Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
8 junio 2009 1 08 /06 /junio /2009 19:42

¿Tiene solución nuestro sistema educativo? La respuesta es sí y al mismo tiempo creo qué no (por ahora). Sí porque todo lo que pasa en el sistema social tiene solución, todo problema depende de políticas públicas y desde este concepto todo tiene solución. Pero al mismo tiempo digo que no, no creo que los problemas de la educación que nos toca vivir tengan solución en las próximas décadas. ¿Por qué? Bueno aquí la justificación de mis ideas:

 

¿Quienes podrían liderar el cambio necesario?

 

  1. Los grandes grupos económicos: Opción descartada. Nuestra economía está extranjerizada, y a los grandes grupos económicos no les interesa en lo más mínimo ninguna mejora de los recursos humanos de nuestro país. Es una economía planificada para 25  millones de personas, y no les interesa en lo más mínimo el destino de 15 millones de argentinos pobres.
  2. La clase dominante y/o el diez por ciento más rico: opción descartada. Como comentaba en mi artículo anterior este sector manda a sus hijos a escuelas vip. No le interesa en lo más mínimo solucionar la tragedia educativa que viven los sectores populares. No es su problema.
  3. La clase dirigente: Opción descartada. Nuestros políticos solamente luchan por una tajada de poder, sólo tienen por objetivo ver como se acomodan en el “campo de poder” y obviamente también ellos mandan a sus hijos a las escuelas privadas. Y lo que es peor, las escuelas han caído en la lógica del clientelismo político. Si usted es docente y trabaja en cualquier municipio del gran Buenos Aires se dará cuenta lo que estoy hablando. Tome el municipio que quiera y analícelo, si el directivo se lleva bien con el intendente de turno, si asiste a sus actos políticos, “si le chupa las medias” tendrá asegurado mobiliario cuando se lo pida, le pintara la institución cuando se lo soliciten, le resolverán los problemas rápidamente, pero si el directivo no se alinea  con el jefe comunal no conseguirá nada de esto. Es lamentable pero real. El mismo puesto de inspector jefe se ha convertido en un cargo político, antes de nombrar a un inspector jefe desde las autoridades educativas se consulta al intendente, o viceversa, el intendente es el que pide un nombramiento acorde a sus intereses.
  4. La clase media: Opción descartada. No hay nada más “trucho políticamente hablando” qué las clases medias. En la mayoría de sus integrantes detrás de su progresismo se encuentra “un enano fascista”. La clase media sólo se va a movilizar si sus intereses se ven afectados, como en la época del corralito. La clase media solamente se moviliza si peligra su empleada doméstica. Además también mandan a sus hijos a la escuela privada, no a las escuelas vip donde la cuota es de $2000 pero tiene la opción de mandar a sus hijos a instituciones que tienen cuotas desde los $200 hasta los $1000, para todos los gustos.
  5. Los docentes: opción casi descartada. Veamos un poco más detalladamente el mundo docente. Creo que hay un 20 por ciento de docentes que se encuentra a una altura de sus vidas profesionales en la que ya no tiene ganas de luchar más. Sea por estar cerca de la jubilación o sea por estar decepcionados por tantas luchas perdidas. Hay otro 20 por ciento que es realmente apático y nunca se dio cuenta de todo lo que realmente pasa, sencillamente no le interesa nada de la política ¿cuántas veces escuchamos frases como “a mí la política no me interesa…”?. Hay otro 20 por ciento qué desde el vamos no acompañaran ningún cambio, es más hasta lo van a boicotear, sencillamente porque no resistirían trabajar en ningún sistema educativo serio, son los que se toman todas las licencias sin tapujos, los que están cargados de horas y/o cargos (y no van a querer largar nada) los que jamás podrían dar una clase seria, en fin…unos cuantos. Hay otro 20 por ciento que siempre tiene dudas, quiere luchar, pero sabe lo difícil que es la militancia, sabe lo complicado que es “estar y estar” siempre disponible para la militancia, comprende como funcionan los distintos intereses y lo complicado que es todo. Y sí creo que hay un 20 por ciento que estará siempre en la luchas, desde cualquier trinchera, desde el aula, desde (aunque sea) el pensamiento crítico, pero al mismo tiempo este sector está disperso, no encuentran líderes “piolas”, no hay listas serias  en los sindicatos que puedan seguir, no puede encontrar un proyecto realmente progresista al que se pueda sumar…
  6. Los sindicatos docentes: Opción recontra descartada. Si usted vive en cualquier distrito de la provincia de Buenos Aires sólo mire a los integrantes de cualquier lista que se presentan esta semana en las elecciones del gremio…¿qué tal? ¿Cree que esos compañeros podrían liderar algún tipo de cambio?  Jajaja

 

 

Bueno, es lo qué creo. Por eso decía al principio que nuestro querido y destartalado sistema educativo no tiene solución en los próximos años, sencillamente porque para tener un sistema educativo serio necesitamos primero un Estado serio ¿Y cómo hacemos para construir esto?...no sé…ustedes son docentes, piensen.

Yo en cualquier momento cierro el blog y este tiempo que me lleva armar los artículos se lo voy a dedicar a otra cosa. Es que yo también soy de “carne y hueso” y me veo invadido por distintos sentimientos, uno de ellos es no seguir pensando en la tragedia educativa, y bueno, tratar de transitar el sistema educativo lo mejor posible una década más hasta que me jubile. Muchas veces me divierto escribiendo para el blog, pero muchas veces me deprimo cuando me voy enterando más de ciertas cosas.

Hasta Pronto
SERALE

 

 

 

Compartir este post

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo

Comentarios

Grupo Conciencia Docentes 06/10/2009 03:48

Muy lúcido el análisis. Sólo observaríamos que esperar un líder no nos parece necesario, puesto que el verdadero desafío es que las personas sean capaces de organizarse y actuar por propia iniciativa sin esperar las directrices de los dirigentes carismáticos, de iluminados o de las vanguardias. La regla (casi) sin excepciones es que el dirigente siempre se beneficia a costillas de los dirigidos. Por lo tanto, debemos aprender a decidir por nosotros y a hacernos cargo de las consecuencias de esas decisiones y prescindir de la torpeza de delegar en otros lo que debemos hacer nosotros.
Finalmente, no sólo el sistema educativo carece de "solución" dentro de este yugo llamado capitalismo, sino que tampoco tienen soluciones otros problemas como el medio ambiente, la pobreza, la salud de las personas, la mortalidad infantil, las epidemias, el hambre o tantos otros. En todos estos aspectos estamos en un callejón sin salida "sistémico": en este enorme descontrol y despilfarro de recursos, nuestra "civilización" está sencillamente acabando con el planeta entero.
La realidad es dura, pero es preferible reconocerla en toda la dimensión de su crueldad que intentar ignorarla a fuerza de indiferencia y la superficialidad.
Saludos fraternales y a no bajar los brazos que la unión y la organización hacen la fuerza.

Ruben Fuente 06/09/2009 10:14

Hola Serale
Gracias por comprometerte. Es hermoso y valorable tu esfuerzo para ser parte de la solución...

Tengo un blog en donde hay material que puede inspirarte: elpartidodelavida.blogspot.com

Un abrazo
Ruben Fuente

serale 06/09/2009 14:31


Hola Sr. RUBEN
Gracias por el comentario, voy a visitar su blog. un abrazo


Silvita 06/09/2009 02:20

No, Serale!!!!!!!!!!! No cierres el blog. Para mí, es un momento para la reflexión. Tus ideas son compartidas por muchísimos docentes, aunque algunos no se animen a dejar comentarios. Nos sentimos menos solos. Es importante compartir. Un beso y adelante. Silvita.