteba, FEB, UDA, AMET y Sadop. El documento ahora deberá ser presentado en el Consejo Federal, que el jueves se reunirá para tratar el tema.

"Se prevé la utilización de todas las herramientas disponibles, y cada escuela podrá proponer la metodología que crea mejor desarrollar", resumieron a la agencia DyN fuentes de la cartera educativa bonaerense.

infobae

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
31 marzo 2014 1 31 /03 /marzo /2014 19:37

La mejora del sistema educativo dependerá de la presión social, presión social que depende básicamente del interés y el apoyo los padres, del poder político, de los gremios docentes, de los medios de comunicación, y obviamente de los propios docentes.

 

El apoyo y el interés de los padres lo veo complicado. La educación entró en una lógica de mercado, en los hechos hay una lenta privatización desde la escuela pública a la privada, que cada año transfiere más de 20 mil alumnos, lo único que hay que hacer es mirar las estadísticas oficiales de los últimos 10 años, o bien mirar las escuelas privadas, en Berazategui todas ellas están “repletas” de alumnos y crecen, cada año muchas de ellas construyen aulas nuevas. La educación entró en una lógica de mercado donde cada padre termina mandando a sus hijos al colegio que puede pagar, y si no pueden pagar los hijos terminan en una escuela pública. Es la ley general, que haya excepciones no quiere decir que esto no esté generalizado.

Desde este punto de vista no podemos esperar una presión de los padres, muchos de ellos en estos 17 días de paro mandaron a sus hijos a “la privada”, por lo tanto el problema no era de ellos, el problema  era de los padres que tenían sus hijos sin clases. ¿Y los padres de nuestros alumnos? Creo que tampoco deberíamos esperar mucho de ellos, la mayoría tienen sus propios problemas, para muchos de ellos el derecho a sobrevivir es más prioritario que el derecho a educarse. Lo único que tenemos que hacer es ver el origen social de los padres de nuestros alumnos: muchos de ellos viven de un Plan Social, y/o son desempleados, trabajan en negro o tienen sueldos miserables. Hace unos días se publicaron en los medios de comunicación-y según datos del propio INDEC-que el 75% de los trabajadores en nuestro país ganan menos de $6.500.

Este también es un gran escollo a la hora de sumar a los padres a nuestros reclamos: ¿cómo explicarles que hacemos paros porque no aceptamos un aumento de sueldos del 20%-sobre sueldos de 7 ó 8 mil pesos-cuando muchos de ellos viven de un Plan Social o ganan menos de $4.000 o directamente no tienen trabajo?

Todos estos factores “liman” todo apoyo social de parte de los padres que necesitamos para mejorar el sistema educativo, y eso se notó en este paro-más allá del apoyo de algunos de ellos-pero la generalidad nos dice que la presión social-desde los padres- para mejorar el sistema educativo está, por el momento, muy lejos de nuestras necesidades.

 

Sobre el poder político

 

Este pilar por el momento está aún más lejos de nuestras necesidades, la educación desde la gestión de nuestra clase dirigente es un gasto. Conceptualmente es un gasto para ellos, sino cómo explicar la idea de que “entienden nuestros reclamos pero no hay recursos”, cuando algo se toma como una inversión los recursos siempre están, simplemente porque todo esfuerzo presente serán recompensados a futuro. También estoy seguro que el  90% de nuestros dirigentes tienen a sus hijos en la escuela privada, por lo tanto-como los padres que mandan a la escuela privada a sus hijos-el problema no es de ellos, y menos si no existe una enorme presión social para el cambio. Por lo tanto, la falta de presión social que hay sobre la mejora del sistema educativo público estatal terminan favoreciéndolos, sólo se exaltan cuando el conflicto es evidente y es tapa de todos los medios, pero es más por un problema de imagen de gestión y caída en las encuestas que por otra cosa. Que se haya duplicado el PBI en educación no quiere decir nada, no es solamente una cuestión de poner dinero, se necesitan decenas de acciones para cambiar y mejorar el sistema, pero no, no es prioridad en la agenda política, acá se duplicó el PBI en educación llegando al 6% pero al mismo tiempo se puso “el piloto automático”. Ni siquiera se pudo cumplir lo que exigía la Ley Nacional de Educación, según la cual para el 2010 el 30% de las escuelas debían tener doble escolaridad. Hoy, en la provincia de Bs. As. de cada 100 alumnos, solamente 2 van a un colegio con doble escolaridad…y con la duplicación del PBI en educación! Lo que no hace más que mostrar la ineptitud a la hora de gestionar de nuestros gobiernos. En educación la década está perdida, yo lo veo en mis colegios, en mis cursos, en mis alumnos, nuestras primeras prioridades hace muchos años que dejaron ser prioridades pedagógicas curriculares, nuestras prioridades pasan más por el asistencialismo-con los comedores escolares-, la contención, la preocupación por la violencia, y la de poner parches donde se necesite.

Otra cosa importante desde el plano político es la transferencia encubierta-en los hechos, no en lo formal-desde la provincia al municipio de las escuelas. Esto se nota con la presencia de los intendentes en nuestras instituciones. Problema complicado, porque si un directivo no es “del palo” del intendente nunca conseguirá la pintura para la escuela, o el subsidio para realizar “algo”. A los barones del conurbano no se les escapa ninguna institución, controlan todo, y las escuelas cayeron en ese control. Y esto pesa en el accionar del directivo ¿Cómo abrir la escuela a la comunidad sin el constante cuidado y miedo que hay que tener para no molestar al intendente? Y ni hablar del rol de los inspectores, si ellos no son oficialistas no podrán durar en el cargo ni una semana. Las escuelas se han convertido en un trampolín más de propaganda política, un ejemplo claro son la entrega de las netbook, los intendentes siempre están en la foto, y si por algún motivo el día de la entrega de las máquinas el intendente no pudo ir, unos días después se repite el acto en una forma simbólica para que la foto salga al otro día en los medios de comunicación locales.

 

Los gremios docentes

 

No hay mucho que agregar sobre los gremios docentes que ya no se haya dicho en Polimodalitos. Nuestros Gremios están “con el modelo” y por lo tanto ellos son la parte del relato en educación. El claro ejemplo es el propio Baradel, un “k” confeso, que “casualmente” fue a 678 a llorar dos día antes del acuerdo, que es como ir al Olimpo del kirchnerismo, el jefe de gabinete de Scioli también fue al otro día pero después de un pedido público de réplica. Yo me juego la cabeza que la orden a Baradel fue “cocinar a fuego lento” a Scioli, hasta que la situación empezará a rozar a Cristina, y ahí pactar con él. Pero nada más. ¿Dónde estuvo Baradel el año pasado? Y los anteriores, el año pasado mi aumento fue del 19% y quedé-como quedaré-este año muy lejos de la inflación.

Les propongo una metáfora. Supongamos que yo tenga un auto que vale $70 mil pesos, pero pido a la hora de venderlo $90, y supongamos que viene un comprador y me dice “lo máximo que te puedo dar es $75 mil pesos”, entonces yo pongo cara de resignación y le digo a mi comprador “bueno , que va a ser…te lo vendo aunque pierda”, en este caso yo puse cara de perdedor pero sabiendo internamente que gané…

En este conflicto docente pasó algo parecido, Scioli pareció como que “perdió” pero la verdad es que ganó: primero porque la masa salarial de aumento será del 30% y la inflación le ganará ampliamente a ese número, con lo que la provincia licúa los salarios. Segundo porque nuestros gremios solamente se pusieron “duros” para no perder tanto, pero estamos muy lejos de una verdadera recomposición salarial. El 38% que recibimos de aumento es sólo para unos pocos compañeros, pero además 38% desde un piso muy bajo, imagínense que aún con ese 38%  un docente que recién se inicia llegará recién en el último trimestre del año a los $5.000, mil pesos menos que un docente con el mismo cargo en Capital, cuando hace 6 años la situación era a la inversa, cuando en Capital querían ganar lo mismo que nosotros: muchas veces con Scioli y los k hasta Macri parece progresista.

No hay que esperar muchos de nuestros gremios, ellos tienen compromisos, intereses, y acuerdos con distintos sectores de poder, su primera misión es contener a las bases y canalizar orgánicamente los reclamos de los trabajadores, pero de revolucionarios no tienen nada. Y ni hablar de las divisiones internas, de ellas les contaba un poco en uno de los últimos artículos del blog, no sólo las divisiones entre-por ejemplo-SUTEBA Y UDOCBA, también las divisiones dentro del SUTEBA, y eso se vio en la marcha, lo mal que se llevan los de la TIZA con la Azul y Blanca es evidente.

Por todo esto-y por muchos otros motivos-no esperemos que el cambio para bien del sistema educativo venga tampoco desde nuestros gremios.

 

¿Y los medios de comunicación?

 

Menos. No esperemos de ellos nada, todos en el conflicto tenían el discurso del Gobierno: “el reclamo es justo pero tienen que seguir negociando con los chicos en clases y no tomarlos de rehenes”. ¿Ustedes creen verdaderamente que estos puntitos de más que nos dio Scioli hubiesen sido posible con los docentes en clases? Si nos dieron unos miserables puntitos más y si estuvimos unos cuantos días en los programas de tv en horario central fue pura  exclusivamente porque las escuelas estaban vacías.  Nada más que por eso. A los medios de comunicación no le interesa investigar en profundidad los problemas del sistema educativo, incluso me lo reconoció un periodista  que sigue el blog con motivo de una consulta con respecto a Plan Fines, este periodista es una de las poca excepciones ya que su investigación partió desde la data que le había dado una docente, pero investigar qué pasa en el sistema educativo no es un tema de interés para los medios, lo que lleva a la ignorancia total sobre muchas de las problemáticas que tenemos. Un ejemplo de ello es que cuando un funcionario es entrevistado por un periodista puede decir cualquier mentira que el periodista no podrá refutar nada por-precisamente-esa ignorancia sobre el tema que está preguntando, lo vi claramente muchas veces.

Y ni hablar de cómo trataban el tema del conflicto en el aire: hacían una pregunta, y nunca dejaban que el  entrevistado terminara de responder antes de preguntar otra cosa, y nunca se entendía nada, y el eje siempre pasaba por lo salarial, muy rara vez se colaban otros temas, a lo sumo lo de los comedores escolares y/o IOMA, pero siempre superficialmente, y nada más.

Los medios de comunicación-algunos más que otros-nunca nos tratan con simpatía, es por lo menos lo que yo sentía.

 

¿Y los docentes?

 

Cuando fui a la Marcha Nacional del 26 de marzo al otro día colgué en el blog una entrada, y en estas páginas hay mucho de lo que pienso de nosotros mismos. Aparte ustedes son docentes, no hace falta que yo opine sobre nosotros, lo único que quiero repetir es que hay muchas variables que no las manejamos, por lo tanto es muy difícil que la podamos cambiar. En este contexto lo mejor que podemos hacer es hacer lo más dignamente posible nuestro trabajo, y dejar una idea en cada una de nuestras clases, una idea que pueda servir de disparadora al sistema cognitivo de nuestros alumnos, creo que esto no es poco, una buena idea que le sirva al alumno para pensar es siempre muy importante y-pepito-no es poco…

 

Serale

 

 

Lunes 31, 13:05 hs, mientras estoy escribiendo la entrada del blog de hoy  pasa por mi casa una marcha de Udocba que sigue de paro, es el ejemplo de las divisiones de nuestros gremios, que no ayudan para nada en la mejora del sistema educativo…

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
31 marzo 2014 1 31 /03 /marzo /2014 18:47

Por Claudia Romero

 

Hoy terminó la temporada de paros, con la que se inició el calendario escolar de los últimos tres años. Esta vez la situación conmovió no sólo por lo básico del reclamo sino además por su extensión y virulencia.

Medio país sostuvo el mayor paro de días consecutivos de la última década.

El centro de la protesta fue la discusión salarial, que no planteaba una mejora en el poder adquisitivo del salario, lo que hubiera sido un reclamo más que justo, sino que estaba centrada en evitar que continúe su deterioro por obra de la inflación, lo que ya anticipa lo precario de cualquier recomposición.

Doce provincias, entre ellas una vez más la de Buenos Aires, que concentra el 40% de los alumnos del país, acaban de perder de un saque casi 10% del año escolar.

Y el tiempo perdido ni se descuenta de los salarios ni se recupera agregando días de clases. Como si el tiempo perdido no se hubiera perdido. Como si el tiempo no existiera. Como si la educación no importara.

“Existen estrategias pedagógicas para acelerar los aprendizajes”, se escucha como argumento para mitigar la pérdida o la culpa. ¿Si existiera tal cosa y los maestros supieran usar esas estrategias, por qué no se aplican siempre? ¿No es acaso preferible que los chicos aprendan antes y más, sobre todo cuando abandonan la escuela antes de tiempo?

Esta temporada de paros mostró como nunca antes que hay otro país.

Es el país en el que hubo clases desde el primer día, el de las provincias que lograron acuerdos salariales y sobre todo el de las escuelas privadas donde prácticamente nunca hay paros. Porque las huelgas se juegan en el campo de la escuela pública pero de los resultados se benefician todos los docentes.

En Argentina, los aumentos de los salarios docentes están hechos de los días de clase que pierden los chicos más pobres.

Las escuelas están cerradas allí donde más se necesitan. Y ese mapa del país desigual es el mapa de la mala educación.

La evaluación internacional PISA muestra que Argentina está entre los últimos lugares en su capacidad de producir “alumnos resilientes”, que son aquellos estudiantes que proveniendo de entornos desfavorables tienen mejores desempeños de aprendizajes respecto de sus pares. Y PISA muestra que es justamente el tiempo de clase en la escuela uno de los predictores más potentes para la producción de resiliencia, es decir, para sobreponerse a las determinaciones socioeducativas de la cuna. Dicho de otro modo, sin clases se agranda la brecha social y se consolida la desigualdad.

La década, en materia educativa, está perdida.

Porque no hay mayor muestra de mala educación que no saber cómo usar el dinero que se tiene. Lo que se esgrime como el mayor logro de la política educativa de los últimos 10 años es el de haber aumentado el presupuesto educativo al 6% del PBI, un porcentaje que por otra parte es similar al que Argentina asigna al pago de subsidios, la política más cortoplacista y distorsiva que supimos conseguir.

Efectivamente, gracias al aumento del presupuesto educativo, la cantidad de recursos por alumno es el doble que en 2003. Sin embargo, eso no se refleja en una mejora de la calidad educativa. Por el contrario, las evaluaciones indican una tendencia clara a su empeoramiento desde el año 2000, a la vez que crece la cantidad de jóvenes que dejan la escuela a partir de los 15 años, reforzando de este modo el círculo de pobreza en el que la mayoría de ellos está encerrado.

Y es que d esafortunadamente los cambios en educación no se resuelven con la mera inyección de recursos. Los cambios en educación no se compran, se construyen.

Se requieren, además de recursos, políticas inteligentes para usar los recursos, cambios estructurales que no se realizaron en relación con la calidad de la enseñanza. Porque, se sabe, la calidad de un sistema educativo está en la calidad de sus docentes.

El kirchnerismo, en las épocas de las vacas gordas, tuvo en sus manos la oportunidad histórica de promover mejoras a partir de metas claras y políticas docentes de reclutamiento, formación, condiciones de trabajo, sistemas de evaluación, reconocimiento y promoción.

Cambios destinados a desarrollar profesionalmente el trabajo docente que sí se hicieron en otros países como Brasil, Chile y México, que ya empiezan a obtener mejores resultados en los aprendizajes de los alumnos.

Pero no, no existieron tales cambios en el país, hubo más dinero pero se usó para lo mismo.

La demagogia y el corto plazo le ganaron a la política educativa que necesariamente tiene una mirada de tiempos largos.

Ahora apareció la plata, se reanudan las clases, la educación desaparece de la tapa de los diarios, el país mágicamente se unifica y se vive la ilusión de la igualdad como si todos vistiéramos guardapolvos blancos y se hubiera solucionado el problema educativo.

No hay nada resuelto, esto es una tregua.

Mientras, buscamos desesperadamente la educación perdida.

 

Clarin.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
31 marzo 2014 1 31 /03 /marzo /2014 18:44

En el último día que regía la conciliación obligatoria dictada el 4 de marzo, el Gobierno y los cinco representantes de los gremios docentes nacionales llegaron a un acuerdo y el aumento salarial será en dos tramos de 17% y 10%. Asimismo, todos los docentes tienen garantizado un mínimo de $4.000, según informaron tras la reunión.

Con respecto a la polémica generada en torno al presentismo propuesto por el Gobierno, Sergio Romero, secretario general de UDA, confirmó que esa medida "no rige en la República Argentina para ningún trabajador de la educación".

Sobre el desarrollo de la reunión paritaria, el dirigente gremial agregó: "Estamos contentos porque fue a través de la negociación. Es muy importante que hayamos mostrado madurez en la forma de expresarnos hacia la sociedad, sin conflicto".

Por su parte, Stella Maldonado, de Ctera, aseguró que esta paritaria y la de la provincia de Buenos Aires "no son comparables" y se pronunció acerca de la posibilidad de comenzarlas con anterioridad para evitar los días de paro: "Ha quedado expresada nuestra voluntad de que nuestras negociaciones se empiecen con anterioridad y no quedar sometidos a estas situaciones".

 

Maldonado también indicó que los paros son jurisdicción de cada provincia, y que"en todas en las que se llegó a un acuerdo y ha habido paros, se van a devolver los días descontados".  

infobae

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
31 marzo 2014 1 31 /03 /marzo /2014 09:28

Tras la aceptación de los docentes bonaerenses de la propuesta oficial mejorada de incrementar los salarios entre el 31% y 38% (según las categorías), las partes volverán a reunirse esta semana para avanzar en la implementación de mecanismos que puedan permitir recuperar los contenidos perdidos en los 17 días de huelga.

Scioli aseguró que se recuperarán los días de clase perdidos. Pero desde el rincón gremial las cosas no están tan claras. Según los gremios, “no hay mucho margen” para un nuevo esquema en la curricula más allá del 17 de diciembre, fecha prevista para el cierre del ciclo escolar.

Desde el Frente Gremial tampoco estarían de acuerdo en un diagrama que contemple el dictado de clases los sábados (como sí aceptaron los maestros de San Juan) o agregar horas extras a las jornadas educativas. Esa había sido una sugerencia del Gobierno. Pero tanto desde la FEB, como del Suteba descartaron esas modificaciones, aunque admitieron como una alternativa algunas “tareas para recuperar los contenidos”.

De esta manera, pese a que el nivel de enfrentamiento entre las partes después del acuerdo paritario, los cortocircuitos continúan. Ayer, el titular del Suteba, Roberto Baradel, se enojó con Daniel Scioli. Fue después de que Daniel Scioli manifestara en una entrevista con Clarínsu preocupación por la “dinámica violenta” que había adquirdo el conflicto docente en la Provincia.

La respuesta no se hizo esperar: “Hubo un reclamo justo, absolutamente pacífico y basado en la razón, sin trasfondo político”, aseguró ayer Baradel en declaraciones a radio Mitre. El dirigente cuestionó los dichos del gobernador por que “desvían el eje del debate”. “En tal caso deberá dar explicaciones de porqué no se resolvió el problema antes”, aseguró.

En la Provincia fue un conflicto tenso y el más largo de la historia, que determinó además de varias reuniones paritarias frustradas y la intervención de la Justicia, que tuvo que resolver una medida cautelar presentada por la Defensoría del Pueblo bonaerense tras un intento de mediación. El último viernes, después de 17 días de huelga y con la incorporación a las negociaciones del Jefe de Gabinete, Alberto Pérez, los docentes recibieron una oferta de aumento que lleva el sueldo del maestro que recién comienza de 3.604 pesos a 5.000 en agosto de este año. Para juntar los fondos que hagan posible este salario, Scioli se comprometió a “mejorar la performance recaudatoria” de impuestos y obtener 800 millones de pesos extra.

clarin.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
30 marzo 2014 7 30 /03 /marzo /2014 14:13

"El último informe del sistema de medición estandarizado PISA relega a los países de la región a los últimos puestos del ranking educativo mundial, sólo por encima de África subsahariana. Para entender este escenario, según los expertos, es necesario sumar dos factores determinantes: políticas educativas poco eficientes e insuficiente formación de gran parte de los 7 millones de docentes que existen en la región", sostiene el Banco Mundial en un informe dedicado a las deficiencias en la formación de los profesores latinoamericanos.

Según los especialistas del organismo internacional, los países de América Latina carecen de "un cuerpo de docentes públicos que pueda considerarse de alta calidad, y en los últimos 20 años no han incrementado las habilidades laborales del profesorado".

Esto ocurre a pesar de queen los últimos diez años aumentó notablemente la inversión educativa en la región. Pasó de 119 dólares per cápita en 2000, a 171 en 2008, un incremento del50 por ciento. Lo que evidencia que, si bien invertir fondos en educación es importante, no resuelve el mayor problema, que escómo se gestiona y qué estrategias se implementan para cumplir con los objetivos buscados.

"La profesión de los maestros está en una fase de precarización. Hay una enorme crisis que comenzó en los '80 como resultado de un conjunto de cambios sociales a los que los profesores no pudieron reaccionar como se esperaba. Esto produjo una gran crisis de la identidad docente, que se evidencia, por ejemplo, en que se permita el ingreso en la aulas de otros profesionales", explica Ricardo Cuenca, doctor en educación por la Universidad Autónoma de Madrid y miembro del Instituto de Estudios Peruanos, en diálogo con Infobae.

A los problemas vinculados a la dificultad para adaptarse a los nuevos tiempos, se suman las limitaciones de los métodos de formación vigentes en la región.

"Durante los '90 -continúa Cuenca-, la mayoría de los países latinoamericanos implementó un conjunto de reformas que apuntaban a replicar el currículum de la educación básica en la educación docente. La idea era que debían saber de lo mismo que los alumnos, pero más. Pero eso luego se consideró erróneo, yse empezó a discutir si lo más importante eran los aspectos de contenidoo lo didáctico. Entonces se produjo una separación perversa entre las dos cosas".

"Ahora los dos bandos se están encontrando, y la mayoría de los centros de formación modificaron sus currículas con la idea de que se debe trabajar sobre la base de problemas y orientaciones específicas", agrega.

Pero no todos los países están en el mismo nivel. El Banco Mundial destaca especialmente dos casos. Cuba, que desde hace bastante tiempo consiguió formar buenos profesores, y Chile, que en los últimos años puso en prácticamétodos muy innovadores para mejorar la formación docente.

"Yo diría que Argentina y Uruguay han hecho cosas interesantes, al igual que Brasil en algunas estados, Chile, Perú y Colombia. Otros están en un proceso de transición, como Bolivia, Ecuador, Paraguay, Venezuela y Costa Rica. Por último está el resto de Centroamérica, donde los maestros se siguen formando en los colegios secundarios", dice Cuenca.

El caso chileno es interesante porque combinó dos factores que los gobiernos no suelen aplicar conjuntamente. Por un lado, da subsidios a la educación pública para permitir el ingreso y la permanencia de los sectores de bajos recursos.

Por otro lado, estableció estándares de conocimiento muy precisos para el cuerpo docente y creó un sistema de evaluación con bonos para incentivar la formación continua.

"Hacer más selectivo el proceso de reclutamiento de profesores, crearsistemas de evaluación y de formación continuada y personalizada o asignar profesores a escuelas con necesidades especiales", dice Barbara Bruns, experta en educación del Banco Mundial, son algunos ejemplos de medidas que han dado resultado en otras partes del mundo.

Para tener un diagnóstico detallado de las fortalezas y debilidades de los docentes de un país es necesario hacer evaluaciones periódicas de su rendimiento. Pero eso puede llegar a ser muy difícil.

 


Cuando los docentes rechazan ser evaluados

"Países de la región como México, Colombia, Ecuador o Perú -dice el informe-, han tratado de encauzar la situación intentando implantar evaluaciones periódicas a profesores, que en muchos casos han terminado en enfrentamientos entre sindicatos de profesores y gobiernos".

El rol de los gremios es muy discutido en algunos casos por su rechazo a que el Estado evalúe y califique el rendimiento, o a que se haga cargo de cosas de las que actualmente se ocupan ellos.

"Creo que los sindicatos son actores fundamentales en el desarrollo de la educación, pero requieren reformas internas. Junto con las reivindicaciones salariales, que deberían seguir siendo parte de su naturaleza, deberían pelear por políticas para el desarrollo de la profesión. Porque cuando el rol de los sindicatos es sólo reclamar por los sueldos se vuelven muy limitado", dice el investigador peruano.

Pero el rechazo a las evaluaciones excede a los gremios y también es sostenido por muchos profesores. Cuenca explica que eso puede deberse a que tienen dudas respecto de los objetivos con que los gobiernos realizan esas evaluaciones. En otros casos, porque temen que quienes los evalúen no estén capacitados, y sólo se vean guiados por motivaciones políticas. Por último, está el temor a que los resultados de las pruebas sean utilizados en su contra en los medios de comunicación.

Por eso, el especialista defiende la utilidad de las evaluaciones, pero reconoce que a veces no se las usa de manera adecuada.

"Hay que tener cuidado -dice Cuenca-, porque la evaluación del rendimiento puede ser una herramienta muy potente para tomar decisiones de política educativa, pero el problema es cuando se tergiversa su función. A partir de procesos de evaluación rigurosos, se puede obtener información muy valiosa que permita saber cómo están los docentes, pero en ningún caso son una medida que establece a ciencia cierta cómo está todo el sistema educativo"

"Las evaluaciones tienen que ser tomadas en su justa medida, y no se debe intentar que solucionen asuntos que no les competen", concluye.

 

infobae

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
29 marzo 2014 6 29 /03 /marzo /2014 21:47

Por Beatriz Sarlo

Podría escribirse una historia de la cultura argentina siguiendo las líneas de una historia de la escuela pública. Esto vale por lo menos hasta la década de 1970, cuando coinciden dictadura y hegemonía de la televisión.

La escuela fue decisiva en lo que se percibió, en toda América, como la diferencia argentina.
También fue decisiva en la incorporación de los hijos de inmigrantes, aunque sigue y seguirá la polémica sobre si, para construir el “ciudadano argentino”, fue intolerante con las particularidades de origen. Tal discusión es posible porque, durante casi cien años, la escuela fue influyente y eficaz. Desde fin del siglo XIX, no fue arcaica o confesional, sino atravesada por el debate entre espiritualismo y positivismo y también por una densa discusión de métodos pedagógicos modernos.

Comparada con el sur de Europa, la escuela argentina era más avanzada. Comparada con América Latina, éste fue el primer país donde hubo educación obligatoria para niños y niñas. Antes que en México y Chile.

Que la obligatoriedad fuera formal y que pasaran décadas en que se iba completando esa obligación del Estado no impide reconocer el igualitarismo laico de la escuela argentina como su principio y horizonte. No fue simplemente un instrumento de dominación, sino una escena en disputa. Y, en esa escena, maestros y maestras, directores e inspectores formaban la primera línea.

No quisiera que los párrafos anteriores fueran leídos como un ejercicio de melancolía. Quisiera, más bien, que los maestros recordaran, con orgullo y con las críticas que sea necesario hacer a ese pasado, que esa es la historia de la institución estatal donde trabajan. Quisiera que recordaran que los sectores reaccionarios de la sociedad argentina y la Iglesia desconfiaron de la escuela durante décadas. La Iglesia sólo llegó a tener gran influencia con el golpe de 1930 y siguió teniéndola desde entonces. Hoy administra un número importante de institutos donde se forman profesores.

Quisiera que las historias de la escuela argentina, de sus libros de texto, sus revistas, la formación de su personal, su expansión territorial y demográfica, fueran conocidas por quienes son maestros ahora. Fue una institución de larga duración en un país con escasos logros en la larga duración. Rara continuidad en una historia de fracturas. Extrañamente, si se lo piensa hoy, la escuela fue respetada por sus usuarios.

A fines del siglo XIX, preocupaba a las autoridades que las becas para ir a las escuelas normales (donde se formaban maestros y maestras) se destinaran a los sectores que probablemente no las necesitaban. Pero otros se preocupaban por el hecho de que esas mismas escuelas reclutaban estudiantes entre las franjas menos cultivadas de la población. En esta breve síntesis de posiciones (citadas por Juan Carlos Tedesco en un libro pionero sobre historia de la educación hasta 1900) se enfrentan ideales educativos.

Además, piénsese en el gigantesco esfuerzo de formar docentes en un país donde no los había. Y, como no los había, los maestros demostraban, por escasez, la importancia de ser “cuadros profesionales”. Por eso, pese a la curva a veces favorable y a veces desfavorable de sus salarios, eran respetados como portadores de una dignidad especial. Hasta mediados del siglo XX, un maestro era más importante que un empleado administrativo de un banco o de una empresa. Tenía aura. Vengo de una familia de maestras y sé lo que es caminar por un barrio, en los años 50, acompañando a cualquiera de ellas.

Este pasado suena remotísimo. Quizá muchos de los maestros en huelga piensen que es una leyenda piadosa. La escuela ha estallado al tiempo que se cortaban las tramas sociales que la rodeaban: el barrio y la familia. Los maestros son empleados en emergencia permanente. Enseñan en lugares donde las carencias materiales reduplican las diferencias culturales. Hay maestros para pobres en escuelas para pobres, donde van chicos que no llegarán nunca a la universidad ni completarán en tiempo el colegio secundario. Hay escuelas secundarias para pobres, donde se aprende poco, porque nadie puede enseñar ni aprender en las condiciones de violencia social y extrema necesidad económica que la escuela no alcanza a equilibrar, porque ésa no es su tarea. Se la encajan a la fuerza, por omisión.

Mientras tanto, los maestros han hecho una huelga por tiempo indeterminado (una medida de última instancia para cualquiera que sepa un poco de lucha sindical). Es evidente que los salarios son muy bajos. Es evidente que el kirchnerismo ha llegado a esta situación por sus propios errores en la asignación de recursos, aunque haya aumentado el presupuesto educativo. Es evidente que Scioli no quiso este conflicto porque es una piedra en su camino a la candidatura presidencial. Es evidente que hay que cambiar el concepto del trabajo docente. Es evidente que la Argentina tiene un sistema deficiente para la formación de maestros y profesores. Es evidente que hay que encontrar una forma de acreditación para la enseñanza que no dependa sólo de haber obtenido un título, sino de una carrera del mérito y el saber. Es evidente que producir educación no es lo mismo que producir coches en una empresa privada.

Es evidente que la huelga indefinida en el tiempo es un derecho, pero también un último recurso. Sin embargo, si la Provincia encuentra fondos para los reclamos, la huelga vuelve a confirmarse como método. Es evidente que se invierte en rubros prescindibles (¿cuánto costó el festival anaranjado del verano sciolista?, ¿cuánto cuesta Tecnópolis, si es que alguien puede decirlo?). Es evidente que llegamos al límite del mal desorden.
La situación se ha configurado como dilema. Un paro por tiempo indeterminado puede levantarse, pero el nudo del conflicto no ha sido tocado.

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
29 marzo 2014 6 29 /03 /marzo /2014 21:33

El gobernador bonaerense Daniel Scioli destacó la "firmeza y el compromiso" con el que se resolvió el conflicto con los gremios docentes, que impidió que el ciclo lectivo comenzara el 5 de marzo, como estaba previsto. A su entender, la actitud que tuvo su gobierno ante la disputa fue la de "una administración responsable".  

Los gremios mayoritarios, Suteba y la FEB, anunciaron al mediodía la aceptación de la propuesta de la Provincia, que representa un incremento del 30% con el compromiso de no descontar los días de paro, además de mejoras para las escuelas.  

"Lo importante es que los alumnos vuelvan a clases", resaltó en diálogo con el canalC5N el mandatario provincial, quien la última semana puso a su jefe de Gabinete Alberto Pérez al frente de la negociación, tras los intentos fallidos que tuvieron la encargada del área, Nora De Lucía, y el titular de la cartera laboral, Oscar Cuartango.

Scioli anticipó, además, que "se buscarán recuperar los días de clases" perdidos por el paro docente de 17 días. No obstante, no aclaró cómo lo pretende  hacer.

Días atrás, el jefe de ministros Alberto Pérez dijo que las variantes que maneja el Gobierno van de agregar horas de clase en las primeras semanas a rever el calendario de las vacaciones de invierno, pasando por la posibilidad de que se dicten clases los fines de semana.    

infobae

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
29 marzo 2014 6 29 /03 /marzo /2014 20:27

El conflicto por el salario docente continúa abierto en otras seis provincias (Neuquén, Chaco, La Rioja, Mendoza, Jujuy, Corrientes, Catamarca y Entre Ríos). Además de la cuestión remunerativa, la disputa responde en varios distritos a las medidas adoptadas por los gobiernos provinciales, como el descuento de los días de paro. En tanto, se alcanzaron ayer acuerdos en Chubut, Tierra del Fuego y Río Negro.

En Neuquén, el gobierno de Jorge Sapag amenaza con descontar los días de paro mientras los docentes rechazan el cierre paritario por decreto con una suma puente de 1000 pesos y nuevas negociaciones en julio, sobre un básico de $ 4300.

Los docentes de ATEN decidieron ayer, en un plenario realizado en Zapala, escalar las medidas de fuerza. Realizarán un paro de 48 horas la próxima semana y de 72 la siguiente. "Si continúa el conflicto, habrá cortes de ruta durante Semana Santa", anticipó Osvaldo Peña, dirigente de ATEN. Y agregó: "Hoy no hay un canal de negociación abierto con el gobierno".

También continúa el conflicto en Chaco, donde esta semana hubo paro el miércoles y el jueves. UTRE, el gremio afiliado a nivel nacional con la Ctera, decidió ayer esperar hasta el próximo martes. "En la provincia, el básico está en el piso nacional: $ 3600, por eso vamos a esperar a ver si hay una definición esta semana en la paritaria nacional", explicó Mora Pared, secretaria general de UTRE-Ctera. Sin embargo, los gremios provinciales sin afiliación nacional decidieron continuar con las medidas de fuerza la próxima semana.

"Mantenemos un plan de lucha que ya lleva un mes, alternando paros de 72 y 48 horas", explicó Rogelio de Leonardi, secretario general de la ATM, el gremio docente de La Rioja afiliado a la Ctera. Además, De Leonardi denunció que sufrió un "apriete policial" y anticipó a LA NACION que continuarán las medidas de fuerza, pese a la intención del gobernador de cerrar las paritarias por decreto con aumentos escalonados hasta diciembre de $ 766, sobre un salario inicial de $ 2636.

El SUTE de Mendoza culminó el jueves un paro por 72 horas con un alto acatamiento. El lunes se reanudará la negociación y los docentes esperan una mejora de la oferta del gobierno.

En Entre Ríos y Catamarca, los docentes continúan negociando en un marco de conciliación obligatoria sin haber alcanzar un acuerdo aún. Por su parte, el gremio de educadores correntinos Suteco está en "asamblea permanente" y reclama el reintegro del incentivo docente descontado por el gobernador.

En Jujuy, los docentes decidieron el miércoles pasado continuar con las medidas de fuerza. Ayer, una reunión con el gobierno no había logrado destrabar el conflicto y los docentes mantienen un acampe frente a la gobernación.

ACUERDO EN TRES PROVINCIAS

El gremio docente Atech (Chubut), que había llevado adelante una prolongada huelga, rubricó ayer un acuerdo con el gobierno provincial de Martín Buzzi. Habrá un aumento del 27% a partir del mes de marzo.

En Tierra del Fuego, Sutef aceptó una oferta de aumento de 33,1% escalonado hasta septiembre. También en Río Negro los educadores agremiados en UTEN aceptaron durante una asamblea realizada en Viedma la oferta con incrementos del 26 al 30 por ciento.

lanacion.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo