Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
18 mayo 2016 3 18 /05 /mayo /2016 08:18

Somos hoy testigos y protagonistas de un cambio profundo en la manera de concebirnos a nosotros mismos y de relacionarnos con los demás. En su reseña de Los bárbaros. Ensayo sobre la mutación, libro de su compatriota Alessandro Baricco, el escritor italiano Claudio Magris señala: "La sociedad occidental está mutando radicalmente sus valores. En un pasado no tan remoto se privilegiaban la duración, la autenticidad, la profundidad, la continuidad, la búsqueda del sentido de la vida y de absolutos, la verdad, la lógica, la jerarquía entre los fenómenos. Hoy, en cambio, triunfan la superficie, lo efímero, el artificio, la espectacularidad, el éxito como única medida del valor, el ser humano horizontal que corre tras nuevos estímulos en un mundo convertido en una veloz sucesión de experiencias muy diversas". Vivir se ha convertido gradualmente en un surfing, un deslizarse veloz por la superficie de la realidad saltando de una cosa a otra.

La educación no escapa a esta radical mutación de lo humano que pone en cuestión su razón de ser: la de compartir con los recién llegados al mundo nuestros logros y, sobre todo, nuestras capacidades. Parafraseando a Josefina Rueda, mediante la educación buscábamos que los jóvenes conocieran lo que hemos logrado y que adquirieran las herramientas que le hicieran más fácil enfrentarse al mundo. De ese modo, esperábamos que no se vieran obligados a transitar el camino que la humanidad ha recorrido para llegar hasta aquí. Buscábamos, en suma, ayudar a otro ser humano. Ayudarle a que su vida fuera mejor que la nuestra, confiando en que, conociendo las herramientas de las que disponen, los jóvenes pudieran seguir mejorando el mundo para los que vienen después. Ya lo decía hace 2800 años Hesíodo, poeta griego contemporáneo de Homero, al definir la educación: "Educar a una persona es ayudarla a aprender a ser lo que es capaz de ser".


En la base de este comportamiento subyace el horror contemporáneo al esfuerzo, en este caso el que supone aprender. Como lo puede atestiguar cualquier persona que haya aprendido algo, para hacerlo debió realizar un esfuerzo personal. Interesados por los docentes, apoyados por sus padres, los niños deben encarar ese esfuerzo para aprender, aunque más no sea prestando su atención, hoy tan dispersa. La tendencia general, en cambio, es considerar a la escuela como un ámbito al que se concurre para pasarla razonablemente bien, entretenerse, no molestar y no ser molestado.Esta concepción de la educación como tarea humanística, es decir, de introducción a lo humano, ha ido mutando hacia una función humanitaria de asistencia social y psicológica, bienvenida en cuanto no descuide su misión esencial. Hoy se piensa que niños y jóvenes son las víctimas inocentes de un sistema que los oprime. En el fondo, se considera que la escuela -entendiendo por tal a las instituciones educativas de todo nivel- plantea demandas exageradas para ceder el bien que los niños y sus familias anhelan: la certificación de haber pasado por ella. En esa concepción se sustenta la actual lucha contra la institución escolar que hace trizas al pacto fundacional de la educación, que supone la alianza de padres con maestros para educar a los chicos. Hoy, en general, los padres están unidos a sus hijos para oponerse a lo que consideran pretensiones exageradas por parte de la escuela. Eso explica el apoyo a las medidas que "flexibilizan" exigencias, concebidas como inmerecidos castigos.


La discusión actual acerca del "retorno a los aplazos" en el sistema educativo bonaerense -regreso que no es tal, porque sólo se han modificado los números que denotan la insuficiencia (4, 5 y 6 en la escala anterior, reemplazados por los tradicionales 1, 2 y 3 en la que acaba de ser implementada ya comenzado el año escolar)- se centra en el símbolo que esas calificaciones representan. En estos días se han planteado argumentos que apoyan la instalación de una meritocracia salvaje, frente a otros que sostienen posiciones tolerantes muy cercanas a la demagogia. Ninguno de ambos extremos es realista. Como siempre lo ha sido, es preciso seguir la trayectoria de cada alumno, ayudándolo a superar sus dificultades, a mejorar, a dar lo mejor de sí.Esa concepción de las instituciones educativas explica la reacción que surge ante cada propuesta que requiere que el alumno ponga algo de sí en la tarea de aprender, que deje de ser un sujeto pasivo y que acceda a realizar el esfuerzo que supone desarrollar sus capacidades intelectuales. Educarse no es una tarea sencilla y, reitero, demanda un compromiso personal. Así como un deportista o un instrumentista se exige a sí mismo durante largas y tediosas horas de práctica, el alumno debería estar dispuesto a realizar un esfuerzo similar para agudizar sus capacidades de razonamiento, de comprensión y de abstracción. Pero es muy difícil esforzarse cuando existe un desinterés social generalizado que hace que se ponga escaso énfasis en los logros académicos de los niños y de los jóvenes. No parece ser muy importante que se les enseñe porque se considera que ellos ya saben todo lo que hoy importa. Se los deja de este modo en un estado de desconocimiento de lo que los humanos hemos concretado durante nuestra historia y, lo que es más grave, de las herramientas que han hecho posible esos logros.


Deberíamos, pues, dejar de proteger a los niños al evitarles supuestas frustraciones como hoy lo hacemos. Debido a nuestra comodidad, amparada por teorías pedagógicas en boga, desde las escuelas arrojamos al mundo a muchos pobres ignorantes que no logran comprender lo que sucede en él. Esto es fruto del hecho de que cada vez enseñamos y exigimos menos. Es preciso volver a enseñar, volver a valorizar el trabajo de estudiar, desafiando a chicos y jóvenes a realizar el trabajo de aprender. Ese maravilloso trabajo que nos permite descubrir, dentro de cada uno de nosotros, las enormes posibilidades de construcción personal con las que contamos.En este contexto surge la importancia del que es un derecho fundamental de los niños: el de ser exigidos. La actitud de sano desafío por parte de los mayores es la que permite a niños y jóvenes explorar al máximo sus posibilidades como seres humanos. Por medio del planteo de exigencias de superación, logramos demostrar al otro cuánto nos importa, transmitiéndole la confianza en sus posibilidades de progresar. Esa confianza resulta esencial para estimular el aprendizaje como lo han comprobado numerosos estudios que coinciden en señalar que todos los chicos son "enseñables". Lejos de ser un comportamiento represivo, el planteo concreto de objetivos razonables -cuyo logro se expresa mediante las calificaciones- constituye un acto de amor, de preocupación por el destino del niño y del joven y no un castigo estigmatizante. Es la evidencia más clara del interés por ellos, así como de la confianza en las capacidades ilimitadas de superación que caracterizan a todo ser humano.

Jaim Etcheverry

Médico, fue rector de la UBA y es miembro de la Academia Nacional de Educación

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
18 mayo 2016 3 18 /05 /mayo /2016 07:43

El ministro de Hacienda de La Pampa hizo polémicas declaraciones sobre las docentes

 

En La Pampa se desató una polémica luego de las declaraciones del ministro de Hacienda de esa provincia, Ernesto Franco. El funcionario consideró que los embarazos de las docentes "parecen planeados porque se dan en épocas de clases". La Unión de Trabajadores de la Educación salió al cruce del ministro.

 

 

En esa línea, Franco señaló que las docentes pampeanas buscan "tomarse las licencias y cobrar sin trabajar". El funcionario lanzó sus dichos en el marco de la presentación del presupuesto provincial en la Cámara de Diputados de La Pampa.

La ministro de Educación provincial, Cristina Garello, debió salir a defender a Franco: "Por ahí Ernesto se pone nervioso, no es fácil manejar un presupuesto en momentos tan difíciles". La titular de la cartera de Educación provincial intentó minimizar las declaraciones de su par de Hacienda y agregó: "Estamos haciendo un análisis muy significativo de la planta docente y él ha hecho un gran esfuerzo creando 550 cargos, así que lo tomo como un mal día de Ernesto".

Repudio del gremio docente

 

La Unión de Trabajadores de la Educación de La Pampa (UTELPa) consideró que las apreciaciones del ministro pampeano "desprecian la condición de la mujer en su capacidad de procreación y su libertad para ejercer ese derecho" y que "francamente vulneran y discriminan a la mujer".

En un comunicado, la UTELPa también calificó al funcionario de "machista, misógino y estigmatizante". El gremio agregó: "Las trabajadoras de la educación, nuevamente lamentamos apreciaciones donde supuestamente quedar embarazadas sea una crítica. No entramos en detalles sobre las dificultades que algunas pueden tener para lograr ser madres, ya sea desde lo básico como de lo económico, no queremos explayarnos en ese tema que genera tanto dolor".

En otro tramo del documento, el gremio de docentes pampeanos señalaron que "el ministro de economía debiera pensar su gestión desde políticas públicas con perspectiva de género en lugar de analizar la realidad desde un punto de vista machista misógino y estigmatizante".

 

infobae.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
16 mayo 2016 1 16 /05 /mayo /2016 15:41

La coordinadora de la Comisión Nacional de la Plataforma Continental de la Cancillería, Frida Armas Pfirter, adelantó que los mapas de la Argentina que se estudian en las escuelas cambiarán para reflejar la ampliación de la plataforma continental aprobada por la ONU en marzo pasado.

"Sí, el mapa cambia. Que no se asusten los alumnos, ni los profesores, ni los padres porque es algo entusiasmante", sostuvo la funcionaria en declaraciones a Radio Nacional.

La coordinadora recordó que en los mapas del manual del Alumno Bonaerense figura cuál es el mar sobre el que la Argentina tiene derecho, cuál es el mar territorial y cuál es esa zona económica exclusiva, y recordó que con la extensión de la plataforma continental, "ahora cambia".

"Entonces, una de las tareas que nos toca ahora es elaborar todo este material que puede ayudar a los profesores de geografía, probablemente trabajando con el Ministerio de Educación como para que podamos ayudarlos a implementar esto en los manuales, en la enseñanza, dando capacitación nosotros para que después pueda llegar a los chicos", sostuvo.

"Nuestra ilusión es que en el manual del año que viene al menos haya un apéndice. No quiero asustar a las editoriales que ahora van a tener que cambiar", agregó.

A finales de marzo, la canciller Susana Malcorra informó sobre la aprobación por parte de la ONU del límite exterior de la plataforma continental argentina, que suma 1,7 millones de kilómetros cuadrados a la superficie del país.

El logro su producto del trabajo que durante casi 20 años realizó la Comisión Nacional del Límite Exterior de la Plataforma Continental (Copla) -creado por ley en 1997-, que en abril del 2009 realizó la presentación ante la Convención de la ONU sobre Derecho del Mar.

Los nuevos límites quedaron aprobados el pasado 11 de marzo por consenso y "sin un solo voto en contra" la presentación realizada por Argentina, según informó Cancillería.

Clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
15 mayo 2016 7 15 /05 /mayo /2016 13:09

La decisión del Gobierno de la Provincia de Buenos Aires de reimplantar el sistema de calificación numérica y recuperar los aplazos a las escuelas primarias públicas destapó el debate: por un lado, los más críticos con la medida advierten sobre el peligro de estigmatización y de exclusión de aquellos con más problemas con las materias; por el otro, los que apoyan la idea reafirman la necesidad de que se apruebe realmente al que tenga las cualidades y no se haga "beneficencia" académica.

Lo cierto es que las últimas cifras sobre el nivel educativo de la Argentina no fueron demasiado alentadores: en el "Informe PISA Estudiantes de Bajo Rendimiento", publicado en febrero por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el colectivo de estudiantes argentinos se ubicó entre los diez peores de las 64 naciones analizadas.

"Se cree que los alumnos argentinos no rinden bien en los exámenes internacionales porque los chicos no estudian, están todo el tiempo en Facebook, porque los docentes no enseñan bien o porque la política mira a otro lado. Quizás la respuesta a ese interrogante tenga un poco de cada una de esas suposiciones, pero de ninguna manera hay una respuesta única y salvadora", aseguró a Infobae Juan María Segura, consultor, experto en innovación educativa y autor del libro "Yo qué sé (#YQS), la educación argentina en la encrucijada".

Por la misma línea se mantiene Pablo Ramallo, licenciado en Educación y profesor de la Universidad de Buenos Aires: "Hay muchos, muchísimos problemas por mejorar y creo que la situación actual, aún sin representar un estado de emergencia, encuentra su explicación en diversos factores de cualquier índole. Es necesario poner la lupa tanto en la dedicación de los chicos hacia el estudio como las comodidades que ofrecen las escuelas, los presupuestos que ofrece el Estado y la obsolescencia de los programas de estudio", le explicó el especialista aInfobae.

LA DESACTUALIZACIÓN DE LOS PROGRAMAS ESCOLARES ATENTA CONTRA EL INTERÉS Y LA ATENCIÓN DE LOS ALUMNOS

Desde principios de los 90, se realizan en las escuelas primarias y secundarias del país las llamadas Pruebas del Operativo Nacional de Evaluación (ONE). En un principio, los exámenes se llevaban a cabo de manera anual, pero a lo largo de la última década pasaron a ser bianuales y trianuales.

Alejandro Ganimian, un argentino con un doctorado en Análisis Cuantitativo de Política Educativa en la Universidad de Harvard, elaboró en el 2015 un informe llamado El Termómetro Educativo, en el que se analizó a fondo los resultados de los alumnos en los exámenes ONEentre 2005 y 2013. Algunas de las conclusiones extraídas del informe fueron:

  • Un alto porcentaje de alumnos de primaria y secundaria no alcanzan los niveles mínimos de aprendizaje.
  • Las zonas con peores resultados fueron en el centro del país, la Patagonia y parte del Noreste, mientras que en la Ciudad de Buenos Aires se registraron las mejores calificaciones.
  • El porcentaje de alumnos con un desempeño alto es particularmente bajo entre segundo y tercer año de la secundaria, justo cuando los alumnos empiezan a encarrilar sus camino universitario.

A partir de este año, las pruebas ONE ya no se realizarán. Será reemplazadas por la Evaluación Nacional Aprender, que tomará nuevas evaluaciones a alumnos primarios y secundarios y promete perfeccionar el sistema de análisis de rendimiento. Los primeros exámenes del nuevo sistema se realizarán el 18 y 19 de octubre.

"Lo importante es tomar cartas en el asunto y que cada uno se haga responsable del campo que le toca cubrir. Tanto desde los alumnos, que deben tener la predisposición siempre presente, como la de los docentes, que tienen que estar bien capacitados, y las instituciones, que deben ofrecer un establecimiento adecuado como para recibir clases de una manera óptima", afirmó Ramallo a Infobae.

Según los especialistas, los problemas de la calidad educativa en la Argentina podrían discriminarse en cinco puntos:

1. El contexto socio-cultural

Es difícil que el ámbito escolar pueda escaparle al clima de confrontación, violencia, premios y castigos inmediatos y la discriminación del diferente que actualmente se respira en casi todos los rincones de la sociedad argentina. "No podemos exigirle a la escuela que se comporte como una entidad aislada e inmune a un sistema cultural que la afecta y condiciona en sus prácticas. La persistencia por hacer responsable a terceros de por los errores y resultados adversos de nuestras vidas mina la base de cualquier sistema meritocrático que el sistema educativo se proponga impulsar", afirmó Segura a Infobae.

2. La infraestructura

El estado de las escuelas argentinas también juega un papel fundamental en el rendimiento posterior de sus alumnos. En los diversos colegios del país se registraron casos como techos que están a punto de caerse en aulas, inundaciones, comedores clausurados o falta de baños en condiciones. Esas complicaciones atentan contra el bienestar educativo de una institución y, por ende, también dinamitan la capacidad del alumno de poder mantener un aprendizaje sólido. "Es simple. Cuando uno va a su trabajo, ve que en pleno invierno la pared de su oficina tiene un agujero enorme y entra todo el frío al lugar, claramente su rendimiento quedará afectado. ¿Por qué debemos pensar que los más chicos no van a ver condicionado su rendimiento a raíz de las complicaciones edilicias del lugar donde estudian?", afirmó Ramallo.

3. La desactualización curricular

La presencia de Internet y las redes sociales en la vida cotidiana de los alumnos es un factor fundamental para que el programa educativo pueda subirse al tren de la actualidad y pueda despertar el interés de sus alumnos. Si se mantienen intactos los programas educativos de hace 30 años, es imposible lograr que los jóvenes de hoy puedan sentir algo de entusiasmo en el aprendizaje de las materias. Lo cual los alejará aún más de sus responsabilidades educativas. "Esta revolución transformadora, disruptiva y de escala planetaria obliga a revisar los fundamentos del diseño curricular y escolar y a impulsar la agenda de innovación y transformación educativa más ambiciosas de los últimos 100 años", agregó Segura.

4. La estabilidad del docente

El factor de los maestros y los profesores es quizás uno de los más delicados y de los más importantes. Es primordial que los docentes puedan acudir a su puesto de trabajo con las condiciones mínimas laborales. "Un maestro que lleva meses sin cobrar un peso y que ya no tiene más gente alrededor para pedirle plata prestada, ¿cómo pretendemos que tenga la cabeza despejada para dar clases totalmente compenetrado en sus responsabilidad?", se preguntó Ramallo. "Los Ministerios y los Gobiernos tienen la obligación de cumplir con sus docentes. Es tan importante que los alumnos estén comprometidos con el estudio, así como que los maestros tengan el mismo grado de compromiso", agregó

5. La contradicción ética

Existe un contrapunto claro en la mayoría de las escuelas argentinas. La premisa de la inclusión choca de manera directa con la de búsqueda de calidad. El factor social de la institución es clave: el lineamiento escolar indica que hay que velar siempre por la continuidad del alumno en el colegio y tratar de evitar su deserción, aún cuando su rendimiento no es el adecuado. "Entonces, no puede pretenderse que en esas instituciones se creen las condiciones suficientes para medir bien en PISA en matemáticas o lecto-comprensión. Calidad significa medir bien en los exámenes, sea tanto a los 15 como a cualquier edad". La solución para no caer una y otra vez en esa contradicción es tomar el problema por las astas a tiempo, antes de que los alumnos cayeran en esa espiral descendiente.

infobae.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
15 mayo 2016 7 15 /05 /mayo /2016 10:20

"Ciento por ciento a favor. Existe el 1, pero también el 10. El aplazo no es un estigma, es un aplazo. Y para levantarlo, como me pasaba a mí cuando iba al colegio, tenés que practicar, estudiar el doble o el triple. Pero la sensación de levantar esa nota no se compara con nada", dice, enfático, Miguel Wildmar, padre de mellizas de 8 años.


Desde que la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, anunció, la semana pasada, que cambiará el sistema de calificación para volver a los aplazos, el tema encendió la mecha y dividió las aguas. Expertos en educación, políticos, gremios, maestros, padres y alumnos debaten sobre la cuestión. Aunque la mayoría, sin embargo, coincide en que la discusión no puede centrarse en la dicotomía entre el estímulo o la estigmatización que provoca una puntuación insuficiente.En la vereda de enfrente se para Romina Méndez, mamá de Eric y Luz, de 9 y 7 años respectivamente, que retruca: "Aplazo se escribe con las mismas letras que «palazo», y creo que esa palabra es la que mejor define el impacto psicológico que tiene en un chico no estar a la altura de lo que la maestra espera de él. Es resultadista".

Consideran que hablar sólo de aplazo descontextualiza y evade el problema real de la educación, donde la clave está en mejorar la enseñanza para no quedar atrapados en un camino que conduzca a la expulsión a través de la repitencia.

Así lo entiende, entre varios de los expertos consultados por LA NACION, Axel Rivas, director del Programa de Educación de Cippec: "La meritocracia pura reproduce la desigualdad social y condena a los que están en desventaja. La no meritocracia es un populismo pedagógico. Todo vale lo mismo, todos pasan. Ni una cosa ni la otra; modelos de enseñanza que se enriquecen en la diversidad, que generan justicia dentro de las aulas sin olvidar los esfuerzos, que potencian a cada alumno y al grupo".

Pero Rivas, ante todo, considera que hay dos grandes equívocos en torno a la cuestión. "El primero es legal: nunca se eliminaron los aplazos en la provincia de Buenos Aires; por lo tanto, nunca se reinstalaron. Siempre estuvieron presentes en la normativa. El cambio de régimen académico [resolución 1057/14] introdujo muchas cuestiones de la educación primaria, pero no eliminó los aplazos. Fue una norma integral que tomó en cuenta grandes avances en las concepciones pedagógicas y que tuvo como base la experiencia piloto en 150 escuelas", dice Rivas.

El especialista agrega: "Uno de los aspectos que modificó aquella resolución fue la escala de puntaje: se eliminó la de 1 a 3 y quedó la de 4 a 10. Los alumnos con nota 4 a 6 estaban desaprobados, o aplazados. Y lo que se hizo ahora fue volver a modificar la escala numérica, que restablece las notas de 1 a 10".

El segundo equívoco, según Rivas, es más profundo y se esconde detrás del falso dilema repitencia o promoción automática. "Éste ya es un debate viejo para la pedagogía pero se reedita una y otra vez. Ninguno de ambos caminos es el correcto, pero está probado por innumerables estudios que la repitencia es la peor alternativa pedagógica. Por ejemplo: en las pruebas de la Unesco para toda América latina se demostró que en los 15 países participantes ningún otro factor tiene más efecto negativo en los aprendizajes que la repitencia, aislada de todo factor social."

Pese a esta aclaración, un 1 escrito en el margen de la hoja o un insuficiente en el boletín de un niño de primer grado tienen un impacto que, a ojos de los especialistas, afecta emocionalmente a un chico.

Edgardo De Vincenzi, presidente de la Asociación de Entidades Educativas Privadas de la República Argentina (Adeepra) abre la incógnita: "¿Puedo con un aplazo evaluar la actitud de un niño en plena edad de formación? Porque lo que está en debate es el aplazo en los primeros años de la primaria, cuando todavía se están consolidando los pilares que servirán de sostén para toda la vida. Si bien se dice que también se agrega el sobresaliente, ¿puede alguien explicarme cómo un chico de 6 u 8 años está en condiciones de discernir entre fracasar o triunfar si esto tiene como parámetro de medición una nota?".

Madre y docente

Para Fernanda Dinahet, madre y docente de nivel inicial, tanto los aplazos, los insuficientes o las caritas tristes no hacen más que contribuir a la frustración permanente que debilita el ego de los chicos.

"Con los que les salen las cosas «bien», es decir, las esperables por el adulto, seguimos para adelante y con el que no, que salga adelante como pueda. Un niño que en sus primeros pasos escolares se frustra, seguramente en un futuro será un adulto inseguro, incapaz de crear o tomar decisiones."

No piensa igual María Pía Castillo, coordinadora de programas de la Fundación Padres y para quien, en principio, no habría que hablar de fracaso frente a un aplazo, "ya que la evaluación es parte del proceso de aprendizaje del cual son partícipes alumnos y docentes".

Según la especialista, hay que entender que las notas son una herramienta para evaluar tanto el aprendizaje como la necesidad de modificar conductas. "En este proceso de enseñanza-aprendizaje hay obstáculos que tenemos que resolver. Esto nos permite desarrollar algo que, en estos últimos años, los niños y también los adultos hemos perdido y que es la tolerancia a la frustración", dijo.

Y se preguntó: "¿Qué significa esto? La posibilidad de postergar el deseo, de reprimir los impulsos como personas libres y responsables. Esta capacidad de tolerar las frustraciones se enseña desde muy chiquitos a través de la educación de los hábitos, la vivencia de los valores y, por ende, el desarrollo de las virtudes. Hoy todo parece que debe ser inmediato, en abundancia, divertido y espontáneo".

Sin embargo, Carolina Duek, socióloga e investigadora del Conicet en temas de infancia, hace foco en cómo se inserta un aplazo en la vida cotidiana de los chicos de todo el país.

"Creer que un aplazo representa lo mismo en todas las casas, en todas las infancias, es una generalización equivocada. Es creer que todos los alumnos son parte de una clase media alimentada. Si me preguntan si el aplazo estimula o estigmatiza, la respuesta es que depende. En determinado contexto puede conducir a una reflexión familiar sobre qué cosas se están haciendo mal y cómo hay que levantar esa nota. Pero creer que cuando llega el boletín a la casa, la mamá cocina algo rico para celebrar el logro escolar es un reduccionismo. Si un chico va a la escuela porque es el lugar donde come, eso no va a ocurrir", dijo Durek.

Y agregó: " Es altísimo el número de boletines que directamente no vuelven al colegio, ni firmados por los padres, ni sin firmar. Son muchos los chicos que no tienen esa contención familiar y para ellos un aplazo, no sé si estigmatiza pero, seguro, desalienta a seguir en la escuela". ¿De quién es el fracaso detrás de un aplazo de un chico de 6 años?

La investigadora no tiene dudas: "Del sistema educativo. No del chico que no entendió, del docente que no supo explicar o de la mamá que no se sentó a hacer la tarea con su hijo. Entonces, ¿por qué la mala nota se la lleva sólo el alumno?".

lanacion.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 mayo 2016 6 14 /05 /mayo /2016 09:50

A distancia. Los jóvenes con problemas, fuera de las aulas. | ilustración: Marta Toledo

Por Josefina Hagelstrom.

En Mendoza, los alumnos conflictivos o con gran cantidad de inasistencias serán derivados a las clases virtuales. Así lo determinó la Dirección General de Escuelas de esa provincia, en una resolución que saldrá en los próximos días, mediante la cual buscan implementar un programa que ya se utiliza con los chicos que viven en zonas rurales y no pueden llegar a la escuela.

Según aclaran en la provincia, se aplicará únicamente en casos excepcionales, donde la escuela ya haya agotado todos los recursos, y ésta se considere una opción necesaria para evitar que el adolescente abandone el secundario.

“Queremos que el chico vaya a la escuela y no pierda la mediación con el docente, pero consideramos que hay casos especiales, con problemáticas que van a ser estudiadas por un supervisor, quien determinará si corresponde sumarlos al programa y que puedan reincorporarse al año siguiente”, explica Sara Lucero, la directora de Educación Secundaria local. La idea es que esos chicos trabajen con un docente que hará de tutor, y con los contenidos que se suben a la plataforma de las aulas virtuales. Además, deberán asistir entre dos y tres veces por semana a la escuela, para un seguimiento de lo aprendido y rendir exámenes.

La medida forma parte de la modalidad de escolaridad que anunció a comienzos de año el titular de la Dirección General de Educación mendocina, Jaime Correas, que se refería al programa advirtiendo que “hay una cantidad de posibilidades de escolaridad protegida que van desde la educación virtual, aulas de agilización de los conocimientos y una serie de cosas que harán que ese chico o esos chicos conflictivos no tengan el mismo régimen que los chicos que se portan bien”, según publicó entonces el diario Los Andes.

En Mendoza, como en gran parte del país, el grado de repitencia es alto: allí, tienen un 30% de repetidores en la secundaria, y una deserción alta, de casi el 50%. Frente a esta problemática, buscan combatir con la virtualidad alguno de esos problemas, también en alumnos que, por distintos motivos, superan el índice de inasistencias y no vuelven a la escuela. “Tenemos un formato muy rico de educación digital, con profesores contenidistas (que hacen de tutores) que preparan el material que está subido a una plataforma, donde cada alumno tiene un usuario, baja la información y el profesor puede controlar cuántas veces se consulta el material, o si ingresa a la plataforma”, explica Lucero.

En el caso de los chicos con problemas de convivencia o de asistencia, el tutor es quien está en contacto con la institución y los padres. “La idea principal es que no queden chicos fuera del sistema y que puedan acceder a una educación de calidad desde una plataforma cuyos contenidos se adaptan al diseño curricular”, agrega Mónica Pérez, directora de Políticas Digitales.

Debate. Para los especialistas en educación, se deben tener recaudos con medidas así. “Uno cree que la virtualidad es fácil, pero no lo es: se necesita mucha organización con los tiempos y tener una constancia de todos los días. Ahí es donde lo veo difícil, porque si tenés un chico al que no le interesa la escuela y tiene problemas de conducta, no creo que ese interés lo encuentre en la virtualidad”, dice Mayra Botta, psicopedagoga y especialista en temas de tecnología y educación.

“En el caso de un chico que se quedó libre porque no le interesa, o tiene un contexto familiar complicado, no sé si es una buena estrategia. Se necesita un buen tutor y un acompañamiento constante para que no se genere esa sensación de estar solo frente a la computadora. Creo que las tecnologías colaboran más cuando son un complemento”, agrega.

“La pregunta que yo me haría es qué pasa con un chico al que le cuesta vivir en sociedad y tiene dificultades para aceptar normas, y que en su trayectoria escolar nadie le pudo dar una solución, cuando termina solo en su casa con los contenidos”, analiza por su parte Ariel Zysman, pedagogo  y docente de la Facultad de Filosofía y Letras de la UBA. “Venimos de una práctica escolar donde la secundaria ya tiende a ser excluyente, así que habría que trabajar más con los directores y profesores para entender en qué casos este acompañamiento que la escuela no pudo hacer puede reemplazarse con la tecnología. En un chico con conflictos con la norma, es difícil que lo logre en su casa si no lo logró en clase”, dice.

 

Un aula ‘global’ para expatriados

La educación virtual para los casos de chicos que viven lejos de las escuelas, en zonas rurales o inaccesibles, es utilizada por otras provincias, como Salta. Y a nivel nacional, existe también el Servicio de Educación a Distancia (SEAD), el programa que el Ministerio de Educación de la Nación tiene para los hijos de los argentinos que viven en el exterior.

Se trata de un servicio para los chicos de primaria, donde a través de clases virtuales siguen los contenidos de lo que están viendo en su mismo nivel en el país, para facilitar así su reincorporación al sistema educativo local. La única condición es que estén escolarizado en el país donde están momentáneamente.

“A mí me funcionó superbien, y si vos sabés que vas a volver, tu hijo vuelve con el mismo nivel que tienen en Argentina; los padres tenemos que tomar un compromiso importante, porque te mandan el examen para que veas si fijó los contenidos y pase de grado”, cuenta María José Vilar, que vive en Alemania y decidió que su hijo Pedro (6) haga primer grado a distancia. “Hay una maestra en una sala virtual de cerca de cuarenta chicos donde cada uno se presenta, manda una foto y la maestra los invita a compartir actividades. En la clase de Pedro hay chicos argentinos en todo el mundo, Japón, Estados Unidos; hasta hay un chico de una familia que viaja por el mundo en una casa rodante”, cuenta Vilar.

* Diario Perfil

 
Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 mayo 2016 6 14 /05 /mayo /2016 09:11

Luego de la multitudinaria marcha de estudiantes y gremios universitarios, el Gobierno presentó ante los gremios una nueva propuesta de aumento que alcanzaría el 34% en un acuerdo por nueve meses: 18% a cobrar en junio, 2% de jerarquía docente y un 15% a cobrar en diciembre (además del adicional por título). Tras un eventual acuerdo, la paritaria continuaría abierta.

Los sindicatos docentes dijeron que analizarán el ofrecimiento. La Conadu Histórica analizó en un congreso de delegados la propuesta salarial y resolvió pasar a un cuarto intermedio hasta el miércoles, para permitir su tratamiento en asambleas universitarias. "Han mejorado la propuestapero ahora la tenemos que discutir con las bases", dijo Luis Tiscornia, secretario general del gremio.

El jefe de la UDA y secretario de Políticas Educativas de la CGT Sergio Romero dijo que “si bien se acerca más a lo reclamado y contempla algunos puntos planteados por nosotros”, adelantó que "la propuesta será minuciosamente analizada en el seno de nuestra organización sindical porque consideramos que aún dista de ser la ideal". "El martes de la próxima semanatendremos una resolución", precisó.

Boleto estudiantil

El Senado debatirá en los próximos días un proyecto de ley que busca crear un "Boleto Educativo Nacional" que beneficie a estudiantes regulares de todos los niveles. Fue uno de los principales reclamos de la masiva manifestación de alumnos y gremios universitarios de este jueves.

La iniciativa fue presentada por el senador del Frente para la Victoria (FpV), Juan Manuel Abal Medina, junto al jefe de su bloque, Miguel Ángel Pichetto. El proyecto hace una distinción entre el "Boleto Educativo Nacional Gratuito" y otro de "Tarifa Reducida".

Quienes se beneficien con la primera de las opciones serán los alumnos de nivel inicial, primario y secundario que asisten a escuelas públicas o de gestión privada con subvención estatal. La Tarifa Reducida se aplicará a los estudiantes de instituciones estatales deformación superior, universitarias o no universitarias, nacionales, provinciales o municipales.

También se verán beneficiados los trabajadores de todos los niveles de la educación públicade gestión estatal o de gestión privada con subvención estatal, en sus diversos roles (docentes y no docentes).

Para acceder a este beneficio, la iniciativa detalla que la regularidad de los estudiantes y la situación activa de los trabajadores educativos deberá ser "certificada por las máximas autoridades de cada establecimiento educativo o las personas a quienes ellos autoricen, con la periodicidad que determine la reglamentación", explicó Abal Medina en su sitio web.

infobae.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
13 mayo 2016 5 13 /05 /mayo /2016 08:15

Por Ricardo Roa

Una sociedad que no se interesa por la calidad de su educación no tiene porvenir. Le espera más pobreza, más desigualdad, más inseguridad. Nuestra educación pública está en crisis. O peor todavía: muchos de los que deberían trabajar para revertir la crisis tienen una mirada estrábica.

Sin embargo, algo puede que comience a cambiar. El Gobierno intenta extender la escolaridad preescolar, lo que está muy bien aunque aún no hayan dicho nada sobre el modelo pedagógico. Tampoco debiera olvidar el atraso gigante que hay con la doble escolaridad. Y en Buenos Aires comenzarán a tomarse en serio las evaluaciones y los alumnos podrán ser reprobados: la demagogia pedagógica es un infantilismo que sólo conduce al fracaso.

A la medida del activismo estudiantil, el populismo kirchnerista sancionó un derecho irrestricto a la universidad que acaba de ser suspendido por la Justicia. El proyecto dormía en el Senado y de un día para otro lo despertaron para impulsar la campaña de Scioli. Puro oportunismo.

Nada define mejor a esa ley que sus fundamentos. Allí hay elogios al por mayor al sistema en Venezuela y en Cuba y sesudas interpretaciones sobre los peligros que corren nuestras universidades por la ideología neoliberal.

La ley fue impugnada por una universidad en manos peronistas, La Matanza, porque afecta su autonomía y porque no tiene recursos para atender a una masa de estudiantes que carecen de un nivel mínimo para emprender una carrera de grado.

¿Qué país en el mundo y con nuestro nivel de pobreza permite que el acceso a la universidad sea libre y gratuito? El fracaso de esta estrategia lo paga toda la sociedad. Y el costo es altísimo. No hay estímulos para el estudio y da lo mismo aprobar que no aprobar.

El ingreso es una discusión ochentista. Hoy el problema no es el ingreso. El problema es el egreso: sólo uno de cada 100 que empieza la primaria termina la universidad. Y los pobres cuyos hijos no llegan a la universidad deben pagar igual los impuestos para sostener instituciones de una calidad dudosa.

Progresistas en el discurso y conservadores en la práctica, los gremios docentes son incapaces de aceptar evaluaciones y de trabajar en base a ellas para mejorar los resultados. Lo único que dice esta resistencia es que temen cualquier cambio. Nada que hacer por ahí.

Si seguimos aplicando las mismas fórmulas no vamos a tener un resultado diferente. Esos parches improvisados han dejado escuelas empobrecidas y universidades decadentes, con tasas de egresados que son las más bajas de América latina.

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
11 mayo 2016 3 11 /05 /mayo /2016 18:03
 El 43% de los adultos que deciden terminar el primario en escuelas públicas en la Ciudad de Buenos Aires son extranjeros. El dato lo arroja el Ministerio de Educación porteño y sostiene que la mayoría de ellos vienen de países limítrofes y lo hacen por la facilidad que implican los planes de estudio en el país.

"Para los extranjeros el estudio es una herramienta de crecimiento. Además hay muchos que no hablan español o buscan superarse, por eso eligen capacitarse en la Argentina", ejemplificó la ministra porteña de la cartera educativa, Soledad Acuña

Las comunas 1, 7 y 8 -los barrios de Villa Soldati, Villa Riachuelo, Lugano, Flores y Retiro- son las que presentan mayor tasa de estudiantes extranjeros, lo cual se relaciona con la cantidad de asentamientos en la zona. 

Según los datos oficiales, un 11% de los alumnos primarios son extranjeros, mientras que esa cifra ascienda al 14,7% en el secundario. "La mayoría de los extranjeros, cuando llegan al país nacionalizan a sus hijos de forma muy rápida. Ahora, si tomamos el número de niños con padres extranjeros esa cifra sería mucho mayor", detalló Acuña.

En lo que respecta a números, la ministra porteña sostuvo que "en la escuela secundaria un 14% de los alumnos abandona sin terminar los estudios", una tasa muy alta para la Capital Federal, que se acrecienta justamente en la zona sur de la Ciudad. 

Para combatir esta problemática, que por ahora es difícil de revertir desde la Ciudad, se trabaja tanto con los docentes como con los padres de los alumnos. "Hay capacitaciones obligatorias constantes y otras que no lo son en base a las necesidades que se vislumbran en las aulas. Los principales temas a tratar hoy apuntan a las metodologías para enseñar matemática y a la comprensión lectora". Es que según datos que manejan desde el Ministerio de Educación nacional, el 50% de los alumnos que termina el secundario no comprende lo que lee. 

"Hay que reforzar la enseñanza en los niveles iniciales, es por eso que estamos incorporando en 1° y 2° un segundo docente que esté especialmente enfocado en la lectura y escritura de los primeros años".

Otro de los principales problemas que afronta la escuela pública en la Ciudad de Buenos Aires son las clásicas tomas que año tras año llevan adelante los alumnos porteños. Acuña, en su primer año al mando de la cartera educativa, parece estar preparada para lo que viene. "El 50% de los edificios tienen más de 100 años, es complejo el mantenimiento. Sin embargo, este año dentro del presupuesto hay un monto mayor destinado a la infraestructura. El año que viene contaremos con siete nuevas escuelas y en los próximos cuatro año ese número se incrementará a 30", sostuvo.
 
 
 
 
ambito.com
Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
11 mayo 2016 3 11 /05 /mayo /2016 15:27

El motivo de esta situación data de hace dos meses ya que no se desarrollan las clases de forma normal por inconvenientes de infraestructura que derivan, por ejemplo, en falta de luz y goteras en las aulas.

Piden a padres que les den deberes a sus hijos

La Escuela Primaria 59 José Gabriel del Rosario Brochero de Bosques atraviesa una "situación horrible", según denuncian los padres de los alumnos. Es que, desde hace dos meses que no se desarrollan las clases de forma normal por inconvenientes de infraestructura que derivan, por ejemplo, en falta de luz y goteras en las aulas, algo que lleva a afrontar los itinerarios en el comedor.
 
A tal magnitud es el drama que los directivos hasta promovieron la idea de que "los papás les den ejercicios a los chicos en las casas". Así lo señaló Bárbara, madre de uno de los niños que asiste al establecimiento educativo.
 
Frente a ese panorama, se decidió juntar firmas y presentar una nota en el Consejo Escolar, institución de la que aguardan respuestas para encontrarle cauce al conflicto.
 
"Primero no hubo clases por paro de auxiliares. Después, porque dijeron que los baños estaban mal. Propusimos limpiarlos nosotros pero remarcaron que no", aclaró la mujer.
 
Por lo pronto, hace unas semanas que en la escuela optaron por brindar clases sólo en el lapso de 10 a 12, pero, como resalta la vecina que indican los directivos, "bajo la responsabilidad de los padres". 
"Es una situación bastante fea la que se está viviendo, y pedimos una explicación pero nos dicen que ya se va a solucionar. Una como madre quiere lo mejor para sus hijos", afirmó. Y detalló que en el escrito que se va a presentar como reclamo se señala que "uno de los derechos más importantes es que los chicos estudien". 
 
A su vez, los padres también piensan propiciar las vías legales para encontrar respuestas
 
diariopopular.com
Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo