Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
9 septiembre 2017 6 09 /09 /septiembre /2017 20:50

“No tenemos vacantes”, “Esta no es una escuela para su hijo”, “En esta escuela trabajamos con una media, los chicos tienen que estar dentro de cierto rango”, “Papis, si no les gusta o no están de acuerdo con el reglamento, pueden buscar otra escuela”, “Nos reservamos el derecho de admisión”, “No le vamos a renovar la matrícula”, “Somos una escuela integradora, pero ya tenemos cubierto el cupo de chicos integrados”. La lista podría seguir, pero esas son solo algunas de las frases que suelen escuchar los padres de chicos que tienen alguna discapacidad o dificultad y que quieren hacer valer el derecho a la educación, que en la Argentina está amparado por la Constitución y ningún establecimiento educativo (aunque sea de gestión privada) debería poder negarse a recibir a algún niño por presentar alguna discapacidad.

Mirá también

El chico con Asperger volvió al colegio y cursará sólo dos materias con sus amigos

El caso del chico con síndrome de Asperger que fue cambiado de curso en una escuela de Merlo y un grupo de madres festejó en el WhatsApp su salida, corrió el velo sobre algo que sucede en muchísimas escuelas y que a diario deben sufrir los chicos (y familias) que tienen alguna condición particular. Pero también es cierto que en los últimos años se ha avanzado mucho en materia de integración escolar –que no es lo mismo que inclusión- y hoy hay algunas escuelas que tienen entre sus alumnos a chicos con diferentes condiciones.

Según datos de la Secretaría de Gestión Educativa de la Nación, en la Argentina unos 77 mil alumnos con discapacidad están integrados en escuelas comunes. Mientras que otros 124 mil asisten a escuelas de educación especial, lo que evidencia que aún queda un largo camino por recorrer en materia de inclusión.

De todos modos, muchos de esos 124 mil tienen discapacidades severas y, de un modo u otro, estos pueden ser casos más difíciles de integrar.

“Para hablar de inclusión debería haber un cambio en el sistema educativo y eso significaría que la escuela recibiera a todos los chicos, sin distinción. En la mayoría de los casos que tenemos en la Argentina lo que se da es una integración, esto quiere decir que se hace un esfuerzo para que el chico encaje. Uno intenta incidir en la escuela para que sea lo más inclusiva posible y no tan integradora”, afirma Elena Dal Bó, presidenta de la Asociación Azul de La Plata, miembro del Grupo Art. 24 y miembro del Consejo Inclusión Internacional.

Mirá también

"¿Las madres pueden hacer que me echen del colegio?": el miedo de un chico con Asperger

Dal Bó explica qué se necesita para que una escuela sea receptiva y aloje a los chicos con discapacidad. “Primero se necesitan directivos y dueños o representantes legales de las escuelas que tengan un fuerte liderazgo y que estén comprometidos con la inclusión, aunque sólo puedan hacer integración. Cuando sucede eso, ese mensaje baja más fácilmente a los maestros y facilita la tarea”, añade Dal Bó, que tiene un hijo de 26 años que nació con una discapacidad muy compleja que limita mucho sus movimientos y no puede hablar. “Hasta los 8 años mi hijo fue rechazado de todo tipo de escolaridad. Ni siquiera lo admitía la escuela especial. Me tuve que capacitar yo en el exterior para poder educarlo”, cuenta. Elena trajo del exterior un sistema para que Juan se pudiera comunicar. Así logró que ingresara en una escuela común y que hoy pueda ser estudiante universitario.

A la hora de hablar de integración escolar, el sistema es diferente para escuelas públicas o privadas. En las escuelas públicas la inscripción es abierta, y no hay restricciones. Una vez que el niño está escolarizado, se evalúa si necesita algún apoyo, que lo provee el Estado. Y en determinados casos, el Equipo de Orientación Escolar puede recomendar la educación especial. “La escuela es abierta. No hay restricciones. Después nosotros, desde el Ministerio debemos ocuparnos de que todos los alumnos estén bien, y que aprendan. No hay recetas mágicas, se trabaja caso por caso, cuerpo a cuerpo a través del trabajo específico con cada situación particular”, afirma a Clarín Geraldine Kahan, directora general de Educación de Gestión Estatal del Ministerio de Educación de la Ciudad. “La inclusión educativa es un tema prioritario. Que todos los chicos aprendan todo lo que pueden y respetar los tiempos de aprendizaje, los ritmos de cada uno”, añade.

Mirá también

El colegio de Merlo ofreció una solución "a medias" para el chico con Asperger

En las escuelas privadas, aunque en teoría no deberían poner condiciones para el ingreso, la situación en la práctica es diferente. El primer obstáculo –no menor- es encontrar una institución que esté dispuesta a aceptar a un niño con una dificultad. En caso de que el niño necesite de una maestra integradora o APND (Acompañante Personal No Docente), este es un profesional independiente que factura y cobra a través de la familia por la obra social o prepaga en el marco de la ley 24.901 un arancel que está nomenclado. Para que la prepaga cubra este servicio, el niño debe contar con un certificado de discapacidad.

“Esa maestra o personal de apoyo tiene que tener ciertas características y habilidades. Nos faltan profesionales, también faltan capacitaciones. Hay escuelas que ponen cupos, otras que no son integradoras. Las escuelas de gestión privada dicen, como si se tratara de un boliche: ‘me reservo el derecho de admisión’. No, esto es un servicio público. Es de gestión privada, pero es un servicio público. Falta concientización”, explica Gustavo Dubniki, coordinador del área de Integración Escolar de APADEA.

Candelaria Figueirido tiene 19 años y en noviembre del año pasado egresó del colegio San Carlos Diálogos de Olivos. Candelaria nació con la sustancia blanca alterada en su cabeza. Un caso muy raro. “El neurólogo que dio con el diagnóstico, cuando tenía un año y medio, nos dijo: ‘debería ser un vegetal’. En su caso no es degenerativo. La única indicación fue estimularla”, cuenta Silvina Rodríguez, su mamá. Cande siempre cursó en escuela común. Hizo permanencia en sala de 5. Y la primaria, como el colegio al que asistía no permitía integradora, tuvo apoyo toda la primaria con psicopedagoga dos veces por semana. Pero a la hora de buscar un secundario, empezó el derrotero. “Habremos ido a 10 o 12 colegios, todos con integración. Nos decían que no hay cupo, que no hacían integración en secundaria con chicos que vienen de otro colegio, todo tipo de excusas. Estábamos desesperados”, recuerda Silvina. Hasta que encontraron el colegio San Carlos, donde “ya desde el primer llamado telefónico el director de secundaria me escuchó todo el relato y me dio una entrevista con la psicopedagoga. Candelaria cursó ahí sus cinco años de secundario, con integradora, por supuesto con ciertas dificultades, pero con un grupo de chicos que la sostuvieron todos estos años”, agrega la mamá. “Cande todavía va, cada tanto, a dar charlas al colegio sobre distintas temáticas para los chicos que tienen integración”, añade.

Giano Alfie tiene 12 años y asiste a sexto grado de un colegio privado del barrio porteño de Colegiales. Nació con hidrocefalia, que le produce alguna dificultad motriz. “Ya pasó por cuatro colegios. El año pasado, por ejemplo, se pasó todo el año sentado solo adelante, al lado del maestro. No lo querían sentar con sus compañeros”, cuenta Valeria Alfie, su mamá. “He llegado a escuchar cosas tremendas, como ‘por qué no me avisaste que era así, si sabía, no lo aceptaba’. Lamentablemente, en muchos lugares pasa que según lo que diga el diagnóstico es el trato que va a recibir. Quieren que sean todos iguales, y eso es imposible”, agrega. Giano hoy está con integradora y su mamá lo vive en cierta medida como “una buena solución” para que haya alguien adentro del colegio viendo de cerca cómo lo alojan, cómo le adaptan el material. A pesar de todo esto, Valeria asegura que “los colegios no están preparados para alojar la diferencia. Ahora Giano está en un colegio más alojador, que tiene la intención de ser integrador. Por supuesto hay veces que las cosas no salen bien, pero es un trabajo diario, una construcción que se tiene que ir armando”. Otro tema es la convivencia con el grupo. “Lo del chat del colegio de Merlo me pasa todo el tiempo. Es un camino muy solitario y muy difícil”, se sincera

Lucas tiene 8 años y desde los tres años va al mismo colegio, privado, en la zona norte del Conurbano bonaerense. Su mamá, Julia, describe a la institución como un colegio que no es conocido por tener una política integradora, pero que se ha aggiornado bastante en el último tiempo. Lucas tiene síndrome de Asperger y está en 3° grado. Hasta el momento no tuvo nunca maestra integradora. Su síndrome, como suele suceder en estos casos, se manifiesta en la interacción social. “Entiendo que no es fácil tener un chico así en la clase. Algunas veces está abstraído y otras está molesto. En general tiene menos registro del otro y le falta picardía”, cuenta Julia. Y trae a cuento una anécdota, que describe a la perfección el síndrome: “Un día vino la maestra a decirme que había contado 10 veces un chiste. El no entiende que la segunda vez ya no causa gracia, mucho menos 10. Pero bueno, él también quiere pertenecer, integrarse”.

“Los chicos con Asperger no siempre necesitan integración. Pero cuando los directivos ven un certificado, y no tienen idea de lo que es, creen que tiene que haber sí o sí un acompañante. Eso, a veces empeora la situación en lugar de mejorarla, no por la integradora en sí, si no porque puede estigmatizar al chico, quedar marcado dentro del aula”, opina Rodolfo Geloso, presidente de la Asociación Argentina de Asperger. Sobre los procesos de integración de los chicos en las escuelas, Geloso entiende a la integración como “un parche en el sistema para darle cabida a los chicos, pero estamos en proceso de inclusión. En las leyes ya está, pero no está aplicado en la práctica. Los docentes tienen que capacitarse, pero principalmente tienen que tener una mente abierta”, concluye.

Mirá también

Seis de cada 10 chicos con discapacidad aún estudian en escuelas especiales

 

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
9 septiembre 2017 6 09 /09 /septiembre /2017 20:45

El anuncio de una reforma histórica en la educación secundaria desató una ola de tomas de colegios que, en plena época electoral, se agrava cada día un poco más, como en un "efecto dominó". Los primeros casos se presentaron desde el 29 de agosto y este fin de semana, con tres nuevos casos sumados en las últimas horas, ya se cuentan al menos 17 establecimientos ocupados por estudiantes. Situación que intentará destrabarse, en los próximos días, en una serie de reuniones.

"Ante el agravamiento del problema, lo que propusimos fue crear un ámbito de mediación donde se puedan escuchar las propuestas de los alumnos, los padres, docentes, especialistas y todos los interesados para intentar que puedan escucharse, acercar sus posiciones y destrabar el conflicto", contó Alejandro Amor, el defensor del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

Mirá también

Preocupación en escuelas porteñas por la reforma en la secundaria

"El Ministerio de Educación porteño -precisó- aceptó este viernes la propuesta. Y también la mayoría de los grupos que están liderando las tomas, quienes se comprometieron a asistir a una reunión el martes a las 14 en la Defensoría para exponer sus reclamos."

El compromiso lo obtuvieron enviados del organismo que recorrieron las escuelas tomadas entre el viernes por la noche y el sábado. Los edificios, cuentan, quedaron controlados por grupos de estudiantes y por algunos adultos a quienes identificaron como "padres y madres de esos chicos". "Por ahora no detectamos la presencia de otros mayores", agregaron, respecto las versiones sobre que podría haber gremialistas y enviados de partidos políticos opositores involucrados en las tomas.

Mirá también

Ciudad: todos los alumnos de la secundaria deberán trabajar en el último año

Las instituciones de la Ciudad que tuvieron tomas fueron hasta ahora la Escuela de Bellas Artes Manuel Belgrano, el Normal 1 Roque Sáenz Peña, el Liceo 9 Santiago Derqui, la Escuela 15 Antonio Devoto, la 8 Julio A. Roca, la de Bellas Artes Rogelio Yrurtia, la Técnica 33 Plumerillo, el Comercial 7 Manuel Belgrano, el Normal 2 Mariano Acosta, la Escuela 1 Julio Cortázar, la Escuela 3 Osvaldo Pugliese (conocida como "Padilla"), el Lenguas Vivas Juan Ramón Fernández, la Técnica 6 Fernando Fader, la Escuela 1 Rodolfo Walsh y la de música Juan Pedro Esnaola, que se sumó el viernes.

Aunque dependen de la UBA y no están afectados por los cambios, también el Carlos Pellegrini y el Nacional de Buenos Aires fueron tomados por grupos de estudiantes en solidaridad con el resto y en reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado.

Mirá también

Nueva secundaria: habrá menos materias tradicionales y más contenidos aplicados

La reforma prevista por la cartera educativa porteña, en sintonía con la nacional y el Consejo Federal, cambia los planes de estudio y la forma de dar clases, destinando la mayor parte del tiempo al "trabajo autónomo y colaborativo" de los alumnos. También habrá prácticas laborales obligatorias, el punto más rechazado por los centros de estudiantes, que consideran a las pasantías como "trabajar gratis". Para los alumnos que están en las tomas, todo esto conduce a un “modelo educativo contrario a la escuela pública y a los intereses de los estudiantes”.

En Ministerio de Educación porteño, por su parte, sostienen que el nuevo esquema es para adaptar la escuela media a los nuevos tiempos y combatir la deserción. Resolvieron también que en diciembre se sumarán un día de clase extra por cada uno que se haya perdido, "lo cual acortará los periodos de recuperación y de preparación para los exámenes".

 

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
9 septiembre 2017 6 09 /09 /septiembre /2017 10:34

La directora, cuatro maestras del turno tarde y dos de apoyo de la Escuela Primaria Nº 55 radicaron denuncias por “amenazas de muerte” de parte de un padre. Lo hicieron el jueves en la Comisaría 5º. El caso quedó a cargo del fiscal Marcelo Martini, de la UFI 3, y dio inicio a una causa penal en el juzgado de Guillermo Atencio. El hombre, a su vez, sostuvo que al chico lo golpean otros alumnos y responsabilizó al personal de la institución.

Las siete docentes, que sufrieron descompensaciones -como picos de presión de 24 de máxima- y ataques de nervios, ingresaron en el régimen de ART, por lo cual, en una situación inédita, más aún para el establecimiento de 62 entre 27 y 28 que es considerado “modelo” en materia de integración en la provincia de Buenos Aires, cuando el martes se reanude la actividad escolar “ninguna estará presente a causa de licencias médicas”.

En tanto, la jefa distrital de inspectores de la dirección general de Educación bonaerense, Silvia Caldarelli, contó que en la víspera se inició la “investigación preliminar” sobre lo ocurrido.

“CUIDAR AL DOCENTE Y AL NIÑO”

La funcionaria subrayó: “Para nosotros, primero está el cuidado de los docentes y los niños; las situaciones de violencia nada tienen que ver con nuestro quehacer profesional, con la vida escolar. Luego, estamos a total disposición de la Justicia; la investigación que iniciamos es insumo para el avance de las actuaciones judiciales. Finalmente, hemos puesto y continuaremos poniendo todos nuestros recursos humanos para generar un fuerte acompañamiento a la comunidad educativa”.

En ese contexto, Caldarelli detalló que ayer, tras haberse decidido la suspensión de clases, se hicieron presentes en la Primaria 55 “la subdirectora provincial de Psicología, una asesora de la jefatura distrital, la inspectora de psicología de la escuela, y la inspectora que se encarga de realizar la investigación preliminar”.

“Una docente amenazada que presenta una denuncia, para nosotros es un estallido. A partir de allí comenzamos a verificar los sucesos previos. ¿Qué pudo ocurrir para que aparezca semejante situación? Eso sí -enfatizó-, siempre en la línea del cuidado del docente y los niños”, reiteró.

Después comentó que el padre en cuestión se presentó en la víspera en la subsecretaría de Educación de la Provincia, donde se lo recibió e invitó a ir a la escuela para hablar con todo el personal que se encontraba trabajando en el caso. Y fue. El contenido de la charla formará parte del informe que Educación pondrá a disposición de la Justicia.

“UNA POR UNA”

Fuentes de la comunidad escolar, quienes no quisieron dar sus nombres “por temor” y porque existe una causa penal en curso, indicaron que “ya el jueves de la otra semana este señor amenazó de muerte a la directora. Y ahora, a la salida del turno tarde, reiteró la amenaza a ella y la hizo extensiva a todas las maestras que estaban en la puerta del colegio, las cuatro del turno tarde y las dos de apoyo”.

Afirmaron que “hasta el jueves de la semana pasada nunca se había dado una situación violenta. Algo ocurrió, porque de buenas a primeras le dijo a la directora que al chico le pegaban y que la hacía responsable de lo que pudiese pasarle. Ayer, el niño tenía un moretón (que nadie supo decir si se lo hizo jugando, en alguna pelea o si ya lo traía de la casa). Allí estalló. Le dijo a la directora que ella sería la primera, y que luego mataría a las maestras una por una”.

La dirección del establecimiento llamó al SAME “para verificar la gravedad del moretón, y también a la policía. Llegó la local y la bonaerense. Fue una situación dantesca, en una escuela donde hay 468 alumnos y 25 integrados, por lo que estamos acostumbrados a trabajar de un modo que está en las antípodas de situaciones violentas”, puntualizaron.

El padre del menor, Gonzalo Pocino, en su denuncia ante la policía dijo que el jueves a las 17 se presentó en la escuela para retirar a su hijo, quien al salir le manifestó que lo habían golpeado. “Tenía una mancha roja similar a sangre en el guardapolvo. La maestra, Cecilia, le dijo ‘no es así, como él lo cuenta; lleveló papá, estamos trabajando en eso, después vamos a hablar’”, consta en el acta de la Comisaría 5º.

Luego afirma que le pidió a la docente que “haga un acta y que llame a la ambulancia”, y que en ese momento “apareció la directora, a la que identificó como Alejandra Calabrese, quien dijo: ‘vos sos un mentiroso, para qué le mentís a tu papá, llévense a este mentiroso de acá’”.

Y después, dirigiéndose al padre, y según se lee en la denuncia, habría dicho “te voy a hacer sacar al nene, vos no sabés de lo que soy capaz”.

Todo el personal escolar consultado negó enfáticamente que el niño tuviese “sangre en su guardapolvo”, confirmaron que llamaron al SAME para que verifique el moretón (de lo cual quedó constancia, pero no de su origen) y que “en ningún momento las docentes hablaron en esos términos”.

 

eldia.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
9 septiembre 2017 6 09 /09 /septiembre /2017 10:31

Un docente de una escuela pública de Fiambalá, en el oeste de Catamarca, fue denunciado ante la justicia por haberle pegado con un cinturón a un alumno en horario escolar, y se espera para hoy la intervención de funcionario educativos provinciales que arribarán a la localidad para tomar contacto con las autoridades del establecimiento, informaron hoy fuentes oficiales.

La denuncia fue radicada por familiares del niño en el juzgado de Instrucción de la Quinta Circunscripción con asiento en la ciudad de Tinogasta, a unos 280 kilómetros al oeste de la capital provincial.

El hecho, que tomó estado público en las últimas horas, ocurrió el jueves en una escuela pública de Fiambalá, donde un maestro de grado le habría pegado un 'cintazo' a un alumno con el argumento de un presunto mal comportamiento.

A raíz de lo ocurrido, el niño tuvo una crisis de nervios, fue asistido por sus compañeros que dieron aviso a los familiares, quieren denunciaron la agresión. La institución escolar no dio a conocer ninguna información, aunque trascendió por fuentes oficiales que intervino la justicia de Tinogasta.

Autoridades educativas provinciales arribarán hoy a Fiambalá para mantener reuniones con el docente, el alumno y sus familiares.

Agencia DyN

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
8 septiembre 2017 5 08 /09 /septiembre /2017 19:39

En la "Secundaria del Futuro" que se lanzará en CABA el año próximo, quinto año es el nivel que experimentará mayores cambios. La ministro de Educación de CABA, Soledad Acuña, explicó detalles del día a día de un alumno del último año de la escuela media, tal como se propone en la reforma.

"El último año es concebido como una etapa de transición, el cierre de un ciclo para empezar otro en el mundo universitario o superior no universitario o en el mundo del trabajo, el que cada uno de los chicos elija y de acuerdo con las orientaciones que hayan cursado en sus escuelas", explica Acuña en exclusiva para LA NACION.

Habrá dos cuatrimestres en el año. El alumno irá a la escuela normalmente y seguirá trabajando con las nuevas modalidades, con las guías, con los proyectos, en equipo, más autónomamente. En el segundo cuatrimestre es cuando empezarán las "prácticas educativas" que tendrán un perfil distinto según la orientación curricular de cada escuela. "Se parecen mucho a las prácticas profesionalizantes que existen en la escuela técnica", explica la ministro.

Habrá prácticas educativas en el estado, en organizaciones sociales, en ámbitos privados, entre otros. "Serán espacios educativos y no laborales, por eso se distingue de una pasantía o de un trabajo o práctica rentada -se preocupa en aclarar-. Esas prácticas van a tener un diseño propio desde cada colegio para definir las actividades y objetivo. Además, cada alumno va a estar acompañado en el lugar donde desarrolle la práctica por un tutor. No se trata de que el alumno va a practicar algo sino que va a perseguir un objetivo educativo específico relacionado con el proceso de aprendizaje anterior".

El segundo cuatrimestre es el de las práctica educativas, que no se hará fuera del horario de clase. Los alumnos, en lugar de ir a la escuela, irán directamente al lugar donde tienen que hacer la práctica. Un día por semana volverán a la escuela para hacer un seguimiento en el espacio de acompañamiento de los tutores colectivos de cada curso.

Dice Acuña: "Será una dinámica distinta a lo que es hoy. No será 'entro a las 8 de la mañana, tengo mis distintos módulos de clase, viene un profesor va cambiando, me quedo en el aula'. Habrá mucha más movilidad. El ritmo se tiene que ver y sentir distinto dentro de la escuela. Van a pasar cosas distintas en la vida de la escuela, desde cómo se circula, cómo se trabaja, con quién me interrelaciono, cómo trabajan los docentes entre ellos y la figura del tutor que es fundamental en todo este proceso"

 

lanacion.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
8 septiembre 2017 5 08 /09 /septiembre /2017 19:35

Con la resistencia del principal gremio docente de CABA, UTE, y de buena parte de los centros de estudiantes de escuela secundaria, el ministerio de Educación de la ciudad intenta avanzar con la reforma hacia la escuela secundaria del futuro. Hoy, precisamente, los estudiantes marchar para expresar su rechazo y los gremios apoyan la resistencia.

"El gremio está en elecciones, el que tiene mayor cantidad de afiliados", dice la ministro de Educación de CABA cuando llega una pregunta central para el éxito de cualquier reforma educativa: la resistencia de los gremios. Acuña se refiere a UTE, el principal gremio docente de CABA. Según la ministro, otros gremios docentes porteños están de acuerdo: "De hecho a habido un comunicado de Amet diciendo que desde que comunicamos que no queda ningún docente sin trabajo; ellos están abiertos". Sobre las resistencias gremios y alumnos organizados en los centros de estudiantes también habló Acuña.

-Los estudiantes se quejan de que nunca los consultaron. ¿Deberían consultarlos?

-El año pasado todos los lunes durante todo el año, de 3 a 5 de la tarde, tuve reunión con centros de estudiantes. Me junté con todos los centros de estudiantes y con algunos más de una vez para hablar de su agenda. Uno de los grandes problemas de los centros de estudiantes es que tienen la agenda adulta. Muchos de los planteos que me hacían eran los mismo que me hacían los sindicatos. Nos llevó tiempo encontrar la dinámica hasta que los chicos se dieron cuenta de que era un espacio para hablar de ellos y de los que les preocupaba de la escuela porque al principio venían seteados con una agenda adulta. Fue el espacio para escucharlo sobre qué les preocupa, que los ocupa, qué está pasando en la escuela. Fuimos sacando diagnóstico de todas las situaciones que a los adolescentes les preocupaban. Ese fue el momento de consulta no acerca de si hay que reformar la secundaria específicamente sino en otro marco: vos como joven, cómo vivís la escuela, cómo te gustaría que sea, qué pasa con tu familia y la escuela, qué pasa con los docentes, con tu familia adentro de la escuela. En relación a la reforma, fuimos muy responsables y respetuosos del sistema y primero quisimos presentársela al sistema, a todos los rectores de todos los colegios secundarios. Ya hablamos con todos los supervisore,s los rectores y ahora estamos empezando a encontrarnos con los centors para contarles de qué se trata.

-¿Cómo se dialoga con los adolescentes, tan decididos en sus opiniones, para lograr instalar una reforma resistida en principio?

-Hay otro montón de adolescentes que no hablan y se reúnen en otros lugares y también expresan su opinión. En el caso de los centros de estudiantes, la Central de Base de estudiantes votó un plan de lucha por la ley de Educación Sexual Integral, por la violencia de género y por solidaridad con las escuelas que aplican la reforma sin información alguna. ¿Cómo se trabaja con ellos? Desde el dialogo. Los chicos no tienen información y se dialoga manteniendo las relaciones que corresponde: nosotros somos adultos y tenemos la responsabilidad respecto al formato y somos los que estudiamos y nos preparamos para definir algunas cuestiones. Podemos escuchar sus demandas y preocupaciones y sus propuestas pero siempre desde nuestro rol de adulto y ellos son adolescentes y jóvenes que manifiestan sus problemas, necesidades e inquietudes. Llevamos adelante el diálogo desde el respeto, marcando los roles de cada uno, que no son jerarquías sino roles, llevamos adelante el dialogo.

-¿Es mas fácil el dialogo con el centro de estudiantes que con los gremios?

-El sistema educativo en general es rígido, es una estructura que está igual desde el siglo XIX. Se fueron cambiando algunas estructuras adentro pero el formato general, donde estaba claro el rol del docente, el rol del estudiante y el para qué de la educación, viene del siglo XIX. Hoy queremos remarcar que en honor a Sarmiento, en honor a todos los que en el siglo XIX fueron innovadores y revolucionarios y crearon ese sistema, tenemos que volver a pensar la escuela desde ese lugar desde el que los estudiantes hoy nos están demandando que nos paremos. Tenemos que estar a la altura de la demanda de los pibes de hoy. Esa transformación es enorme y genera temor en todos los actores del sistema, padres, docentes, chicos, directivos y gremios. Como en toda organización que y sobre todo en una institución educativa que no tiende a tener cambios, va a haber resistencia. Pero estamos convencidos de que hay que llevar adelante una reforma de la escuela secundaria. Hay que transitar hacia ella dando información, manteniendo el diálogo abierto, juntándonos quichicientas mil veces.

 

lanacion.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
8 septiembre 2017 5 08 /09 /septiembre /2017 19:31

Cuatrocientos docentes de escuelas públicas de todo el país viajarán a universidades estadounidenses como becarios, para realizar cursos de formación docente. Esto se da en el marco del convenio que el Ministerio de Educación de la Nación suscribió con la Comisión Fulbright para el Intercambio Educacional entre los Estados Unidos de América y la Argentina.

La mitad de los docentes de nivel inicial, primario, secundario y de Institutos de Formación Docente participarán de una jornada de orientación esta tarde en el Salón Alfredo Bravo del Palacio Sarmiento (Montevideo 950). En tanto, el martes 12 se realizará otra jornada con los docentes restantes.

"Dentro de las distintas becas que tenemos, nuestra apuesta más fuerte es a docentes, directivos y supervisores del sistema educativo público nacional del nivel inicial, primario y secundario", dijo Francisco Miguens, Director Nacional de Cooperación Internacional a LA NACION.

"Lo que se busca es experiencias innovadoras en el aspecto pedagógico, de liderazgo educativo, en la relación con los alumnos y la gestión institucional. Generalmente, el docente que estuvo muchos años termina siendo reconocido y termina siendo directivo, y no suele tener capacitaciones para estos cargos", agregó.

Los docentes estarán tres semanas en Estados Unidos, donde compartirán la experiencia en grupo con pares de todas las provincias del país, así como también con colegas estadounidenses. El primer grupo viajará el próximo 26 de septiembre a la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA), mientras que el grupo restante se dividirá en universidades de seis estados diferentes.

"Las becas contienen un fuerte contenido teórico en las mejores universidades norteamericanas. Además, tendrán prácticas en establecimientos educativos para ver cómo se trabaja, cómo se organizan cada clase y cada escuela", explica Miguens.

Cómo aplicar

Las becas a Estados Unidos se incrementaron casi en un 400% con respecto a las que había en 2015. La intención del Gobierno es mantener una selección federal, para que puedan asistir docentes de todo el país.

La aplicación a la beca consta de tres instancias. La convocatoria se hace online para todo el país y cualquier docente puede aplicar. En segunda instancia, los ministerios de cada provincia hacen una selección, según la necesidad que tienen en cada nivel educativo. La última etapa se realiza en el ministerio de Educación nacional, en conjunto con las autoridades norteamericanas.

"El primer grupo que fue el año pasado era de 96 docentes, cuatro de cada provincia y se habían postulado más de dos mil. Para este año, se postularon casi seis mil docentes de todo el país y serán cuatrocientos los que viajen a Estados Unidos, se cuadruplicó el número de becados", indicó el Secretario de Cooperación Internacional a LA NACION.

Expandir las becas

Esta iniciativa está inscripta dentro del Programa de Becas para Intercambios Educativos con Estados Unidos, suscripto el año pasado, que respalda a más de mil becarios anuales en el desarrollo de intercambios científicos, académicos y pedagógicos. La misma reúne cinco líneas de acción: estudiantes de grado, estudiantes de posgrado, investigadores, docentes y asistentes de idioma.

La intención del Gobierno es poder diversificar los países y universidades para que haya más oportunidades por el mundo. "Tenemos acuerdos con Italia, Suiza , Francia y estamos por firmar convenio con Australia para hacer investigaciones en ese país", cuenta Miguens.

"Nuestro próximo destino es Finlandia, uno de los mejores países en cuestión educacional. Van a viajar 24 docentes, uno de cada provincia más dos acompañantes, para tener una experiencia en una de las mejores universidades del mundo. Es es el primer envío a Finlandia, una prueba piloto que, si sale bien, vamos a tratar de repetir", concluyó.

 

lanacion.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
8 septiembre 2017 5 08 /09 /septiembre /2017 19:11

La FEB participó hoy de una nueva Comisión Técnica de Condiciones Laborales para avanzar con el tema “Licencia por violencia de género”, donde los gremios venimos exigiendo desde hace tiempo, el marco normativo que le de protección a todo aquel docente víctima de esta problemática

 

Además, consideramos de suma importancia la necesidad de continuar con temas URGENTES de agenda, entre otros:

•          COBERTURA DE PRECEPTORES DE PRIMARIA;

•          DESIGNACIÓN DE EOE Y BIBLIOTECARIOS EN CADA TURNO Y EN TODOS LOS NIVELES;

•          EXTENSIÓN DE LA LICENCIA POR MATERNIDAD, PATERNIDAD Y ADOPCIÓN;

•          LICENCIA POR ACOMPAÑAMIENTO PARENTAL;

•          CARGOS PARA REUBICACIÓN LABORAL EN DOCENTES RECALIFICADOS Y CAMBIOS DE FUNCIONES;

•          EXIGIMOS CUMPLIMIENTO DEL ACUERDO PARITARIO DE EXAMEN MEDICOS PERIÓDICOS Y PREOCUPACIONALES;

•          TITULARIZACIONES;

•          COBERTURAS INMEDIATAS DE CARGOS VACANTES.

 

Asimismo, al haber detectado irregularidades en la liquidación de la primera cuota correspondiente a Material Didáctico (en cargos de personal jerárquico, cambio de funciones, etc), se pidió un informe ante la Dirección General de Escuelas, para conocer cuál fue el criterio utilizado para el pago del mismo.

 

Finalmente, se planteó la necesidad de convocatoria urgente a una reunión de Cogestión. La FEB también expuso reclamos de infraestructura escolar.

 

LA FEB JUNTO A TODOS LOS DOCENTES DE LA PROVINCIA

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
8 septiembre 2017 5 08 /09 /septiembre /2017 18:33

Por Claudia Romero

 

Por estos días formas clásicas de adoctrinamiento y propaganda acechan a las escuelas. Los panfletos didácticos sobre la situación del joven Santiago Maldonado, el catecismo obligatorio en las escuelas públicas de la provincia de Salta y los candidatos políticos haciendo campaña en las aulas, son tres hechos que sacuden, por su simultaneidad y grosería, los cimientos de la educación pública.

Los cuadernillos diseñados por la central sindical docente formatearon el discurso a introducir en jardines de infantes, primarias y secundarias del país para convencer que Santiago Maldonado, presentado como adalid de los pueblos originarios, es víctima de una “desaparición forzada”; o sea que el Estado (y el Gobierno) no sólo sería responsable directo de su desaparición sino que además niega y obstruye la investigación de la Justicia.

El material escandaliza por la estética básica del lenguaje y por enarbolar la ética de la posverdad, aquella que con el fin de modelar la opinión pública apela a las emociones, las creencias personales y descarta los hechos. “Pedofilia intelectual” lo llamó el filósofo Tomás Abraham, abuso de menores que en las aulas son víctimas de adoctrinamiento.

¿Dónde está Santiago Maldonado? es una pregunta legítima, tan legítima como ¿Por qué está muerto Alberto Nisman? Estas y otras preguntas pueden y deben resonar en escuelas, plazas y en la mesa de cada casa. Son preguntas que vuelven desde el fondo de la historia; “el pueblo quiere saber de qué se trata”. El camino, en honor a la tremenda historia argentina y los aprendizajes que ofrece, no es silenciar las preguntas sino estimular la búsqueda de respuestas válidas, fundadas en evidencias. El segundo hecho es el debate en la Corte Suprema de la Nación sobre la educación religiosa obligatoria en escuelas primarias públicas de Salta. El juicio contra el gobierno de la provincia fue iniciado por la Asociación por los Derechos Civiles en representación de madres de alumnos no católicos y llegó a la Corte.

En esa provincia los niños son expuestos, en horas de clase, a rezar, bendecir la comida y escribir en sus cuadernos oraciones de alabanzas a Jesucristo y a su madre virgen. Presenciar estas semanas el Amicus Curiae, las exposiciones de terceros ajenos al litigio a favor y en contra de sostener la enseñanza dogmática en escuelas públicas, fue por momentos un viaje a la Edad Media en la solemnidad del palacio de tribunales. Frente a los cruzados que argumentaron el derecho a imponer la fe católica en las escuelas por ser mayoritaria en la provincia y por estar avalado por la Constitución Provincial, juristas como Marcelo Alegre y Roberto Gargarella, que ya habían reclamado sobre los riesgos de discriminación cuando en 2014 se derogó el principio de educación laica que sostenía la Ley 1420, recordaron la inconstitucionalidad de tales prácticas por violar los derechos de los niños y adolescentes a la libertad de conciencia. Ahora la Corte deberá decidir si la educación pública ha de continuar siendo pública.

El tercer hecho, no por habitual, deja de ser grave. En una escuela primaria de Berisso, provincia de Buenos Aires, un candidato político que, como agravante, acaba de dejar su cargo de Ministro de Educación de la Nación, se mete en un aula en horas de clase para hacer campaña y documenta el hecho con desparpajo con la foto obscena, sonriente entre los alumnos.

La escuela debe enseñar conocimientos fundamentados garantizando un clima democrático y pluralista. Su función es socializar mediantes saberes legitimados públicamente, sin discriminación de los sujetos, sin dogmatismos en la elección de los objetos, sin autoritarismos en los métodos. Eso es lo que la distingue de una secta, de una iglesia o de un partido político.

La legitimación política, epistemológica y profesional del currículum escolar, es decir aquello que es legítimo enseñar en la escuela, depende al menos de tres criterios.

Primero de la coherencia normativa, es decir el respeto a la Constitución Nacional y a las leyes, segundo de la consistencia racional, es decir su apego al conocimiento basado en evidencias y los procedimientos de su construcción y argumentaciones para justificarlos y tercero de su especificación pedagógica, es decir la adecuación a las necesidades y posibilidades de aprendizaje. Lo que no es legítimo y más aún, lo que destruye el carácter público de los saberes que circulan en la escuela es distribuir información falsa, imponer dogmas o hacer propaganda de cualquier tipo y color, o sea practicar la “pedagogía del mal”.

La buena noticia es que para cada uno de estos hechos hubo alguna reacción social de protección a la escuela contra la “pedagogía del mal”. Habrá que fortalecer los reflejos ciudadanos para sostener el cuidado de las escuelas, porque cada una de ellas es un tesoro de la democracia.

Claudia Romero es Directora del Area de Educación de la Universidad Torcuato Di Tella

 

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
8 septiembre 2017 5 08 /09 /septiembre /2017 17:49

Si bien la ley argentina establece que las personas con discapacidad tienen derecho a una educación inclusiva, en la mayoría de los casos la realidad no se condice con la norma. Los padres de los chicos con alguna discapacidad suelen encontrarse con una barrera cuando intentan inscribir a sus hijos en la escuela.

Según un relevamiento en Argentina que realizó en 2013 el Sistema Regional de Información Educativa de los Estudiantes con Discapacidad (SIRIED) de la Unesco, del total de 141.627 estudiantes con discapacidad matriculados, unos 61.552 estaban matriculados en escuelas regulares/comunes y 80.075 lo estaban en escuelas especiales; es decir que un porcentaje del 56% no estaba incluido en el sistema regular.

De acuerdo a lo declarado en el Comité sobre los Derechos Económicos, Sociales y Culturales por ONU (1999), la educación debe tener cuatro características fundamentales e interrelacionadas: asequibilidad o disponibilidad, que supone que las instituciones educativas tienen que funcionar y estar disponibles en cantidad suficiente; accesibilidad, que implica que las escuelas deben ser accesibles física, comunicacional y económicamente a todos, sin discriminación; y la aceptación, que supone que la forma y el fondo de la educación deben ser relevantes, adecuados culturalmente y de buena calidad y, por lo tanto, ser valorados por los estudiantes y familias.

SEGREGACION Y DISCRIMINACION

A contramano de lo que suele pensarse, el Informe Temático sobre el Derecho a la Educación de las Personas con Discapacidad advierte que separar a las personas con discapacidad en escuelas especiales es segregatorio y, por tanto, un acto de discriminación que no respeta el derecho a la educación inclusiva.

Lo cierto es que en Argentina las personas con discapacidad enfrentan múltiples dificultades para ingresar al sistema educativo común. Desde el área de Discapacidad y Derechos Humanos de ACIJ (Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia), cuentan que con frecuencia, las negativas de matriculación se fundan en la imposibilidad de los niños con discapacidad para cumplir con las exigencias de las instituciones, la falta de recursos para llevar a cabo un proceso de inclusión o el “cumplimiento de un cupo por discapacidad”. En ocasiones, la negativa –que rara vez es documentada y justificada por escrito– se produce después de haber solicitado a las familias diversos estudios médicos, los cuales se consideran no solo suficientes sino, también, imprescindibles para determinar si el niño puede o no ingresar a un determinado establecimiento. “Estas conductas configuran actos de discriminación por motivos de discapacidad”.

El artículo 2 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad define “discriminación por motivos de discapacidad” como “cualquier distinción, exclusión o restricción por motivos de discapacidad que tenga el propósito o el efecto de obstaculizar o dejar sin efecto el reconocimiento, goce o ejercicio, en igualdad de condiciones, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales en los ámbitos político, económico, social, cultural, civil o de otro tipo. Incluye todas las formas de discriminación, entre ellas, la denegación de ajustes razonables”.

Esto implica que está prohibida toda práctica que excluya a un alumno con discapacidad con fundamento en su supuesta imposibilidad para abordar los contenidos o la falta de recursos para llevar a cabo un proceso de inclusión. El derecho a la educación inclusiva debe ser asegurado no solo por las escuelas públicas, sino también por las privadas. “En el caso de que éstas no permitan el ingreso de un niño fundándose en su discapacidad, el Estado deberá intervenir para poner fin a esa práctica discriminatoria pues es el último garante de este derecho”, afirman en el informe de ACIJ.

En el mismo sentido, desde ACIJ explican que una escuela no puede negarse a incorporar a un niño o adolescente invocando el cumplimiento del “cupo por discapacidad”, ya que prever que solo puede haber una determinada cantidad de alumnos con discapacidad por aula o por año es una forma más de discriminar”.

De igual modo, afirman que tampoco una familia puede ser obligada por una escuela o por algún organismo del sistema educativo a enviar a su hijo a una escuela especial: la educación inclusiva es un derecho, no una decisión de las escuelas ni del Estado.

“Es mucho más sencillo de lo que parece, sucede que en nuestra sociedad existe lo que se llama discriminación, y cada vez cuesta más luchar contra ella”, plantea Rosa María Boffa, directora de Nexo, que es una asociación civil sin fines de lucro que nuclea a familiares de niños y niñas con TEA (Trastornos del Espectro Autista) y con TDH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad), y agrega: “En diciembre del año pasado hubo una resolución que fue firmada por la mayoría de las provincias que establece la obligatoriedad de que establecimientos comunes acepten a personas con discapacidad. Pero esta resolución no está siendo divulgada como debería”.

EL ENTORNO NORMALIZADOR

Rosa María remarca la importancia de que los chicos con alguna discapacidad asistan a una escuela común: “Los chicos ahi tienen un entorno normalizador. Y además no hay escuelas para rubios, o para morochos... El tener una discapacidad es una condición. Lo de la escuela especial termina siendo un gueto. Es importante que se integren a los juegos, a la clase de música, que en las materias hagan lo que puedan... Lo más importante es la convivencia”.

A raíz de lo que sucedió recientemente en el 4º grado de la escuela primaria en el Colegio San Antonio de Padua, de Merlo (donde los padres de los alumnos festejaron que las autoridades del colegio hayan decidido cambiar de curso a un chico con Asperger) las dificultades de integración que suelen padecer los chicos con alguna discapacidad volvió a ponerse sobre el tapete.

“La escuela es un ámbito de integración, de igualdad, y compartir un espacio con un chico que integrás también es un proceso de aprendizaje para todos los chicos del curso”, afirma Alejandro Garay, del área de educación de la Defensoría del Pueblo de la Provincia.

En el mismo sentido, Mónica Bornia, coordinadora del equipo de conflictos en el ámbito escolar de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires, sostiene: “Los padres de los chicos educan y les trasmiten valores, entonces, si los padres discriminan, qué se puede esperar de los chicos. Hay padres que solo ven el desempeño y la trayectoria académica de sus hijos, no se dan cuenta de que hay valores más importantes para la sociedad”.

 

eldia.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo