Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
31 julio 2013 3 31 /07 /julio /2013 20:12

Un candidato desnudó a sus militantes frente a la AFIP

Alejandro Bodart, que busca ser senador por el frente Nueva Izquierda, realizó una colorida protesta frente a la agencia impositiva que conduce Ricardo Echegaray. 

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
31 julio 2013 3 31 /07 /julio /2013 19:35

Por Alfredo Dillon

 

 

¿Es posible aprovechar los teléfonos móviles como herramientas al servicio de la educación?Clarín Educación abrió el debate con la nota “Cuando los celulares son aliados del aprendizaje”. Allí se contaba la experiencia deAna María Sánchez, docente de Arte y Plástica Visual en el Colegio Nuestra Señora de Luján, de Lomas de Zamora, cuyos alumnos utilizan los celulares en clase para fotografiar obras de arte, intervenir imágenes, diseñar afiches y otras actividades creativas. A partir de esa historia, varios lectores escribieron para dar su opinión sobre el vínculo entre nuevas tecnologías y enseñanza. Ana María también se sumó al debate en las redes sociales y respondió los comentarios.

“Los chicos tienen otras formas de socializarse, utilizan los celulares para comunicarse o jugar. ¿Por qué no aprovechar entonces esta herramienta para que descubran que pueden hacer otras cosas con ella? Por ejemplo, entrevistas, fotografías, edición de videos educativos, afiches, diseño gráfico, animación, filmar el proceso de aprendizaje en un laboratorio durante la clase de Biología, etcétera. Son muchas las aplicaciones que pueden utilizar con la orientación de un docente, y los chicos desconocen ese potencial”, explicó Ana María. 

Varios docentes resaltaron la importancia de incorporar la tecnología a la dinámica del aula, y compartieron sus propias experiencias. Stella Maris, profesora de Lengua, contó: “Hace años que permito a mis alumnos usar el celular para modificar su ortografía. La primera consigna es tener un diccionario enciclopédico en él y, ante la duda, ver el diccionario. Además, muchas veces envío archivos con material de lectura o biografías de escritores”.

A su mirada se sumó la de Graciela García, que también es docente Lengua y Literatura: “En mis clases de literatura les mando por mail a los alumnos textos que a veces no se consiguen y los leen desde los celulares, o les corrijo por Internet los trabajos hasta que solamente la versión final se imprime”. Graciela recomienda: “Son buenísimos los diccionarios y enciclopedias digitales”.

Victoria Larrosa, docente de Arte, también utiliza los teléfonos en sus clases: “Me parece súper importante y atractiva la propuesta de darles otra finalidad a los celulares. Yo trabajé todo un trimestre con fotografía (planos, posiciones de cámara, secuencia fotográfica, foto arte y foto documental), desde una mirada artística. Por más que uno como docente intente evadir la tecnología, esta está, existe dentro y fuera de la institución educativa y, si estamos formando futuros ciudadanos activos, creo que debemos prepararlos para que se inserten dentro de la sociedad, la cultura y la economía actual”.

Otra experiencia es la de Maru Duro, docente de Educación Artística Audiovisual en la Escuela Secundaria Nº 415 de Arroyo Seco, a 30 kilómetros de Rosario: “Con mis alumnos de tercer y cuarto año hacemos todos los años un taller de fotoperiodismo utilizando las cámaras de sus celulares y sus netbooks. Para eso llamamos a profesionales de la zona para que les den clases prácticas”. Luego las publican en la revista escolar, que se llama Eureka y se puede ver en Facebook. Maru aseguró que la tecnología es una gran motivadorapara los alumnos: “Yo dicto también Lengua y Literatura, y cada año me sorprende ver cómo alumnos que reprueban esta materia, realizan trabajos de excelencia y extrema creatividad en Audiovisual, gracias a la incorporación de elementos tecnológicos”. 

Por otro lado, algunos comentarios cuestionaron la inclusión de las nuevas tecnologías en el aula. Por ejemplo, Ciro Torrente, de Acassuso, apuntó: “Lamento disentir con este tipo de enseñanza. Lo que vamos a lograr es una dependencia total del celular en nuestros hijos. Y no lo digo porque sea malo el uso 'controlado', sino porque la distracción con los aparatos va a llevar a que tengamos chicos peor educados. En el transporte público y por todos lados vemos a los jóvenes (y no tanto) embobados con el celular. Y no están estudiando”. 

Una lectora, Mariana Cecilia Fidanza, respondió a esta opinión con una mirada crítica sobre el uso que los adultos hacen de estos dispositivos: “He visto adultos usar el celular mucho más que los adolescentes, en reuniones de padres, en citas con el médico, en el aula... Los adultos manejan vehículos hablando por celular y mandando mensajitos con total imprudencia, y acá ya no estamos hablando de usar el celular mientras se resuelven los ejercicios de matemática”. Para Mariana, muchas veces los chicos y adolescentes “respetan más las normas que los adultos”. 

Otro lector, Lisandro Puig, se mostró escéptico con respecto al potencial pedagógico de los celulares: “La realidad es que los chicos utilizan el teléfono para chatear, Facebook, porno, etcétera. Y es normal que eso suceda, porque para los chicos es un juguete. Los chicos necesitan libros, no celulares. Una vez formados ya pueden incorporar más herramientas”. Para Lisandro, no tiene sentido “darles un smarthphone cuando no saben siquiera escribir sin faltas de ortografía”.

Desde otro punto de vista, Nicolás Perceq, estudiante en un instituto de formación docente, planteó una distinción generacional: “Yo cuento con la tecnología de mi lado prácticamente desde pequeño. Pero hay docentes que no son amigos de la tecnología, y esto desequilibra un poco el tema de enseñar”. Para aquellos docentes que son “inmigrantes” digitales, a quienes les cuesta más entrar en confianza con los nuevos dispositivos, Ana María Sánchez ofreció un consejo avalado por su propia experiencia: “Solo hay que animarse y correr los riesgos, tanto el docente como el equipo directivo. El temor paraliza y no nos deja poner en juego nuevas estrategias”. Y aclaró que, en el aula, “las reglas del juego las pone el docente, avalado por su equipo directivo”.

 

clarin.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
30 julio 2013 2 30 /07 /julio /2013 23:52

DARÍO GIUSTOZZI (49)

El más K de Massa

El segundo en la lista del tigrense era cristinista hasta hace semanas. Su conversión

Internas. Giustozzi dice que cuestionó la inflación puertas adentro del Gobierno, sin resultado.

Ver Revista Noticias, se terminò el esspacio en Polimodalitos...

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
30 julio 2013 2 30 /07 /julio /2013 22:47

Las lujosas vacaciones de las mil y una noches de Alperovich y Rojkés

El Gobernador y su esposa pasearon por Medio Oriente. Videos. Galería de imágenes.

A camello por el desierto. Así fueron parte de las lujosas vacaciones del gobernador tucumano y su esposa.

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
30 julio 2013 2 30 /07 /julio /2013 21:29
¿Cree que los hijos de los funcionarios deben ir a escuelas públicas tal como pide Vilma Ripoll?
Respuesta
Porcentajes
Votos
79,40%
8214
No
20,60%
2131

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
30 julio 2013 2 30 /07 /julio /2013 20:15

Nik - Política

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
30 julio 2013 2 30 /07 /julio /2013 19:04

Ramón Isabelino Díaz, de 48 años, fue asesinado por delincuentes en la puerta del colegio de su hija en Isidro Casanova. El hecho ocurrió cerca de las 17, cuando los chicos comenzaban a salir del colegio, según relató la directora en radio La Red.

De acuerdo a las primeras versiones, los asesinos intentaron robarle la camioneta Renault Duster en la que se transportaba Díaz, lo que derivó en un tiroteo en la intersección de las calles Alicante y Carrillo. Uno de los ladrones fue abatido por el policía.

Tanto Díaz como otro delincuente que estaba herido fueron trasladados al Hospital Paroissien de San Justo, donde finalmente el policía perdió la vida en la noche del lunes y el delincuente en la mañana del martes. 

El teniente primero recibió un balazo en el tórax, otro en el abdomen y un tercero en un muslo. El asaltante, al que se le secuestró una pistola 9 milímetros, presentaba una herida en el cráneo. 

Patricia Troilo, directora del colegio al que asistía la hija de Díaz, relató que el tiroteo se produjo en el momento que los chicos salían del colegio. “Nosotros nos enteramos porque todos los papás nos empezaron a golpear las puertas para que los dejáramos entrar al colegio”, relató. 

Y continuó: “Cuando pasó todo salimos y el papá ya estaba dentro de la camioneta, gravemente herido. La camioneta estaba llena de balas y había un delincuente muerto”. Se cree que participaron tres delincuentes. Uno está prófugo.

Finalmente los padres realizaron un cordón para que los niños pudieran salir del establecimiento sin ver los rastros que había dejado el enfrentamiento a los tiros. 

La directora explicó que debido a que las situaciones de inseguridad son frecuentes en la zona, el colegio armó un comité de crisis en el que le enseñan a los alumnos a convivir con los robos. 

Díaz estaba con licencia médica desde principios de año. Su último destino había sido la subcomisaría de Aldo Bonzi. El caso está a cargo de Alejandra Núñez, de la UFI N° 8 de La Matanza.

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Ricardo Casal, aseguró que lo que más impacta de estos casos es “el desapego a la vida que tienen los delincuentes armados” tanto por su integridad como la del prójimo.

“En el caso de ayer este policía logró defenderse pero no pudo con los tres delincuentes. Abatió a uno y llegó muerto al hospital”, detalló el ministro.

El funcionario aseguró que es necesario avanzar con el plan de desarme que impulsaDaniel Scioli que tuvo algunos escollos en la Justicia. Además adelantó que presentarán un nuevo proyecto para la destrucción inmediata de las armas que son incautadas por la policía. 

Infobae

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
29 julio 2013 1 29 /07 /julio /2013 18:43

La ley que nunca se cumplió

En diciembre de 2003 se sancionó una ley que nunca, pero nunca, se habría de cumplir: la que dispone un mínimo de 180 días de clase anuales para la escuela argentina.

El texto legal es muy raro. Primero, define que el “día de clase cumplido” ocurre “cuando se haya completado por lo menos la mitad de la cantidad de horas de reloj establecidas por las respectivas jurisdicciones para la jornada escolar”. Traduciendo:medio día escolar es igual a un día escolar. Aunque usted no lo crea. Segundo, la ley no determina la unidad de medición de cada día de clase: ¿Cada alumno? ¿Cada curso? ¿Cada escuela? ¿Cada provincia? Nada dice. Por ejemplo, si un tercer grado no tiene clases durante una semana por ausencia de docente o si una escuela durante varias días cierra por falta de agua, por obras o por una inundación, o si una provincia suspende sus clases por la gripe A, y en todos esos casos no se llega a 180 días de clase… ¿Se incumple con la ley? No está claro y los funcionarios no los computan como días perdidos.

 Tercero, la ley determina que si no se alcanzan los 180 días de clase, “las autoridades educativas de las respectivas jurisdicciones deberán adoptar las medidas necesarias a fin de compensar los días de clase perdidos”. Nótese que no dice “recuperar” días de clase sino “compensar”, lo que puede ser interpretado como un mero resarcimiento que no necesariamente implique la recuperación efectiva. Un ardid legislativo que no obliga a nada a las jurisdicciones, ni a las escuelas, ni a los docentes, ni a los alumnos, como ha quedado de manifiesto en estos últimos 10 años.

Por último, la ley tampoco aclara cuántas horas tiene un día de clase o cuántas sería deseable que tenga: una visión política que convalida la segregación socioeconómica en el sistema educativo dado que convalida, bajo el paraguas del mágico número 180, que el Estado ampare a escuelas (casi todas privadas) a las que concurren sectores medios y altos de la población que tienen 8 horas de clase diarias mientras otras, a las que asisten los más pobres, públicas, tiene la mitad de ese tiempo para la educación.

190 días de clase nunca son 190 días de clase

Sobre la base de esta tremenda confusión, la implementación de los beneméritos 180 días de clase (ahora 190 en varias) es llamativamente engañosa, sobre todo en términos aritméticos.

Tomemos una jurisdicción cualquiera (me reservo el nombre porque no hay diferencias entre ellas). Mientras las autoridades dicen que en 2013 habrá 190 días de clase, emiten una resolución administrativa en la que el ciclo lectivo en el nivel primario comienza el 27 de febrero y termina el 20 de diciembre. En un calendario contamos días hábiles y descontamos feriados, asuetos y vacaciones de invierno y el resultado es, efectivamente, 190 días.

Pero las cuentas no son tan sencillas: hay al menos 5 días de suspensión de clases para reflexión/capacitación docente y varios más de congresos y jornadas docentes que seguramente impliquen pérdida de clases. Para la normativa oficial 190 días son 185 como máximo. Con mucha suerte, 190 serán 180. Con muchísima suerte.

Todo esto se complica en el nivel secundario: allí las clases comienzan el 7 de marzo y terminan el 6 de diciembre, lo que reduce el ciclo lectivo. También hay 5 días de suspensión de clases por “reflexión y capacitación” y hay siete días en el que los docentes no pueden dar clases porque tienen que tomar examen. En conclusión, en el secundario es difícil que ocurran más de 165 días de clase, según el mismo calendario oficial… 25 días menos, como mínimo, de los 190 anunciados. El día de clase oficial cotiza por encima del día de clase blue: 190 son 165.

Concluyendo, en la letra chica de las declaraciones rimbombantes de los 180/190 días de clase se encuentran todas estas trampitas que muestran que no hay manera de que el objetivo legal se cumpla.

¿Tiene sentido debatir todo esto?

Muchos economistas sostienen que el número de días de clase no es una variable importante a la hora de evaluar lo educacional. Muestran los resultados de las pruebas PISA donde países exitosos tienen menos días de clase que países más atrasados en el ranking. Más -dicen- no necesariamente es mejor. Y en eso tienen razón.

Pero lo que estos economistas no advierten es que los exámenes no son la educación. En países como Argentina, donde altos porcentajes de la población están bajo la línea de la pobreza y la mayoría de los estudiantes secundarios no habrá de terminar la escuela, más días de clase en cualquier caso serán una protección contra la marginalidad. Y, superando el concepto “escuela guardería”, más días de clase pueden proporcionar más oportunidades para una práctica intelectual rigurosa, creativa, basada en el estudio, en la dedicación personal y responsable al conocimiento y la formación. Más días de clase como parte de un proyecto educativo. Si ese proyecto no está, la acumulación de días es una sumatoria vacía que se presta a las trampitas que aquí hemos mostrado

La ley sancionada en 2003 es contraproducente: en vez de crear un clima de responsabilidad social pro-escuela generó un conjunto de engañifas y especulaciones sin más efecto que un patético (auto)engaño.

Epílogo: los paros docentes

 Alguien podría decirme, con razón, que en esta nota ni mencioné a las huelgas. No hizo falta: hemos demostrado que aún sin pérdida de días de clase por paros docentes, los 180/ 190 días de clase son otro autoengaño de la argentinidad. Seamos más claros: con los números sobre la mesa ya nadie podrá afirmar “cumplimos 180/190 días de clase”, con o sin paro.

Las huelgas docentes no solamente hacen perder días de clase en las escuelas públicas (no en las privadas), también son una excelente excusa para echarle toda la culpa a los docentes, para no debatir a fondo todas estas cuestiones y, de paso, para esconder el hecho de que a la política educativa, como a la farolera, todas las cuentas le salen mal.

 

Mariano Narodowski

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
29 julio 2013 1 29 /07 /julio /2013 15:04

Hoy, después de las vacaciones de invierno en 14 provincias, la vuelta a clases de todos los que están cursando el ciclo lectivo debería ser un mero trámite. Pero no será así.

La experiencia indica que las dos semanas del receso invernal implican un riesgo serio de abandono de la escuela, sobre todo para adolescentes o jóvenes que cursan los últimos años del secundario y pertenecen a zonas de alta vulnerabilidad socioeconómica.

Según expertos y profesionales de la educación, la vuelta a clases puede verse obstaculizada por el cambio de la rutina y la organización de las tareas en la casa, haber aceptado un trabajo -aunque precario- que garantiza al chico contar con sus propios ingresos, haber viajado a casa de algún familiar y retrasar el regreso o, incluso, haber recibido el boletín con muy bajas calificaciones la última semana antes del receso.

Si bien las estadísticas no miden el desgranamiento de los grupos durante el año, los investigadores admiten que el fenómeno existe y que el abandono del sistema escolar en los últimos años del secundario oscila entre el 17 y el 20% de los inscriptos.

Abandonar la escuela es una decisión que toman los alumnos con mayor frecuencia a medida que crecen en edad y también después de varios años de estudio.

No obstante, los expertos indican que la falta de adaptación a los cambios que implica el primer año del secundario puede ser también una de las causas de desmotivación para regresar a las aulas luego de las vacaciones.

El índice de abandono del sistema escolar aumenta también en los establecimientos con mayoría de alumnos que provienen de sectores sociales desfavorecidos y en el nivel medio.

En 2009, ese índice era del diez por ciento en los tres primeros años del secundario (ciclo básico), y del veinte por ciento en los años superiores (ciclo orientado).

"Desde que les deja de interesar lo que ven en la escuela hasta que deciden dejarla hay un proceso largo en el que los adultos -docentes, directivos, padres o familiares de los alumnos- pueden intervenir", dijo a LA NACION Ana Julia Rosales, coordinadora del programa Futuros Egresados, de la Fundación Cimientos, que busca la igualdad de oportunidades educativas.

El momento, entonces, para prestar atención y actuar se agudiza con la reanudación de las clases posvacaciones invernales cuando comienzan a registrarse algunas ausencias significativas.

"Éste es un período crítico para el programa de egresados y por eso reforzamos nuestras actividades", dijo Agustina Cavanagh, directora ejecutiva de Cimientos, una asociación que trabaja en escuelas de gestión pública de dieciséis provincias.

"Desde el acompañamiento que hacemos mensualmente a los 2750 chicos que participan del programa trabajamos durante todo el año en habilidades emocionales que amortiguan los factores de riesgo en pos de trayectorias escolares satisfactorias", dijo Rosales.

Se sugiere ayudar a los alumnos a organizar su tiempo, valorar sus propias posibilidades y promover su capacidad de análisis y su conocimiento de las iniciativas que toman las escuelas, sean sus directivos o centros de estudiantes, durante las vacaciones para favorecer que no se rompa el vínculo con el establecimiento.

La falta de conocimiento del calendario escolar puede ser uno de los factores de riesgo y prestarse a confusión. "Que la información no esté visible puede ser otra barrera importante para la continuidad de los estudios. Muchas veces los chicos o sus padres no entienden cuándo deben concurrir a rendir o a clases. Esto genera una barrera importante", dijo Cavanagh.

En el ciclo lectivo que se está desarrollando, otro factor que aumenta el riesgo de expulsión del sistema es el comienzo tardío de las clases por la realización de medidas de fuerza de los gremios docentes u otros motivos, como las tormentas sufridas en la provincia de Buenos Aires.

El riesgo sería mayor, según Rosales, "en las escuelas que hayan tenido pocos días de clases, por lo que los alumnos ya vienen «desenganchados» del ritmo escolar, y por lo que suele haber dificultades para comprender los contenidos del segundo tercer trimestre".

También puede desconcertar al adolescente si al volver a clases no encuentra al docente, preceptor o director -que pudo haber sido trasladado a otro establecimiento- en el que veía a un referente que lo ayudaba y acompañaba para su permanencia en la escuela.

"Hay alumnos que han tenido bajo rendimiento o muchas inasistencias en el primer cuatrimestre y

dan por repetido el año anticipadamente", dijo Rosales.

Y agregó que también suele ver debilitada su decisión de estudiar las alumnas que hayan podido quedar embarazadas y que prevén que deberán discontinuar su asistencia en un futuro cercano o los que ya son padres y que luego de la rutina de las vacaciones deben reorganizarse para dejar a sus hijos al cuidado de terceros.

FALTA DE DATOS

La falta de estudios científicos a nivel nacional o regional sobre este fenómeno no sólo impide cuantificarlo, sino también aportar información que pueda orientar las medidas a implementar para reducir su incidencia.

La directora general de la evaluación de la calidad educativa de la ciudad de Buenos Aires, Silvia Montoya, admite que "no existen datos más allá de la percepción de los distintos actores del sistema" y anunció que a partir de agosto, posiblemente, se incluya el requerimiento de la deserción en el mes siguiente al del receso.

Alieto Guadagni, director del Centro de Estudios de la Educación Argentina (CEA), de la Universidad de Buenos Aires, confirmó la necesidad de registrar el hecho. "Habría que mirar lo que pasa escuela por escuela. El anuario estadístico no registra fluctuaciones al interno de cada año; las estadísticas se toman a principio o a fin de año. Deberíamos tener la posibilidad de comparar abril con septiembre, por ejemplo".

"No existen datos oficiales o no oficiales, pero se sabe que después de las vacaciones hay muchos que no vuelven", admitió Mariano Narodowski, investigador de la Universidad Torcuato Di Tella y ex ministro de Educación de la ciudad de Buenos Aires. Y agregó: "Además de los días propios de las vacaciones, también influye que una vez que terminan se toman exámenes de materias libres o previas en los que muchos alumnos no se presentan y tampoco siguen cursando".

PARA REFORZAR EL VÍNCULO ALUMNO-ESCUELA

 

  • Promover las habilidades socioemocionales de los adolescentes como el valor de la responsabilidad y el compromiso, la organización del tiempo, la autoestima y la capacidad de análisis.
  • Disponer el calendario escolar en un lugar visible y comunicarlo a los alumnos y a sus padres para evitar confusión con las fechas de exámenes y comienzo de clases.
  • Interesarse por los alumnos que faltan; informar a los asistentes sociales o psicopedagogos.
  • Facilitar la vuelta a la escuela en el diálogo con los estudiantes; ayudarlos a organizar la rutina diaria, los horarios de despertarse, de las tareas del hogar de los que sean responsables, los momentos y lugares de estudio.
Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
26 julio 2013 5 26 /07 /julio /2013 19:04

Moreno prometió que el kilo de pan se mantendrá a 10 pesos y podrá comprarse a ese precio incluso en julio del año que viene.

 

http://www.infobae.com/notas/720933-Moreno-prometio-que-el-kilo-de-pan-seguira-a-10-en-julio-del-ano-que-viene.html

 

_______________________________________________________________________________________________

 

Cristina pidió que no salgan a la calle billetes de $ 100 con la firma de Cobos

Es una emisión de más de 20 millones de unidades. Los guarda la Casa de Moneda

 

http://www.clarin.com/politica/Cristina-salgan-billetes-firma-Cobos_0_959904058.html

 

__________________________________________________________________________

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo