Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
16 septiembre 2016 5 16 /09 /septiembre /2016 13:12

En Argentina, las chicas terminan más el secundario que los varones. Esto es: 7 de cada 10 chicas que estudia, se recibe. Entre ellos, 5 de cada 10. El dato surge del informe anual de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), difundido ayer. El trabajo muestra incluso, que más mujeres que varones se gradúan en licenciaturas, obtienen un máster o terminan un doctorado. Sin embargo, señalan los especialistas consultados por Clarín, esa mayor formación aún no se ve en los puestos de mando.

La “brecha invertida” está entre las más altas de los países relevados por la OCDE. ¿A qué se debe? “Muchos varones sienten que terminar el secundario no les hace una diferencia para insertarse laboralmente, por eso abandonan y salen a trabajar antes de terminar los estudios básicos”, explica Mabel Bianco, presidenta de la Fundación para el estudio e investigación de la mujer (FEIM). “Las chicas, en cambio, son más aplicadas pero además saben que de por sí van a tener trabajos más precarios que los varones en el futuro, con menos beneficios y menos salarios. Si a eso le suman la falta de estudios están condenadas a tener trabajos más precarios”. La maternidad adolescente, sin embargo, suele sacar a muchas chicas del colegio.

Lo dijo Michelle Obama cuando vino a la Argentina y dio un discurso ante 400 chicas de secundario: les pidió que no dejen los estudios, que sólo así marcarán la diferencia. Y en otra charla destacó que las que logran terminar el secundario, tendrán salarios entre un 15 y un 25% más altos cuando sean adultas. “Es muy positivo que más chicas estudien. Está probado que cuanto más educación tienen menos mortalidad hay entre sus hijos, pueden controlar mejor la natalidad y logran más autonomía económica”, agrega Bianco.

Según el informe, cuando llegan a los estudios superiores las argentinas también alcanzan números significativos. Un 62% de las que arranca una licenciatura se recibe, lo mismo que un 58% de las que buscan un máster, y un 56% de las que prefieren un doctorado. En los tres casos el número es mayor al que en promedio alcanzan los países integrantes de la OCDE.

Sin embargo, esto aún no se ve reflejado en la participación de las mujeres en espacios de decisión, tanto en la política como en el empleo privado. “Las barreras, no tanto de acceso sino de ascenso, no están logrando ser superadas a fuerza de mayor educación”, opina Natalia Gherardi, directora del Equipo Latinamericano de Justicia y Género (ELA). “De ahí la importancia de políticas activas para promover más mujeres en lugares de decisión. Esto no es en detrimento de su capacidad sino que es una manera de hacer que la capacidad valga”.

El relevamiento también muestra que en Argentina existe un “desequilibrio” en los campos de estudio. Por cada 5 mujeres que se gradúan en Educación hay un hombre (el promedio mundial es 4 a 1). Lo mismo pasa en Humanidades (3 mujeres por cada hombre). En cambio, en Ingeniería o construcción se recibe una mujer por cada 2 hombres (en el mundo es más desparejo, con una mujer cada 3 hombres). La consecuencia es global: “Los titulados en el campo de la ingeniería ganan alrededor de 10% más, mientras que los graduados en magisterio y Educación ganan un 15% menos”, señalan.

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
16 septiembre 2016 5 16 /09 /septiembre /2016 13:09

El presidente Mauricio Macri presentó ayer el Sistema de Reconocimiento Académico de Educación Superior, que apunta a que los estudiantes puedan cambiar de carrera o de universidad sin necesidad de repetir materias, simplificando las equivalencias entre ciclos, tramos y asignaturas a partir de acuerdos entre las universidades.

Uno de los principales objetivos del sistema es favorecer la permanencia y la graduación de los alumnos, por medio de unidades de reconocimiento de trayectos formativos (RTF), similares a los “créditos” que utilizan otros sistemas universitarios como el europeo. Estos reconocimientos o equivalencias, acordados entre las instituciones, apuntan a derribar los obstáculos que se les presentan a los alumnos cuando deciden cambiar de carrera: esas trabas desalientan la graduación o, como mínimo, la demoran.

Hoy el 40% de los estudiantes universitarios de 1° año no se inscribe en 2°, según datos de la Secretaría de Políticas Universitarias (SPU). La tasa de graduación ronda el 30%: de cada 10 alumnos que ingresan al sistema, 7 no se reciben. Las carreras con mayor deserción son las ingenierías, las informáticas y las ciencias exactas.

“Cuando un alumno empieza su carrera, quizás no sabe lo que le gusta y después del primer año decide cambiarse. La idea es que cada trayecto tenga una unidad de medida, para que ese recorrido le sirva en la nueva carrera que elija”, explicó Danya Tavela, subsecretaria de Políticas Universitarias.

El sistema de reconocimiento académico busca, además, facilitar la movilidad de los estudiantes entre universidades, tanto públicas como privadas. También pretende favorecer la movilidad internacional y los intercambios con universidades de otros países.

Según sus impulsores, la iniciativa apunta a “lograr un sistema de educación superior articulado e integrado”. Hoy el sistema universitario dicta 9.385 carreras con títulos reconocidos, en 121 instituciones (entre universidades e institutos universitarios), con un total de 1.871.445 estudiantes, según los últimos datos oficiales.

En 10 días, la SPU lanzará una resolución con el marco general y abrirá una convocatoria de proyectos de articulación entre carreras o familias de carreras, invitando a las universidades a sumarse. “Ya hay 15 instituciones que manifestaron su voluntad de adherir”, anticipó Mónica Marquina, directora del programa de Calidad Universitaria. La SPU organizará un registro de convenios y dará soporte administrativo para los reconocimientos que tomarán como unidad de medida el RTF. La implementación efectiva del sistema dependerá de los acuerdos entre las universidades que elijan participar.

Tavela explicó que el objetivo es generar un “corredor educativo” que permita articular la educación terciaria no universitaria con las carreras de grado: “La idea es que a un alumno que inicie sus estudios en un instituto terciario, ya sea técnico, de formación docente o formación profesional, se le reconozca ese trayecto para que, si quiere, después pueda entrar a la universidad sin tener que empezar de cero”, una propuesta defendida también por el Instituto Nacional de Educación Tecnológica.

Desde el Ministerio de Educación esperan que la iniciativa también “impulse procesos de revisión e innovación curricular en las universidades, para superar ciertas estructuras rígidas”, señaló Marquina. Y graficó: “Hoy el reconocimiento de trayectos es más fácil fuera del país que dentro”. En la SPU aspiran a que a fines de 2017 ya haya un grupo de carreras articuladas entre las universidades que hayan decidido sumarse, y confían en que ese grupo de instituciones se vaya ensanchando a medida que avancen los acuerdos.

Alfredo Dillon

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
15 septiembre 2016 4 15 /09 /septiembre /2016 12:41

Los estudiantes de todos los niveles (primario, secundario y sus complementarios) tendrían que empezar a hacerse a la idea de que deberán hacer un esfuerzo más para completar el año lectivo.

La Cámara de Diputados le dio ayer media sanción (por unanimidad) a un proyecto que extiende en 10 días el ciclo lectivo anual mínimo: pasaría de los 180 actuales a 190 efectivos de clase para todos los establecimientos educativos.

Se trata de una iniciativa de la legisladora radical Brenda Austin, quien resaltó que el objetivo es que "la Argentina se ponga a la par de los países de la región": la mayoría tiene entre 200 y 210 días de clase.

En la previa del tratamiento de la propuesta -detalla el sitioParlamentario– la diputada por Córdoba explicó que así se "va a mitigar el impacto que muchas veces tienen los imponderables" que reducen el calendario escolar.

En los fundamentos de la iniciativa se explica que "según estudios de la Unesco, nuestro país posee uno de los calendarios escolares más cortos del mundo". Y de acuerdo con el Compendio Mundial de la Educación (2012), "ocupamos el lugar 37 entre 43 naciones".

"A nivel regional, en lo que refiere a tiempo de exposición de los niños a contenidos áulicos, la Argentina ocupa el último lugar entre los países medidos: Chile, Jamaica, México, Paraguay, Perú y Uruguay", se apunta en el texto.

Para que este proyecto se convierta en ley hay que esperar el aval del Senado, pero el apoyo unánime que recibió en Diputados es un indicador claro que preanuncia una sanción inminente.

 

infobae.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
15 septiembre 2016 4 15 /09 /septiembre /2016 12:23

Los mejores maestros de cada provincia

Para combatir la deserción, van a las casas de los estudiantes que, por diversos motivos, dejan de asistir a la escuela. Fueron reconocidos como los “Buenos Educadores de 2016” por el Consejo Federal de Educación.

Asistencia perfecta. Manuel Lepez logró que todos vayan a estudiar al Centro Educativo N° 45 de la Villa 20 de Lugano. Cuando empezó eran 4 alumnos y ahora ya son 30. G. DELL’ORO

La historia se repetía todos los años: entre enero y mayo, los alumnos más grandes de la Escuela Rural N° 306 de Huiliches, en Neuquén, dejaban de asistir y la mayoría terminaba abandonando la primaria. El maestro Adrián Reinozo se desesperaba. Cada día, él llegaba a la escuela desde su casa en Junín de los Andes, a 68 kilómetros de distancia, con una idea nueva para retenerlos. Enseguida aprendió que los alumnos no dejaban de venir por desinterés, sino porque esos eran los meses en que debían acompañar a sus padres en la veranada: la temporada en que las comunidades mapuches de la zona se movilizan hacia las partes altas de la montaña para el pastoreo de sus chivas y para la piñoneada (recolección del piñón). Finalmente, Adrián decidió que, si los alumnos no venían a la escuela, la escuela tenía que ir a ellos. Y salió hacia los puestos de veranada, para acordar con cada familia la manera de que los chicos no perdieran la escolaridad. “Es fundamental respetar las costumbres de los pueblos originarios. Pero también hay que proteger las trayectorias escolares de los chicos, para que puedan terminar la primaria”, explicó a Clarín.

A 1500 kilómetros de Huiliches, Manuel Lepez, maestro de primaria en la Villa 20 de Lugano, tomó una decisión parecida a la de Adrián. Cada lunes, el aula del Centro Educativo N° 45 aparecía un poco menos poblada que el viernes anterior: tras el fin de semana, siempre algún alumno dejaba de venir. En el Centro Educativo cursan adolescentes y adultos que no terminaron la primaria: además de enseñar los contenidos curriculares, Manuel les da una mano con trámites de salud, los ayuda con cuestiones legales o les explica cómo conseguir una ayuda social. Para que no hubiera más sillas vacías, en 2014 Manuel empezó a buscar a sus alumnos casa por casa. “Camino por el barrio y los convenzo de que vuelvan. Así la matrícula fue creciendo: cuando arranqué en el Centro tenía 4 alumnos; ahora tengo 30”, cuenta el maestro. Con el respaldo del padre Franco Punturo –párroco de la iglesia donde funciona la escuela–, Manuel no tiene miedo de internarse en la Villa 20: “Es un barrio peligroso, pero la mayoría me conoce. Dejamos a un lado el tema de la inseguridad para poder educar”.

 

Adrián y Manuel tienen en común un estilo de docencia que no se circunscribe a las cuatro paredes de la escuela: una docencia que cruza la puerta de la escuela y, si hace falta, llega hasta la casa de cada alumno para garantizar su derecho a la educación. El maestro neuquino y el porteño acaban de recibir, junto con otros 22 docentes, el Premio Buenos Educadores 2016 del Consejo Federal de Educación (formado por todos los ministros de educación del país), que cada año reconoce al mejor maestro de cada provincia.

A ellos se suma Beatriz Branca, de Algarrobo del Águila, un pueblo de 800 habitantes en La Pampa, rodeado de puestos rurales donde viven familias dedicadas a la cría de cabras. Beatriz impulsó el Programa Encuentro: un sistema de “tutorías itinerantes”, por el cual sale a recorrer los puestos para alfabetizar a quienes viven allí, en general adultos mayores de 50 años. La recorrida, por caminos de tierra, empieza a las 10 y puede terminar a las 21. Sus alumnos se enteran de la visita por radio. “Siempre me reciben con el mate calentito y alguna torta recién horneada”, describe. Beatriz está convencida de que todos pueden aprender, independientemente de sus condiciones sociales y su edad. Además de las tutorías itinerantes, ella enseña en un centro de alfabetización en el pueblo, cuya apertura fue impulsada por ella misma, luego de relevar –casa por casa– cuántos adultos de Algarrobo del Águila no sabían leer ni escribir.

Silvia Huichulef también sabe de dar clases en las casas de sus alumnos: durante años fue maestra domiciliaria en Río Grande, Tierra del Fuego. Ahora ejerce en la Escuela N° 37 “Patricio O’Byrne”, que funciona dentro de una estancia. Allí enseña a los hijos de los peones. Ella es la única maestra de toda la provincia que vive en la escuela de lunes a viernes: como sus colegas premiados, Silvia es una referente no solo para sus alumnos, sino para toda la comunidad. “Aquí el rol docente es muy amplio; trasciende lo pedagógico”, reconoce ella. La escuela es de doble jornada pero, aunque las clases terminan a las 17, las puertas permanecen abiertas: después de ese horario, los chicos se quedan para conectarse a Internet o jugar al pin pon, y algunos padres también se acercan para estudiar.

En la otra punta del territorio argentino, el maestro jujeño Guillermo Duarte camina entre 12 y 14 horas para llegar a la Escuela N° 76 de Molulo, a 60 km de Tilcara. Va por senderos de herradura, muy angostos, que solo se pueden transitar a pie o en lomo de mula, con picos de más de 4200 metros sobre el nivel del mar. Cada mes Guillermo y sus alumnos trabajan 20 días seguidos –incluyendo fines de semana y feriados–, y luego descansan 10 días. Los chicos viven en la montaña; sus familias se dedican a la agricultura y ganadería de subsistencia. Algunos caminan 6 horas para llegar a estudiar. Cuando le asignaron esta escuela albergue, lo primero que hizo Guillermo fue visitar los hogares de cada uno de sus alumnos, dispersos por la cordillera, para saber cómo vivían: su enseñanza toma esas realidades como punto de partida. Guillermo es contador público; se recibió en San Salvador. Pero se aburrió de los libros contables: “Prefiero hacer esto, que me llena el corazón. Siento pasión por la educación rural. Para mí, estar en la escuela es una elección”.

 

Alfredo Dillon

clarin.com

 

 

 

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 septiembre 2016 3 14 /09 /septiembre /2016 10:11

El Ministerio de Educación de la Provincia de Buenos Aires, a través de la Dirección de Formación Continua, lanzó el programa de capacitación docente "Buenos Aires Hace Escuela" con el objetivo de brindar una nueva orientación en la capacitación a los maestros donde el alumno y la escena áulica sean los protagonistas.

El acto de presentación, que se desarrolló en el salón auditorium "Cine Alfa" de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires en Tandil, estuvo encabezado por el subsecretario de Educación bonaerense, Sergio Siciliano, el intendente local, Miguel Ángel Lunghi, la Coordinadora del Consejo de Formación Docente Continua, Guillermina Tiramonti y el rector de la Universidad del Centro, Roberto Tassara.

En la oportunidad, Siciliano explicó que "esta propuesta provincial, que articula con el Ministerio de Educación de la Nación, busca concentrar la formación docente en las prácticas áulicas, fundamentalmente con tres grandes líneas de trabajo: lengua y prácticas del trabajo, matemáticas y operaciones lógicas y la incorporación de tecnologías dentro de las escuelas".

"Esta iniciativa pretende acompañar a los docentes con la capacitación y la formación que va a permitir tener una mejor calidad educativa", agregó.

En tanto, Guillermina Tiramoti, señaló que "el programa propone dar una nueva orientación a las prácticas docentes donde el alumno sea protagonista, propiciar el trabajo en conjunto entre docentes, directivos, inspectores y estudiantes y, fundamentalmente, que las nuevas tecnologías sean protagonistas y conformen la escena áulica".

"Esperamos generar un cambio en los maestros e introducir una nueva propuesta pedagógica que sea considerada por ellos para llevarla adelante en el salón. Queremos modificar la lógica tradicional centrada en un docente que da clases en el frente y que sus alumnos contesten preguntas de un manual, a un maestro que utilice la tecnología y abra un espacio a los alumnos para la investigación, la curiosidad y la creatividad. La idea es sembrar una nueva propuesta", aclaró.

El encuentro, que se desarrollará hasta mañana, cuenta con la participación de más de 350 inspectores regionales, distritales, referentes de los Centros de Investigación e Innovación Educativa de la región educativa 20 y autoridades del Instituto Nacional de Formación Docente.

La directora provincial de Inicial, Guillermina Marti, valorizó positivamente la iniciativa y dijo que "nos va a posibilitar mejorar el rol docente e ir incorporando el dinamismo que tiene la vida misma al interior de las instituciones educativas. En los jardines nos permitirá flexibilizar las miradas pedagógicas y romper con algunas tradiciones".

Por su parte, la directora provincial de Primaria, Mónica Dillon, expresó que "este tipo de encuentros son muy importantes para optimizar las prácticas docentes en las escuelas que van a posibilitar brindarle a nuestros alumnos mayores herramientas para que puedan crecer y formarse para interactuar en esta sociedad tan cambiante".

Finalmente, Carla Cecchi, la directora provincial de Secundaria mencionó que "todas las direcciones aportamos nuestras visiones, sugerencias metodológicas y las dificultades que vemos en los colegios para que este equipo de excelentes profesionales que tiene la Dirección de Formación Continua pueda tener en cuenta para las capacitaciones que van a permitir llevar adelante los cambios que queremos en la educación bonaerense".

Fuente: ABC

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 septiembre 2016 3 14 /09 /septiembre /2016 10:02

La educación especial fue el eje de la última reunión del Consejo Federal de Educación en San Juan. Los ministros de todo el país están discutiendo una resolución para ordenar la cuestión más crítica de esta modalidad: la acreditación y certificación de los alumnos. Hoy el panorama es heterogéneo en las distintas provincias, pero las historias se repiten a lo largo y a lo ancho del país: los chicos que terminan la escuela especial no siempre tienen garantizado el acceso al título, sea primario o secundario.

En Capital, el caso más conocido es el de Alan Rodríguez, un joven con síndrome de Down que finalizó 5° año en una escuela común en 2013, pero desde entonces está esperando que le den el título. “Fui a la misma escuela (Jesús María de San Vicente de Paul, de gestión privada) desde sala de 3. Ahí hice mi primaria y mi secundaria. Aprendí, rendí, fui avanzando, alcancé los logros educativos que me propuso la escuela. Lo hice con el apoyo de una maestra integradora y una currícula adaptada”, explica Alan en una petición iniciada en la plataforma Change.org, que ya tiene más de 160 mil firmas de apoyo.

“La falta de título me imposibilita acceder a un trabajo o seguir estudiando”, afirma Alan, quien con el patrocinio de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia presentó un amparo para que la Justicia de la Ciudad le otorgue el título. La causa está en el Juzgado en lo Contencioso, Administrativo y Tributario N° 1, a cargo de Elena Liberatori; ahora Alan y su familia se encuentran a la espera de la sentencia.

También en Córdoba hubo una polémica en 2015, cuando el gobierno sacó la resolución 0081/2015, que estableció que los títulos de las escuelas especiales de la provincia no tendrían validez nacional. “Con una resolución que aclare las trayectorias y los mecanismos de titulación a nivel nacional se empezaría a saldar la deuda con el derecho a la educación de los chicos con discapacidad”, explica Gabriela Santuccione, coordinadora del Grupo Artículo 24, que nuclea a más de 150 organizaciones de todo el país dedicadas a este tema.

En la Argentina hay 97.741 alumnos en escuelas de educación especial, sumando nivel inicial, primaria y secundaria. En el sistema educativo hay 73.406 alumnos integrados a la educación común, como en el caso de Alan. Santuccione cuestiona: “Para los alumnos integrados, la entrega del título depende de cada jurisdicción. Hoy está librada a la buena voluntad de los funcionarios y de cada escuela. Así,la inclusión termina siendo una ficción. Si un chico aprueba lo que la escuela le enseñó, ¿por qué le niegan el título?”.

Alfredo Dillon

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 septiembre 2016 3 14 /09 /septiembre /2016 10:00

Por Camilo Fernández Hlede. Rector del Instituto Los Angeles. Miembro de GEeeBA.

En un momento tan particular como el que estamos atravesando en materia educativa, cada día resulta más frecuente la consulta de padres de niños con discapacidad buscando las ventajas de escolarizar a sus hijos en las escuelas especiales. Mientras se está cuestionando la presencia y los beneficios de la misma, acusándola de no ser realmente inclusiva, las familias se acercan a distintos centros especializados buscando respuestas.

La primera ventaja es la especificidad metodológica que dichas instituciones poseen. El abordaje estratégico que estas escuelas tienen en cuestiones didácticas termina garantizando no sólo la inclusión definitiva al sistema educativo, sino que, además, le brinda a esta población lo que realmente necesita: aprendizajes de calidad y títulos que permiten continuar su formación en niveles superiores.

La segunda es un contexto particular caracterizado por un clima escolar apacible y amigable, lejos del acoso y las burlas existentes en la educación común.

Un ambiente escolar positivo habilita un aprendizaje productivo y eficaz, logrando así una mejor calidad de vida. Esto impacta beneficiando a toda la sociedad.

Para que este clima positivo exista, deben darse: normas y valores precisos, un clima de trabajo y respeto constante, unión y colaboración en toda la comunidad educativa, y educadores que se conviertan en modelos a seguir.

En este sentido, el problema del acoso debe ser comprendido y abordado como un tema de salud pública. Mientras se siga hablando de “acoso”, sólo podremos obtener más de lo mismo. Es fundamental generar aprendizajes que fomenten la comprensión, la solidaridad y el buen trato entre todos los que conforman la comunidad educativa. Debemos dejar de hablar de bullying para comenzar a pensar en la escuela como un espacio en donde se generan buenos tratos y vínculos positivos. Es importante que el trabajo preventivo que se realice tenga una connotación positiva.

Será nuestra labor, como educadores, generar una cultura del involucrarse o comprometerse para producir espacios verdaderamente propicios para un aprendizaje saludable e inclusivo.

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 septiembre 2016 3 14 /09 /septiembre /2016 09:18

Diputados justicialistas de San Juan presentaron ante el Congreso de la Nación un proyecto para modificar la ley de financiamiento educativo con dos metas centrales: aumentar la inversión actual del 6% del PBI al 10%, de forma progresiva, y exceptuar a los docentes del pago del impuesto a las Ganancias.

La iniciativa fue firmada por Daniela Castro, Daniel Tomas y el ex gobernador José Luis Gioja. Incluye y se cruza con otros proyectos que ya están en debate parlamentario, como el de la obligatoriedad de la sala de tres años y la necesidad de "asegurar la universalización desde los 45 días hasta los dos años, priorizando a los sectores sociales más desfavorecidos".


Algunos de los planteos de ese proyecto del peronismo, además, coinciden con la Declaración de Purmamarca, acordada por los ministros de Educación de las provincias del país y de la Nación, Esteban Bullrich, en febrero pasado, y presentada por el presidente Mauricio Macri el 12 de julio pasado.

Si se aprobara la iniciativa, el aumento progresivo de la inversión en educación requeriría cinco años para ir del actual 6% al 10%. La propuesta plantea subir al 7% el año próximo; al 7,7% en 2018, al 8,5%, en 2019, al 9,5%, en 2020, y alcanzar el 10%, en 2021.


Sí, en cambio, anticipa la creación de un Programa Nacional de Compensación Docente para "eliminar las desigualdades salariales (del sector) de todo el país". Plantea una "asignación específica y determinada en el presupuesto anual de la Nación no inferior al 7% de lo recaudado en concepto de derechos de importación y de exportación".Desde el punto de vista de la economía del docente, el proyecto señala la necesidad de "mejorar las condiciones laborales y salariales", pero no anticipa ningún mecanismo de aplicación para ambas propuestas. También en esa línea de propuestas, se insta a "promover la jerarquización de la carrera docente" y a buscar "garantizar la concentración horaria a fin de evitar el profesor taxi".


Instituto SarmientoEn la argumentación del proyecto, los legisladores peronistas señalan: "La Argentina tiene aún una deuda pendiente con el sistema educativo, la única manera de saldarla es comprometiéndonos todos, Gobierno y oposición, trabajando de manera responsablemente, para que los que salgan de las aulas puedan competir de igual a igual con cualquier persona del mundo".

Los mismos legisladores nacionales por San Juan presentaron, además, en la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados un proyecto para crear el Instituto Nacional Domingo Faustino Sarmiento.

La iniciativa es un cambio de enfoque político del Frente para la Victoria hacia el "padre del aula", teniendo en cuenta que durante los 12 años de gestión kirchnerista Sarmiento fue una figura cuestionada hasta por cadena nacional por la entonces presidenta Cristina Kirchner.

"Sería un acto de justicia que a 128 años de la desaparición física de Sarmiento se cree una institución que se dedique a plasmar su labor como militar, educador, periodista, legislador y presidente de la Nación", argumentó el diputado Tomas. "Es el único de nuestros grandes próceres que aún no tiene un centro de estudios que reivindique su labor y la divulgue", se añadió en el proyecto.

Ayer, el Consejo Federal de Educación -la suma de los ministros nacional y de cada provincia- se reunió en la casa natal de Sarmiento. Rindieron homenaje al educador de América y recordaron sus experiencias personales como alumnos. "Los maestros tienen que volver a ser el centro de nuestra sociedad", afirmó el ministro Esteban Bullrich.

lanacion.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 septiembre 2016 3 14 /09 /septiembre /2016 09:12

UN hombre se levantó de su asiento en un micro de larga distancia y miró con desprecio a una mujer. "Seguro que ya pusiste una bomba. ¿La tenés en la cartera? ¡Mirá cómo te vestís!", le gritó ante la sorpresa de los demás pasajeros. Nadín Abdulhadi (19) le devolvió la mirada, indiferente. No era la primera vez que le pasaba algo así. El hiyab que rodea su cabeza despierta curiosidad, comentarios y también insultos. En las calles de La Plata la llamaron terrorista y una vez hasta le dijeron que iba a explotar.

Como Nadín, miles de musulmanes en la Argentina conviven con la islamofobia todos los días. Y cada vez se registran más casos, en especial después del anuncio del presidente Mauricio Macri de abrir las puertas a 3000 refugiados sirios que escapan de la guerra. Ante esta situación, el Gobierno trabaja en estas horas en un plan de capacitación sobre el islam que llegue a todas las escuelas del país.

El proyecto consiste en difundir un documento informativo de 43 páginas preparado por el Centro de Diálogo Intercultural Alba con el aval de la Asociación Árabe Argentina Islámica y el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi).

Carolina Nadima Ruiz lidia desde hace años con la islamofobia

El texto, al que accedió LA NACION, explica qué es el islam y sus respectivas ramas, qué es el Corán, en qué creen los musulmanes y los prejuicios que llevan a asociarlos con el terrorismo, entre otros puntos acompañados por ilustraciones, como las que muestran cuáles son las posiciones de oración.

La idea del macrismo es que en el corto y mediano plazo se desarrollen jornadas de educación sobre el islam en las escuelas públicas y privadas de todo el país. Así lo explicó Gabriela Amenta, de la Dirección de Promoción y Desarrollo de Prácticas contra la Discriminación del Inadi, quien dijo que la comunidad musulmana "está preocupada".


La comunidad cree que el destrato se agravó este año como consecuencia de los atentados que se adjudicó Estado Islámico principalmente en Europa.En ese sentido, hace unas semanas, durante una de las reuniones en las que se definieron los lineamientos del documento, el presidente de la Asociación Árabe Argentina Islámica, Adalberto Assad, cuestionó la "falta de conocimiento" sobre el islam. "Se nos asimila a los terroristas. Los musulmanes somos las primeras víctimas de los actos terroristas y, además, se nos estigmatiza", dijo.

El presidente del Centro Islámico en nuestro país, Aníbal Bachir Bakir, señaló que "en los últimos tiempos" hubo un crecimiento de "críticas al islam que parten de la ignorancia o de la malicia" y destacó que el plan de capacitación colaborará con "la convivencia pacífica" en la Argentina donde, según estimaciones del organismo que preside, hay entre 800 mil y un millón de musulmanes. "Celebramos que haya proyectos para que la gente conozca [su cultura]. El terrorismo no identifica en lo más mínimo al mundo islámico. Hay una tarea importante por delante. Hay que leer y estudiar más", advirtió.

Para Nadín, lo que le pasó aquél día cuando la trataron de terrorista se debe a una "falta de información" que no siempre queda en evidencia en casos de insultos, sino que la islamofobia también se ve en los pequeños gestos, como cuando va al shopping, por ejemplo. "El de seguridad me persigue", lamentó.

"Acá usar hiyab es muy raro. La gente no está acostumbrada, la mayoría nunca vio a un musulmán. Me miran mucho, soy el centro de la atención. Los colectivos no me paran, los choferes no me quieren llevar o me mienten diciendo que el recorrido cambió. A veces me subo a uno lleno y nadie se sienta al lado mío", relató. Al enumerar infinidad de momentos en los que se sintió discriminada, Nadín suspiró y afirmó que ya no le importa. "Si me tengo que poner mal cada vez que me pasa algo así?", dijo, resignada.

Sin embargo, no todos creen que la islamofobia se esté convirtiendo en algo generalizado. Firas Alsayed, miembro de la comisión directiva del Centro Islámico, afirmó que "la sociedad argentina no es islamofóbica" y que se trata de "una sociedad madura, que tiene una buena lectura de lo que pasa" en el exterior. Por eso, remató: "La Argentina es un ejemplo de diálogo y convivencia. Si hay alguien que quiere imponer [la islamofobia] claramente no es de esta sociedad".

Qué dice el texto sobre la religión

Historia y definiciones

En sus 43 páginas, el manual cuenta brevemente la historia del islam, describe sus ramas y detalla puntos básicos del Corán. También brinda un glosario de terminología islámica

Ilustraciones

Acompañan el texto mapas y dibujos, como el que explica cómo se reza Terrorismo El escrito aborda los estereotipos y niega la relación del islam con la violencia

 

lanacion.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 septiembre 2016 3 14 /09 /septiembre /2016 09:05

Profesora de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés e investigadora del Conicet, Melina Furman presenta cinco entradas innovadoras para reflexionar sobre la cuestión educativa. Sus recomendados son:

 

 

El aprendizaje pleno, de David Perkins

                   

"Uno de los autores que más me inspira para pensar en el cómode la enseñanza es David Perkins, investigador de la Universidad de Harvard que, desde hace tiempo, viene dándole vueltas al asunto de cómo lograr que la educación nos prepare para tener vidas plenas, con sentido y ricas en experiencias. Partiendo de múltiples ejemplos y su vasta experiencia como investigador, Perkins propone el valor de que la enseñanza aborde siempre el "juego completo", organizándola a partir de algunos principios fundamentales: hacer que participar valga la pena, trabajar sobre los aspectos difíciles, jugar de visitante, descubrir el juego oculto, aprender del equipo y aprender el juego del aprendizaje. Se trata de un libro para reimaginar la enseñanza en todas las áreas y niveles."


El desarrollo de los procesos de orden superior, de Lev Vygotsky

 

"En este libro clásico y siempre vigente, el psicólogo ruso Lev Vygotsky reflexiona acerca del desarrollo de la percepción, la atención, la memoria, el lenguaje y el juego, y analiza su influencia en la educación de los niños. A partir de una mirada que pone el acento en la interacción social como motor del desarrollo del pensamiento, Vygotsky sigue siendo una referencia obligada para todos aquellos interesados en pensar sobre el fascinante camino de enseñar y aprender."

Understanding by Design (Comprensión por medio del diseño), de Grant Wiggins y Jay McTighe

"Los autores, a partir de casos y experiencias en escuelas de distintas partes del mundo, argumentan sobre la importancia de mirar la práctica educativa con ojos científicos. Con un abordaje que mezcla la filosofía de la educación con herramientas prácticas, proponen la metodología del "diseño inverso": invitan a diseñar objetivos de aprendizaje claros y desafiantes, que respondan a grandes preguntas, y a pensar desde el vamos en cómo vamos a darnos cuenta de si vamos por el buen camino o tenemos que cambiar de rumbo. Es un libro al que vuelvo una y otra vez cuando tengo que diseñar una experiencia educativa."

La construcción de la justicia educativa, de Cecilia Veleda, Axel Rivas y Florencia Mezzadra

"En un libro cargado de aportes teóricos, datos y propuestas, Veleda, Rivas y Mezzadra nos invitan a reflexionar acerca de los desafíos de las políticas educativas en Argentina, planteando criterios para un modelo de justicia educativa centrado en el contexto actual de nuestro país. Recuperando de manera analítica y crítica la historia del sistema educativo argentino, el libro propone una serie de principios clave para repensar la política educativa de hoy, con la mirada puesta en el largo plazo. Entre estos principios, los autores incluyen considerar a la educación como un derecho humano, situar a los sectores populares en el centro del sistema educativo, combinar las dimensiones de redistribución y reconocimiento, habilitar las capacidades de los sujetos para actuar, redefinir los dispositivos de intervención, articular compromisos e incluir la voz de los excluidos."

Switch: cómo cambiar las cosas cuando cambiar es difícil, de Chip y Daniel Heath


Los hermanos Chip y Daniel Heath siempre logran entretenerme y hacerme pensar en nuevas maneras de entender lo que hago. En este libro, proponen un marco para pensar los procesos de cambio, especialmente en contextos en los que generar cambios es muy difícil. Hablan de marcar un camino claro, de ayudar al conductor a dar pasos pequeños y seguros, y de dedicarle profunda atención al aspecto emocional del proceso (ellos lo llaman "motivar al elefante"). A mí, que me interesan especialmente los procesos de cambio en educación, me resultó especialmente iluminador."

 
lanacion.com
Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo