Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
14 diciembre 2016 3 14 /12 /diciembre /2016 08:44

Pese a haber participado, la Argentina fue excluida del informe conocido ayer de las pruebas internacionales PISA 2015. Estos exámenes evalúan cada tres años, desde 2000, las competencias de los alumnos de 15 años en lengua, matemática y ciencia. Son realizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), organismo al que la Argentina aspira ahora a pertenecer, integrado por 34 países, la mayoría desarrollados y dos latinoamericanos: Chile y México. La prueba se toma a una muestra representativa de alumnos de escuelas de gestión estatal y privada de todas las regiones del país. Es construida por la OCDE mediante estratos al azar, pero se basa en una lista de escuelas provista por las autoridades nacionales. Los organizadores consideraron que el listado enviado por las autoridades educativas argentinas, siendo presidenta Cristina Kirchner, era insuficiente para lograr una muestra representativa de la población de 15 años. Es claro que hubo al menos incompetencia. Pero dados los antecedentes de dicho gobierno de ocultar la realidad en los más diversos órdenes, con el Indec a la cabeza, serán necesarias más evidencias para descartar el daño intencional.

Este lamentable hecho no debe impedirnos hablar de educación. El número de sistemas educativos reportados sigue en aumento y llegó a 70 en 2015 (incluyendo las ciudades de Buenos Aires, Hong Kong y Macao). Se dividen por mitades entre países de la OCDE y del mundo emergente. China aumenta de a poco las provincias participantes y este año fueron sólo seis -las más desarrolladas- sobre un total de 33. El desempeño de los nueve países de América latina y el Caribe fue mediocre, pero afianzó una tendencia a la mejora. No debe ignorarse que el nivel sociocultural y económico de sus estudiantes -principal determinante de los resultados educativos medibles- es menor que el de la mayoría de los países testeados. Pero también es cierto que hay países, como Vietnam, con mejores resultados y menores ingresos que todos los latinoamericanos. Se evidencia así, una vez más, que el "misterio del aula" existe y que aun en contextos desfavorables, con buenos directores y maestros, es posible la inclusión educativa con calidad. Perú, Colombia y Chile, en ese orden, fueron los países latinoamericanos que más mejoraron entre 2013 y 2015. Los siguieron Brasil, México y Uruguay. Esta mejora gradual pero sostenida de muchos países de la región derrumba el mito que descalifica la PISA por ser "para otra idiosincrasia".

Hay bastante "tela educativa" para cortar en estas pruebas 2015. Se destaca el caso de la ciudad de Buenos Aires, cuya mejora ha llamado la atención por ser la mayor registrada hasta ahora en dos ediciones consecutivas de la prueba PISA. En sólo tres años subió en matemática 38 puntos y pasó del puesto 52 al 42; en lengua aumentó 46 puntos y saltó del puesto 51 al 37, y en ciencia aumentó la friolera de 50 puntos, pasando del puesto 51 al 38. Todo esto le permitió a Buenos Aires superar a Chile y colocarse así a la cabeza de América latina, como en otros tiempos. La sorpresa no fue sólo por la intensidad de la mejora, sino también porque los resultados son superiores a los obtenidos en la prueba internacional Timss, publicada hace diez días, que mide también competencias en ciencias y matemática, aunque sólo en el cuarto y el octavo año de escolarización. Es muy importante que las autoridades educativas de la ciudad de Buenos Aires expliquen cuáles son a su juicio las causas de esta mejora. Hay quienes la atribuyen a un entrenamiento previo y focalizado -llamado "sensibilización" y que se aplica en muchos países- de los alumnos de las escuelas que habían sido seleccionadas para la prueba, y agregan que esto no sería legítimo. Discrepo sobre este enfoque, porque si con sólo algunos cursos intensivos se logra mejorar un diez por ciento la medición de las competencias en ciencias, matemática y lengua, estamos en presencia de una novedad educativa importante. El riesgo que sí existe -bastante común y criticado en los Estados Unidos- es la "educación para el test" y consiste en que tal es la obsesión por este tipo de pruebas, a veces vinculadas a la remuneración de los maestros, que la enseñanza y el aprendizaje terminan dedicando un tiempo excesivo a la competencias medibles, que no son todas ni todas las más importantes. En todo caso, las autoridades de la CABA tienen la obligación de difundir lo antes posible las políticas y medidas que posibilitaron esta mejora, sencillamente porque abre una luz esperanzadora.

No debe olvidarse, en la misma línea, que la devolución de los resultados a las escuelas y a toda su comunidad educativa es la principal función de las evaluaciones. Si la prueba es censal, se posibilita así que cada escuela pueda identificar sus fortalezas y debilidades y actuar en consecuencia. Si, como en la PISA, se trata de una muestra, igualmente el Consejo Federal de Educación puede hacer idéntica identificación y llevar las conclusiones a una mejora escolar inmediata.

El papelón tampoco debe hacernos olvidar el gran deterioro ocurrido en los logros educativos de los estudiantes argentinos en las últimas dos décadas. Tanto en la escuela primaria (pruebas de la Unesco) como en la secundaria (PISA), tales logros han caído desde el primer o segundo lugar en América latina a entre el cuarto y el octavo. En contraste, por distintos caminos países como Ecuador y Perú están avanzando a tal velocidad que si no mejoramos nuestro rumbo nos postergarán pronto al noveno o décimo lugar en la región (sic). La prueba PISA 2015 también muestra el progreso de países con muy diferentes culturas, logros socioeconómicos y políticas educativas, desde Estonia hasta Chile, desde Singapur hasta Albania, desde Perú hasta Vietnam. No se trata de copiar o recomendar a unos o a otros -y menos aún a casos icónicos como el de Finlandia, pese a que ha sido mucho más citado que estudiado-. Pero sí es bueno aprender con humildad algo de cada uno de ellos, y de varios más, y poner un proyecto en práctica.

Por cierto, lo ocurrido no ayuda a lograr una mayor valoración de la educación por parte de la sociedad argentina, que vaya más allá de la de sus propios hijos. No ayuda porque afianza el triunfo del ¿viste que no valía la pena?, del descreimiento de la posibilidad de la mejora colectiva. Y por eso tampoco ayuda a incentivar a los políticos a encarar la cuestión, porque los cambios educativos suelen generar conflictos y sus resultados se ven, en todo caso, a mediano y largo plazo. Hoy se ven nuevas iniciativas que pueden ayudar a afianzar una nueva etapa. Por ejemplo, un proyecto con estado parlamentario, firmado por legisladores de varios partidos -todos ellos de la Red de Acción Política, RAP- para crear un Instituto de Evaluación y de Calidad y Equidad Educativa -ya existente en la ciudad de Buenos Aires-, que ayudaría a transformar la evaluación en política de Estado. Se cuenta también con la declaración de Purmamarca, firmada por los veinticuatro ministros de Educación, y con el Plan Estratégico Argentina Enseña y Aprende. Sería muy bueno que todo esto se plasmara cuanto antes en una iniciativa de mayor fuste, capaz de generar un mayor apoyo de la sociedad y la política a la mejora educativa.

 

Juan J.Llach

Economista, ex ministro de Educación de la Nación

 

lanacion.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 diciembre 2016 3 14 /12 /diciembre /2016 08:31

"Hay un derecho a la educación y un derecho a la huelga docente. Hay una contraposición que no puede ser resuelta judicialmente. La situación de la provincia de Santa Cruz [tuvo sólo 90 días de clase] marca que hay que debatir la huelga de los maestros. No cambiaron los salarios, dejaron a los pibes sin clase y destrozaron la escuela estatal." Así lo señaló, ayer, en una entrevista con LA NACION, el ministro de Educación, Esteban Bullrich , que volvió a cuestionar la muestra de escuelas enviada a las pruebas PISA 2015. "Fueron incapaces", dijo.

Al borde del fin del primer año de gestión, Bullrich está convencido de que la crisis educativa de Santa Cruz no debería prolongarse en el tiempo, aunque no sabe cómo hará la gobernadora Alicia Kirchner para lograr la aprobación de los alumnos de los establecimientos estatales, los más perjudicados por los paros. En sus días de ministro porteño siguió con interés el caso de Ecuador, que por una reforma constitucional definió la educación como un "servicio esencial", equiparándolo con la salud y la seguridad, lo que desterró la posibilidad de huelgas del sector. Pero ahora no cree necesario tocar la Carta Magna para resolver el conflicto patagónico o, eventualmente, evitar otros en el país.

-¿El Gobierno estaría dispuesto a modificar la Constitución para incorporar la educación como servicio esencial?

-No. Yo soy un gran defensor del diálogo. En la ciudad de Buenos Aires no necesitamos eso (modificar la Carta Magna) para reducir la cantidad de huelgas. Lo que hicimos fue sentarnos y escucharnos. Dialogar no es sentarse a escuchar lo que pienso o venir con posiciones prefijadas. Si me siento sabiendo que no me voy a mover ni un centímetro, perdí. El movimiento no es una derrota, pero aquí, en el país, cualquier concesión por pequeña que sea es considerada una derrota.

-¿Cómo van a aprobar las clases en Santa Cruz, tanto en el primario como en el secundario, si sólo hubo el 50% del ciclo lectivo?

-Está claro que los sindicatos no han mostrado mucho interés por los chicos. Vamos a tener que trabajar mucho con los padres y explicarles que, al final del día, el título lo tiene que validar el Ministerio de Educación de la Nación y no podemos validar algo así.

-¿Entonces la semana que viene un estudiante de 5° año en Santa Cruz no va a recibir su título por la huelga?

-Nosotros no estamos mintiendo. Creemos que mentirle a un estudiante diciéndole que sabe lo que no sabe no es bueno. Esa cultura se terminó. Si hay chicos que no aprendieron lo que tenían que aprender, tienen que aprenderlo. El problema es que si le das el título secundario a quien tuvo 90 días de clase y va a la universidad no va a entender nada. Los profesores les dirán que estos temas los vieron en quinto año y ellos no los vieron porque tuvieron huelgas.

-¿Hay posibilidades de que tengan que recursar el año, aunque en teoría no se lleven materias?

-Habrá que ir viendo cada caso. Es un tema muy delicado. Le hemos marcado al ministro de la provincia (Roberto Borselli) con mucha claridad que no vamos a repartir títulos porque sí. Les dijimos que tenían hasta fin de año para tomar la decisión de cómo resolverlo. Estamos a 15 días, hay mesas hasta fin de año. Estamos esperando ver qué sucede porque las mesas de exámenes también validan conocimientos del año.

 

-Lo que sucedió con las pruebas PISA, ¿fue incapacidad o perversión?

-Fue incapacidad atada a un gobierno al que no le importaban las estadísticas. Si vivís en un país en el que te dicen que hay menos pobres que en Alemania, a partir de eso, todo es relativo.

-Aunque no fue incluida en el ranking, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) difundió la calificación argentina. ¿Le sirve o no al país esta prueba?

-No le sirve. En estadísticas una muestra independiente no es señal de nada. Cuando veas a la Argentina en los próximos 20 años van a aparecer dos agujeros. Los dos fueron durante el kirchnerismo: uno, en 2003, porque no participamos; el otro, en 2015, porque hicimos mal la muestra. Por eso lo marcamos como algo que no fue, no hay ninguna tendencia. No se sacaron las peores escuelas, sacaron escuelas al azar. Faltaron 3096 colegios, lo que hace que la cobertura no sea válida para PISA.

-En dinero, ¿cuánto le costó al país esta evaluación fallida?

-Más o menos ocho millones de dólares en total, incluidos los facilitadores.

-¿No hay una figura legal para determinar cuál fue el error?

-No habiendo malicia, no. No había compromiso con la evaluación. Vivimos en un país en que la idea de evaluarte, de tener información de cómo estás, no es algo a lo que estamos acostumbrados.

-En mayo pasado, el Presidente anunció la obligatoriedad de la sala de 3 años a partir de 2017, pero no se aprobó la ley, ¿por qué?

-Se demoró el debate en Diputados, tuvo mucho que ver con esta discusión sobre el tema de los recursos (la necesidad de construir escuelas). Vamos a tratar de que llegue al Senado en sesiones extraordinarias, en febrero, al igual que el Instituto de Evaluación y Estadísticas que tiene dictamen de comisión y quedó en las gateras.

-También el Gobierno impulsa una reforma del nivel secundario. ¿Cuándo y cómo comenzaría a funcionar?

-La escuela secundaria de hoy necesita un cambio profundo que haga que el colegio se personalice. En 2017 vamos a empezar a funcionar en algunas escuelas en las que estamos trabajando con algunas provincias, pero es un proceso gradual. Este cambio va a estar acompañado por uno en los institutos de formación docente. Trabajamos en darle una formación continua y más práctica, con una mirada más puesta en la práctica docente que en la teoría. Se sancionó una ley a nivel nacional donde se habla de dos carreras: una a nivel directivo y otra a nivel docente. Nunca se implementó. Creemos que no es lo mismo ser directivo que ser docente frente a un aula. Queremos que se pueda desarrollar una carrera docente y llegar al máximo ingreso que sea compatible con el de un director, pero dentro del aula.

 

lanacion.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
14 diciembre 2016 3 14 /12 /diciembre /2016 07:43

Efraín, junto a su nieto | Twitter: @Cronistavolante

 

Efraín (13) y su abuelo Ángel Delgado se quiebran de la emoción y se cubren con una mano sus caras. Hugo Baricheval, director del colegio en el que este chico acaba de terminar la primaria y recibir su diploma de honor, los abraza. El momento, que ocurrió el lunes en la Escuela N° 239 del paraje rural Pampa Chica, en Chaco, fue retratado, se viralizó por las redes sociales y conmovió al país. Ayer, Efraín, el flamante egresado 2016 de la comunidad Qom, habló con Clarín. Y, junto a su tío Sergio, compartieron su historia y le dieron todavía más sentido a esas lágrimas de alegría.

Desde el medio del campo, Efraín atiende el llamado telefónico. Pide un minuto para moverse hasta la zona en la que sabe que hay “más señal”. De fondo, se escucha el viento y la voz del nene: “Sí, me emocioné porque logré lo que quería desde hace mucho, terminar la primaria. Y fui abanderado porque tuve las mejores notas del curso”.

El chico vive junto con su abuelo, su tío y su hermana, Celeste, de 10 años. Al colegio va caminando unos seis kilómetros junto a Celeste e intenta ir siempre, “hasta cuando llueve”. Ángel los acompaña cuando puede. “Los días fríos los mandamos muy abrigados, Efraín nunca quiere faltar”, cuenta su tío Sergio, que asegura estar “muy orgulloso”.

“Su abuelo y yo no pudimos terminar la primaria. En mi caso sólo pude llegar hasta segundo grado. Por eso Ángel se emocionó tanto, porque con lo poco que tenemos su nieto logró hacerlo. Es el primero de la casa”, explica Sergio.

A pesar de la alegría del momento, el tío se muestra preocupado porque el colegio secundario queda “todavía más lejos” que la primaria y no sabe cómo va a hacer Efraín para trasladarse todos los días hasta ahí. “Necesitaría una bicicleta para llegar a su nueva escuela. Además, nos faltan útiles y libros”, sigue Sergio que vive de changas en el campo y sueña con que su sobrino tenga “un futuro mejor”. “Siempre le insistimos para que estudiara, le dijimos que era importante que lo hiciera para que después pueda conseguir un buen trabajo”, aporta el tío

Y el nene lo escuchó a tal punto que se recibió con honores. “Lo hice solo, nadie me ayudó”, asegura Efraín. ¿Ni la maestra? “La señorita Mirta sí: lo que yo no sabía se lo preguntaba a ella”, suma y cuenta que su materia preferida es matemática y que está contento porque va a arrancar la secundaria con algunos de sus amigos. “Quiero recibirme y de grande ser policía”, agrega.

Baricheval, que además de director del colegio fue su docente en tercer grado, lo define como un chico “sencillo, tierno, activo y predispuesto”. Aunque aclara que, si bien es un ejemplo, “no hay un solo Efraín”. “Trabajo en esta escuela hace 22 años y acá hay muchos chicos que, a pesar de vivir en situaciones complejas, dan todo para superarse y salir adelante”, cierra el maestro.

 

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
13 diciembre 2016 2 13 /12 /diciembre /2016 10:03

“No es fácil explicar hoy a los estudiantes del siglo XXI cuáles son los valores de Sarmiento. Hay una arraigada tradición de desprestigio, denostación y burla que, aunque lo ignoran muchos de quienes hoy la retoman, fueron el producto del profundo rechazo que en los sectores reaccionarios y clericales produjo lo que Sarmiento pensó, proyectó y construyó: los combates que dio en vida y que siguen vigentes hoy”, escribió hace pocas semanas el investigador e historiador Luis Alberto Romero.

Actual miembro de la Academia Nacional de la Historia, Romero agrega que Sarmiento “además tuvo una capacidad, de raíz romántica, para percibir la realidad profunda. En Facundo expuso “la noche de ignorancia” del país, el atraso, la barbarie del país viejo que debían ser superados con la palanca de la razón iluminadora”.

Sarmiento “perteneció a una generación de proyectistas que se propusieron construir un país nuevo, y lo hicieron. En 1852, cuando les tocó gobernar el país, casi todo estaba por hacerse. Ni siquiera existía el Estado. La tarea inicial fue consolidar su soberanía, doblegando para ello a los poderes locales y a los imperios aborígenes. Fue una tarea dura y poco grata, que Sarmiento asumió como un deber”

No es Sarmiento una figura aceptada sin retaceos. Por el contrario, a su solo nombre vuelven a replantearse controversias y cruces de acusaciones, como si él mismo estuviera en el centro de una rencilla eterna, pero no peleando para ningún bando sino enconado con todos a la vez. Tal vez gritará con esa voz cascada que los historiadores exhuman: “La ignorancia es atrevida”, uno de sus aforismos.

Pero de a poco las aguas se van serenando. Hace pocos años, el entonces ministro de Educación, Daniel Filmus, consignó en una conferencia brindada en la Universidad Católicade Buenos Aires que un grupo de educadores de Corea del Sur, luego de recorrer allá por la década del 50 los países a los que consideraban con mejor estructura educativa –y la Argentina estaba entre ellos- se deslumbraron con el esquema de la escuela pública creada por Sarmiento y lo adoptaron para su país.

Lo cierto es que en los años corridos desde entonces, la política educativa de Corea del Sur –que desbancó a la de Finlandia del primer lugar, con un avance imparable- sacó primero al país del analfabetismo que existía tras su liberación de Japón en 1945 y se colocó en el podio de las mejores educaciones a nivel mundial.

Se ha dicho que el principio fundamental del sistema educativo coreano es fomentar la formación como medio para el crecimiento económico del país, así como el sentimiento patriótico para acrecentar y participar del desarrollo del país. Su lema es: “Si eres el primero en la clase, lo serás en la vida”. Y da excelentes resultados: el 98 por ciento de los estudiantes termina la educación secundaria y casi un 60 por ciento obtiene un título universitario. Al lado de esos porcentajes, los de la Argentina exhiben hoy un raquitismo ciertamente ominoso y frustrante.

Romero es desde hace pocos días, el primer colaborador de la revista por ahora digital –ya está en imprenta- que relanza los históricos “Anales de la Educación Común” fundada por Sarmiento en 1858. En esa nota titulada “Sarmiento: la lucha por la razón”, añade el autor que el ex presidente (y primer director general de Escuelas de nuestra provincia) imprimió a su vida un matiz personal, que fue “el énfasis en la educación popular y en la necesidad de un enorme esfuerzo del Estado para promoverla.

“Trabajó en este proyecto toda su vida; maestro o presidente; en San Juan, en Buenos Aires y en el gobierno nacional. Hizo muchas cosas y proyectó otras tantas, que confluyeron, al final de su vida, en la Ley de Educación Común, gratuita, laica y obligatoria, la célebre Ley 1.420 de 1884. La ley definió un rumbo, una política del Estado, que se sostuvo casi un siglo. Con ella se construyó el sistema educativo: se formaron los maestros y profesores, se hicieron escuelas y colegios, se elaboraron los programas y se convenció a padres e hijos –la sola obligación no habría bastado– de los valores tangibles de la educación. Todo eso conformó una propuesta escolar excelente, que superó en calidad y cantidad a las otras ofertas existentes: la de la Iglesia, débil por entonces, y la de algunas colectividades, como la italiana, que sostenían sus propias escuelas. Las superó ofreciendo la mejor educación, igual para todos. Efectiva igualdad de oportunidades, para que cada uno llegara hasta donde su talento se lo permitiera”.

“Le dio al progreso argentino una dimensión integrativa, democrática y ciudadana. Fue, en un sentido amplio, la educación pública de la República. La que se perdió y la que hay que reconstruir”

Mirado en perspectiva, fue un proyecto exitoso, añade. “Le dio al progreso argentino –que se mantuvo hasta la década de 1970– una dimensión integrativa, democrática y ciudadana. Fue, en un sentido amplio, la educación pública de la República. La que se perdió y la que hay que reconstruir. Además del prócer ritualmente venerado, hay un Sarmiento vivo, que debe ser recuperado en las aulas. No en lo accidental y contingente, sino en lo medular: su propuesta de de una escuela pública”.

POSTURA OFICIAL

“Esta revista refleja todas las voces. Ese es el legado de Sarmiento, un hombre que provocaba el debate que nos hizo crecer como sociedad. La Argentina fue grande cuando las ideas se debatieron, cuando se construyó un modelo de país basado en la diversidad. Sarmiento planteó un modelo educativo que nos hizo argentinos a todos los que veníamos desde distintas procedencias del mundo. Nosotros, como Sarmiento, apostamos a la pluralidad de voces para construir ciudadanía”, dijo el director general de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro.

Cabe señalar que el número 1, del año 1 de la nueva etapa digital, que ya se puede ver en el portal educativo ABC -revistaanales.gov.ar- lleva el nombre de “Sarmiento en el Bicentenario de la Declaración de la Independencia”.

Sarmiento, ex presidente (y primer director general de Escuelas de nuestra provincia) imprimió a su vida un matiz personal, que fue “el énfasis en la educación popular y en la necesidad de un enorme esfuerzo del Estado para promoverla

Además de Romero, colaboran en ella, entre otros, Roy Hora, Claudia Romero, María Catalina Nosiglia, Claudia Schmidt, Silvia Finocchio, Fabián Herrero, Pablo Scharagrodsky, Guillermina Tiramonti, Graciela Perrone, Daniel Pennac, Mariano Muracciole, Beatriz Hiriart y Konstantina Michalopoulos.

La responsable de la revista es Laura Manolakis, licenciada y magister en educación, a cargo del área de Planeamiento, quien aseguró en la presentación que la emblemática ley 1420 de educación común “se establecieron los principios rectores de la educación que aún siguen vigentes: gratuidad, laicidad y obligatoriedad. Esto significa hacer del país una escuela, que es el ideal sarmientino”

EL LUCHADOR

Con una población total del país que apenas alcanzaba a los dos millones de habitantes y con la mayor parte de su territorio virtualmente desértico, la construcción de un orden político sólido fue preocupación esencial de la era histórica inaugurada por Urquiza y Mitre, según lo señala el investigador del Conicet, Roy Hora. La utopía del progreso basado en el constitucionalismo y en la educación había sido sembrada por Alberdi y Sarmiento.

Al asumir la presidencia de un país despoblado y aún anarquizado en 1868, Sarmiento había dicho: “Para que haya paz en la república Argentina, para que los montoneros no se levanten, para que no haya vagos, es necesario educar al pueblo en la verdadera democracia, enseñarles a todos lo mismo, para que todos sean iguales. Para eso necesitamos que toda la República sea una escuela”.

En ciudades apartadas, con muy pocos habitantes, empezaron a florecer enormes edificios que parecían palacios, muchos de ellos de una manzana de extensión y de dos pisos. Pero no eran palacios, fueron y siguen siendo escuelas primarias y secundarias. Según dice María Catalina Nosiglia, el sistema educativo actual, basándose en el modelo sarmientino, reclama “una progresiva incorporación al sistema de docentes mejor formados, compenetrados con los nuevos contenidos curriculares y aptos para desempeñarse frente a alumnos de todos los sectores sociales, incluidos los grupos más vulnerables. La necesidad de mejorar las condiciones del sistema docente que incluye la remuneración, profesionalizar su trabajo y fortalecer su formación, son cuestiones señaladas por diversos especialistas”.

EL LEGADO

Autor de una obra tan copiosa como elogiada, en sus 52 tomos grávidos de obras intemporales, Sarmiento dejó frases –mejor dicho, aforismos educativos- que sintetizan en pocas palabras su legado. A continuación se transcriben algunas:

* Hombre, pueblo, Nación, Estado, todo: todo está en los humildes bancos de la escuela.

* Lo escrito permanece.

* Todos los problemas son problemas de educación.

* La ignorancia es atrevida.

* Los discípulos son la mejor biografía del maestro.

* Escribo como medio y arma de combate, que combatir es realizar el pensamiento.

* Es la educación primaria la que civiliza y desenvuelve la moral de los pueblos. Son las escuelas la base de la civilización.

* Puede juzgarse el grado de civilización de un pueblo por la posición social de la mujer.

* El buen salario, la comida abundante, el buen vestir y la libertad educan a un adulto como la escuela a un niño.

 

eldia.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
13 diciembre 2016 2 13 /12 /diciembre /2016 10:01

Padres de la Escuela 126, de 49 entre 22 y 23, denunciaron que hubo más de 40 casos de intoxicación en el colegio de alumnos de distintos grados que el miércoles pasado comieron arroz con pollo. Desde el ministerio de Educación dijeron que “hasta el momento no hay certificados médicos que comprueben las versiones que se dieron a conocer en las últimas horas”.

Una de las madres de cuarto grado dijo que “durante el fin de semana hubo una cadena de whatsapp del grupo de padres de alumnos de la escuela 126 porque decenas de chicos tuvieron síntomas similares: descomposturas con vómitos. Por esta situación se firmó un acta en la escuela donde no quieren que trascendienda este caso”.

Al colegio asisten 241 alumnos, tiene doble jornada y cuenta con servicio de almuerzo. Según informaron ayer en el ministerio de Educación bonaerense, “hoy -por ayer- asistieron 200 alumnos, faltaron 41, pero los que presuntamente tuvieron problemas fueron a clases”.

Ayer, un grupo de padres se movilizó al colegio y planteó la necesidad de labrar un acta sobre el tema -que fue confirmado por la cartera educativa- y que mejore el menú que se le da a los chicos. Es un tema que merece ser investigado”, dijo una de la madres que habló con este diario y pidio resguardar su identidad por “temor a represalias”.

 

eldia.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
13 diciembre 2016 2 13 /12 /diciembre /2016 09:57

A raíz de una sostenida demanda del SUTEBA, el miércoles 7 se realizó una reunión en la Dirección Provincial de Infraestructura para tratar situaciones de riesgo edilicio de escuelas puntuales en distritos de la Provincia y también analizar obras paralizadas de Nación. Estas cuestiones afectan el normal desarrollo de clases y generan que las escuelas funcionen en condiciones muy riesgosas tanto para docentes como estudiantes.

En dicha reunión se trataron las problemáticas de las escuelas afectadas, pertenecientes a los distritos de Florencio Varela, La Matanza, Esteban Echeverría, Ezeiza y Zárate, las cuales estuvieron representadas por docentes y directivos que plantearon las situaciones de cada lugar. A su vez, desde el SUTEBA asistieron los compañeros Dante Boeri y Aníbal Balmaceda por Echeverría, Lucía Raimondi por Ezeiza, Fabiana Guerrero por Varela, Cristian Poli y Néstor Pires por Zárate y Daniel Tronti por el Jardín Nº 1014, junto a las Delegadas Paritarias Fabiana Pérez Valdéz y Marisa Barromeres. Por su parte, participaron representantes de la DPI y el responsable de la Unidad Ejecutora Provincial.

El SUTEBA llevó adelante la presentación que se realizó con la situación de cada una de las escuelas exigiendo soluciones, por lo que obligó al compromiso de la DPI y de la UEP en la búsqueda de resoluciones. Por lo tanto, desde el Sindicato se hará el monitoreo para que las autoridades den prontas respuestas antes del inicio del ciclo lectivo 2017.

Exigimos a la DGCyE que resuelvan las problemáticas edilicias de todas las escuelas bonaerenses y que lleven adelante las acciones de mantenimiento correspondientes durante el receso escolar.
 

SUTEBA

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
13 diciembre 2016 2 13 /12 /diciembre /2016 09:16

MIAMI.-Los resultados de las nuevas pruebas internacionales PISA de estudiantes de 15 años deberían hacer sonar campanas de alarma en toda América latina: muestran que el 63% de los estudiantes de la región carece de habilidades básicas en matemáticas, y en algunos países ese porcentaje llega al 91%.Estos nuevos datos son un recordatorio de que la educación debería convertirse en el tema central de la agenda política latinoamericana. En una economía global impulsada por la innovación en la que las matemáticas, las ciencias y la ingeniería son claves para la prosperidad, el triste rendimiento académico de la región es uno de los mayores obstáculos para el progreso económico.

 

La prueba PISA, un test estandarizado que fue tomado por más de medio millón de estudiantes en 70 países y ciudades importantes, es considerada como el principal medidor internacional de la educación. Mide las habilidades de los estudiantes en ciencia, matemáticas y comprensión de lectura.

En la prueba de Matemáticas, Singapur salió en primer lugar este año, seguido por Hong Kong, Macao, Taiwán y Japón.

Estados Unidos salió de un vergonzoso lugar número 40 en matemáticas, aunque le fue mejor en las pruebas de ciencia (25) y lectura (24.) La mayoría de los países latinoamericanos, con excepción de la Ciudad de Buenos Aires en la Argentina (42) y Chile (48), está cerca de los últimos lugares en matemáticas, incluyendo México (56), Colombia (61), Perú (62), Brasil (65) y la República Dominicana (70).

El 70% de los estudiantes en Brasil y el 91% en la República Dominicana carecen de destrezas básicas en matemáticas, según el estudio.

Lo que es aún peor, Cuba, Bolivia, Venezuela y Panamá ni siquiera tuvieron la valentía de participar en la prueba PISA, lo que genera dudas sobre sus estándares educativos. Cuba, en particular, se ufana de tener un buen sistema educativo, pero su falta de participación en la prueba PISA genera escepticismo sobre las estadísticas educativas de la isla.

No me sorprende que los países asiáticos hayan salido en los primeros puestos. Una de las cosas que más me impresionó en Singapur, China y otros países asiáticos que visité en años recientes es su obsesión nacional por la educación.

En Singapur y Pekín, visité los institutos privados nocturnos que enseñan matemáticas, ciencias e inglés, y me sorprendió verlos repletos de estudiantes hasta altas horas de la noche. A las 9 de la noche, vi a estudiantes sentados en sus pupitres con los mismos uniformes escolares con los que habían salido de sus casas a las 6:30 de la mañana.

Más aún: sus padres y sus abuelos estaban sentados en la parte de atrás del aula, matando el tiempo leyendo revistas, para luego llevarlos a sus casas. Una parte considerable de la población de estos países tiene una cultura familiar de educación: los padres y los abuelos invierten gran parte de su tiempo y dinero en la educación de sus hijos.

La principal ambición de muchos padres asiáticos es que sus hijos logren entrar en una buena universidad en los Estados Unidos o Gran Bretaña. No es sorprendente que más del 31% de los estudiantes extranjeros en las universidades estadounidenses sean de China, y que incluso pequeños países asiáticos como Vietnam y Taiwán tengan más estudiantes en las universidades estadounidenses que Brasil (1.9%) y México (1.6%), según el Instituto de Educación Internacional.

Es hora de que América latina ponga la educación de calidad -y no sólo la educación cuantitativa- en el centro de su agenda política.

Y es una tarea que no debe ser dejada únicamente a los gobiernos. Los empresarios, los dueños de los medios de comunicación y los académicos deberían, entre otras cosas, lanzar campañas mediáticas para crear una cultura familiar de obsesión por la educación, como lo están haciendo grupos como Todos Pela Educação en Brasil y Mexicanos Primero, en México.

Las pruebas PISA deberían ser una llamada de atención para América latina, y también para los Estados Unidos. A menos que mejoremos nuestro nivel académico, nos vamos a quedar cada vez más atrás.

 

lanacion.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
13 diciembre 2016 2 13 /12 /diciembre /2016 08:33

Hace 20 días, el Papa Francisco dijo que tres décadas atrás “Argentina era un país de tránsito y ahora es un país de consumo”. Y pidió combatir el tráfico de drogas con prevención y rehabilitación “de sus víctimas”. De eso se trata el decreto que ayer publicó el Gobierno nacional. Se declaró la “Emergencia Nacional en materia de adicciones”, lo que en la práctica prevé dos patas fuertes: multiplicar por cuatro la cantidad de centros de atención y comenzar a prevenir desde las aulas, específicamente desde el jardín de infantes.

“Como contrapartida al avance del narcotráfico que se evidencia en las últimas décadas en nuestro país, se ha incrementado el consumo de drogas, lo que impacta en la salud de la ciudadanía”, dice el decreto, publicado en el Boletín Oficial. La “Emergencia Nacional”, que terminará en 2018, contempla que el año que viene, cuando empiecen las clases, los docentes puedan tener herramientas para poder actuar en prevención.

“Lo que hicimos entre el Sedronar y el Ministerio de Educación son manuales para que los docentes y los alumnos trabajen el tema en el aula. En el jardín la prevención es inespecífica porque a un chico de 4 años aún no se le puede hablar, por ejemplo, de sustancias psicoactivas. Entonces se usarán juegos y cuentos para incorporar en ellos conductas saludables y fomentar el pensamiento crítico”, dijo a Clarín Roberto Moro, titular de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar).

En la primaria, dijo, “no se trabajará poniendo el foco en la sustancia sino en la percepción de riesgo”. La edad en la que se busca intervenir no es un dato menor. Según el Observatorio Argentino de drogas, el inicio en el consumo de sustancias, tanto legales como ilegales, se registra entre los 13 y los 14 años. “Todo lo que se haga es útil, aunque siempre va a ser poco por los años de atraso que llevamos”, opina Mónica Nápoli, médica toxicóloga del departamento de emergencias del Hospital Santojanni. “Es importante preparar a los docentes para que conozcan bien el tema y pierdan el miedo para poder actuar en las aulas. Un docente puede tener un chico que no presta atención y se queda dormido en clase y, si no sabe del tema, puede adjudicarlo a que es normal porque es adolescente. Muchas veces los docentes no quieren indagar porque no tienen las herramientas para orientarlos y, como no están capacitados, no saben si hablar de una adicción en un menor puede causarle al chico un problema legal”.

La Sedronar tiene asignado un presupuesto de 705 millones de pesos para el año que viene. Es un 40% más que el adjudicado para 2016. “Pero la declaración de Emergencia autoriza a aumentar ese presupuesto de ser necesario”, dice Moro.

Hoy hay sólo seis centros de día estatales en el país (lugares en los que los pacientes pueden hacer terapias individuales, grupales y talleres, sin quedar internados); el resto son privados o pertenecen a ONGs. El plan, a partir de la emergencia, es que haya uno en cada provincia. “La falta de lugares para atender adicciones era una demanda concreta de la sociedad. No sólo hay pocos centros de día sino que la mayoría está en las grandes ciudades y deja afuera a la gente del interior”, dice Moro. Desde su experiencia concreta con pacientes, Nápoli opina: “Es cierto que hay tan pocos lugares de atención que a veces hay que mandar a los pacientes tan lejos que no llegan o directamente no van. Cada vez que eso pasa es una oportunidad de recuperación perdida”. Lo que quieren es armar una red asistencial. Un primer nivel, de atención primaria, donde se detecte la adicción. Un segundo nivel, que es la atención de ese paciente en un centro de día. Y un tercero, en caso de necesitarlo, que es la internación. El resto será capacitar a los equipos técnicos de los municipios (por ejemplo, a los trabajadores sociales que están en contacto directo con la gente) para que sepan detectar a alguien que necesita tratamiento y derivarlo a la red. El desafío es enorme y traza un paralelo con la prevención de los femicidios: ahí, uno de los grandes problemas es que se alienta a denunciar pero la red no está preparada para contener a la mujer en ese momento de riesgo extremo y en esa oportunidad de salir del círculo de violencia. Acá pasa lo mismo: se puede enseñar a detectar a alguien con una adicción, pero si la red para hacer luego un tratamiento no está aceitada, será otra oportunidad perdida.

 

clarin.com

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
10 diciembre 2016 6 10 /12 /diciembre /2016 10:39
Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo
7 diciembre 2016 3 07 /12 /diciembre /2016 12:59

Desde el SUTEBA exigimos un Sistema Integral de seguimiento de la Salud de los Trabajadores, superador del mero control de ausentismo al que estamos sujetos hoy los docentes y auxiliares de la Educación.

Una vez más, planteamos nuestra oposición a un sistema sumamente costoso para el Estado Provincial, que hace agua por todas partes.

El 2 de diciembre se concretó la reunión solicitada por el SUTEBA a la Dirección de Calidad Laboral por las múltiples dificultades en el funcionamiento del sistema de verificación de licencias "prestataria", en particular en relación a las juntas médicas que se desarrollan en la ciudad de La Plata.

En esta oportunidad se trataron las problemáticas de los distritos de Morón, José C Paz, Malvinas Argentinas y San Miguel.

Estuvieron presentes por el SUTEBA, la subsecretaria de Salud Laboral, Mariana Molteni, la Delegada Paritaria Esther Gomez Bermejo. La Secretaria Gral de Moron, Cristina Trinkler y el Secretario de Salud, Juan Manuel Lopez Duque. Por Gral Sarmiento , el Sec Gral Adjunto Daniel Martinez, la Sec Gremial Raquel Villareal y la Sec de Salud Fernanda Arévalo. 

Por la DGCyE participaron, Carlos Jimenez de Negociaciones Colectivas, Alejandro Loviso y Adrian Galo por la Dirección de Salud Laboral.

Más allá de la resolución de las situaciones individuales, se le exigió a los funcionarios presentes un mecanismo que garantice que ningún trabajador vea afectado su salario producto del mal funcionamiento de la prestataria.

Es muy difícil comprender una lógica donde el propio empleador impone circuitos administrativos para la justificación de las licencias, contrata una empresa privada cuyo funcionamiento es deficitario y los trabajadores terminamos pagando los platos rotos con nada más y nada menos que el recorte en nuestro salario.

En relación al distrito de Morón, el principal problema que se arrastra desde hace más de dos años, tiene que ver con la infraestructura. El local donde funciona la prestataria , otra casa velatoria, fue objeto de varias auditorias conjuntas entre sindicatos y Consejo Escolar. Se han dejado asentados los múltiples problemas edilicios, y lo único que se logró fue "maquillar" el lugar con mejoras mínimas que no resuelven la cuestión de fondo. Lo que se exigió a las autoridades de la DGCyE, con miras al año entrante, fue o bien buscar un lugar nuevo ya que el contrato de alquiler estaría supuestamente finalizando, o definitivamente hacer las reformas necesarias para que el lugar cumpla con las condiciones del convenio.

Es inadmisible tanto el malestar que genera muchas veces el maltrato dispensado por los profesionales hacia los trabajadores, como el de tener que cumplimentar el requisito de justificación de la licencia en un espacio físico desagradable, inseguro e insalubre.

Por otra parte, en Gral Sarmiento, la problemática es de otra índole. La gravedad aquí esta dada por la impericia de la empresa que se conjuga muchas veces con la falta de voluntad política de los Consejos Escolares y que tiene como destinatarios de todas esas falencias, siempre a los Trabajadores.

En los distritos de José C Paz y Malvinas Argentinas, la demora en la convocatoria a junta médica está generando una situación que el SUTEBA no va a permitir, que los compañeros empiecen a percibir sus salarios con descuentos. Esta situación se agrava aún más cuando, luego de una demora de varios meses, la junta médica encuadra ese período en licencia ordinaria.

La segunda cuestión planteada al respecto tiene que ver con la localización de las Juntas Médicas, ya que en se están desarrollando en la Ciudad de La Plata, planteando situaciones de maltrato y desconfianza, sobre el trabajador y los profesionales de cabecera de los compañeros.

Esto, y la incompatibilidad de muchos compañeros con enfermedades invalidantes, que deben viajar más de 100 km, son maltratados desde la puerta misma por el personal de vigilancia que también, en algunos casos impiden el acceso a las Juntas. Por eso sostenemos y proponemos que las Juntas deben hacerse en el territorio, ya sea en las localidades como se estaban haciendo o en las cabeceras de las regionales como proponemos ahora.
 

SUTEBA

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo