Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
23 septiembre 2016 5 23 /09 /septiembre /2016 11:23

Ante la grave situación que tiene a varias provincias en conflictos y la negativa del gobierno nacional y los gobiernos provinciales de reabrir las paritarias; y la amenaza a nuestro régimen previsional docente, la Junta Ejecutiva de CTERA y el Plenario de Secretarios Generales resolvió:

  • Exigir al Gobierno Nacional la reapertura de la Paritaria Nacional, entendiendo que esta negativa de los gobiernos nacional y provinciales forma parte de la política de ajuste sobre los trabajadores.
  • Exigir el cumplimiento de los Acuerdos Paritarios Nacionales: Formación permanente, gratuita y en ejercicio para todo el país; cumplimiento del Fondo Compensador por docente y cargos estipulado en el Art. 3 del acuerdo paritario; continuidad de los Programas Nacionales Socioeducativos.
  • Rechazo al "ítem aula" y a cualquier intento de poner presentismo en nuestro salario.
  • Reclamar el debate y sanción de una nueva Ley de Financiamiento Educativo que eleve el Presupuesto del 6 % al 10 % del PBI.
  • Rechazar el Plan Nacional de Evaluación "Aprender 2016".
  • Impulsar una medida nacional unificada con todas las centrales sindicales.
  • Repudiar al Tribunal Superior de Justicia de Neuquén ante el cierre de la Causa Fuentealba II.

Por todo esto la Junta Ejecutiva de CTERA y el Plenario de Secretarios Generales resolvió Paro Nacional Docente el 27 de septiembre con concentración frente al Congreso de la Nación y movilización al Ministerio de Educación de la Nación.

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
23 septiembre 2016 5 23 /09 /septiembre /2016 09:25

Por Adriana Puiggrós

Sarmiento detestaba la chanza y se quejaba de que la prensa usara el ridículo, las burlas pesadas y punzantes. En su polémica con Alberdi resaltó su personal sensibilidad al respecto. El sanjuanino desvalorizaba a la población nativa y de origen hispánico o árabe, pero al mismo tiempo fue el mayor defensor de su época del papel principal del Estado en la educación y del carácter común, gratuito y laico de la educación obligatoria.

Sarmiento era un liberal, no un neoliberal, y creía en la capacidad de los docentes y de la escuela para enseñar el respeto de los unos a los otros. Entendía el laicismo como un concepto no solo referido a la neutralidad escolar respecto a toda religión, sino como el respeto necesario ante las múltiples ideas de la masa de inmigrantes que llegaba al país. Defendía la integridad de la escuela pública como un reaseguro de la libertad de pensamiento.

El problema de la burla (o “bullying” como se denomina en Estados Unidos, donde es un problema gravísimo) no empieza ni termina en una riña de alumnos. En la época de Sarmiento, denotaba la escasa integración de una sociedad aún en formación; en la nuestra es un síntoma de los efectos de los mensajes hiper- individualistas que agravian a los espacios comunes y públicos y que desvalorizan la escuela pública sobredimensionado la privada. Es producto de una sociedad constituida por la suma de uno más uno, y ordenada de acuerdo a méritos decididos por minorías, no por agrupaciones. La propia escuela privada tradicional es poco respetada por el acoso de intereses corporativos y comerciales, a los cuales se ve tan sometida como la escuela pública.

El trabajo educativo estatal es objeto de desvalorización desde las políticas educativas neoliberales, para abrir el espacio a las empresas productoras de cursos de capacitación docente, tecnología educativa, asesorías contables en instituciones educativas, educación a distancia, entre otros muchos insumos.

Se trata de una idea de escuela muy alejada de aquellas colectivas de enseñanza-aprendizaje que Sarmiento propiciaba. Por el contrario, el aliento a la carrera por lograr el primer lugar y a ser “tu mismo”, la competencia como principio educativo, en fin la imposición de criterios neodarwinistas, conforman un mensaje que se expresa en discriminación, de la cual la burla es un instrumento.

El proyecto liberal buscaba integrar a la Nación a quienes eran culturalmente diferentes; el neoliberalismo, en cambio, exacerba las diferencias y profundiza las desigualdades, campo fértil para el “bullying”.

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
23 septiembre 2016 5 23 /09 /septiembre /2016 09:14

Por Rafael Otegui

“Quedate quieto, no vas a decir nada más”, le grita un alumno a otro entre empujones. Después lo tumba al piso y acompaña sus amenazas con golpes y patadas. De fondo se escuchan las risas de los compañeros de curso, que miran de lejos y filman todo con sus celulares. Otra vez la violencia, otra vez en la escuela.

La escena, registrada días atrás en un colegio industrial de la localidad de Zárate, se viralizó rápidamente en las redes sociales y volvió a poner en agenda el drama del acoso escolar. Un drama que, según un estudio reciente de la ONG Bullying Sin Fronteras, aumentó su incidencia en el país en un 40% durante el último año.

“El bullying es el emergente de un largo proceso: se llega al hostigamiento luego de descuidar previamente muchas otras instancias”, señala Alejandro Castro Santander, director del Observatorio de la Convivencia Escolar de la Universidad Católica Argentina (UCA). Del simple conflicto a la violencia –explica– hay varios escalones intermedios: indisciplina, burlas, violencias esporádicas, disrupciones que perturban el clima en clase. Por eso, señala, “hay que mirar más allá del bullying y entender que la violencia es un fenómeno complejo, multinivel, que involucra por igual a directivos, docentes, alumnos, familias y comunidades”.

Pero prevenir la violencia escolar, aseguran los expertos, no es sólo una prioridad para garantizar la seguridad en el aula, sino también para mejorar calidad educativa. “Ya está profundamente demostrado que el clima social de las escuelas incide directamente en la calidad de los procesos formativos”, remarca Castro Santander. Y agrega: “La convivencia es la variable no cognitiva que más influye en los resultados académicos. Todas las pruebas internacionales, desde PISA hasta TERCE, muestran que éste es el aspecto que más incide en el desempeño de los chicos”.

A pesar de que en nuestro país se sancionó en 2013 la ley N° 26.892 para promover la convivencia en las escuelas, es poco lo que se avanzó en materia de política pública. El tema, incluso, no fue mencionado en la declaración de Purmamarca, firmada por los ministros de Educación de toda la Nación para sentar las bases “de la nueva escuela”. Otros países de la región, en cambio, ya miden este aspecto y trabajan en un modelo de calidad basado en la convivencia. “Tenemos que pasar nosotros también al plano de la acción y diseñar políticas integrales”, enfatiza Castro Santander, “porque hoy la violencia es protagonista de la educación argentina. Sin buen clima educativo, no hay enseñanza posible”.

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
22 septiembre 2016 4 22 /09 /septiembre /2016 16:37

Por Axel Rivas. Co-Director del Programa de Educación de CIPPEC.

Muchos docentes tienen un gran dilema: ¿qué hacer con los alumnos que llegan a fin de año sin los saberes esperados? ¿Hacerlos repetir o dejarlos pasar al siguiente año escolar debilitados?

Las evidencias de la investigación educativa muestran contundentemente que la repitencia no ayuda a los alumnos. En las pruebas de Unesco de 2013 tomadas a alumnos de 15 países de América Latina en lengua y matemática de primaria, ningún otro factor tuvo más impacto negativo en sí mismo que hacer repetir a los alumnos.

¿Por qué la repitencia influye negativamente? Como método es bastante evidente su limitación: enseñar exactamente lo mismo durante todo un año supone que las cosas se aprenden a la fuerza, sin más justificación pedagógica que el conductismo. En términos psicológicos, genera un gran daño en la autoestima, a veces irremediable, al quitarlos de su grupo de pares y exponerlos a la “anormalidad”. Incluso en términos presupuestarios tiene un costo enorme para el Estado.

¿Pero entonces simplemente hay que anular la repitencia? No es esa la solución al dilema. Dejar pasar a los alumnos sin los aprendizajes y mantener un sistema de enseñanza homogénea los condena a sufrir el desplazamiento de sus pares de otras formas.

La solución real es mucho más compleja pero necesaria: revisar las pedagogías. Crear entornos donde la escuela completa trabaja cerca de cada alumno, donde no se caen en un efecto cascada cuando tienen un obstáculo cognitivo. Hay que crear distintas vías: tutorías entre alumnos y con especialistas, diversas formas de agrupamientos, estrategias que multipliquen las esferas de expresión (las inteligencias múltiples según la teoría de Gardner), trabajo por proyectos, círculos de interés, profundización en vez de extensión de la currícula.

Esto requiere políticas de enriquecimiento de las capacidades pedagógicas de las escuelas, desde la formación hasta el equipamiento. Pero también la disposición al cambio y la innovación en cada aula y en cada escuela.

No podemos resignarnos a elegir un polo del dilema. Ninguno de ellos funciona: ni la pedagogía homogénea en entornos heterogéneos ni la segregación para crear homogeneidad artificial. Es posible enseñar en la diversidad y potenciar el aprendizaje dialógico. Es un trabajo que lleva tiempo si el punto de partida es la enseñanza tradicional expositiva y homogénea. Es el duro trabajo de la justicia pedagógica, desde el cual podemos reclamar también, predicando con el ejemplo, una estructura económica más justa que no le pida revertir tanta desigualdad social a las escuelas.

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
22 septiembre 2016 4 22 /09 /septiembre /2016 16:33

La tasa fue aumentando en los últimos años, junto a la ampliación de la matrícula. Cuestionan el sistema de promoción.

El debate ganó los medios hace dos años, cuando el gobierno de Scioli cambió el sistema de evaluación en la Provincia y estableció que la nota más baja en la secundaria sea el 4 y en la primaria los chicos pudieran “llevarse” previas, entre otras resoluciones. De fondo, el argumento de las medidas (dadas de baja este año) apuntaban hacia un mismo objetivo: bajar las altas tasas de repitencia, para así reducir los niveles de abandono en las escuelas.

La preocupación es legítima. Los alumnos argentinos son los que más repiten en la secundaria, de acuerdo a un estudio de CIPPEC, que comparó políticas y resultados educativos en América Latina entre 2000 y 2015. Según los últimos datos disponibles, la cifra de repitencia fue aumentando durante la última década, como consecuencia de la ampliación de la matrícula.

Las mayores dificultades están en el primer y segundo año de la secundaria, donde repite hasta el 15% de los chicos. A medida que avanzan en la escolaridad, la cantidad desciende: el promedio de los últimos tres años ronda el 6,7%. En la primaria también hay altas tasas, sobre todo en 6to y 7mo grado.

Lo peor es que repetir de año no hace que los chicos aprendan más, sino todo lo contrario, de acuerdo a un estudio del ministerio de Educación. Es más, los chicos de 6to grado que alguna vez repitieron obtienen resultados 10% inferiores en las pruebas de conocimientos.

La repitencia afecta más a los chicos pobres. Para los especialistas, se debe a que muchos de ellos son la primera generación de sus familias que acceden a la secundaria, y la propuesta pedagógica no los contiene. “La escuela media tiene una organización perimida. Está organizada en bloques de materias que se cursan todas juntas en un año y, si no se aprueban todas menos de dos, se repite todo aunque ya se haya aprobado”, dice Guillermina Tiramonti, de Flacso.

Cada vez son más los expertos que cuestionan el sistema de repitencia. Para Rebeca Anijovich, de la Universidad de San Andrés, hay que renovar la escuela media. “Es clave el acompañamiento de la trayectoria escolar de cada alumno (por ejemplo, con tutorías integrales), así como estrategias preventivas que pueden aplicar las escuelas para ayudar a cada chico”, dice.

El debate es profundo, porque no aparece la alternativa: nadie propone la “promoción automática”. Para Axel Rivas, de CIPPEC, “hay que reemplazar la repitencia con nuevas prácticas pedagógicas y modelos de organización institucional que logren desafiar y apasionar a los alumnos”. Motivar, acompañar, prevenir: todos verbos que hacen referencia a un profundo cambio. Por ahí vendría la solución.

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
22 septiembre 2016 4 22 /09 /septiembre /2016 16:14

Será desde noviembre para colectivos, subte y Premetro. Podrán acceder los alumnos de educación inicial, primarios y secundarios. Lo anuncia hoy la Ciudad.

Los estudiantes porteños podrán acceder al boleto gratuito a partir de noviembre. (Foto Juano Tesone)

Desde el 1° de noviembre, los alumnos de educación inicial, primarios y secundarios de escuelas públicas viajarán gratis en los colectivos, en el subte y en el Premetro. El beneficio también será para quienes asistan a establecimientos privados con subsidio del 100% o los que reciban becas estudiantiles.

El boleto estudiantil será presentado esta tarde por el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Según anticiparon hoy desde la Ciudad, en principio enviarán un proyecto de ley a la Legislatura. Pero como la iniciativa cuenta con amplio consenso en los distintos bloques, fuentes legislativas aseguran que su aprobación está garantizada. De hecho, varios legisladores de la oposición ya presentaron proyectos en la misma línea.

 

Por eso, en el Ejecutivo porteño aseguran que el boleto estudiantil comenzará a regir desde el primer día de noviembre. 

Desde la Ciudad indican que las empresas de transporte serían compensadas con subsidios. 

Actualmente, en los colectivos los alumnos de primaria pagan un pasaje simbólico $ 0,05 y los de secundaria de $ 0,55. Y en el subte existe un abono con 44 viajes gratis mensuales para los chicos de primaria, y 88 para los de doble escolaridad, y otro de $ 50 por 48 viajes para los de secundaria.

 

Desde agosto el boleto gratuito para estudiantes ya corre en la provincia de Buenos Aires.

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
21 septiembre 2016 3 21 /09 /septiembre /2016 12:30

Rocío Galassi es un alumna 10 que se destaca con las mejores notas en todas la materias, incluso a pesar de que su madre tuvo leucemia. Sin embargo, a sólo tres meses de terminar 5° año, desde la secundaria Almirante Brown de Berazategui no le permiten recibirse ya que su mamá adeuda cuotas por 10 mil pesos debido a los tratamientos que tuvo que hacerse por su enfermedad.

"Mi hermana tuvo un autotrasplante hace 5 años y su hija mayor Rocío (tiene otra de 14 años), a pesar de todo, tuvo y tiene notas brillantes, y no deja de sorprendernos. Mi hermana es docente, actualmente consejera escolar, y está sola a cargo de las chicas. La deuda que tiene en el colegio hace que sólo le entreguen el boletín en el que tiene todo 10", contó Victoria Emma Novello, tía de Rocío.

En este sentido, Novello se mostró indignada con la institución que nunca le dio una ayuda a la alumna. "Para poder terminar el colegio, Rocío necesitaría una beca y desde el colegio la amenazan con el pase. Ella ha sido abanderada todos los años. Mi hermana iba empeorando y ella mejoraba en sus notas. Además de buena alumna, es mejor compañera", agregó.

Sin embargo, la familiar sí destacó la ayuda del municipio y del intendente Patricio Mussi. "Mussi la ha ayudado mucho a mi hermana ya que pudo ir subiendo de cargo y de remuneración y le respetaron el puesto durante su enfermedad pero desde el colegio nada. Mi hermana es una laburadora que vive en un lugar humilde. Ni media beca le dieron".

Por último, Novello contó cuáles son los intereses de su sobrina para su futuro profesional: "Primero quería ser perito en la policía y ahora ingeniera petrolera. Todavía va de un lado a otro".

Fuente: http://www.minutouno.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
21 septiembre 2016 3 21 /09 /septiembre /2016 11:53

Por Daniel Oscar Farías. Ministro de Educación de Chaco.

En el marco de la enseñanza de la lengua, la práctica de la lectura es fundamental –imprescindible diría yo– dado que, para poder comprender un texto, escribir con propiedad y expresarse correctamente de manera oral, es necesario tener la posibilidad del acceso a la lectura.

En este tiempo existe una tendencia muy frecuente de pensar que hay un enfrentamiento entre la vieja tecnología, el libro, y las nuevas tecnologías representadas por las tres pantallas: televisor, computadora y celular.

Este es un error muy frecuente que hay que desterrar, dado que si bien “compiten”, unas y otras son complementarias. Sin lectores formados, no se puede utilizar las pantallas de la mejor manera.

¿Por qué planteo esto? Porque habitualmente nuestra sociedad piensa lo expresado en el párrafo anterior. Como consecuencia, el libro quedó olvidado en algún rinconcito de la casa como algo vetusto.

En realidad es todo lo contrario: para poder acceder a las nuevas tecnologías es imprescindible tener alumnos, familia y sociedad lectora.

Pero esto no debe depender del voluntarismo de la sociedad, sino de políticas de Estado claras, concretas y con inversión, que permitan que el acceso a ese bien cultural que es el libro, sea para todos los ciudadanos en su conjunto, independientemente de su poder adquisitivo.

Si logramos volver a ser la sociedad lectora que fuimos hasta antes de 1976, seguramente eso que sucede en el conjunto se trasladará a cada alumno y permitirá facilitar las cosas para que la enseñanza de la lengua sea efectiva en todos los niveles y modalidades del sistema educativo, en cada una de las provincias de nuestro país.

En definitiva, las viejas tecnologías no son incompatibles con las nuevas. Muy por el contrario, son necesarias para el buen uso de estas últimas.

Recuperar su uso nos va a permitir tener alumnos que interpreten textos, que lean correctamente en voz alta, que puedan escribir con propiedad y con un vocabulario rico. De esta manera, tendremos éxito en la enseñanza de la lengua y, por lo tanto, tendremos una educación de calidad.

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
21 septiembre 2016 3 21 /09 /septiembre /2016 10:49

Por Ana María Borzone. Investigadora del Conicet.

¿Por qué los chicos no comprenden cuando leen?

Esta pregunta refleja la angustia de docentes y padres por las dificultades que tienen los chicos para comprender textos y, por ende, para aprender contenidos curriculares.

Aun cuando la respuesta es sencilla –los chicos no comprenden porque no les enseñan a leer–, parece un desafío titánico revertir esta situación y recuperar la excelencia que alguna vez tuvo la escuela pública argentina.

Durante los últimos 25 años, desde el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), hemos realizado estudios sobre la enseñanza y el aprendizaje de la lectura y de la escritura en español que dan cuenta del papel fundamental de una enseñanza adecuada para evitar el fracaso, que afecta mayoritariamente a los niños que provienen de sectores vulnerables.

¿Qué nos dicen nuestras investigaciones y las que se vienen realizando en otros países en los que los estudiantes tienen un mejor desempeño en comprensión?

Que es necesario atender en la enseñanza a los dos subprocesos principales del proceso de lectura: el reconocimiento de palabras y la comprensión. Si los chicos no aprenden a reconocer palabras en forma precisa y rápida, no pueden comprender lo que leen. De la misma manera que, si no reconocen las palabras cuando les hablan, no pueden comprender lo que oyen.

El primer paso para aprender a reconocer palabras escritas es darse cuenta de que las palabras están formadas por sonidos y que las letras representan esos sonidos. Esta habilidad, conocida como conciencia fonológica, es el eje central de la enseñanza temprana en países como Cuba y Finlandia. Cuba incorporó este eje porque el científico que descubrió la importancia de la conciencia fonológica, Elkonin, era soviético.

En la Argentina, desde la década del 90, y a pesar de que fue el país en el que realizamos las primeras investigaciones sobre esta habilidad en español, se desestimó, y aún más, se prohibió el desarrollo de la conciencia fonológica, dificultando y entorpeciendo el aprendizaje de la lectura. También se desestimó la enseñanza sistemática del vocabulario, de estrategias de comprensión como activar conocimiento, realizar inferencias, relacionar la información y jerarquizarla, así como la práctica de estas estrategias.

Las experiencias que realizamos en comunidades rurales, bilingües tobas y urbanas marginadas nos indican que todos los chicos pueden aprender a leer en primer grado, si cuentan con una enseñanza fundamentada en la evidencia empírica.

La decisión de cambio es política; los instrumentos, técnicos.

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
21 septiembre 2016 3 21 /09 /septiembre /2016 09:46

Una de las preocupaciones más repetidas en los diagnósticos sobre la educación argentina señala que la mitad de los estudiantes “no comprende lo que lee”. El dato surge de la última prueba PISA: allí el 53,6% de los alumnos argentinos de 15 años no pudo reconocer la idea principal de un texto ni hacer “inferencias sencillas”.

Las pruebas regionales TERCE, de Unesco, también muestran un panorama poco alentador: entre 2006 y 2013, Argentina cayó del 6° al 9° puesto en lectura en 3° grado (solo supera a Ecuador, Paraguay y los países centroamericanos). En 6° grado, se mantuvo en el 7° puesto de América Latina (sobre 15 países). La mayoría de los alumnos argentinos quedaron repartidos entre los niveles 1 y 2 de desempeño en lectura (sobre 4). En la prueba de escritura, en cambio, los alumnos argentinos quedaron bien posicionados (3° puesto) con respecto a sus pares latinoamericanos

Los expertos señalan que las dificultades de comprensión lectora son un factor ineludible a la hora de explicar las altas tasas de deserción y repitencia en la escuela secundaria. Y rastrean las causas de esas dificultades hasta los primeros años de la primaria, cuando se produce el proceso de alfabetización.

“El problema es de la enseñanza y no de los chicos: no es difícil aprender cuando te enseñan”, advierte Ana María Borzone, especialista en desarrollo lingüístico y cognitivo del Conicet. “Si no se enseña de forma sistemática e intensiva, los alumnos no aprenden a leer y escribir –plantea–. El español es una lengua sencilla, debería poder aprenderse en 6 meses”.

El diseño curricular de primaria establece que los chicos tienen tiempo hasta 3° grado para aprender a leer y escribir. Pero Borzone asegura que este objetivo podría cumplirse a los 5 años, cuando la plasticidad neuronal es mayor: “En el jardín se deben desarrollar habilidades básicas para el aprendizaje, como el lenguaje, la memoria y la atención”. Esto requiere “actividades específicas y sistemáticas”, que involucran el juego guiado por la maestra, y que hoy están ausentes de la currícula y de la formación.

El diagnóstico de la especialista coincide con los hallazgos de un estudio de UNICEF y la OEI, según el cual en los jardines argentinos se dedica poco tiempo al juego y la alfabetización. “Varias investigaciones internacionales afirman que la lectura en voz alta del adulto es la actividad más importante en el proceso de alfabetización temprana, junto con la conversación alrededor del texto”, señala Verona Batiuk, autora del informe. Sin embargo, apenas 1 de cada 10 maestros de jardín lee cuentos en voz alta a sus alumnos.

Alfredo Dillon.

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo