Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
15 mayo 2009 5 15 /05 /mayo /2009 21:06

 

El mundo docente, como comenté en un par de artículos, es heterogéneo, hay de todo, hay excelentes maestros y profesores, hay “docentes promedios” y hay docentes impresentables. Claro, siempre desde mi punto de vista.

 

¿Quiénes son los excelentes docentes?

 

Bueno, aquellos que primeramente dominan la materia a la perfección, los que conocen infinitamente más de lo que se necesita para dar clases, aquellos que pueden responder una pregunta imprevista de un colega y no quedan “pagando” (Los chicos es muy difícil que hagan este tipo de preguntas).

Pero además de cumplir con esta condición los buenos docentes son aquellos que tienen presencia en el aula y en la institución, cuyas palabras son respetadas por la comunidad educativa, y que además son vistos por los alumnos como un ejemplo a seguir; Los que no faltan más allá de lo necesario, su ausentismo más bien es producto de enfermedades y/o improvistos, los que no se toman artículos “por que sí”; Los docentes que dedican muchas más horas a la institución y sobre todo a los chicos, más allá de las horas cátedras; Los que participan en eventos que consumen sus propias horas “privadas”, organizan actividades extracurriculares, lecciones, paseos con un verdadero fin didáctico, participan en la organización de los actos escolares, de la fiesta de egresados y muchas actividades que nunca son compensadas económicamente desde el Estado. Creo que en está categoría entran entre el 10 y el 15 por ciento del profesorado.

 

¿Y los docentes promedios?

 

Son la mayoría, alrededor de un 70 por ciento del total del profesorado. Son aquellos docentes que tienen un presentismo aceptable, claro, faltan más que los excelentes docentes de la categoría anterior, ya que los profes de esta categoría además de faltar lo justo y necesario se toman algunos artículos que el estatuto permite, pero que sabemos que muchas veces no son necesarios tomarlos. Los docentes de esta categoría se toman sus 6 artículos anuales por “razones particulares” y de vez en cuando utilizan algún que otro artículo “dudoso” del estatuto. Dominan su materia sin mayores inconvenientes y cumplen por lo general un papel decoroso frente a la comunidad educativa. En cuanto al tiempo extra que le dedican a la institución y a los alumnos es limitado, participan en un acontecimiento y en otros dos no, participan en otro y en otros tres no…en definitiva cumplen sin descollar.

 

¿Y los docentes impresentables?

 

Bueno, creo que son entre el 10 y el 15 por ciento. Son sobre todos los “caretas”,  esos que quieren hacer creer a todo el mundo que son los mejores y que uno sabe que son de terror; Son los que andan paseando los trabajos de los chicos y uno sabe que nunca los leen; Los que faltan todo lo que el estatuto se lo permite y mucho más, aprovechan los 20 días anuales por familiar enfermo y a veces ponen hasta al gatito como pariente…; Los que viven haciendo cursos sólo para justificar el ausente cuando todo el mundo sabe que si hay algo que no necesitan es precisamente puntaje; Los que organizan lecciones paseos más “para ellos” que para los alumnos; Los que tienen superposición horaria; En fin, los que hacen el ridículo y ponen cara de piedra, los que están más allá del bien y del mal…

 

¿Y SERALE? Jajaja…

 

Bueno, yo soy un “hijo” del sistema, y cuando “papá sistema educativo” es malo es muy probable que sus hijos a veces se desvíen…Creo que en el 90 por ciento de mi tiempo soy un docente promedio, falto en promedio ocho o diez días por año, participo muy de vez en cuando en algún acontecimiento, como actos escolares, no tengo problemas para desarrollar mis clases, bueno, un docente promedio. ¿Y el 10 por ciento del tiempo que me falta? Aquí lo divido en dos, en un cinco por ciento me he desviado, por ejemplo, he faltado algunas veces en los últimos 18 años cuando podría haber ido a trabajar; me he sumado a alguna lección paseo cuando no necesitaban docentes (porque ya había los necesario) solamente por no ir a un octavo…a los octavos que son de terror. ¿Vio? Es el propio sistema que nos lleva a hacer cosas inconvenientes. En cuanto a mi poca participación en actividades extracurriculares la justifico desde mi punto de vista: no me gusta que el sistema me ningunee…he perdido horas, veo “caretaje”, me han desplazado, me he sentido usado, y siento que trabajo más de lo que mi sueldo dice y bueno, ante esta situación no me siento con ánimo de darle al sistema exageradamente mi tiempo libre, solamente un tiempo extra, pero sin exagerar, Pero seguro que respeto al excelente docente que si lo hace, no todos reaccionamos de la misma manera ante la misma situación.

Y bueno, el 5 por ciento del tiempo restante puede que sea un buen docente…a veces, digo…

 

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD: Y vos ¿En qué categoría estás?

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
15 mayo 2009 5 15 /05 /mayo /2009 10:00

Los alumnos de “Polimodalotes” son, en este caso, los alumnos de adultos. “Polimodalotes” es obviamente un concepto inventado por mí para el blog, y son calificados por quién escribe estas líneas sencillamente porque creo que se han “Polimodalizados” ¿Por qué?

Porque son alumnos muy  parecidos a los de “polimodalitos” en cuanto a dificultades de lecturas, hábitos de  estudios, presentan el mismo nivel de ausentismo y lo qué es más importante: son alumnos “no muy mayores”, son alumnos no con una edad promedio de 30 ó 40 años como años atrás, sino que un gran porcentaje de su alumnado supera por poco años a los alumnos de “polimodalitos”, muchos solamente tienen un par de años más, con edades que van desde los 18 a los 22 ó 23 años.

Quiero aportar algunos datos y vivencias de un curso de adultos de una de mis escuelas, alumnos de un primer año, “Polimodalotes” que no son míos, son alumnos de la institución que se convertirán en mis alumnos si pasan de año. Serán mis alumnos en 2010.  

Las observaciones y los datos que voy a aportar son a partir de una pequeña encuesta que me prestó un compañero del gabinete, encuesta que a su vez fue realizada por una docente de la institución, una de las más piolas que conozco. Profesora que integra el selecto grupo de muy buenos docentes, no como quien escribe el presente blog que sólo integra el grupo de “docentes promedios”, docentes ni excelentes ni impresentables, sólo docentes promedios (más adelante voy a comentar, obviamente desde mi subjetividad, quienes integran estas distintas categorías).

 

El cuestionario preparado para adultos tenía las siguientes preguntas:

 

*¿De dónde viene mi historia con respecto al estudio?

 

*¿Cómo llegaron hasta aquí?

 

*¿Cómo es un día de mi vida?

 

*¿Qué me gusta hacer?

 

*¿En qué uso mi tiempo libre?

 

*¿Cuál es mi proyecto de vida?

 

 

Las respuestas más repetidas fueron las siguientes:

 

-Quiero terminar la escuela para ser alguien

 

-Hoy en día si no estudiamos no somos nada

 

-Me gustaría ser alguien en la vida

 

-Quiero estudiar para que no me pasen por arriba

 

Estas respuestas se repitieron unas cuantas veces, lo que me permite pensar que gran parte de nuestros alumnos se sienten “nada”. Y por otro lado, pienso que es producto de que en la sociedad todavía existe el imaginario de que la educación es una herramienta de movilidad social. Y está muy presente en el pensamiento de gran parte de nuestros alumnos. Sino veamos otras respuestas:

 

-Quiero estudiar para conseguir un trabajo mejor

 

-Quiero un título para tener un trabajo estable

 

-Me gustaría terminar el secundario para ganar más

 

Así, se entrelazan  distintas respuestas que nos lleva por un mismo camino, nos llevan a la idea de que la educación es condición necesaria para la movilidad social.

¿Pero, es cierto esto?

En parte creo que sí, la educación sigue siendo una vía de ascenso social, pero no la educación secundaria solamente, sino qué la movilidad social se dará con una educación terciaria y/o universitaria (y no siempre).

Pero nuestros alumnos todavía creen que la secundaria es la que les dará ese progreso. Por ejemplo en otras respuestas se puede ver lo siguiente:

 

-Mi proyecto de vida es terminar el colegio para ser alguien y educar bien a mi hijo

 

-Quiero terminar mis estudios para poder extender mis negocios (el alumno tiene una panadería)

 

Me parece que la movilidad social que daba el secundario ya es historia.  Un individuo con “la secundaria” en los años setenta podía encontrar trabajo en un banco, en una oficina, un empleo público que le aseguraba estabilidad laboral y un sueldo interesante. Hoy en día tener educación media no asegura nada, no es condición para encontrar un trabajo bien pago y/o estable. Incluso el ser universitario no asegura una vida cómoda. Justamente la semana pasada estuve hablando con una amiga que me comentaba que la hija se había recibido hace un par de años de abogada y está trabajando en un estudio como “ayudante” de sus colegas dueños del estudio de abogados y por ir a tribunales y realizar todo tipo de tareas sólo gana $800.

Lo que ha pasado en nuestro país es que el ajuste llegó hace rato a los sectores medios, a los profesionales, y justamente, como decía en alguno de mis artículos, las profesiones se han proletarizado. Ser un profesional hoy en nuestro país no asegura tener una vida cómoda.

 

Por otro lado, el sentimiento de nuestros alumnos de sentirse “nada” puede ser lógico en una sociedad consumista, en una sociedad que nos incita constantemente a consumir, que nos vende todo tipo de mercancías constantemente y nos obliga a consumir hasta lo que no necesitamos. Nuestros alumnos no tienen trabajo (así lo confesaron muchos) y cuando lo tienen sufren las peripecias de los contratos basuras.

Es  muy difícil explicarles que son alguien, que existen, que se sientan valorados, pero hay que intentarlo. Es muy difícil, porque un docente les puede explicar todo esto en un par de horas a un alumno pero después cuando llegan a la casa y prenden la televisión y ven una publicidad de un par de segundos que los incitan a consumir algo que está lejos de sus posibilidades nuestro discursos se desmoronan por el propio peso de la sociedad.

 

Bueno, tenía ganas de escribir un poco, como siempre no es necesario que compartan conmigo las ideas del blog. Quería solamente comentarles a través  del cuestionario de los “Polimodalotes” como la crisis social se siente fuertemente en nuestros alumnos. No sólo en los “polimodalitos”, sino también en los “Polimodalotes”. Hay más cosas para comentar y analizar del cuestionario de los alumnos de adultos, pero me las reservo para mí. Voy a ser egoísta, ¿puedo?

 

 

 

Aquí algunos cuestionarios seleccionados:

 

·        “ Mi historia viene de un pueblo muy chiquito soy de Chaco, donde terminé la primaria…hice el primer año dos veces y tuve que dejar porque el colegio quedaba en otro pueblo y era interno…me tenía que ir un lunes y volver a casa el sábado eso me agotó las ganas de estudiar…era ir y volver a casa a dedo porque la situación económica no daba para un colectivo, entonces con un primo y una prima viajábamos a dedo 150 km.…un día de mi vida comienza así…estoy juntada, tengo un hijo de dos años, me levanto a las seis para acompañar a mi marido que se va a trabajar y el mayor tiempo del día lo paso con mi hijo…mi proyecto de vida es terminar el colegio, educar bien a mi hijo para que pueda ser alguien en la vida…”

 

·        “Me levanto a las 4:30 hs desayuno…trabajo en el horario de 6 has hasta las 16, vuelvo a casa, me baño y vengo al colegio…mi proyecto de vida es  cambiar el trabajo…obtener el título y poder  asegurarme la parte laboral…”

 

·        “Un día de mi vida…Trato de salir adelante día a día haciendo changas, buscando trabajo combinando los horarios y tener tiempo para estudiar un poco…Mi proyecto de vida es volver a formar mi familia, valorarlo como se merecen, darles lo mejor de mí, una casa digna, una persona nueva con muchos proyectos y sueños a compartir con ellos y ser un empresario importante del país…”

 

·        “ Mi historia…tuve que trabajar, siempre me propuse y nunca pude estudiar, nunca lo pude lograr porque después de varios intentos dejé por la mitad, esto ocurrió a partir de mi relación con las drogas…estoy con muchas expectativas quizás pueda seguir una carrera corta o larga…necesito el diploma porque quiero estudiar para guardavidas en la Cruz Roja, por eso mientras tanto voy a natación…me levanto temprano ya que trabajo en mi casa y elaboro productos de panadería…esto me tiene ocupado unas 8 horas…como proyecto de vida me propuse primeramente ser alguien en la vida para luego formar mi familia y extenderme en mis   negocios…”

 

·        “No trabajo, estaba buscando pero no encuentro, mi proyecto es terminar el secundario para trabajar ya que todo el tiempo me piden el secundario para todo tipo de trabajo…ahora que tengo una familia quiero progresar, para darle a mi hijo un futuro mejor…”

 

·        “Voy a ser sincero! Empecé este año porque se anotaron unos amigos…el proyecto de mi vida es terminar la secundaria y tener un título para trabajar mejor, de mi trabajo no estoy avergonzado, pero si hay algo mejor bienvenido sea…”

 

·        “Me gustaría ser el día de mañana alguien en la vida, progresar y si puedo seguir estudiando…me gustaría ser alguien en la vida…me gustaría ser enfermera…”

 

·        “Llegué acá y si no termino el secundario me voy a sentir el peor…mi proyecto de vida es ser jefe de alguna empresa por lo cual me voy a esforzar mucho por hacerlo de cualquier manera…”

 

·        “Terminé noveno y deje primero tres veces por trabajo…un día de mi vida…me levanto a las 5, desayuno y salgo a trabajar hasta las 14 hs…mi proyecto de vida es terminar la escuela para llegar más alto en mi trabajo y poder ganar más plata, para tener mis cosas, como mi casa, mi pilcha y a futuro darle a mi hijo lo que no me dieron…”

 

·        “Me levanto a las 3:30 hs para ir a trabajar a Pompeya, no tengo horario de regreso, mi proyecto es terminar mi casa y hacer el profesorado de sociales…”

 

·        “Mi proyecto es terminar la secundaria para poder trabajar de lo que me guste…”

 

·        “Después de un tiempo me di cuenta que hoy sin estudios no somos nada y me anoté en un primario para adultos…soy peluquero y corto el pelo a domicilio…mi proyecto de vida es terminar el secundario y el profesorado de música y tener un trabajo seguro…quiero triunfar con mi grupo y viajar por todos lados…comprarme una casa y que a mi familia no le falte nada…”

 

 

 

 

Hasta aquí, lo que consideré lo más jugoso de doce entrevistas a los alumnos de “Polimodalotes”.

 

Hasta pronto

SERALE
Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
13 mayo 2009 3 13 /05 /mayo /2009 17:29

Voy a contar algunas historias personales de mis alumnos. Estas historias pertenecen a alumnos de un primero de “polimodalitos”, de un colegio nocturno, colegio muy particular por el origen de su matrícula. Es un colegio céntrico, ubicado a dos cuadras de la peatonal de mi distrito, pero llamativamente tiene un alumnado que proviene de los lugares más alejados del centro. Siempre tuvo estas características, no hay alumnos que vivan a diez cuadras a la redonda, todos sus alumnos vienen de los cuatro puntos cardinales, y siempre de lugares alejados, tan alejados que muchos viven en otras  localidades del propio distrito.

Es un curso con una matrícula inicial de 22 alumnos, pero cuatro o cinco de ellos no vinieron más de dos clases, por lo cual ya tengo que considerarlos desertores, desertores por lo menos del colegio, no sé si algunos de ellos está en este momento estudiando en alguna otra institución. Del resto puedo agregar que ya otros cuatro o cinco no vienen más desde hace unas cuantas semanas. Por lo tanto queda una matrícula real que ronda los diez, doce alumnos, pero como siempre hay un ausentismo de otros tres o cuatro alumnos por clase nunca tengo en el aula más de siete u ocho “estudiantes”.

El lunes el ausentismo fue superior, solamente vinieron cuatro alumnos, donde uno de los cuales llego a mitad de la clase, así que empecé la clase con tres alumnos.

Ante esta situación los presentes solamente estaban interesados en saber cuando se iban, ya que según su propia visión si hay menos de cinco alumnos “se tienen que ir”. Explicarles que si ya estaban en el colegio no podían irse me llevo un buen rato, y como yo mismo estaba desconcertado no sabía muy bien si darles clases o no, lo que más me complica no es dar clases a cuatro alumnos, lo que más me desconcierta es que no son cuatro alumnos que siempre vienen, sino que dos de ellos hace varías clases que estaban desaparecidos, entonces la realidad es que si desarrollaba mi clase normalmente lo más probable es que a la clase siguiente algunos de ellos no estaría presente, seguramente tendría otras vez cinco o seis alumnos pero “distintos”.

Lo cierto es que palabra va palabra viene me puse a charlar con cada uno de ellos, así surgió el siguiente diálogo:

 

SERALE: ¿Qué pasa que faltan tanto?

 

Agustín (desde ahora A): No sé profe

Gustavo (desde ahora G): Y, hoy es lunes los lunes somos poquitos

 

 

SERALE: y los viernes también!

Juan (desde ahora J): los viernes más, tenemos que salir a la noche.

 

SERALE: Es increíble, recién estamos a principio de Mayo y ya no vienen más unos cuantos y ustedes en cualquier momento quedan libres.

J: a veces no podemos venir

SERALE: ¿Por qué?

A: Yo trabajo

SERALE: ¿Dónde?

J: en una gomería

SERALE: ¿Dónde?

J: En Ezpeleta

SERALE: ¿Y en qué horario?

J: de 7 a 17hs, pero a veces me tengo que quedar algunas horas más para que el dueño me de un poco más de plata

SERALE: ¿Cuánto ganas?

J: $40 pesos por día, Pero a veces “lukeo” para hacer más plata.

SERALE: ¿Qué es lukear?

J: arreglo por mi cuenta y no paso el arreglo al conteo, es decir, si viene una moto con la goma pinchada la arreglo pero si estoy solo me agarro la plata para mí y el dueño no se entera.

SERALE: ¿Y si se da cuenta? ¿Y si llega justo en ese momento?

J: no, hasta ahora no “pasa nada”, lo único que tengo que tener cuidado, solamente lo hago cuando sé que el dueño no conoce al cliente, no soy tonto.

 

SERALE: ¿Y vos Agustín?

A: Yo hace como dos años que no trabajo

SERALE: que suerte, te pueden mantener tus padres…

A: si, suerte.

(Respuesta no muy convincente, no tiene aspecto de provenir de una familia  que pueda mantenerlo, además su respuesta fue con una mirada de “reojo” con sus compañeros, mirada que me pareció un tanto cómplice, pero no puedo decir nada porque no me consta nada)

 

SERALE: ¿Y vos Gustavo?

G: Yo soy jardinero

SERALE: Que bien, y ¿Tenés mucho trabajo?

G: A veces

SERALE: ¿Dónde?

G: En Ranelagh

SERALE: ¿Cómo haces?

G: Tengo clientes que me llaman

 

SERALE: ¿y vos Damián? (Damián es el cuarto alumno, el que había llegado tarde)

D: Yo en “X” (“X” es una panadería y confitería muy grande del distrito que no quiero nombrar porque no viene al caso)

SERALE: ¿Hace cuánto?

D: bueno, no, la verdad es que trabajaba, hasta el mes pasado, pero me echaron

SERALE: ¿Por qué?

D: Porque nos echaron a todos

SERALE: ¿renovación de personal?

D: no, nos echaron porque nos encontraron “lukeando”

SERALE: ¿y qué hacían?

D: Como no nos pagaban teníamos que hacer plata de alguna forma

SERALE: ¿Cuánto le pagaban?

D: $30 por día

SERALE: ¿Y qué hacían?

D: cuando íbamos a la fábrica a buscar pan, facturas y tortas para repartir a los negocios vendíamos algunas tortas sin que se dieran cuenta y con eso recuperábamos lo que no nos pagaban.

SERALE: Eras entonces repartidor ¿No se daban cuenta que faltaban tortas?

D: si, a veces manejaba la camioneta. No, no se daban cuenta, repartíamos tantas tortas…

SERALE: ¿A quién se las vendían?

D: a cualquiera, a conocidos…

SERALE: ¿Cuántos años trabajaste?

D: Más de dos años, ahora le estoy haciendo juicio, consulte a una abogada y le mando la semana pasada una carta documento

 

G: (interviene G): ¿Es al pedo, si estabas en negro

D: No, tengo testigos.

 

J: Vio profe, estamos en la lona, nos tiene que aprobar…¿Qué notas tiene de nosotros?

SERALE: solamente las conceptuales, lo que hacen en clase, les pongo una nota cuando paso lista, cuando viene…

J: ¿Y la prueba qué nos iba a tomar? ¿Qué iba a tomar?

SERALE: No sé, ya ni me acuerdo, hace un mes  que les dije que “la próxima clase les tomo” pero siempre pasa algo, feriados, paros de porteros, cortes de luz, y cuando vienen siempre me dicen que no pudieron estudiar, la verdad es que ni yo me acuerdo que les iba a tomar

D: le prometemos que para la próxima vamos a estudiar…

 

SERALE: ¿Y qué hacen con la plata que ganan?

D: Yo me compré estas zapatillas, mire…son de 600 pesos, la gastamos, el sábado fui a un recital de “los Gardelitos” y me gasté “150.

SERALE: Justo lo que ganas en la semana, es un despropósito...-

 

J: ¿Le gusta la música profe?

SERALE: si, pero creo que la que les gusta a ustedes no

SERALE: ¿Y van  a los bailes?

G: Yo no tanto

J: callateeee, que vos vas a “complejo (un boliche de la zona)

G: a veces, no voy mucho porque se arma cada una

SERALE: ¿Peleas?

G: si, los “negros” se agarran solamente porque te miran mal

SERALE: ¿muchas peleas?

G: si, siempre, y va cada “negra”…

SERALE: Conozco algún que otro grupo de los que les gustan a ustedes

G: Hay cada uno, hay uno que se llama “fideos con manteca” otro “la banda de lechuga” otro “el arrebato”…

SERALE: bueno, yo sólo conocía a los pibes chorros, a “el polaquito”…

 

SERALE: bueno, si siguen así no llegan a fin de año, no tienen que faltar tanto, ¿repitieron ustedes?

G: con esta es la tercera vez que hago primer año

J: yo también

D: yo no, es la primera vez que estoy en primero, pero dejé noveno y terminé después en adultos ahí conocí a agustín, estábamos los dos en adultos

A: yo también había abandonado EGB

 

G: yo cuando estaba en noveno una vez en gimnasia le dijimos al profe para armar un equipo de fútbol, el profe nos dejo, empezamos a ganar uno, dos, tres, cuatro partidos y nos propusieron jugar con escuelas de Varela, ganamos tres partidos seguidos y nos anotaron en los torneos bonaerense, jugamos con equipos de Quilmes y como seguimos ganando un día nos llevaron a Mar Del Plata, que joya…, y como ganamos después fuimos a Córdoba y como seguimos ganando fuimos a jugar al CENAR, cuando estábamos en noveno en el último trimestre no fuimos ni una vez al colegio y los padres se empezaron a quejar porque no teníamos notas y la directora dijo “bueno, los aprobamos a todos porque representaron al colegio” y así nos dieron el diploma. Todos los que estábamos en el equipo todavía estamos en primer año…

SERALE: ¿Qué colegio era?

G: uno que está cerca de la estación (me dijo el colegio pero no viene al caso que lo nombre)

 

Recreo…No sé que va a pasar con este curso, en los últimos cinco años llegaron unos doce alumnos en promedio a fin de año, este año como viene la mano creo que no van a llegar ni dos…

 

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD. Pensar que fui citado en este colegio por el CIE para la “feria de ciencias”

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
13 mayo 2009 3 13 /05 /mayo /2009 17:24

Ya comenté en artículos anteriores algunas características de mi noveno, es un curso de un colegio ubicado en un barrio periférico de mi distrito, con alumnos que pertenecen a un sector social muy postergado, alumnos que pertenecen a familias con necesidades básicas insatisfechas.

Para conocerlos un poco, para saber un poco como es  su vida, en una hora de clase les hice un pequeño cuestionario cuyas respuestas quiero compartir con ustedes. Es un curso con alumnos que creo es representativo de un sector del alumnado del conurbano bonaerense.

A continuación las preguntas e inmediatamente después las respuestas de algunos de ellos.

 

 

1. ¿Cómo está compuesta mi familia?

 

 

-Mi familia está compuesta por 5 integrantes, mi mamá, mi papá, mi hermano y mi hermana.

 

-Mi mamá es ama de casa y mi papá trabaja de policía, mi hermano trabaja en un cementerio de Quilmes, somos 8 en mi familia.

 

-Mi familia está compuesta de 12 integrantes, mi papá trabaja de albañil, mi mamá es ama de casa, tengo tres hermanos que se fueron, cuatro de mis hermanos van a la escuela.

 

-Por 8 personas, mi mamá trabaja de ama de casa, y mi papá de albañil, tengo 5 hermanas mujeres

 

-Por mi mamá, ama de casa, mi papá arquitecto y 7 hermanos, tres viven con sus parejas, los otros 4 viven conmigo

 

-Mi familia está compuesta por mi mamá, mis 4 hermanos que viven conmigo y con un alcohólico como mi papá que trabaja de albañil.

 

-Mi familia está compuesta por 7 hermanos, mi padrastro, mi abuela, mi padrastro trabaja en Puerto Madero.

 

-Yo vivo con mis abuelos y mi mamá que es ama de casa

 

-Mi familia está compuesta por tres nenas, y vivo con mi mamá. Ella no trabaja, mi papá está separado, él trabaja de militar en Punta Alta, está juntado y tiene un bebé que es mi hermanastro.

 

-Con mi papá, mi hermano y yo, vivo en una casa compartida con mi abuela. Mi papá trabaja en un restaurante, con mi hermano y mi mamá en un jardín.

 

-Mi familia está compuesta por 13 hermanos y mi sobrino, vivo con mi mamá y 10 hermanos, mi hermana mayor tiene 3 hijos, mi otra hermana que vive conmigo tiene uno, mi papá no está conmigo, vive en Corrientes.

 

-vivo con mi mamá y mi papá y mis 4 hermanos, mi papá trabaja en un restaurante, y mi mamá cuida tres chicos

 

-Mi familia está compuesta por 6 personas, mis tres hermanos y yo. Mi mamá es ama de casa y mi papá es albañil y mis hermanos estudian.

 

- Mi familia está compuesta por 8 integrantes, mi papá, mis 2 tías, mis dos primas, mi tío. Mis 2 tía  trabajan en la municipalidad, mi papá es pintor.

 

2. ¿Por qué vienen al colegio, qué esperan de él?

 

-Vengo al colegio por mi propia cuenta y porque es importante estudiar para llegar a ser alguien el día de mañana. De la escuela espero una buena educación y salir bien preparado.

 

-Yo vengo porque me obligan, pero espero una buena educación para conseguir un buen trabajo.

 

-Yo vengo a la escuela porque creo que es importante y a la vez una obligación. Porque si no estudias no aprendes y espero tener una buena educación.

 

-Yo vengo para aprender y espero del colegio que termine rápido porque no me gusta estudiar para las pruebas.

 

-Yo vengo al colegio para aprender y para poder empezar una carrera para el día de mañana ser una persona que no le falte nada y ser un ejemplo a seguir para mis hijos en el futuro y de la escuela espero una buena enseñanza.

 

-Vengo para aprender cosas importantes y para poder el día de mañana terminar la secundaria.

 

-Para estudiar y estar con mis amigos, espero salir con una carrera y con un título, para trabajar y mantener a mi familia.

 

-Yo vengo al colegio porque me manda mi mamá  yo no quiero venir pero sé que cuando sea grande me va a servir para trabajar, eso espero.

 

-Porque me obligan.

 

-Venimos porque nos obligan y vengo para terminar y tener mi título y después no ir más y después ir a trabajar y ganar mi platita y comprarme todo lo que yo quiera.

 

-Porque es una forma de instruirme, y porque aprendo un poco y espero que el colegio me apruebe.

 

-Vengo al colegio para estudiar y espero del colegio una buena educación y estudiar para tener un buen trabajo, no como mi papá.

 

-Por obligación, nada que esperar.

 

-Yo vengo al colegio por obligación y además espero que para el día de mañana tenga un buen trabajo para mis hijos.

 

-vengo para el día de mañana un buen trabajo y aprender lo que no sé.

 

-Yo vengo al colegio por cuenta mía y espero del colegio terminar.

 

 

3. ¿Cómo ven a los docentes?

 

 

-Los profesores a mi me enseñan bastante bien pero a veces son estrictos y muy malos y se enojan de nada

 

-Yo veo que los profesores enseñan bien, pero algunos días son buenos y otros malos.

 

-Los veos estrictos y un poco malos.

 

-Algunos profesores son despistados no te enseñan nada y otros te enseñan demasiado pero es para nuestro futuro.

 

-La profesora de matemática es muy exagerada, el de química es muy rápido y medio nabo, La de inglés falta mucho, y el de historia y geografía bien pero algo rápido (¿Punto a mi favor? Jjaja)

 

-Son malos porque nos dan mucha tarea a mi me gusta más sociales: historia sé que me ayuda a aprender pero a mi me gusta estudiar (aquí si punto a mi favor)

 

-Algunos son buenos, el de historia no explica bien (me pego duro)

 

-Algunos profesores explican bien y otros mal, el profesor de historia bien (Voy tres a uno a favor…)

 

-Los veo que les falta que expliquen más las cosas para entender mejor la tares y para que el día de la prueba pueda entender.

 

-No son todos iguales, algunos te enseñan bien y te ayudan y otros nada

 

-los veos que tienen algunos ganas de enseñar pero otros vienen y dictan y nada más y no les importa la vida de los alumnos.

 

-Algunos son buenos pero otros no

 

-Los veo a algunos bien pero a otros los odio porque son muy pesados, pero algunos son divertidos.

 

4. ¿Qué piensan hacer el año que viene?

 

-Bueno, ya tengo la decisión de cambiarme al instituto Manuel Belgrano, para salir bien preparado y seguir mi carrera de estudio

 

-Yo pienso seguir estudiando hasta terminar

 

-Seguir estudiando para hacerme policía y me cambio de escuela

 

-Pienso seguir en la escuela de al lado, pero si necesito busco trabajo

 

-Seguir los estudios

 

-voy a seguir estudiando

 

-A seguir estudiando

 

-voy a seguir estudiando lo que falta por obligación y para entretenerme y voy a tratar de ser más inteligente.

 

-Voy a seguir estudiando pero quiero trabajar

 

-Voy al colegio de al lado

 

-voy a seguir

 

-Voy a seguir estudiando, terminar, si es que puedo la escuela

 

-Voy a seguir sociales y no sé en qué escuela voy a empezar 1°año

 

-Yo voy a seguir estudiando para ser alguien en la vida ayudar a mis hermanitos, quiero ser doctora

 

-Seguir estudiando para terminar el bachillerato.

 

Voy a estudiar sociales y espero que los profesores sean buenos.

 

 

5. ¿Qué estudios tienen mis padres?

 

 

Mi papá tiene la primaria y la secundaria completa, y mi mamá no sé.

 

-El primario y el secundario completo

 

.Mi mamá hasta cuarto de la secundaria y mi papá no sé.

 

-Mi papá terminó la secundaria mi mamá dejó

 

-Mi mamá hizo hasta quinto y mi papá hasta tercero

 

 

-Mis padres terminaron la vieja secundaria.

 

-Mi mamá hasta la mitad de secundaria

 

-no sé

 

-Ni idea

 

-Mi mamá es ama de casa y mi papá no existe.

 

-Tienen primero completo y segundo completo, mi papá y mi mamá.

 

Mi mamá estudió hasta la secundaria y mi papá hasta cuarto grado.

 

-Hasta noveno año.

 

-Terminaron EGB

 

-No sé.

 

-Ni idea

 

 

6. ¿Cómo se ven dentro de 10 años?

 

 

-Yo me imagino bien, con un buen laburo, y muy contento con mis estudios.

 

-Yo me veo con un buen trabajo con familia estudios terminados y mi casa propia.

 

-Con una familia y dos hijos, y trabajando con una familia estable.

 

-No sé

 

-Con mi propia familia y un trabajo.

 

-Con trabajo, buen físico, con una novia, inteligencia más o menos superior.

 

-Con una familia relinda, que nunca nos separemos y que seamos felices.

 

-Trabajando con pocos hijos.

 

-Me veo con mi familia con mis hijos y siendo profesora de matemáticas.

 

-Yo espero brindarles a mi familia lo mejor, que tenga un futuro estable, poder aguantar a mi familia y el día de mañana darle y brindarle todo mi cariño, y mi apoyo en todo lo que me necesiten!...(los signos son de la alumna)

 

-Yo me veo con un título y un trabajo estable con una familia compuesta con pocos hijos.

 

-Yo pienso verme con mis hijos, darle una vida mejor ayudar a mis hermanos educar a mis hijos garantizar un futuro. Me veo una doctora es mi sueño cuidar y ayudar a los chicos, tener trabajo para mantener mi familia.

 

-trabajando, con un título, una familia y sin hijos.

 

-Me veo trabajando, no sé si con pareja y con hijos.

 

-Yo me veo con novio, viviendo sola y trabajando.

 

 

7. ¿Qué problemas ven en el barrio y entre tus pares?

 

 

-El problema que hay es que hay mucha violencia y muchos chicos se drogan y muchas chicas que son traidoras y sacan chicos.

 

-veo mucha violencia y drogas

 

-Veo muchos chicos en la calle y drogándose

 

-Que se drogan en la esquina de mi casa, roban, pero casi todos los de mi barrio son buenos conmigo.

 

-Entre mis pares yo veo mucha violencia y problemas con la droga.

 

-La pasta base y la droga pero casi todos no lo hacen en el barrio

 

-Que hay muchos drogadictos, borrachos, vagos y violencia

 

-Los chicos de nuestra edad se drogan y roban mucho

 

-Yo veo los problemas de hambre, de droga y de trabajo

 

-Droga y sobre todo en algún amigo mío.

 

-Hay mucho alcohol

 

-Hay mucha droga, mucho alcohol y sobre todo peleas callejeras

 

 

-Yo veo muchos problemas con la droga y mucha delincuencia.

 

 

 

FIN.

 

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD. Es muy rico para analizar, háganlo si les interesan nuestros alumnos y si tienen tiempo. Yo estoy muy deprimido para opinar algo en este momento.

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
10 mayo 2009 7 10 /05 /mayo /2009 19:16

Cuando todo indicaba que la semana pasada iba a ser la primera semana completa de clases a último momento se dictaminó, el viernes, un paro de porteros, bueno, deberemos esperar una semana más, y en algún distrito más aún, porque en un distrito de mi región durante la semana que comienza eso no será posible ya que hay un congreso pedagógico entre el martes y el jueves.

El viernes, cumpliendo horario en uno de mis colegios, me desayuné con la noticia, un congreso pedagógico, qué lindo, bueno, en principio, porque viendo el panfleto donde se publicitaban los paneles no me pareció tan lindo…

En el panel I, en el primer día,  “la escuela y las políticas educativas en el contexto de la crisis social y educativa” veo con asombro que los panelistas son del gremio. ¿Entonces?  Lo primero que se me ocurre pensar es que me van a “bajar línea”, y justo a mí que soy un crítico del sindicato…

Pero no sólo eso, uno de los panelistas es nada más ni nada menos que uno que en los noventa acompañó en una lista al menemismo…ya a está altura, sin seguir leyendo el panfleto me parece todo muy bizarro.

Pero como estaba cumpliendo horario y sin nada que hacer, seguí leyendo un poco más el papelito amarillo. En otro de los paneles veo que hay un título llamado “leyendo el estatuto”…La verdad es que ya, a esta altura, mi paciencia estaba bastante alterada. Tengo un estatuto del docente en mi casa, y por cierto, no lo leo,  lo haré en cuanto tenga necesidad de hacerlo, y si de pronto no entiendo algo me dirigiré al sindicato para que despejen mis dudas, pero no necesito ir a un congreso a “leer el estatuto” ¿O no? ¿O si? No sé, ya a esta altura estoy dudando…

Veamos otros paneles… “juegos, arte y educación”…ya la descarto, la sola palabra juego me pone los nervios de punta…

A ver…aquí, ahora, con el panfleto en la mano veo otro panel: “Jugando a ser historiadores con la línea de tiempo”…a no!!! Ser historiador es un trabajo muy duro, ir a archivos, a bibliotecas, buscar fuentes, leer horas y horas, como van a poner el título de  un panel ¿“jugando a ser historiadores”?...si es para los chicos vaya y pase, pero si es un congreso…

¿Sigo? No, ¿Para qué? Me alcanza y me sobra con lo que me dijo un compañero muy querido por mí por ser un loco lindo, esos que te compran con una frase, cuando entró a sala de profesores me dijo: “yo voy a ir, me acredito a las 8 hs, me quedo un rato a un panel y me dan la constancia para todo el día…”

 Es un capo, lo respeto mucho porque el tipo sabe un montón, lo único que hizo en última instancia es expresar un sentimiento generalizado del noventa por ciento de los que van a ir al congreso. Porque claro, no será el primero ni el último que hace o hará esto. ¿Quieren una prueba? Bueno, digan el martes a la mañana que por una cuestión administrativa o algo por el estilo, que no se otorgaran constancia para poder justificar el ausente en los colegios. ¿Cuántos van a quedar? Respuesta: dos o tres (y no porque tengan que trabajar).

El concepto de “congreso pedagógico” es un concepto gigante, que todos tenemos que respetar, de un congreso pedagógico nació la ley 1420, un congreso pedagógico es lo que se necesita para empezar a solucionar el gran problema que es la educación. Lo que yo pido nada más ni nada menos. Un congreso pedagógico llamado por el oficialismo, formado con representantes de toda la oposición con representación parlamentaria. Que de pronto se reúna en el teatro argentino de La Plata, durante tres meses, con la invitación de los sindicatos y de un docente de base por distrito, y que finalmente se logre definitivamente un acuerdo nacional para que la educación pueda ser una política de Estado.

O si eso es mucho pedir, un congreso pedagógico con investigadores y docentes que expresen lo que sufrimos en las aulas y que sean escuchados. Que presenten currículum, que tengan un lugar ganado en el campo intelectual, sino ¿para que quiero ir a un congreso? ¿Para justificar la falta? Para eso me tomo licencia médica y chau.

 

Pero todo lo que pasa, pasa por algo. Porque mi colega que es un capo en lo suyo ¿va a ir solamente porque le justifican el día? No, va a ir porque él, como otros compañeros, estamos un tanto cansado de muchas situaciones. Algunos docentes van a ir porque  están cargadísimos de horas y es la única manera de llegar al sábado siguiente. Otros van a ir porque tienen cursos que son verdaderos “anti cursos”. Cursos con alumnos que no hacen nada y que cuando ven llegar al docente lo primero que preguntan es “¿Para qué vino profesor?”. Situaciones de cansancio que ya se dan a esta altura del año. Bueno, ahora si fui bueno, traté de justificar a los que van a ir al “congreso pedagógico”, pero…

 

 

 

CHAU

 

 

 

PD. Compañeros, como yo soy uno de ustedes, también estoy cansado, y también tengo un “anti curso” en esos días, por eso estoy dudando, no sé si ir o no, después de todo yo también soy hijo del sistema educativo. Un Abrazo.

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
9 mayo 2009 6 09 /05 /mayo /2009 19:20

No conozco el mundo de las escuelas rurales, nunca trabajé en una de ellas, sí tengo algunas referencias desde los medios de comunicación, y por lo que tengo entendido son historias muy diferentes a los colegios del conurbarno. La impresión que tengo es que cumplen un rol mucho más amplio de lo que uno puede ver en nuestros colegios. Educar no es solamente una de sus tareas, además deben  alimentar, contener, vacunar, tramitar documentos, dar alojamiento a los alumnos y/o docentes en caso que vivan muy lejos de la institución. Creo que el rol del docente también es más amplio que el del docente tradicional, aquí si que muchas veces cumplen el rol de segundos padres, pero además, el maestro por lo general es además director, cocinero, preceptor, un verdadero “docente multifunción”.

Quiero compartir unos datos de una encuesta sobre educación y desarrollo rural de la Red de Comunidades Rurales, sobre 405 comunidades en las regiones NOA y NEA, Año 2008, y luego una pequeña entrevista.

 

·        95 por ciento de las escuelas rurales tiene comedores comunitarios, pero menos de la mitad cuenta con personal para cocinar.

 

·        3 de cada cuatro escuelas tiene directores que además, son maestros de uno o varios grados.

 

·        Las principales causas que aducen los chicos cuando faltan al colegio son: problemas de salud, falta de calzado, condiciones climáticas y trabajo en el campo.

 

·        En más de la mitad de las escuelas no hay ni una computadora.

 

 

Con respecto a esto último recuerdo un blooper del Gobierno de la provincia de Buenos Aires (no recuerdo bien en este momento el nombre del pueblo) cuando a mediados de los noventa había enviado computadoras a una escuela del interior de la provincia a un colegio donde no había electricidad en 50 Km. a la redonda.   

 

 

*Los datos son de la revista “veintitrés” N°565

 

 

 

Ahora si, la charla que acabo de tener con una prima mía que hizo la primaria en una escuela rural.

Alejandra, es de Santiago del Estero (casualmente en la región de donde provienen los datos de la encuesta mencionada) en la actualidad tiene 29 años pero su documento le resta uno, ya que es muy común anotar a los chicos semanas, meses y hasta años después del nacimiento en lugares alejados de las capitales provinciales.

Cursó la escuela primaria entre los años ´87 y ´94 en un paraje llamado Santa Teresita, departamento Mariano Moreno, a 150 km. De La Banda, al norte, sobre la ruta provincial N°5, a tres horas-por calles de tierra- en micro. La escuela es la Nº 386.

 

SERALE: Alejandra, ¿a qué distancia vivías de la escuela?

 

ALEJANDRA: a 2Km.

 

SERALE: ¿Cómo llegabas al colegio?

 

 

ALEJANDRA: Caminando, en bicicleta, en caballo, o en burro, pero por lo general caminando, iba con mis dos hermanas y las tres no podíamos ir en bici, así que  caminábamos todos los días una hora  ida y otra hora de vuelta.

 

SERALE: ¿Cómo es el colegio? ¿Qué característica tiene?

 

ALEJANDRA: El colegio es chiquito, tiene sólo un aula y un comedor

 

SERALE: ¿Sólo un aula?

 

ALEJANDRA: Si, un aula para todos, en ese momento éramos como 20, ahora son solamente siete u ocho, mis dos hijos van a la escuela y no son más que esos

 

SERALE: ¿Por qué pensas que hay tan pocos chicos?

 

ALEJANDRA: Porque los que tienen mi edad ya no viven más allá, todos están acá en Buenos Aires, o se fueron a pueblos más grandes, así que es por eso, sus hijos en edad escolar ya no están.

 

SERALE: ¿Y cómo hacían para estudiar todos en el mismo salón, supongo que tenían distintas edades?

 

ALEJANDRA: si, mi hermana estaba en primero, mi otra hermana en segundo, yo en tercero, mis primos (estos si no son parientes míos) en cuarto, en quinto, de los 20 ó 25 que éramos todos estábamos juntos.

 

SERALE: ¿Y cómo hacía el maestro para enseñarles a todos al mismo tiempo?

 

 

ALEJANDRA: Eran todos los mismos temas, lo mismo que tenían que estudiar los de tercero tenían que estudiar los de quinto o los de sexto.

 

SERALE: ¿Entonces mucho no aprendían?

 

 

ALEJANDRA: No, y no, si queríamos seguir en la secundaria, o en el EGB, teníamos que hacer otra vez el sexto grado, es que cuando nos hacían preguntas no teníamos ni idea de lo que nos preguntaban, cuando vine a Buenos Aires sentía que ni lo básico aprendíamos.

 

SERALE: ¿Y todos terminaban? No, en ese momento más de la mitad no podía terminar porque los padres los mandaban a trabajar, ahora es distinto, casi todos terminan.

 

SERALE: ¿No hay más trabajo?

 

ALEJANDRA: No, Hay cada vez menos.

 

 

SERALE: Y ¿cómo es el ausentismo? ¿Tienen muchos días de clases perdidos?

 

ALEJANDRA: Si, muchas veces cuando llueve no íbamos por dos o tres días, o porque nos quedábamos a trabajar en la chacra o en el corral, pero también muchas veces el maestro se iba a Santiago y no venía por unos cuantos días.

 

 

SERALE: ¿Qué aparatos tecnológicos tienen?

 

ALEJANDRA: Solamente una vieja TV, que anda con grupo electrógeno porque no hay luz eléctrica.

 

 

SERALE: ¿Computadora?...listo,listo, no hace falta que me respondas…

 

 

SERALE: ¿Y el comedor? ¿Funciona si no está el maestro?

 

ALEJANDRA: igual el maestro no cocinaba, de eso se ocupaban los padres, nosotros desayunábamos y almorzábamos en la escuela pero nuestros padres se sorteaban los turnos para cocinar.

 

SERALE: ¿Y si querías estudiar en la secundaria?

 

ALEJANDRA: teníamos que ir a otro pueblo que se llama Libertad, a unos 12 Km, es la escuela 937 Juan Ciamperoni.

 

SERALE: Me dijiste que cada vez hay menos trabajo

 

ALEJANDRA: si, el maestro es el único que está bien, tiene un buen sueldo, además de maestro es director, tiene un plus por zona inhóspita todos los demás viven de la chacra y de los animales que se crían, a veces se hace queso y se carnea algo y se vende. Por eso todos se vienen a Buenos Aires, no hay mucho para hacer.

 

 

SERALE: ¿y tu viejo?

 

 

ALEJANDRA: ahí, siempre lo mismo, a veces corta árboles y hace en horno carbón para vender o ladrillos.

 

SERALE: Deben quedar unos pocos árboles

 

ALEJANDRA: si, ya el monte no existe más, además todos los campos fueron talados para plantar soja, el nuestro es el único que todavía tiene pocos árboles.

 

SERALE: Maldita soja…Cristina al final tenía razón, ese maldito yuyo.

 

ALEJANDRA: ¿Qué?

 

 

SERALE: nada-nada

 

 

Deliciosa entrevista con mi prima. Ahora trabaja en casas de familias, vino a Buenos Aires hace unos 5 años y está estudiando Gastronomía  (mi sueño). En Julio ya tiene prevista una pasantía y ya tiene una oferta de un “resto” para trabajar. Historias de vida. Las historias que más me gustan.

 

 

HASTA PRONTO

SERALE

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
7 mayo 2009 4 07 /05 /mayo /2009 21:04

Quiero compartir con ustedes la siguiente nota. Presten atención a las  condiciones en la que se encuentra el colegio del Artículo de “Crítica”. ¿Se imaginan lo que deben ser algunos colegios del interior del país? Y presten atención a como se solucionó el pedido de la nena. Fue una respuesta no desde el Estado, sino una respuesta casi personal de Cristina.

 

http://www.criticadigital.com.ar/impresa/index.php?secc=nota&nid=23481

 

 

También quiero compartir otra nota de “Crítica” relacionada con lo que decía en uno de los artículos anteriores sobre la falta de “moratoria social” de muchos de nuestros alumnos:

 

http://www.criticadigital.com.ar/impresa/index.php?secc=nota&nid=23560

 

 

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD. Perdón, casi me olvido de la buena noticia. Por fin en la semana terminé en un par de curso la introducción a mi materia. Es que con los paros docentes; Los paros de porteros; Las citaciones del CIE; Más paro -de docentes y porteros-; Desratizaciones; Desinfecciones; Cortes de luz; Eventos varios, varios eventos; Cortes de agua; etc. Estaba estancado todavía en la introducción a la materia. Ahora me tengo confianza para “liquidar” la unidad I hacia comienzos de Noviembre. No me digan que no es una buena noticia…

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
6 mayo 2009 3 06 /05 /mayo /2009 19:04

El domingo salió una nota en la revista viva de Clarín escrita por Beatriz Sarlo, muy interesante para analizar desde distintos ángulos. Quiero rescatar algunos párrafos de la nota:

 

“…en el año 2006 (…) sólo el 48 por ciento de la población había leído un libro en los últimos doce meses. Más de la mitad, entonces, no había leído absolutamente nada. El 48 por ciento estaba integrado por una mayoría de los sectores más altos, radicados en Buenos Aires y sus alrededores. Cuando se les pidió que mencionaran un libro leído, la Biblia ganó a todos los demás millones de títulos, lo cual debe hacer reflexionar en cualquiera de las dos direcciones siguiente: o no se acordaban que habían leído y mencionaban un título completamente inolvidable para judíos y cristianos; o no habían leído ningún libro, y, ante una pregunta que no esperaban, mencionaron el único que, por razones obvias, se les vino a la cabeza (…) ´La Biblia´ es lo que se responde cuando no se sabe que responder y sólo hay un libro que ocupa, casi, el mismo lugar automático: el Martín Fierro, sobre el que, (…) me permito desconfiar que sea efectivamente leído fuera de la obligación que todavía imponen algunos profesores de literatura en el secundario (…) o sea que, si se ejerce el principio de sospecha (…) ni la Biblia ni el Martín Fierro valen como respuesta…”

 

Beatriz Sarlo “pinta un cuadro” perfecto de lo que pasa en nuestra sociedad en el plano cultural. Yo mismo me hacía estos interrogantes en el artículo “La feria del libro”, donde me preguntaba un montón de cosas y no respondía ninguna. La falta de lectura en la sociedad la sufrimos en carne propia en los colegios, nunca les pasó que cuando dejan en clase una carilla de una hoja de un libro muchos alumnos dicen “¿todo esto hay que leer?...¡es mucho!”

Si para los adultos la lectura y la cultura del libro ya no existen o está en vías de extinción, nuestros alumnos directamente  la desconocen, ya que por pertenecer a la generación “tecnológica” directamente crecieron con DVD, Videos, Play Station, etc.

¿Y los docentes? ¿Leemos? ¡Que pregunta incómoda! (jajaja) Me río socarronamente y ustedes saben porque. Podría dar algunos atenuantes para “amortiguar” esa respuesta contundente que daríamos a la pregunta si leemos o no…

Uno de los problemas del docente es el tiempo, trabajamos en un sistema que es perverso, y la perversidad se expresa en distintas formas. El tiempo es muy escaso para el docente, por un lado trabajamos mucho, muchas horas repartidas en tres o cuatro (a veces cinco) colegios lo que nos convierte en los popularizados “profesores taxis”. Y cuando llegamos a casa después de trabajar, muchas veces dos o tres turnos, nos queda tiempo solamente para ocuparnos de trámites personales y de nuestras familias.

El otro problema es el económico, sabemos que el consumo cultural cuesta un dinero. Muchos docentes llegamos a fin de mes con lo justo, y de pronto comprar un libro cuesta $30, $40 promedio. Ni hablar si queremos sumar a eso alguna revista semanal o dos o tres veces el diario en la semana.

Así, tiempo y dinero son dos factores a tener muy en cuenta a la hora de explicar la poca lectura del docente. Pero de todos modos creo que no justifica totalmente esta situación, como decía, son atenuantes, pero….

 

Hasta Pronto

SERALE

 

PD. Debo reconocer que en los últimos dos años disminuyó notablemente mi nivel de lectura

 

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
5 mayo 2009 2 05 /05 /mayo /2009 21:26

Adjunto las declaraciones del Ministro de Educación de La Nación, observen algunos de los conceptos vertidos por nuestro Ministro. Parece que la culpa de todo lo que pasa en el sistema educativo es de los docentes. Sé que hay profesores de matemáticas que leen el blog, presten atención. Sin palabras


EL MINISTRO DE EDUCACIÓN DIJO QUE SE "ESTÁ EN UN SERIO PROBLEMA"

Tedesco: "El 60% de los egresados de secundarios es analfabeto científico"


Desde la Feria del Libro, el funcionario detalló que los resultados de las evaluaciones educativas en ciencia y matemáticas en el país "son preocupantes, producto de la desigualdad que hay en las escuelas" e instó a los docentes a "permitir y facilitar el aprendizaje de esas asignaturas".

 

 

El ministro de Educación se alarmó al ver los resultados de los exámentes de matemáticas y ciencias, pero culpó a profesores y no a los alumnos. (Télam)

Click fuera del recuadro para salir

Sin autocríticas y apuntando a los docentes, el ministro de Educación nacional, Juan Carlos Tedesco, afirmó este jueves que entre el "50 y el 60% de los alumnos que terminan el secundario son analfabetos científicos", y subrayó que el sistema de enseñanza "está en un serio problema".
Tedesco indicó que los resultados de las evaluaciones educativas en ciencia y matemáticas en el país "son heterogéneos y preocupantes, producto de la desigualdad que hay en las escuelas", e instó a los profesores de matemática de las escuelas medias a que "terminen con esa situación de poder y prestigio que les da dictar esa materia filtro que dicen con orgullo 'nadie la aprueba'".
El ministro pidió "permitir y facilitar el aprendizaje de esa asignatura", al participar en un diálogo con su par de Ciencia y Tecnología, José Lino Barañao, en la 35 Feria Internacional del Libro donde cerró el 10º Foro Internacional de Enseñanza de Ciencias y Tecnologías. Desde allí, explicaron al público, en su mayoría docentes, por qué se debe trabajar en el mejoramiento de la enseñanza.
"Hoy nos damos cuenta que la ciencia no es para los aptos, como se consideraba antes, sino que es una necesidad social de todos los ciudadanos", dijo Tedesco que agregó: "La alfabetización científica es imprescindible para participar y debatir en todos los temas actuales, como la salud, las enfermedades como el tema de la gripe, el medio ambiente, que están todos cargados de información científica y técnica".
También consideró que "hoy enseñar matemáticas y ciencias tienen que ser parte de la cultura general" y remarcó que "capacitar a los maestros no tiene que ser darles cursos de matemáticas o ciencias, ya que si queremos cambiar la modalidad de la enseñanza hay que apelar a un sistema distinto". Luego, agregó: "Hay que hacer que los profesores hagan prácticas científicas desde sus tareas, que tengan hipótesis sobre cómo mejorar el aprendizaje, probarlo y evaluar los resultados".
También se refirió a los fracasos en los postulantes a ingresar a la universidad, al señalar que en la facultad de Ciencias Exactas de la Universidad de Buenos Aires "de mil aspirantes a carreras de Informática y Matemáticas, sólo el 30% logra superar las pruebas de álgebra y análisis matemático".

 

Fuente: “Crítica de los argentinos”.

 

 ¿Cómo se sienten los profesores de matemáticas después de estas declaraciones?  ¿Están dispuestos a terminar con esa situación de poder y prestigio que tienen para dictar la materia?...háganle caso a nuestro ministro y aprueben a los alumno, tienen que permitir y facilitar el aprendizaje  de esa asignatura…sin palabras.

Es verdad que el 60 por ciento de nuestros alumnos son “analfabetos científicos” (un nuevo concepto de analfabetismo para agregar al blog). También es verdad que hay desigualdad en nuestras escuelas, ya lo hemos mencionado. Pero lo que no hace el ministro es ver las causas que provocan estas situaciones. Si nos tenemos que hacer cargo de algo seguramente los docentes lo haremos, pero -como dice el artículo-¿Y la autocrítica desde los dirigentes políticos? Tedesco, Filmus, actual senador nacional, Mariano Narodowski (actual ministro de educación de  la ciudad de Buenos Aires) Adriana Puiggrós, (ex directora de escuelas de  la provincia)  fueron asesores de las reformas educativas en los noventa ¿no tienen nada que ver con lo que pasa? Creo que son doblemente responsables por haber sido asesores de las reformas educativas y, al mismo tiempo, funcionarios políticos.

¿Y el poder político es inocente? ¿Por qué la culpa tiene que ser únicamente de los docentes? Creo que más allá de las falencias que cada uno de nosotros pueda tener somos lo que menos culpas tenemos…

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD. Un saludo muy especial a los “profes” de matemáticas.

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
3 mayo 2009 7 03 /05 /mayo /2009 19:03

En el artículo anterior comentaba que en la feria del libro compré un libro titulado “La Tragedia Educativa”. Leyendo en sus páginas interiores he encontrado más conceptos que había desarrollado en el blog, por eso quiero compartirlos con ustedes. El subtítulo de la página 96 es el siguiente:

 

“La educación como espectáculo: la televisión, la escuela divertida”

 

“Como el resto de las instituciones contemporáneas, la escuela no ha podido escapar del signo que define a nuestra sociedad actual: la supremacía del espectáculo. Por eso, crecientemente, la educación recibe estímulos que la incitan a adaptar sus actividades a la lógica que impone el entretenimiento. No es casual, por lo tanto, que al referirse a las actividades escolares, tantos padres como hijos recurran a calificativos que están estrechamente vinculados con el entretenimiento. Así, es frecuente escucharlos afirmar que la escuela es aburrida (…) lo grave es que esta lógica del espectáculo está orientado a muchos intentos contemporáneos de reforma educativa. Se pretende hacer digerible y simple lo que se presume que los jóvenes actuales son incapaces de comprender. Tiempo atrás, una profesora comentaba: ¿Cómo puede alguien pretender que enseñe El Quijote a jóvenes que vienen desde sus casas estimulados por la televisión? (…) En los EE:UU se ha creado un término que define muchos programas educativos. Se los denomina ‘edutainment ’, híbrido que combina la educación con entretenimiento (…) el peligro de esta simbiosis reside en que se transmite el siguiente mensaje: si uno no se divierte, no aprende (…) pero, hay que reconocer que gran parte del aprendizaje no es diversión. Como afirma Clifford Stoll: ‘Nunca antes se había sostenido que el aprendizaje debe ser divertido. Requiere disciplina, responsabilidad y atención en clase. Aprender es trabajar. Convertir el trabajo de la clase en un juego supone denigrar lo más importante que podemos hacer en la vida. Alguien tiene que reaccionar frente a tanta estupidez de moda!”.

 

Fantástico párrafo del libro. Notable diría yo. Es lo que he comentado en varios de los artículos del blog, es lo que está pasando en nuestras escuelas.

En uno de los colegios que más quiero, donde trabajo desde hace más de 18 años, y donde tengo algunos de mis mejores compañeros de trabajo, se institucionalizó un certamen anual (desde hace unos 4 ó 5 años) donde los alumnos compiten en un ping pong de preguntas y respuestas. Es una copia de uno de las competencias que se hacen en el programa de Susana Giménez, donde los alumnos responden preguntas y por sistema de eliminación al grupo ganador hasta se los premia.

Lo primero que quiero decir es que cualquier cosa que copiemos de Susana Giménez es mala idea (creo que no da ni para que las chicas copien su peinado). Por otro lado, durante los días que tienen los chicos para buscar las preguntas se distraen en clase e interrumpen al docente preguntando las posibles respuestas, piden salir de clase para ir a  buscarlas…

También es inconveniente porque se terminan suspendiendo jornadas de clases. Espero que este año no sea un jueves, ya que  los jueves es el día (que por uno u otro motivo) menos clases hay. Es una competencia puramente memorística, y si bien reconozco que es importante ejercitar la memoria de vez en cuando, en este caso son respuestas que los alumnos olvidan 72 horas después de la competencia.

Ya este año el jefe de departamento nos pidió que vayamos preparando las diez preguntas con sus respectivas respuestas.
Es lo que pasa  en la mayoría de las escuelas, las teorías pedagógicas tarde o temprano terminan manifestándose en la vida cotidiana de las instituciones. Y si se ponen de moda es más difícil ir contra ellas, la moda muchas veces es más fuerte que las religiones.

 

 

*Ya que he mencionado a mi jefe de departamento del colegio mencionado quiero felicitarlo por su excelente comunicación, cada información que tiene que trasmitir la trasmite vía mail casi instantáneamente de producida la noticia, lo que me permite estar enterado de todo lo que pasa en la institución sin ni siquiera tener que abrir el cuaderno del dpto. en sala de profesores.

Sé lo difícil que es sentarse a escribir, más que nada por el tiempo que lleva, yo mismo para colgar un artículo, por más cortito que sea,  invierto media hora, cuarenta minutos, entre el ordenamiento de las ideas, la pelea con mi teclado, y el tiempo de revisión y “colgado” del artículo…por eso felicito de nuevo a mi jefe de departamento, son tiempos extra al trabajo escolar que el Estado nunca remunera.
 

Cuando pasan cosas buenas en las instituciones también hay que rescatarlas.

    

Hasta pronto

SERALE

 

 

PD. Como es imposible nadar contra la corriente es muy posible que yo también (como años anteriores) termine entregando las diez preguntas. Tengo la primera de ellas: ¿Cómo se llama el libro que compré en la feria del libro?. Resp. “La Tragedia Educativa”…¡UPA!, todavía me faltan nueve más…

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo