Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
6 agosto 2014 3 06 /08 /agosto /2014 10:19

POSADAS.- El director de una escuela de Misiones fue separado de su cargo por el Consejo General de Educación (CGE) de la provincia, luego de haber expulsado del establecimiento a cuatro alumnos por robar la motocicleta de otro estudiante. En repudio a la decisión oficial, varios padres tomaron ayer el establecimiento en defensa del director.

Jorge Romero, director de la Escuela de Educación Técnica 3 de la localidad de Oberá, a unos 100 kilómetros al norte de Posadas, expulsó de manera unilateral y desconociendo una resolución del CGE a los cuatro alumnos -uno de ellos abanderado- acusados de robar una motocicleta en la vereda de la escuela el 15 de mayo pasado.

Ante el hecho, denunciado por una empleada administrativa que observó el robo de la moto, Romero y el Consejo Asesor de Profesores decidieron aplicar el reglamento interno y expulsaron a los alumnos durante todo el ciclo lectivo 2014, sin posibilidades de rendir libres las materias. La medida permitía a los estudiantes retornar al colegio recién en marzo de 2015.

Pero el CGE rechazó la sanción disciplinaria y pidió reincorporar a los menores, lo que fue objetado por Romero. La actitud del director llevó a la autoridad provincial a separarlo del cargo y designar como director interino al actual vice, Eduardo Silvero, que aceptó el cargo y ayer se disponía a asumir sus funciones. Pero un grupo de padres lo impidió, al tomar la escuela por tiempo indeterminado y exigir al CGE la restitución del cargo a Romero.

"Si las escuelas no pueden tomar medidas correctivas y las autoridades tampoco, entonces cerremos todo, cerremos nuestras casas y hagamos otra cosa", se quejó esta mañana Romero en diálogo con radio Mitre. El director desplazado apeló ayer la medida "por arbitraria", aseguró que "ninguna autoridad superior se acercó a dialogar" y desafió: "Queremos saber cuál es el pensamiento filosófico que debemos transmitir a nuestros docentes".

Agencia Télam

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
4 agosto 2014 1 04 /08 /agosto /2014 10:22

Pretendía ser presentada como la gran apuesta a la “calidad educativa” del último tramo de la gestión del gobierno provincial. Pero el retorno del conflicto gremial empañó la presentación del sistema de doble jornada en escuelas primarias de la Provincia y el debut deberá esperar hasta que terminen los paros.

Según el esquema diseñado en la Dirección General de Escuelas bonaerenses, 127 establecimientos de todo el territorio, debían inaugurar un plan pedagógico que consiste en mantener a los alumnos 8 horas en el aula. A las cinco convencionales, les agregan tres dedicadas a profundizar actividades de idioma, computación y deportes.

El programa lo anunció Daniel Scioli antes de que se confirmara la huelga del Frente Gremial. Para impulsar la iniciativa se firmó un convenio con Nación, que prevé aportar 370 millones para financiar obras edilicias, equipamiento y sueldos docentes.

La doble escolaridad está contemplada en la Ley de Educación nacional y en la adhesión que firmó Provincia. Pero está demorada y en el sistema estatal casi no existen establecimientos con este sistema. Sólo pruebas piloto aisladas en La Plata y en otras ciudades grandes del interior. Este déficit es uno de los motivos (además de los paros) que en los últimos años ha producido una migración hacia las escuelas de gestión privada en el Conurbano.

Los primeros pasos en la Provincia se dieron en 2010, cuando se abrió un registro para inscribir escuelas con intenciones de sumar más horas de clases diarias.

Los requisitos que debían cumplir las instituciones aspirantes son tener matrícula con necesidades básicas insatisfechas, que funcionen comedores escolares y contar con infraestructura adecuada. “Tuvimos que presentar dos proyectos pedagógicos y pasar las preselecciones. Ahora están terminando los trabajos de adecuación del edificio”, explicó María Eugenia Muñoz, directora de la Escuela 117 de City Bell, que tiene 140 estudiantes de primaria. Ese colegio está entre los 127 que comenzarán a recorrer esta experiencia educativa. “Son chicos con una situación social vulnerable, que necesitan más horas en el aula y con mayor calidad”, aseguró la directora.

La Escuela 1 de Berisso, también fue elegida. “Tenemos capacidad ociosa, varios espacios que no se usan por la tarde. Cuando notificamos que seríamos una de las de jornada doble muchos padres pidieron una vacante”, contó Rosana Suárez, a cargo del establecimiento.

La responsable de la dirección de Primaria de Educación bonaerense, Laura Rodríguez, explicó a Clarín que “entre los docentes, la aceptación fue altísima. No obstante, quienes no quisieron aceptar el cargo de jornada completa lo pudieron hacer. No obligamos a los maestros”. La funcionaria aclaró que en Buenos Aires funcionan 4.300 centros educativos de nivel primario estatales. El proyecto establece incorporar 127 en el segundo semestre y otros 100 a partir de 2015. Si se concreta, en menos de un año habrá apenas un 5% del total de escuelas con doble escolaridad en el territorio bonaerense. Serán poco más de 45 mil alumnos que estarán incluidos en el programa.

clarin.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
4 agosto 2014 1 04 /08 /agosto /2014 10:19

Firme. “Esta es la única forma de ser escuchados”, dice Souto. /MAURICIO NIEVAS

“Los funcionarios tendrían que cobrar y vivir con nuestros sueldos para saber de lo que estamos hablando. Todavía me ilusiona que se ocupen y asuman la realidad”. Con preocupación porque sus alumnos no tendrán clases, pero con la convicción de que la huelga es la única forma que tienen los maestros para protestar, Rosana Souto (46) –docente de 5° grado de una escuela rural cercana a La Plata– adhiere junto a otras compañeras al paro docente que se inicia hoy.

Souto abrazó con “vocación” la docencia hace 24 años y desde hace 15 se desempeña en la EGB 46 de la localidad de Arana. Tiene a cargo 24 estudiantes de primaria, la mayoría provienen de hogares humildes de zonas semirrurales. “Estamos entre la espada y la pared. Nos debemos a la comunidad porque nuestros alumnos necesitan, quizás más que otros, ir a la escuela y ellos se ponen mal cuando hay paros”, explicó la docente.

Pero al mismo tiempo admite: “Defendemos lo que es justo. Reclamamos un sueldo razonable, que los chicos permanezcan en el aula bien alimentados y con buenas condiciones para aprender”.

Souto tiene un solo cargo y cobra poco más de cinco mil pesos. Pero para desempeñar las tareas tiene que desembolsar para su movilidad casi $ 300 mensuales y comprar los materiales didácticos.

La docente vive en el barrio Los Hornos y cada día sale una hora antes del inicio de la jornada escolar para recorrer seis kilómetros hasta llegar al establecimiento, que en la primera tiene 220 estudiantes.

“Muchas compañeras docentes son sostén de familia y el sueldo que cobran no les alcanza. La única manera de exigir cuando no te escuchan es con el derecho a huelga”, dijo la maestra. Y reconoce su preocupación por los chicos de su escuela que hasta el miércoles no volverán a clases. “Para la mayoría es su única salida para socializarse y también la posibilidad de recibir alimentos”, contó Souto.

“Pero por ello también reclamamos. Cada vez llegan menos recursos y provisiones y los auxiliares tienen que hacer malabares para darles de comer”, reconoció.

Souta da clases en un aula que tuvo que ser dividida con muebles para que pueda funcionar la biblioteca. “Para nosotros los paros no son un día de descanso. Por los chicos no nos resulta cómodo, pero es la única forma que tenemos para que nos escuchen”, aseguró la maestra.

clarin.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
4 agosto 2014 1 04 /08 /agosto /2014 10:16

Por Osvaldo Pepe

 

Hoy y mañana no habrá clases en todos los niveles de las escuelas públicas de la provincia de Buenos Aires. Los gremios docentes piden, entre otras cosas, analizar la evolución de los precios para eventualmente revisar la pauta salarial. El gobierno de Scioli se niega:“La paritaria fue anual y cerró en marzo”, argumentan cerca del gobernador. Así, más de 3 millones de alumnos y sus padres se verán otra vez perjudicados.

Luego de la huelga récord de 17 días en el arranque del año, ni siquiera se había acordado el mecanismo para reponer los días de clase perdidos. Todo quedó en palabras difusas. Algo así como el muy argentino “después lo vemos”.

No lo verán nunca. Según la UNESCO las horas de clase de la Argentinason de las menores en el mundo. El miembro de la Academia Nacional de Educación Alieto Guadagni le pone números a ese dato: en el país hay menos horas de clase que en Cuba, Chile, Jamaica, México, Paraguay, Uruguay y Perú. Y agrega: un niño cubano o chileno conapenas 4 años de escuela tuvo más horas de clase que un argentino en los seis años de la Primaria. Más aún: en los 90 Cuba lideraba el ránking de la enseñanza primaria, con la Argentina detrás. Hoy nuestro país descendió al octavo lugar, superado, entre otros, por Chile, Brasil, México y Colombia.

Entre las malas noticias que arrojaron las evaluaciones de las últimas pruebas PISA (Argentina salió 59 entre 65 naciones), nuestro país también se puso al tope del ránking del ausentismo de alumnos. O hay paros o los chicos faltan. En 2013 hubo 12 días de protestas docentes y si contabilizamos las 48 horas de hoy y mañana, ya tendremos 19 días en lo que va de este año. Imposible establecer un buen contrato educativo con este cuadro de situación. O tal vez sí, pero en detrimento de la escuela pública, una tradición de la Argentina de la movilidad social ascendente. De allí que una tendencia se mantiene firme en la última década: el crecimiento de la matrícula privada.

Según datos del propio Ministerio de Educación, desde 2003 la Primaria estatal perdió 333.274 alumnos en todo el país.

¿Se puede hablar de ¨década ganada” cuando crecen más los uniformes que los guardapolvos blancos?

Las igualitarias aulas del Estado empiezan a perder una batalla que sólo perjudica a los más carenciados, que por falta de educación reproducen la pobreza intrageneracional y por ende la desigualdad social.

Semejante sangría no se detiene en el ciclo inicial de la escolaridad. También en base a datos oficiales, menos del 50% de los estudiantes termina el secundario en tiempo y forma.

Entre la sobre edad y el abandono liso y llano suman el 53,81% de quienes ingresan al secundario, hoy casi obligatorio aun para aquellos empleos de baja calificación. No hay bonos impagos ni fondos buitre ni jueces intransigentes en esta tragedia argentina.

Lo que hay, en cambio, es un colosal “default educativo.”

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
4 agosto 2014 1 04 /08 /agosto /2014 10:06

Así lo advirtió Roberto Baradel, dirigente de Suteba. Reclamó una nueva convocatoria del Gobierno y aseguró que será difícil recuperar los días perdidos. Esta vez, la medida de fuerza es por 48 horas. 

 

Cuando se está cumpliendo el primero de los dos días de paro docente en la provincia de Buenos Aires, Roberto Baradel, secretario general de Suteba, justificó la medida de fuerza por una serie de incumplimientos en los que habría incurrido el Gobierno de la Provincia en materia de infraestructura y discusión salarial. En tanto, el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, ratificó el descuento de los días de paro.

En una conferencia de prensa, Baradel señaló que el paro es para reclamarle al gobierno provincial que cumpla lo acordado a principio de año después del conflicto de 17 días de paro. Y aludió a los graves problemas de infraestructura que sufren muchas escuelas de la Provincia, a las deficiencias de los comedores escolares y al modo en que la inflación ya afectó el aumento salarial acordado por los maestros de la Provincia en marzo.

En declaraciones a la agencia DyN, Baradel advirtió que el conflicto continuará si no hay respuestas del Gobierno provincial. "Por supuesto, si no hay respuesta, el conflicto continúa", respondió sobre la posibilidad de extender la medida de fuerza.

El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, ratificó hoy que se les descontarán los días a los docentes que adhirieron al paro por 48 horas al considerar que la huelga está "fuera de contexto" y "no es la forma" de manifestar el reclamo salarial. "Llamar a un paro a cuatro meses de haber cerrado una paritaria con el 32% de recomposición salarial y casi un 400 en seis años de gobierno de Daniel Scioli, me parece, por lo menos, fuera de contexto", se quejó el funcionario.

Poco antes, en una nota concedida a la radio Nacional Rock, el dirigente gremial señaló que será difícil recuperar los día de clases perdidos. Pero puso el acento también en que lo mismo ocurre cuando se pierden jornadas escolares a causa de los problemas de infraestructura que sufren muchas escuelas de la Provincia.

"Son cuestiones que se tenían que haber cumplido y que reclamamos en reuniones y en marchas distritales después", explicó. "Dijeron que iban a resolver lo de los comedores y lo resolvieron recortando los cupos", detalló. Y agregó: "Hay inversión cero en infraestructura. Hubo caída de cielorrasos, cortes por falta de agua, paredes electrificadas".

Por otra parte, Baradel afirmó que en el acuerdo de marzo hay una cláusula de monitoreo que establece que las partes se iban a volver a sentar para evaluar el aumento de costo de vida y qué impacto estaba teniendo en el salario; y que con el paro estaban también reclamando el cumplimiento de ese ítem. "Creo que la primera parte del aumento lo erosionó el aumento de (la inflación de) estos meses. Tenemos que ver cómo es la proyección a marzo del año que viene", dijo.

En relación a los salarios de los maestros de la Provincia, el dirigente gremial señaló: "La provincia de Buenos Aires es la que menos paga, es la de los salarios más bajos de las provincias centrales. Hay una diferencia de mil pesos con las otras jurisdicciones de características similares". "Lo que tiene que hacer el Gobierno es convocarnos para tener una reunión y ver cómo se llevan adelante estos puntos que están incumpliendo y la convocatoria a la comisión", dijo Baradel.

clarin.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
2 agosto 2014 6 02 /08 /agosto /2014 12:08

Las vacaciones de invierno son una pausa necesaria, pero "los alumnos de la escuela secundaria se ven expuestos a múltiples situaciones que dificultan su vuelta a la escuela". Así lo señala un informe de la Fundación Cimientos, que dirige Agustina Cavanagh, una asociación que desarrolla programas para ayudar a chicos en situación de vulnerabilidad a que puedan terminar la secundaria. Y precisamente son estos chicos los más expuestos al riesgo de abandono, algo que se verifica sobre todo en el primero y en los últimos dos años de colegio.

Cimientos cita la última cifra oficial sobre deserción que inexplicablemente data del ciclo 2009/10: en ese año, 427.111 jóvenes abandonaron el secundario. Desde entonces, si la DINECE (Dirección Nacional de Información y Evaluación de la Calidad Educativa) las tiene, no da a conocer las mediciones sobre este fenómeno. Además de la tendencia general de esta administración de manipular las estadísticas en su favor, en este caso particular, incide el deseo de exhibir el incremento en la matrícula como exitoso resultado de la implementación de la Asignación Universal por Hijo (AUH). Lo cual es cierto. Pero eso no mide la permanencia de los alumnos en la escuela.

"En la actualidad –dijo Cavanagh a Infobae-, y gracias a la obligatoriedad del secundario y a políticas que promovieron el acceso a la educaciónmás chicos acceden a la escuela en general y a la secundaria en particular. Las buenas noticias terminan ahí, puesto que según los datos oficiales, muchos jóvenes se están quedando fuera de la escuela. Lamentablemente no tenemos cifras más actuales. Pero de los últimos datos oficiales del DINIECe se desprende que en promedio la escuela secundaria está perdiendo 1170 alumnos por día. Es como si tres escuelas cerraran cada día del mes".

"Esta problemática se da más fuertemente en los sectores más vulnerables con el agravante de que tienen menos redes de contención o alternativas en las que se puedan proyectar a largo plazo", advierte la directora de Cimientos.

Aunque el abandono escolar "es un proceso gradual" de desmotivación y desenganche de los jóvenes de la escuela, el informe señala que hay momentos críticos y uno de ellos es el receso invernal. A esto se suma un paro inoportuno, por la fecha, no por el reclamo, que puede potenciar los factores que favorecen la deserción. "Preocupan los días sin clase, no importa su causa –dice Agustina Cavanagh sobre el conflicto docente-. El hecho es que los chicos pierden días de clases. Creo que es una preocupación compartida por todos".

"Este proceso –agrega - tiene causas diversas, algunas relacionadas con el espacio institucional escolar, otras pedagógicas, otras vinculadas con el contexto en el que viven, y con consideraciones personales sobre su propio futuro. Las formas de expresión de este desenganche son las ausencias reiteradas a clase, la desmotivación de los chicos ante las propuestas educativas, su forma de comportarse en el aula.... Y esta actitud termina afectando no sólo al propio alumno en su formación sino que también complejiza enormemente la tarea del docente".


Factores de riesgo

El informe de la fundación, con el título "Que las vacaciones de invierno no promuevan el abandono escolar", identifica 5 situaciones de riesgo, a saber:

1. Los chicos que no lograron un buen rendimiento durante el primer semestre se encuentran con grandes dificultades. Es muy común que se inclinen a pensar que ya está todo perdido. (...)

2. La alta cantidad de faltas durante los primeros meses de clases puede ser otro de los factores. En muchos casos, estas inasistencias, sumadas a los días en que no hubo clases por los paros docentes, entre otros, hacen difícil que los chicos encuentren en la escuela la regularidad y la rutina que necesitan.

3. Aquellos alumnos que han dedicado tiempo en sus vacaciones para la realización de algunaactividad laboral que implique ingresos propios suelen ser propensos al abandono. La vuelta a clases les significa la pérdida de dicho ingreso.

4. Las alumnas embarazadas, o los alumnos madres y padres, que luego de las vacaciones deben reorganizar sus vidas para retomar la rutina escolar (...).

5. Cuando los alumnos pasan sus vacaciones en otro lugar, que no es el cotidiano. Sobre todo si, luego de las vacaciones permanecen más tiempo o deciden mudarse a estos lugares con el desafío de una nueva adaptación.

A partir de este diagnóstico, el informe también propone estrategias para apoyar a los alumnos en riesgo de abandono, sobre las cuales basa sus programas la fundación, y que pueden aplicarse tanto en receso como durante las clases. "Hay tres grandes ejes en los que trabajamos: transición primaria secundaria, elección del ciclo orientado y su transición hacia el mundo adulto, que incluye la obtención del título secundario, y un proyecto para su vida post escolar", explica Cavanagh.

 

El objetivo es "mantenerlos conectados con el ámbito escolar durante las vacaciones,favoreciendo, el desarrollo de habilidades socioemocionales como la responsabilidad y el compromiso, la organización del tiempo, la autoestima y la capacidad de análisis", dice. Son habilidades que "atenúan el impacto de situaciones de riesgo y favorecen trayectorias escolares exitosas", asegura esta especialista.

Qué hacer

Los "tips para favorecer la continuidad escolar" que propone son:

- Definir un propósito u objetivo para el tiempo de vacaciones. Tiene que ser concreto y simple para que los chicos puedan celebrar el logro de ese objetivo al finalizar el período de vacaciones. Por ejemplo, visitar los lugares emblemáticos donde vivieron personalidades famosas, los monumentos históricos, los espacios de interés cultural, etc. Esta articulación entre lo que aprenden en la escuela y la oferta cultural existente puede fomentar el interés y la curiosidad de los chicos.

- Promover la participación o asistencia a espacios recreativos o de apoyo que la escuela abra durante las vacaciones. Pueden ser actividades recreativas, de ocio y esparcimiento, etc.

- Facilitar la vuelta a la rutina escolar. No dejar de lado las actividades extraescolares que favorecen el establecimiento de la rutina.

Y, para el caso de chicos con bajo desempeño escolar, sugieren:

Completar las carpetas, y generar grupos de estudio entre los compañeros que estén en su misma situación para que puedan acompañarse. No está todo perdido para quienes no lograron un buen rendimiento. Todavía pueden levantar las notas y, para eso, las vacaciones son una gran oportunidad.

- Tener muy presente las fechas de los exámenes después de las vacaciones. Anotarlos y ponerlo en un lugar bien visible. Un gran porcentaje de los chicos no se presentan a rendir las materias. Acompañarlos desde la familia (...), se puede armar un pequeño plan de estudios, con un calendario.

infobae

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
1 agosto 2014 5 01 /08 /agosto /2014 22:25

Los maestros nucleados en Ademys harán un cese de tareas y movilización. En la vuelta de vacaciones, también habrá paro en las escuelas bonaerenses.

 

Maestros porteños nucleados en la Asociación de Docentes de Enseñanza Media y Superior (Ademys) anunciaron hoy un cese de tareas y movilización para el lunes próximo, día en que se retoman las clases en la ciudad de Buenos Aires tras el receso invernal, en reclamo de mejoras salariales.

Gabriel Lubo, secretario adjunto del sindicato, dijo que la medida de fuerza se realizará "en el marco de una jornada nacional de lucha, convocada por sindicatos de al menos 10 provincias que se encuentran en conflicto, como Salta, Jujuy, Corrientes, Chaco y Buenos Aires".

Precisó que "a nivel local" el gremio exige al gobierno porteño la "reapertura de la mesa salarial para discutir la pauta de aumento salarial" y el pago a "docentes que no cobran en tiempo y forma". En este sentido, denunció que "hay grandes retrasos en los pagos de sueldos con compañeros que no cobran desde febrero por problemas de liquidación".
Los docentes porteños agrupados en Ademys se concentrarán el lunes a 10 en el Ministerio de Educación porteño, ubicado en Paseo Colon 255, y luego, a las 12, se sumarán "a la convocatoria nacional, de la que participarán gremios de todo el país, por la que marcharán desde Congreso a Plaza de Mayo".

En la provincia de Buenos Aires, el Frente Gremial anunció un paro por 48 horas a partir del lunes, que afectaría a más de 3 millones de alumnos de escuelas públicas. FEB, Suteba, AMET y UDA reclaman que se convoque a una mesa para revisar la evolución de los precios ye ventualmente revistar también la pauta salarial. Esta posibilidad es negada en forma rotunda por el Gobierno, que ya anticipó que descontará los días a los maestros que hagan paro.

clarin.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
1 agosto 2014 5 01 /08 /agosto /2014 21:57

 

 

                                                 paro

 

 

 

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
1 agosto 2014 5 01 /08 /agosto /2014 21:10

El gobierno bonaerense no discutirá salarios con los gremios docentes, aunque podría citarlos antes del lunes para tratar la larga lista de reclamos que las entidades sindicales hicieron pública como causa del paro que anunciaron para el lunes y martes próximos. El Ejecutivo que encabeza Daniel Scioli llamó a los docentes a la “reflexión”, y consideró que “no es momento para tomar este tipo de medidas”. El jefe de Gabinete del gobierno provincial, Alberto Pérez, afirmó en la víspera que “seguramente” intentarán juntarse antes del lunes con los representantes del Frente Gremial Docente “para tratar los temas que se pueden ir encaminando, pero no los salariales”, subrayó. En ese marco, el subsecretario de Coordinación Económica de la Provincia, Agustín Lódola, se convirtió en una suerte de vocero de la postura gubernamental al indicar que “el contexto macroeconómico actual no amerita ninguna nueva discusión salarial”.

PODER ADQUISITIVO

El funcionario aseveró que “no existe pérdida del poder adquisitivo de los docentes, ya que el sueldo del maestro de grado ingresante tuvo un incremento del 26% entre marzo y junio, y la inflación minorista fue del 7,3% en el mismo período”. Como se sabe, la Feb, el Suteba, Uda y Amet llamaron a una huelga de 48 horas a raíz de que el Ejecutivo “no cumplió el acuerdo paritario”. Los dirigentes hacen hincapié en temas de infraestructura, comedores escolares, prestaciones del Ioma -entre muchos otros-, pero básicamente aducen que “nunca se puso en práctica el monitoreo conjunto de los índices del costo de vida y su incidencia sobre el poder adquisitivo, y la inflación ya carcomió la mejora salarial”, apuntó la jefa de la Feb, Mirta Petrocini. En tanto, tras dejar abierta la posibilidad de una convocatoria a los docentes “antes del lunes”, Alberto Pérez envió un mensaje conciliador a los dirigentes gremiales: “Sabiendo que son parte de la sociedad y que son representativos en esta provincia, en este país, van a reflexionar” acerca de la huelga anunciada, señaló. El jefe de Gabinete opinó que “no es momento para tomar este tipo de medidas”, y llamó a los gremialistas a “pensar en el conjunto”. En la misma línea discursiva, Pérez dijo que no quería “calificar de imprudente la medida”, a la que -como se informó- sólo no adhirió la entidad que nuclea a los maestros privados, el Sadop, por entender que “no están cerradas las vías de diálogo con el Gobierno ni con las patronales para abordar estos problemas, que sí existen”, expresó el dirigente de ese gremio, Miguel Arzel, en diálogo con este diario. Por otra parte, el hombre fuerte de la gestión de Scioli descartó en principio el llamado a conciliación obligatoria. Dijo que buscarán “una conciliación racional” antes que apelar a ese tipo de medida, y añadió: “Apelaremos a la racionalidad y la madurez que se requieren para afrontar momentos como los que estamos transitando en la Argentina y en la Provincia”. En tal sentido opinó que “en este momento estamos sufriendo embates especulativos que son de público conocimiento, y hay sectores que tienen en riesgo los puestos de trabajo”, aseguró, y se refirió a los docentes al expresar que “quienes tienen estabilidad laboral, la cual consiguieron con muchos años de trabajo y lucha, y quienes tienen la posibilidad de mejorar su salario en paritarias, como lo hicieron hace cuatro meses recomponiéndolo por encima del 30%, deben reflexionar sobre si hoy el camino es dejar sin clases a 4 millones de chicos”, remató.

eldia.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
1 agosto 2014 5 01 /08 /agosto /2014 20:41

La cuestión es: en la Argentina, ¿sólo los pobres económicamente hablando son pobres educativamente hablando mientras que los más ricos en capital socio económico, con más fácil acceso a la cultura, brillan con sus indicadores educativos y, por ejemplo, terminan el secundario, todos ellos, entusiastas, en tiempo y forma para correr hacia la universidad o el mundo del trabajo? La respuesta es, taxativamente, no.

Estamos acostumbrados a asociar deserción escolar con pobreza y poblaciones vulnerables. La evidencia inicial induce esa asociación: entre los jóvenes de 20 años de niveles socio económico más bajo, que en teoría ya deberían haber terminado el secundario, sólo el 48,4 por ciento lo terminó efectivamente. Es decir: más de la mitad de los chicos vulnerables argentinos de 20 años no tiene título secundario.

Pero hay que decirlo: los pobres no son los únicos con bajos porcentajes de terminación del secundario. Los sectores de nivel socioeconómico más alto en términos de ingresos también abandonan la secundaria o, por lo menos, alcanzan el título bien pasado los 20 años.

 

Los sectores de nivel socioeconómico más alto en términos de ingresos también abandonan la secundaria o, por lo menos, alcanzan el título bien pasado los 20 años

 

El tema es entender cuánta fe depositan en la educación los sectores socioeconómicamente más altos en la Argentina, y especialmente las elites. Y no me refiero a los apoyos generales al sistema educativo, enunciados de buena voluntad, por parte de las clases dirigentes políticas, empresariales, civiles, intelectuales, con mayor visibilidad pública. Tampoco a la preocupación retórica que gana a las capas medias y altas ante el estado de la educación argentina.

La cuestión es otra: ¿cuánto pesa realmente la educación formal entre aquellos sectores de ingresos altos y muy altos, los más altos, cuando se juega algo verdaderamente personal, a la hora de construir sus propios destinos y los destinos de sus hijos por ejemplo? En principio, no lo suficiente.

El dato es éste y es preocupante: el 25 por ciento de los jóvenes de 20 años de los sectores socioeconómicos mejor posicionados en la Argentina -el 33 por ciento de mayores ingresos, que en 2012 concentraba el 58 por ciento de la masa de ingresos- no tiene título secundario. En ese grupo, a 2010, el porcentaje que efectivamente terminó el secundario era del 75,5 por ciento.

La evidencia surge del trabajo "La educación en América Latina: logros y desafíos pendientes", de la investigadora Margarita Poggi, Directora del IIPE Unesco, patrocinado por Fundación Santillanay presentado en el X Foro Latinoamericano de Educación, organizado por la Fundación este año. Las cifras corresponden a 2010.

Se trata de ver la cantidad de jóvenes de 20 años que alcanzó el título secundario, una vez cumplido el tiempo correspondiente y transcurridos dos años.

Para entender bien la seriedad del problema: el porcentaje de jóvenes de 20 años con mejores ingresos que terminó la secundaria es el más bajo entre los jóvenes de 20 años del mismo tercil en 9 países latinoamericanos. Las comparaciones siempre son útiles: establecen el límite de lo posible y nos confrontan con nuestras propias imposibilidades, que no son universales ni inexorables sino bien locales y eventualmente evitables.

Sabemos, contra Chile siempre perdemos: los sectores chilenos más acomodados están mucho mejor educados que los mismos sectores en la Argentina. Los veinteañeros del 30 por ciento con mejores ingresos en Chile que tienen título secundario se acercan al 100 por ciento, con el 91,6 de jóvenes con secundaria terminada.

 

Las comparaciones establecen el límite de lo posible y nos confrontan con nuestras propias imposibilidades, que no son universales ni inexorables sino bien locales y eventualmente evitables

 

Y vale la pena subrayarlo: las capas altas chilenas del tercer tercil no "se enriquecen" educativamente a expensas de las clases vulnerables. Entre los sectores bajos en Chile, a los 20 años, el 72,1 por ciento terminó el secundario contra el 48 por ciento de la Argentina. Nada menos.

Contra Brasil, tampoco hay suerte. Los sectores de mejores ingresos brasileros muestran, en 2010, un 80,7 por ciento de jóvenes de 20 años con secundaria terminada. Pero hay otros países más impensados para la lógica del orgullo educativo argentino cuyos terciles de mayores ingresos están más escolarizados que los argentinos.

Entre los jóvenes de 20 años de mejor nivel socioeconómico, en Perú, el porcentaje con título secundario es del 93,6 por ciento; en Paraguay, del 87,5 por ciento, y en Ecuador, del 86,9 por ciento. En Colombia, los jóvenes de 20 años de ese sector que terminaron el secundario alcanzan un porcentaje del 83,4 por ciento; en Panamá, del 83,3; en El Salvador, del 76,3, y en Bolivia, del 76,1 por ciento.

El panorama es todavía más preocupante. De la comparación de 2000 con 2010 que propone el informe de Fundación Santillana, surge que el porcentaje de jóvenes de 20 años de los sectores altos de la Argentina quedó completamente estancado, sin mejora alguna. Para ser clara: una década después, un cuarto de los sectores de mejor pasar socioeconómico a los 20 años sigue sin poder alcanzar el título secundario.

Los sectores altos de los vecinos latinoamericanos mencionados, por el contrario, no pararon de mejorar sus indicadores. En Chile, por ejemplo, en 2000, la cantidad de jóvenes de 20 años del sector de mejores ingresos con título secundario alcanzaba el 78,1 por ciento, que en 10 años creció 13,5 puntos porcentuales. Los veinteañeros brasileros de mejor situación socioeconómica llegaban al 67,5 por ciento en 2000 y una década después mostraron un aumento de 13,2 puntos. Y el porcentaje de los jóvenes de 20 años de la población de mejores ingresos en Ecuador creció en 37,6 puntos llegado 2010. Así resulta del informe de Santillana.

Hay más evidencia que refuerza esa misma lectura. Si el microscopio sobre los sectores de mayores ingresos de la Argentina se acerca todavía más y se concentra no ya en el 33 por ciento de mejores ingresos sino en el 20 por ciento más rico, el resultado sigue siendo igualmente desalentador.

Se trata ahora de ver el compromiso de la elite socioeconómica de la Argentina, el quinto quintil, el 20 por ciento de mayores ingresos que en 2012 concentraba más del 45 por ciento de la masa de ingresos. Al año 2011, la tasa de graduación de secundaria del los jóvenes de entre 20 y 24 años del quintil de mayores ingresos de la Argentina era del el 80,6 por ciento. Otra vez, el dato encuentra su peso real en la comparación con el quinto quintil más rico de Chile, donde el la tasa de graduación es del 94 por ciento en jóvenes de hasta 24 años, o de Brasil, con una tasa del 85 por ciento.

Así queda claro en un trabajo de Marcelo Cabrol, Gádor Manzano y Lauren Conn para Proyecto Graduate XXI y auspiciado por el BID.

Es importante la aclaración: no se trata solamente de una cuestión de "cantidad" de educación secundaria. Los sectores mejor posicionados en la Argentina también corren con desventaja en cuanto a la calidad de sus aprendizajes. Por eso no vale el argumento que pretende minimizar la cantidad de egresados del secundario de las clases acomodadas de los otros países a partir de una supuesta falta de calidad y facilismo de todo esos sistemas educativos. La evidencia desmiente esa presunción. Y no deja bien parada a la Argentina.

 

El sector socioeconómico más alto de la Argentina, según las pruebas PISA que se toman a chicos de 15 años, tiene un desempeño en matemática peor que el de la elite chilena, la brasilera, la mexicana, la uruguaya y la costarricense

 

Lo sabemos: el sector socioeconómico más alto de la Argentina, según las pruebas PISA que se toman a chicos de 15 años, tiene un desempeño en matemática peor que el de la elite chilena, la brasilera, la mexicana, la uruguaya y la costarricense. Eltrabajo del investigador Alejandro Ganimian para el Proyecto Educar 2050 lo expuso con precisión.

Lo que está claro es que casi un 20 por ciento de los chicos de entre 20 y 24 años más ricos de la Argentina, que en la práctica no enfrentan las inclemencias del destino que afrontan los sectores vulnerables a la hora de concretar sus destinos educativos, no tiene título secundario mientras que en Chile, los jóvenes veinteañeros más ricos que no terminaron el secundario representaron en 2009 apenas el 6 por ciento de ese sector.

No hay respuestas fáciles ni obvias a la hora de analizar el bajo porcentaje de jóvenes de 20 años de los sectores altos argentinos, y especialmente de las elites, que no tiene el título secundario.

Tampoco se trata de demonizar a los adolescentes de las elites socioeconómicas. En tal caso siguen siendo adolescentes desconcertados en un universo de mejor, o plena, disponibilidad de recursos -económicos, culturales, de entretenimiento, de contactos, de tiempo, de oportunidades, de posibilidades futuras-, que contrasta con las demandas escolares de esfuerzo, foco y concentración en saberes, y actitudes, ajenos a su rutina diaria. Abundancia y libertad versus disciplina, austeridad y aislamiento escolar.

Pero lo que es más evidente es que los desafíos que deben sortear los sectores bajos y las elites socioeconómicas, las del quinto quintil, son bien diferentes a la hora de terminar o no el secundario. Y sus niveles de responsabilidad, también.

Las políticas públicas se orientan a socorrer educativamente a los sectores bajos: los sectores vulnerables se topan con desafíos que escapan a su voluntad o a la de la escuela, y allí interviene el Estado. Tiene sentido. En el caso de los sectores medios y altos, y de las elites, el panorama es otro: no les queda otra opción que asumir la mejora educativa bajo su propia responsabilidad.

Porque algo, o mucho, de responsabilidad parece caberle a esos sectores en su propio destino educativo. Las escuelas privadas argentinas, a la que asiste en masa la elite local, son de las pocas de América latina que logran aportar diferencias marginales a sus alumnos una vez controlado el efecto socioeconómico de origen. Es decir, a los chicos de escuela privada les va mejor y no sólo por el capital social, económico y cultural que arrastran desde sus hogares. También porque sus escuelas, parece, están haciendo algo bien. Lo plantea el informe de Proyecto Educar 2050.

Si el contexto socioeconómico familiar es de algo más de tranquilidad económica o, en un extremo de esas capas altas, de abundancia y la escuela está aportando lo suyo, ¿por qué los sectores mejor instalados en lo social y económico no están rindiendo al mismo nivel que sus pares de Chile o Brasil?

 

Es una cuestión de herencia, pero no económica, sino de herencia valorativa traída desde el hogar

 

Se me ocurre una respuesta posible. Las percepciones y creencias con las que los adolescentes de las elites socioeconómicas de la Argentina llegan a la escuela condiciona en buena medida su compromiso con la escuela.

Es una cuestión de herencia, pero no económica, sino de herencia valorativa traída desde el hogar. Es el modo de ver el mundo construido en familia y en el contacto con otras familias de su sector social el que permite darle sentido, cada día, a la asistencia a la escuela, al esfuerzo y la continuidad en el esfuerzo educativo, hasta alcanzar el título secundario. Y eventualmente usarlo como llave para seguir la vida universitaria. Pero es precisamente esa concepción la que trastabilla en ciertos sectores de las elites argentinas.

Es el "efecto cuna" -tal como se llama al modo en que las privaciones socioeconómicas del hogar condicionan el desempeño educativo futuro- pero en otro sentido. No a partir de la carencia de recursos materiales sino de la falta de una escala valorativa que ponga a la educación en el centro.

¿Qué sistema de creencias, y entonces de motivación, llevan consigo a la escuela los sectores socioeconómicos que están en la cúspide de la pirámide social que los condiciona en su camino hacia el título secundario? Es una pregunta que queda picando en la mesa familiar de las elites argentinas.

lanacion.com

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo