Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
2 mayo 2009 6 02 /05 /mayo /2009 19:03

El viernes intenté sintetizar algunas actividades en una sola, intenté aglutinar un paseo (que necesitaba) con algo de esparcimiento (que también necesitaba), algo de shopping (con poca plata) con algo cultural y la síntesis perfecta resultó un excursión a la feria del libro “del autor al lector” que se lleva a cabo todos los años en La Rural.

Hay un montón  de preguntas que uno podría hacerse, como por ejemplo como es posible que vaya tanta gente, o como puede ser que tenga tanta trascendencia en un país donde la cultura ha decaído tan abruptamente. Miles de personas visitando el predio por día durante casi tres semanas consecutivas. Un turista desprevenido podría pensar que nuestro país es un gran consumidor de libros. Pero  las estadísticas demuestran como los argentinos leíamos mucho más antes de la existencia de la feria del libro que ahora.

 Esta es la 35° edición, es decir, que antes de que se realizara cualquier feria del libro (en la década del sesenta) los argentinos leíamos tres libros per capita por año, y hoy con feria incluida las mismas estadísticas demuestran que los argentinos leemos menos de un libro per capita por año.

Pero no sólo eso, el nivel cultural, la educación en general, era más alta en aquellos años que en el presente. ¿Cómo se explica entonces este fenómeno? Vamos a la feria arrastrados ¿por la publicidad que se monta a su alrededor? ¿Vamos a hacer shopping? Es decir, ¿vamos a pasear, a visitar los stand y nada más?.

Pero mucha gente compra libros, y se llevan de a dos o de a tres ejemplares, entonces ¿compramos y los guardamos en la biblioteca sin abrirlos? O ¿consumimos lecturas irrelevantes? ¿O la feria del libro es algo artificial, como una isla en el desierto? O ¿la brutal concentración del ingreso se traduce también en una brutal concentración del conocimiento donde solamente consumen libros los que van a la feria del libro y el resto de la sociedad nada-nada?.

Lo cierto es que el nivel cultural de todos los argentinos no es lo que todos desearíamos, yo mismo que soy docente y he rendido no sé cuantos finales debo reconocer que tengo lagunas por todos lados, lagunas que a veces parecen mares…


En un determinado momento estaba en medio de una de mis editoriales favoritas, “Fondo de Cultura Económica”, muy entretenido en el sector de libros de historia, pero de pronto me di vuelta y en una mesa de educación del stand estaba “paradito” un libro que tranquilamente podría ser el nombre del blog: “La tragedia educativa”. ¿Casualidad? ¿Destino? No sé, pero terminé comprándomelo y ya que está en línea con los profundos sentimientos y pensamientos del blog “polimodalitos” les voy a trascribir parte de la contratapa:


“…en Argentina la educación aparenta ser una prioridad, si se considera el discurso público de los dirigentes. Pero, ¿acaso ese discurso refleja una preocupación real, traducidas en políticas y decisiones concreta que dan a la educación el lugar privilegiado que debe tener en nuestro país, con vistas al futuro? (…) la acción concreta de la sociedad argentina no parece estar guiada por esas ideas. Es más, vivimos rodeados de señales que demuestran de manera inequívoca que la nuestra es una sociedad contra el conocimiento (…) de hecho, el fracaso escolar de nuestros niños y jóvenes no es el fracaso del sistema educativo ni de la instrucción escolar: es ante todo, el fracaso de un modelo cultural y de un sistema de valores (…) casi el 70 % de nuestros niños y jóvenes no comprenden lo que leen, debemos tener presente que quizás no comprendan lo que leen en los libros, pero comprenden muy bien lo que leen en la sociedad”.

 

Bueno, cualquier parecido con algunas ideas del blog no es casualidad, es la realidad.

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD. El libro es: La tragedia educativa, Guillermo Jaim Etcheverry, FC
Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
30 abril 2009 4 30 /04 /abril /2009 20:47

El año pasado me encontré  en un colegio con un ex alumno a quien había tenido allá por el año 2002 y le pregunté cuando pensaba venir a rendir mi materia ya que recordaba claramente que se la había llevado. El ex alumno me respondió “no profe, me voy  anotar en el plan FinEs, es muy difícil su materia, en el plan FinEs tengo que ir a ocho clases y listo, el profesor me va evaluando clase por clase y por eso vine al colegio a buscar una constancia para anotarme”.

Esta charla quedó olvidada en mi mente (como muchas otras cosas que olvido, aún no sé muy bien porque) hasta hace unos días cuando en el recreo de un colegio llegó a mis manos una revista (que por cierto no recomiendo) llamada “El Monitor”.

El Monitor es una revista del Ministerio de Educación de la Nación, muy bien impresa, con un papel de calidad, tapa a colores, pero con muy malas ideas en su interior. El Monitor de Marzo de 2009 tiene una nota en las páginas 10 y 11 que es precisamente la editorial de hoy. El título del artículo es: “Para terminar los estudios”.

Voy a transcribir algunos párrafos de la nota para luego opinar sobre este tema.


“…el Ministerio de Educación de la Nación lanzó recientemente el plan de finalización de estudios (FinEs) que aspira a llegar a seis millones de personas que no han logrado concluir sus estudios. El plan contempla dos situaciones:

 

1. La de los miles de jóvenes y adultos que han cursado hasta el último año del secundario, pero no han obtenido su título porque adeudan materias. Ellos contarán con tutorías y asistencia pedagógica en alguna de las 2738 escuelas que funcionaran como sedes (…) así como clases transmitidas a través del canal Encuentro…

 

2. La de aquellos que aún tienen pendiente cursar años de educación primaria y secundaria. Para ellos se ésta desarrollando un currículum nacional y federal específico para la educación permanente de jóvenes y adultos…

 

…El Ministerio invertirá 41 millones de pesos que serán transferidos a las provincias, 34 millones para el pago de profesores y administrativos; 5,5 millones para gastos operativos; 1.700.000 para la capacitaciones de quienes llevarán adelante el proyecto en cada jurisdicción…

 

Hasta aquí la trascripción de lo más importante del plan FinEs, y obviamente quiero decir muchas cosas.

 

Lo primero que quiero decir es que desde el mismo momento que el Ministerio de Educación dice que el plan está destinado a 6 millones de alumnos y alumnas que no han logrado concluir sus estudios primarios y secundarios está reconociendo algo que por otra vía no lo hace: La magnitud de la deserción escolar, 6 (seis) millones de jóvenes que abandonaron la escuela!!

 

Lo segundo: No impriman más estas revistas y afines…¿saben el dinero que hay en el medio? Se necesita contratar a decenas de asesores, que cobran fortunas, hacer convenios con imprentas, dinero para su comercialización, etc. Hay 40.000 establecimientos sólo en la provincia de Buenos Aires, si mandan solamente 20 revistas por colegios se necesitan 800.000 ejemplares solamente para Buenos Aires, sumemos los establecimientos del resto del país…¿no sería mejor invertir este dinero para reponer vidrios? Porque después, en invierno, terminamos tapando las ventanas rotas con estas revistas, pero creo que mejor sería con vidrios verdaderos.

 

Tercero: Ahora si lo más importante. Creo que se les está vendiendo “espejitos de colores” a los pobres chicos que por una causa u otra no lograron terminar la escuela, tanto primaria como secundaria. La solución no es armar planes como estos porque lo único que se hace es camuflar el fracaso escolar, nadie puede decir que recibió una educación de calidad con ocho clases…sólo van a lograr decir luego que “gracias a que se anotaron 3 millones de chicos en el plan FinEs la deserción escolar es de solamente 3 millones…” y seguimos maquillando números.

 

Cuarto: aquí está lo que para mí es lo más peligroso. Fíjense el Punto dos, lo transcribo nuevamente “…y (para) aquellos que aún tienen pendiente cursar años de educación primaria y secundaria. Para ellos se está desarrollando un currículum nacional y federal específico para la educación permanente de jóvenes y adultos”. Si: es un plan no sólo para los que ya terminaron de cursar y adeudan materias, también es un plan para aquellos que “tienen pendiente cursar años de la educación primaria y secundaria”

Fantástico ¿No? 

Si esto prospera y se generaliza es la muerte de la educación como la conocemos, los jóvenes que aún tienen pendientes cursas años de educación primaria y secundaria ya no necesitarán ir al colegio en la forma tradicional, sino que necesitán solamente anotarse en uno de estos planes.

 

Quinto: En la página 11 de la revista hay un título que expresa el sentimiento de una alumna: “la oportunidad de mi vida”. Y más adelante, entre otras cosas, dice: “muchas veces pensé terminar el colegio pero, por alguna razón, esa decisión se postergaba. Hoy tengo la sensación que es diferente (…) estar aquí significa reiniciar un proyecto personal, proyectarme hacia un futuro con esperanza dejando de lado el no puedo (…) y qué bueno que está posibilidad se dé en un marco de políticas educativas del Ministerio de Educación, pues se trata de escuchar el grito de quienes esperan más justicia, más trabajo, más oportunidades de estudio…” (sic.). Bueno, el (sic.) es mío.

¿Vieron? Yo decía en el artículo anterior que hay gente que si no tiene defensas ideológicas no puede darse cuenta de muchas cosas. Como hará esta chica ilusionada con el plan para darse cuenta que si no pudo terminar sus estudios en el pasado el plan FinEs no es la oportunidad de su vida. Si termina sus estudios gracias al plan Fines ¿para qué le servirán? ¿Para estudios superiores? Creo que no, a menos que luego salga algún plan FinEs para aquellos que no terminaron el terciario…  

Si termina los estudios con el plan FinEs ¿le servirá  para encontrar trabajo?. Supongamos que yo desde la semana que viene me convierta en un pequeño empresario y decida abrir una oficina en la peatonal de cualquier ciudad. Pongo un aviso en el diario para buscar una chica para que realice trabajos de oficina varios. Al día siguiente se presentan 300 chicas en una cola de dos cuadras. La primera que está en la fila es esta chica que se había ilusionado con el plan FinEs, entra, saluda, le pregunto que estudios tiene, donde estudio, y me responde: “en la escuela media número X, pero como abandone terminé con el plan FinEs…” yo, buenito y todo como soy no me voy a reír porque sería un “H d P”, pero le voy a decir, “bueno, deja los papeles y cualquier cosa te llamo…” y claro, después tomaré para el puesto a alguna chica que terminó en forma regular sus estudios (aunque es probable que también haya robado el título…pero bueno, por lo menos los cursó en forma regular).

 

¿Y el gremio qué dice? Bueno, en un párrafo de la nota del Monitor dice “el plan requiere el compromiso y el trabajo coordinado de los Gobiernos provinciales, los municipios, los sindicatos…”. Es lógico que los Gobiernos provinciales y los municipios entren en propuestas como esta, ya sabemos que muchas veces las partidas presupuestarias que gira la Nación para algún fin se terminan usando para cualquier fin…

 

¿Y el gremio qué dice? Cuando llegue el plan FinEs a los colegios muchos compañeros se van a anotar para presentar proyectos, y… es un ingreso más, y alguien lo va a tener que hacer ¿no? Bueno, a mi no me esperen.

 

¿Y el gremio qué dice? En fin, se sigue vendiendo “espejitos de colores” a los chicos…


 
¿Y el gremio qué dice? ¿Van a seguir preguntando lo mismo? Bueno, que sé yo…seguramente “que vayamos a las asambleas…”.

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD: “El Monitor” de Marzo está en todas las salas de profesores de todos los colegios de la provincia, vayan y agarren un ejemplar antes que se “agote”.


FELIZ DÍA DEL TRABAJADOR

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
28 abril 2009 2 28 /04 /abril /2009 19:34

En muchos de mis artículos he comentado desde mi subjetividad como el sistema educativo es una ficción para muchos de nuestros alumnos. Lo que voy a tratar de demostrar a partir de ahora es lo ficticio del sistema a partir de datos objetivos.

 

1. El sistema es ficticio desde el mismo momento que se ha expandido pero no logró dar una movilidad  social a los alumnos. Se ha expandido la matrícula en el último cuarto de siglo pero simultáneamente la expansión no tuvo un correlato con la calidad educativa del mismo.


2. Hay más alumnos inscriptos que hace dos décadas atrás en el sistema  pero también la pobreza se ha expandido. Hoy el 49% de los niños y adolescentes del país son pobres y 14,3% son indigentes. Por otro lado el 10% de los chicos en edad escolar no va a la escuela y 19,4% es la tasa de abandono interanual del polimodal, para estos sectores el sistema educativo es ficción pura.


3.El sistema es ficticio desde el mismo momento que los inspectores “sugieren” a los directivos que “traten” de “amortiguar” la repitencia.


4.Ficticio desde el mismo momento que un director de EGB “sugiere” a un profesor que no sea tan exigente en los exámenes, doy fe de esto, en un par de oportunidades me han sugerido esto mismo.


5.Es ficticio cuando un alumno de EGB tiene más de 60-70 faltas y sigue siendo alumno regular.


6.Es ficción pura cuando un alumno desaparece por largo tiempo del colegio y sigue en lista, para “declararlo desertor” la asistente social tiene que citar a los padres, ir a la casa, hacer actas, todo un trámite que lleva tanto tiempo que cuando llega a fin de año el alumno aún sigue en lista.


7.Es increíble, pero hace tres años (en mayo de 2006) de un Viernes a un Lunes tuve un incremento de tres alumnos en mi famoso curso de noveno, resulta que fueron subidos desde el octavo (aún habiendo repetido) porque existe una reglamentación de primaria que permite “subir” a alumnos por una cuestión de edad, la reglamentación sustentada en “el desfasaje de edad”


8.El año pasado un alumno de noveno, muy pero muy complicado por su conducta, fue sacado “diplomáticamente” del sistema por el director .Resulta que nuestro directivo en cuestión cito a la madre y le dijo que “como se excedía de edad no podía venir más a la escuela pero que se quedará tranquila que en todo caso podía rendir las materias en Diciembre”. Llegado el mes de diciembre el alumno aprobó todas las materias sin ni siquiera estar presente, lisa y llanamente el sistema se lo sacó de encima (no vaya a ser cosa que se anote de nuevo en noveno).


9.Ficción pura desde el mismo momento que en los segundos años de polimodalitos se aprueba a alumnos que no están para aprobar por el miedo a que no haya matrícula para abrir el tercero al año siguiente y se produzca cierres de cursos y su lógica consecuencia de desplazamiento de profesores.


10. Ficción cuando en una mesa de examen se aprueba a un alumno sólo porque respondió dos preguntitas porque “los que pasaron antes a rendir no habían contestado ni media”. Se termina aprobando sólo porque había estudiado “más” que los demás.


11.Ficción cuando los preceptores “borran ausentes y llegadas tardes” con el fin de que el alumno no quede libre.


12.Ficción porque cuando un alumno egresa choca con la realidad. Las estadísticas demuestran como el noventa por ciento de los alumnos que egresan de la escuela pública no puede aprobar el examen de ingreso a la universidad, terminan entrando los egresados de los buenos privados (que tampoco son todos). Pero se produce la paradoja de que terminan yendo a la universidad pública los alumnos de los colegios privados.


13.Ficción desde el mismo momento que el egresado de polimodalitos no se asegura un empleo con su título. Encontrar trabajo depende más del capital social que puedan tener (como un conocido que lo pueda recomendar en un trabajo) o de la suerte.


14.Ficción cuando se dibuja matrícula, cosa muy común que he visto en reiteradas oportunidades.


15.Ficción cuando desde el Gobierno dicen “aumentó la calidad educativa, y se cumplieron los 180 días de clases”, pero creo que estoy demostrando como eso no es cierto, si leen desde el primer artículo del blog se darán cuenta todos los días de clases que se pierden por distintos motivos, no sólo paros (y después nos acusan por los paros y por tener de rehenes a los chicos) sino también problemas de infraestructuras, paro de porteros, citaciones con inspectores, etc. Lo que pasa es que para la vista de todos sólo se pierden días de clases cuando hay paro docente y nada más. Yo diría nada más ficticio, hay trimestres con 4 o 5 clases, y ya a esta altura hasta me parece  “casi normal”.


16.Ficción cuando en los colegios se hacen mil cosas a la vez como empapelar las paredes con láminas, colgar afiches, hacer concursos, hacer pintadas, realizar eventos de todo tipo, pero todo termina siendo más de lo mismo, como dije en mis artículos anteriores, acontecimientos para mostrarse, pero los alumnos que hacen todo esto lo hacen a costa del tiempo que deberían dedicar a la lectura y al verdadero estudio y a la resignación de horas de clases. Por lo tanto estos alumnos participan de todo lo mencionado pero no pueden resistir a una prueba seria de ningún tipo. Aquí parecería que se impone algunas de las tendencias desarrolladas en artículos anteriores: acontecimientos para entretener al alumno y para que los docentes se muestren.
Después se sintetiza en la apariencia de que hay docentes que trabajan mucho y otros nada. Pero la comprobación de lo que digo está a la vista: si los alumnos que participan en todo estos acontecimientos se llevan materias, directamente no van a las mesas, o reprueban, simplemente porque no están en condiciones de enfrentar una mesa de examen medianamente seria.

 

En medio de toda esta situación obviamente que hay alumnos que se superan pero son los menos, y no precisamente por las bondades del sistema educativo más bien es porque tienen algunas condiciones sociales que lo respaldan, como una familia que se ocupa de ellos, como tener el espacio necesario en la casa para estudiar, no tener que cuidar hermanitos, no tener la necesidad de trabajar todo el día, etc. Pero aquellos que no tengan estas mínimas situaciones sociales que lo respalden no tienen ninguna posibilidad de  lograr una movilidad social desde el sistema educativo, y de ahí el fracaso escolar, la deserción, el abandono por falta de motivaciones y por ello ven al colegio como una institución irrelevante (lo que se llama darwinismo social típico en sociedades como la nuestra).

En fin, podría dar cien ejemplos más, pero se me están acalambrando los dedos, es toda una maquinaria perversa para mantener la ficción de la “igualdad de oportunidades” que pregonan las democracias como las nuestras. Los pobres, y todos aquellos que no tienen defensas ideológicas y un pensamiento abstracto para darse cuenta de todo esto no están en condiciones de ver la realidad, entonces ellos mismo dirán “yo deje la escuela, mi fracaso es mi culpa, tuve oportunidades de estudiar y no estudié por vago…” y el sistema así saldrá “bien parado”. Los que fracasan y los desertores del sistema educativo no están en condiciones de darse cuenta de toda esta perversidad, tomaran su propio fracaso como algo “natural”. Y los políticos, los funcionarios encargados del sistema educativo y la propia democracia quedaran como que su función fue bien realizada…total, sólo un trasnochado como yo ve todo esto, y en cierta forma tienen razón, en este momento, cuando estoy terminando este artículo son las 2 de la mañana…

 

Hasta pronto

SERALE

 

La fuente para los porcentajes del la realidad (del punto 2) son de la revista Viva de clarín del último domingo, la revista tomó a su vez como fuente a la UNESCO

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
27 abril 2009 1 27 /04 /abril /2009 19:11

Me encanta mi blog porque en algún punto se parece a mis cursos de polimodalitos. Tengo acceso a las estadísticas internas del blog y veo que entran en promedio unas 60 personas por día, que visitan entre  140 y 150 páginas a diario, lo que demuestra que la mayoría de los artículos son leídos. Pero en “comentarios” salvo algunos (muy pocos) se animan a opinar. Es casi como tener un curso de polimodalitos, donde nadie levanta la mano. Jajaja qué curioso ¿no?
No importa, todo bien, no tienen obligación de opinar, ni siquiera de entrar al blog. Sólo quería comentar algo hoy ya no tenía ningún artículo preparado para “colgar”.

 

Un beso a las chicas y un abrazo a los muchachos seguidores del blog.

 

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD. No sé porque creo internamente que están más a la expectativa de que alguien “cuelgue” algún escándalo del distrito antes de ver que pienso sobre algunos temas….todo bien, me divierto mucho con el blog.

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
26 abril 2009 7 26 /04 /abril /2009 19:12

En toda actividad uno de los componentes más importantes es siempre la materia prima. Hasta ahora he comentado mucho sobre los problemas del sistema educativo pero poco de nuestra “materia prima”: Nuestros alumnos. Ya casi que me estaba pareciendo a nuestras autoridades educativas, mucho-muchos papelitos burocráticos, mucho-muchos proyectos y poco y nada a la hora de pensar como cambiar realmente la condición de nuestros alumnos. Es que, como en el resto de la sociedad, las autoridades educativas trabajan más para “la tribuna” que para cambiar la verdadera condición de los chicos. Se impone un modelo de sociedad mediática donde permanentemente hay que mostrar y mostrarse para no salirse “de pantalla”. Pero donde lo sustancial nunca verdaderamente cambia.

Nuestra “materia prima” ya de por sí arrastra problemas derivados de la propia adolescencia. Nuestros alumnos tienen los inconvenientes, las inseguridades, los miedos, las incertidumbres que son producto de la edad. En este plano son seguramente los psicólogos los que están mejor preparados para opinar, yo como provengo de las ciencias sociales, sólo quiero trascribir en este artículo realidades sociales que les toca vivir a estos alumnos, pero no en un marco general -cosa que ya hice- sino a partir de sus propias experiencias individuales.

Los alumnos más postergados que tengo son los de un noveno (perdón, de 3°, es que cuando ya me había acostumbrado a la vieja denominación volvieron a cambiarla). Es un curso de una escuela muy periférica del centro de mi distrito. Los problemas que hay entre estos alumnos son tantos que si tratara de detallarlos me llevaría un día entero describirlos. Son los problemas derivados de la pobreza, ni más ni menos. Pero lo que siempre me llamó la atención es la importancia que las chicas le dan a su cumpleaños de 15. Como todas tienen casi la misma edad, se festejan entre cinco y seis cumpleaños por año lectivo en el mismo curso. Y como yo aborrezco las fiestas más aún me llamaron siempre la atención. Hace algunos años que veo este fenómeno ya que estoy en esta escuela desde que aparecieron los octavos y los novenos.

Y después de un tiempo empecé a comprender un poco el fenómeno social que se esconde detrás de la tan esperada fiesta de 15.

En medio de su pobreza hacen un esfuerzo descomunal para alquilar un salón para la fiesta, comprarse el vestido, armar las tarjetas de invitaciones, y todo aquello que implica  la organización de este tipo de eventos. Y descubrí que  esta ansiada fiesta para la mayoría de ellas significa nada más ni nada menos que la cúspide de sus vidas. Es que como no tienen mayores expectativas de vida la fiesta de los 15 es “el evento”. Claro, no gozarán de la moratoria social que es exclusiva de los chicos de clase media acomodada. “Moratoria social” es un término acuñada por los sociólogos para explicar como la adolescencia se ha “estirado” hasta los 25 ó 30 años producto de varios factores que no voy a comentar aquí, pero que existen.

La moratoria social para muchos chicos significa “lo mejor de la vida”, pero para mis alumnos de este colegio la moratoria social no existe, es que vuelven a vivir una vida como los individuos del siglo XIX, donde la adolescencia no existía y se pasaba directamente de ser infante a ser adultos.

Mis alumnos del noveno pasan directamente de esa niñez a la vida adulta sin ninguna escala, las chicas se embarazan a esa edad (y aún a edad más tempranas) y si no lo hacen de todos modos “se escapan” para vivir ya una vida conyugal con un eventual marido.

Así, sin la posibilidad de tener mayores expectativas de vida, con hermanas mayores que ya a los 20 años ya tienen un par de hijos, con sus madres que  a los 30 años ya tienen su vida absolutamente definida, sin ni siquiera pensar en ir a una universidad (a veces ni siquiera pensar la posibilidad de ir a una media), la fiesta de 15 termina convirtiéndose en el punto más alto de sus vidas. Esa es mi conclusión, no sé cual será la de ustedes.

En los próximos artículos intentare contar algo más de mis alumnos de mis otros cursos, algunos de la misma condición social pero con algunas “poquitas” expectativas más. Me gustaría contarles como es un día de sus vidas, las condiciones laborales en las que se encuentran los pocos que trabajan, en fin pequeñas historia de vidas que se encuadran en un marco más general de crisis social que ya he descrito en algunos de los artículos del blog.

 

Hasta Pronto

SERALE

               

PD. Aquí si el sistema educativo es más ficticio que nunca…los que trabajan en estos colegios saben a que me refiero.

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
25 abril 2009 6 25 /04 /abril /2009 18:52

Adjunto una nota publicada ayer en Infobae.com. donde el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires acusa a los docentes de todos los males de la educación pública:

http://www.infobae.com/contenidos/444360-101275-0-Macri-criticó-al-gremio-docente-y-lo-acusó-el-ausentismo-y-la-baja-calidad-educativa

 

 

Lo primero que Macri dice es que “los sindicatos han generado las malas conductas”, y condenó la soberbia y la intolerancia de los gremios. No voy a ser yo quien defienda a los sindicatos, ellos también fueron cómplices de la debacle Argentina. No sólo los gremios docentes, sino también los gremios de las distintas actividades productivas. No olvidemos que la mayoría no se resistió demasiado a las privatizaciones de los noventa, no olvidemos a los Daer y compañía, no olvidemos a la CGT “oficialista”, etc.

Quien tiene idea de cómo funciona internamente un gremio sabe de lo que estoy hablando.

Pero ¿Quién es Macri? Macri es uno de los dueños de la Argentina, heredero del grupo SOGMA, ya no estoy diciendo que es un millonario, pues para serlo se necesita mucho menos de lo que Macri tiene, estoy diciendo que Macri pertenece a una de las ocho o diez familias con verdadero poder económico capaz de cambiar el rumbo del país con los famosos golpes de mercados.

Macri estudio en el colegio Cardenal Newman de San Isidro, uno de los más exclusivos del país. Macri es un empresario, y no nos debe sorprender que aborrezca la inversión en la educación o en el desarrollo cultural del país. Tampoco olvidemos que una de sus promesas de campaña fue sacar la señal del canal de la ciudad porque según él no tenía rating. Y si no lo hizo fue porque no pudo, como muchas cosas que quiso hacer y no hizo por falta de muñeca política aún teniendo mayoría en la legislatura de la ciudad de Buenos Aires.

El ausentismo en los colegios o las “malas conductas” generadas por los gremios de las que habla Macri son producto de causas mucho más profundas que hay que analizar seriamente. Son producto de la tragedia social Argentina, del descalabro del sistema educativo, de la debacle social, de la desinversión educativa, de la ausencia del Estado, Y de un Estado que donde está presente muestra su ineficacia. Es lo que quedó después de la destrucción del Estado de Bienestar, es producto de este Estado post social.

Los problemas del sistema educativos de la ciudad de Buenos Aires son casi calcados a muchos de los problemas del sistema educativo de la provincia de Buenos Aires, y de los sistemas educativos del interior del país. Sencillamente porque están todos en nuestra bendita Argentina, y es muy difícil que un sistema educativo funcione como una isla, todo lo que pasa en la sociedad, en el sistema político, se ven reflejados en las escuelas. Desde el despilfarro, el desinterés, la abulia, la corrupción, hasta la violencia social se terminan  trasladando al sistema educativo. Nos asombramos de la violencia en el aula. Pero es absolutamente normal en una sociedad violenta ver violencia escolar. La violencia en nuestro país se expresa en distintas formas, es violento que un nene tenga hambre, es violento que los jubilados ganen miserias, es violento que  el Estado no se ocupe de los que más lo necesitan, es violencia pura la inseguridad creciente, son violentos los discursos políticos, tanto desde el oficialismo como desde la oposición, todavía recuerdo el gesto de Martín Loustau con la mano amenazante sobre el rostro de Guillermo Moreno en el palco de un acto político en medio del conflicto con el campo.

Bien, creo que, como dije antes, cambiar la realidad del sistema educativo en este momento es casi imposible. No hay ninguna voluntad política. Tampoco hay ninguna alternativa de construcción diferente que se le oponga y que tenga reales chances de acceder al poder. Lo único que podemos aspirar a hacer es tratar de frenar más la caída, amortiguar todos los efectos perversos del sistema y tratar de mejorar lo que se pueda el funcionamiento burocrático de nuestro sistema educativo. Creo que por el momento no hay más espacio para algo más.

Por todo esto mi frustración con el sistema educativo. Creo que sé lo que pasa, pero no le veo solución para los próximos años. Frustración porque comencé  en la docencia en el año ´91, los primeros 3 ó 4 cuatro años me mantuve con pocas horas, cuando más o menos me consolidaba vino la reforma educativa, terremoto total, desparramo de horas, 5 ó 6 años más para otra vez para volver a concentrar cursos y cuando me estaba consolidando de nuevo otra reforma. Es que ya veo los movimientos de los próximos años.

Por eso, es una falacia todo lo que dice Mauricio Macri. Y él lo sabe. Nosotros también. Lo que sucede es que él tiene el poder y nosotros no. Y cuando un discurso viene desde el poder parece más verdadero que cuando un discurso viene desde el llano, más aún si son fogoneados por los medios de comunicación…


Comienza en un par de minutos “Los Expedientes Secretos X” (ya saben que es mi serie favorita) así que me voy despidiendo, pero como faltan aún un par de minutos podría hacer un paralelo entre mi serie favorita y mi vida real…, yo podría ser Fox Mulder, un personaje viviendo entre  la realidad y la ficción, en este caso, entre la realidad social y la ficción del sistema educativo. A mi lado tengo a una pelirroja trucha que tranquilamente podría ser Scully. Y Skinner podría se cualquier inspector del distrito (total como soy Mulder no le doy pelota a ninguno). Y el padre del Mulder, un personaje oscuro y con poder, tranquilamente podría ser cualquier intendente del conurbarno. ¿Y los extraterrestres? Bueno, aquí sin lugar a dudas serían nuestros reformadores…ahora sí me voy porque Scully me llama…. 

 

Chau

 

PD. ¿Sin un poco de humor como sobrevivimos?

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
23 abril 2009 4 23 /04 /abril /2009 21:52

Todavía me río de mi artículo anterior “Me infiltré en el CIE”. Es que hoy me encontré con alguien que me conoce y me preguntó si realmente había ido a la convocatoria mencionada. Bueno, quizás si fui, pero quizás no, es que tengo ojos en todo el distrito y tengo oídos en toda la región, y allí donde mi visión o mi audición no llegan tengo colegas que me informan lo que les pasa. Tranquilamente pude no haber ido y haber “colgado” la información. Lo más importante es lo que pienso sobre las “ferias científicas”, eso es lo que verdaderamente importa.

Me parece una ficción total dentro de las actuales circunstancias de nuestro sistema educativo.   

Mi “editorial” de hoy se titula entrevista con un vampiro, parafraseando a la película interpretada por Tom Cruise y Bratt Pitt.

Pero la entrevista (simulada en un diálogo) fue con un compañero militante del sindicato. En la misma le comentaba todos los problemas del sistema y en un momento determinado me dijo “si tenés cosas que decir anda a las asambleas”. ¿Alguna vez desde el sindicato no les dijeron esto? “anda a las asambleas…”.

Compañeros de las distintas seccionales, ESA NO ES UNA RESPUESTA INTELIGENTE!.

Les explico un poquito el ABC del funcionamiento de una República Representativa. Nuestro país tiene una forma Republicana de Gobierno, es una República Representativa Federal. Lo de Representativa es porque nuestros Representantes son elegidos para (precisamente) Representarnos, en este caso representarnos en dichas asambleas (¿Me siguen hasta acá?).

Bueno, cuando haya asambleas gremiales son ustedes los que tienen que debatir las ideas de los compañeros de base. Hay 290.000 docentes en la provincia de Buenos Aires, entonces cuando haya asambleas no podemos ir a ella todos los afiliados (para eso votamos a nuestros representantes) porque serían asambleas de miles y miles de docentes.

Bien, entonces cuando ustedes le dicen a un compañero que no está conforme con el gremio “anda a las asambleas” no crean que lo “corrieron” con una respuesta contundente e inteligente, porque al mismo tiempo que ustedes creen eso, sus interlocutores internamente piensan que están haciendo el ridículo, lo que pasa es que no se lo van a decir sólo por respeto. Pero es esto lo que uno piensa cuando escuchamos respuestas como esas, simplemente creemos que esas respuestas son producto de que se quedaron sin argumentos.

Algún día de estos les voy a contar más detalladamente algo del SUTEBA de mi distrito. Tranquilos, no voy a hacer denuncias  (a menos que sea muy muy necesario, claro), recuerden que no es la idea, solamente contar algunas impresiones que tengo, como que la mayoría de los doce o quince compañeros que conozco y que militan no lo hacen porque tengan vocación de cambio, sino más bien porque no les gusta dar clases y esas cosas…

Todo bien, lo de la “entrevista con un vampiro” no es porque considere al compañero del gremio un vampiro, sino porque tanto yo como él nos parecemos a los dos actores centrales de la película, yo más  tirando a Bratt Pitt…

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD. No vuelvan a decir “anda a las asambleas” ¿Si? ¿Puede ser?

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
22 abril 2009 3 22 /04 /abril /2009 20:16

Como todo en nuestro sistema educativo se hace por espasmos, me citaron al CIE a último momento, eran las diez de la noche cuando me avisaron si podía ir al otro día a las ocho de la mañana a una convocatoria en el CIE de mi distrito. Mis trámites personales previamente planificados pasaron para no sé qué día del futuro.

Fui, y obviamente no tenía idea para qué. Cuando comienzan a explicar de lo qué se trataba nuestra convocatoria me empezó a correr un escalofrío. La idea es hacer una feria de ciencias y citaron a los profesores con el fin de orientarnos en la confección de un proyecto. 

¡Qué bien que me vino esta reunión para con sólo un ejemplo desnudar algunas de las contradicciones del sistema educativo!

La realización de una feria de ciencias no es mala como idea en sí. Pero la  idea se plantea en un sistema educativo destartalado, lo que provoca que la feria terminé (si se realiza) en una ficción.

Lo primero que quiero decir es que ya de entrada con la presencia de profesores quedaron en banda muchos grupos de chicos. También había directivos presentes, con lo cual también quedaron colegios acéfalos. Porque por lo general en cada colegio hay tres o cuatro (quizás 5) directivos en total, pero uno sólo por turno, por lo que es muy probable que en el momento de la reunión en algunos colegios no hubiera directivos (en uno por lo menos me consta y lo puedo afirmar). Lo que nos lleva irremediablemente al artículo “directivos en la mira”. ¿Se acuerda? ¿Dónde decíamos que están en todas partes pero al mismo momento no están en ningún lado?

Con respecto a los profesores había algunos que no trabajaban en ese momento y tuvieron que ir igual, ¿conclusión? Bueno, salta a la vista, horas gratis que un docente trabaja para el Estado. Siempre se trabaja de más, siempre por el mismo sueldo, nos piden profesionalismo pero en ciertos momentos somos amateurs. ¿No?

En cuanto a los docentes que si tenían que trabajar pero terminaron en la reunión puedo decir que una vez más alumnos se quedaron sin clases. No olvidemos que venimos de: Paros, paros de porteros, feriados, suspensiones de clases, etc-etc. Las autoridades educativas tienen que pensar primero en esto antes de proponer proyectos. En unos de los primeros artículos del blog explicaba como en la última década la escuela pública Estatal ha ido perdiendo alumnos a costa de los colegios privados. Un padre siempre piensa lo siguiente (o algo parecido): “si me aumentan el sueldo o si encuentro un trabajo mejor te mando a una escuela privada, siempre pasa algo, nunca tienen clases”. ¿Se entiende? El propio sistema alienta (consciente o inconscientemente) la “transferencia" de alumnos desde lo Estatal a lo privado. Me hace recordar el mecanismo perverso de comienzos de los ´90 cuando desde el propio Estado se alentaba la ineficacia de los servicios públicos para después privatizarlos con el discurso de que daban pérdidas.

Ahora, hechas estas aclaraciones, voy a pasar a explicar lo que me pareció el proyecto en sí. Y para ello me tengo que remitir inevitablemente al artículo “homenaje a Klimovsky. ¡¡¡Qué grande Dr. Klimovsky!!! ¿Se acuerdan cuando en la carta de lectores que “colgué” en el blog, Klimovsky decía  que lo más importante es el conocimiento? Bueno, en un determinado momento el profesor a cargo del taller decía que “lo más importante es transmitir estrategias de investigación, didácticas, la transmisión de conocimiento no pesa” (tal cual, una de las tantas frases que anoté). ¡Qué notable! Ahora bien, para elegir el tema de investigación para que los chicos presenten en la feria el profesor decía “los temas lo tienen que elegir ellos, que sea su iniciativa, para que les resulte significativo…” ¿Se acuerdan lo que decía Klimovsky? “No se puede dejar la educación librada a la creatividad de los estudiantes, cuya conducta deja mucho que desear”. Notable otra vez!!

Ah! el proyecto. Me olvidaba del proyecto,  Tiene todas las “etapas” de la investigación: formulación de interrogantes, discriminación entre tema y problema, delimitación del objeto de estudio, formulación de interrogantes, criterios para formulación de problemas, planificación del proyecto y/o tareas, selección y tratamiento de la información, etc., etc., etc.

Uno de los tantos problemas de la educación planteados en el debate Klimovsky-Hillert, que está acá en el blog, es que van perdiendo los Klimovsky, y por goleada, entonces se impone una forma de educación que tiende a vaciar de contenidos temáticos a la escuela. Se impone que el alumno vaya a clase y que la educación sea “divertida”, no aburrida, que se evalúen los avances…señores: estudiar fue, es y será siempre un sacrificio, será siempre un proceso doloroso, a veces traumático.

Para finalizar, aunque tengo dos millones de cosas que decir (ahora que se me subió la sangre a la cabeza) sólo voy a decir que el próximo encuentro es el 7 de Mayo. Los Jueves tengo dos curso, tuve la primera clase el 12 de marzo, sólo fue una clase presentación y una presentación del programa; el 19 hubo paro docente; el 26 otro paro; el 2 de abril feriado por lo de Malvinas; el 9 fue jueves santo; el 16 la primera clase real; el 23 recién la segunda clase; el jueves 7 de Mayo no pienso ir porque después me van a quedar sólo tres semanas para cerrar el trimestre. Si, un trimestre con 5 clases!! Y ojalá no me enferme, porque también tengo derecho a engriparme con los cambios de temperatura. Y si encima propongo trabajar este proyecto, ¿cuándo vemos los temas del programa? ¿Se dan cuenta que todo choca con la realidad del sistema?

Pero no sólo eso, ¿con qué alumnos voy a proyectar esto? En dos cursos, tengo en lista 22 alumnos (en ambos), pero 5-6 nunca vinieron, quedan 16-17, de los 16-17 5/6 alumnos no vienen (se turnan para faltar), si, tengo en promedio 8-9 alumnos. Me pasé explicando la revolución de mayo y estoy estancado, la última clase cuando después de repetir 200 veces que el Río de la Plata era parte del Imperio Español pregunté ¿a quién pertenecían estas tierras? Y todavía nadie lo recuerda. 

El profesor dijo: “si se arman buenos proyectos sobre derechos humanos la comisión provincial por la memoria los financia, por ejemplo, un colegio hizo hasta un video…” y ante la pregunta de cual era el colegio la respuesta fue “uno privado de Lanús, creo que el Alemán…”. Profesor, su ejemplo no me sirve, yo trabajo en el “profundo conurbano”, donde un alumno la semana pasada ante mi negativa de dejarlo salir al baño porque diez minutos atrás había terminado el recreo se levantó del banco y casi orina en el tacho de basura.

Ahora si para finalizar. Al final de la convocatoria se armo un pequeño debate porque uno de los profes propuso trabajar el tema de la inmigración. Entonces, para algunos, siempre se discriminó al inmigrante, para otros, la generación del ochenta no lo hizo…bueno, para hacer cualquier debate no hay nada más importante que el conocimiento concreto. Para defender una u otra posición hay que tener mil libros atrás, sencillamente lo que pedía Klimovsky, más conocimiento y menos estrategias didácticas.

Klimovsky como te vamos a extrañar, los de ciencias de la educación nos siguen derrotando….

Me despido saludando al profesor, todo bien, simplemente no estoy de acuerdo con este proyecto, son dos formas de ver la educación, nada más, de última el pensamiento único, la uniformidad del pensamiento, el monopolio de las ideas conspira contra todo debate, contra toda circulación de ideas, está bien pensar distinto. Por eso, todo bien, solamente que pienso diferente y listo. Y si usted está convencido de su curso siga adelante, pero yo el 7 de mayo no voy. Un abrazo. Y un saludo también al inspector que estuvo presente. Mi descontento no es con ustedes, es con el sistema y sus contradicciones.

 

Hasta pronto.

SERALE

 

 PD. Rifo mi título de Lic. En Educación, ¿alguien quiere un número? menos mal que tengo otro título…

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
22 abril 2009 3 22 /04 /abril /2009 06:18

La deserción escolar la hemos mencionado en varias oportunidades, pero no hemos desarrollado sus causas profundamente. La verdad es que para desarrollarla profundamente necesitaríamos una monografía y no es el caso.

Hoy ni siquiera tengo ganas de escribir, así que les recomiendo una investigación de “Crítica de los Argentinos”: http://www.criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=21924

 

Según la investigación de “Crítica” uno de cada cinco chicos deja el secundario por motivos económicos, por aburrimiento o porque directamente la escuela no aporta conocimientos relevantes. Y como datos impactantes en el país 27 de cada 100 jóvenes no estudian, 20 de cada 100 abandona la escuela, cifra que trepa a 23,9 en nuestro conurbano. Bueno en EE.UU  uno de cada tres chicos abandona el secundario. En eso están peor que nosotros…

Si tienen tiempo y están aburrido (Y si los porteros de sus colegios están de paro y están en casa) lean la nota y saque sus propias conclusiones, yo ya tengo las mías.

 

Hasta pronto

SERALE

 

PD. Hay un proyecto piloto en Berazategui para los chicos que abandonan la escuela, está en la nota.

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo
21 abril 2009 2 21 /04 /abril /2009 10:12

El domingo murió el notable científico argentino Gregorio Klimovsky, quien contribuyó al avance de varias ciencias. Klimovsky fue un pensador muy agudo, un matemático y un filósofo de la ciencia. En este pequeño espacio quiero rendirle un homenaje a partir de un debate  sobre la educación que se desarrolló hace unos años en los medios de comunicación.

A continuación voy a “pegar” dos cartas de lectores aparecidas en el diario Clarín en Marzo de 2004, una de Klimovsky, y la respuesta de una investigadora de la educación.

 

“Se han introducido reformas absurdas a la educación, salidas de teorías de las ciencias de la Educación que, salvo excepciones, no tienen seriedad científica. Por ejemplo, cuando en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA se creó el profesorado en Matemáticas, la carrera de Ciencias de la Educación reclamó que los programas debían ser hechos por ellos, y terminó imponiendo un 60% de materias pedagógicas sobre sólo un 40% de matemáticas. Esto es un absurdo. Pero el secundario no puede ser nada superficial. La escuela que yo cursé era enormemente mejor, con profesores de primera calidad, severos: no se puede dejar la educación librada a la creatividad de los estudiantes, cuya conducta deja mucho que desear. Pero si no estamos bien preparados hay una cadena de cuestiones relacionadas con la ciencia que, si fallan, peligra nuestra capacidad de tener una buena tecnología, y, por lo tanto, desarrollo económico, bienestar social y nivel de vida. Si no se toma en serio el aparato educativo y el presupuesto de educación, peligra el país. Y nuestro futuro”.

 

Gregorio Klimovsky

 


Me veo casi obligada a responder a las opiniones del Dr. Klimovsky, por quien siento profunda estima, publicadas ayer”.

Nuestra carrera toma el nombre de Ciencias de la Educación durante el período que se conoce como época de oro de la Universidad, para formar aspirantes a expertos y especialistas. Sin embargo, como se sabe, es bueno que los expertos estén a mano, y no con la mano en el mando. En educación —como en economía— los rumbos deben establecerse democráticamente y no desde la dictadura de la ciencia o los expertos, ni esgrimiendo el saber como poder. Por eso todo conocimiento participa del debate democrático como opinión. Y por eso, tan importante como los conocimientos acerca del mejor rumbo para la educación son los procedimientos democráticos mediante los cuales se aprueban los cambios.
Sería deseable que todo cambio o revisión de los profesorados fuera elaborado en la UBA en forma colegiada, y, entre los profesores, como pares y sin preeminencias de unos profesionales sobre otros.
Gregorio Klimovsky señaló que cuando en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA se creó el profesorado de Matemáticas, la carrera de Ciencias de la Educación "terminó imponiendo un 60% de materias pedagógicas sobre sólo un 40% de matemáticas".

 

Flora M. Hillert

 

Hiller en ese momento era Directora del Departamento de Ciencias de la Educación de la facultad de Filosofía y Letras de la UBA.

En este debate adivine en que vereda estoy parado…y claro, si usted es seguidor del blog y leyó el artículo “la realidad de los terciarios” se va a dar cuenta que Klimovsky piensa como yo (bueno, mejor dicho yo pienso como Klimovsky, sino sería muy irrespetuoso de mi parte).

Creo que si hago algún otro comentario de la carta de lectores de Clarín sobre el pensamiento de Klimovsky arruinaría la misma.

Me despido solamente diciendo que creo que en nuestro país hacen falta más Klimovsky y sobran reformadores de la educación. ¿No?

 

Hasta la próxima

SERALE

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo