Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
10 abril 2009 5 10 /04 /abril /2009 06:16

El tema excluyente en las últimas 48 horas es el muro que el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, quiere levantar en el límite con San Fernando. Medida que crea una “frontera” artificial, absurda, inexplicable, e insólitamente apoyada por unos cuantos.

Creo que el muro de la discordia va en línea con lo que quiere mostrar este blog. ¿Por qué? Porque, bueno, en el blog quiero mostrar como el Estado se desentiende de la educación pública, y sólo busca tapar los baches, con medidas espasmódicas, pero nunca con una solución de fondo. El muro y la educación son sólo muestras de cómo el Estado claudicó en sus funciones. El muro, es sencillamente la claudicación del Estado ante su lucha contra la inseguridad. Lo mismo que las leyes de obligatoriedad de la educación media son la claudicación ante la realidad: la deserción escolar. Ni un muro termina con la inseguridad, ni la obligatoriedad de la educación media termina con la deserción escolar.

Esto pasa porque tenemos un Estado “simplista”, ante la impotencia de aplicar políticas públicas de fondo, la solución que encuentra son simplemente medias superficiales, nunca encuentra medidas de fondo para solucionar problemas.

Si el Estado pusiera en marcha una verdadera política de inclusión social, la construcción de muros no sería ni siquiera pensada. Y la inclusión social empieza por una educación de calidad, con igualdad de oportunidades,  que sea acompañada con políticas públicas activas para terminar con la pobreza y la marginalidad.

Tenemos que ir pensando de qué manera podemos recuperar el rol del Estado. Es muy difícil recuperar al viejo Estado nacional, sé que son otros tiempos históricos a los de su formación, pero tampoco como sociedad, podemos permitir la total ausencia del Estado en ciertas cuestiones.

En estos días estamos viviendo una incertidumbre total. La dirección de escuelas no sabe muy bien como zafar de este nuevo zafarrancho que provocó la nueva reforma educativa en marcha. Las autoridades educativas no saben como articular las ESB con las ESS. Hay incertidumbre con la reubicación de los docentes. Y los mayores responsables ni siquiera se encuentran en “la torre”. Los responsables directos están en el vértice del poder. La educación pública tendría que ser una política de Estado, Tiene que existir un acuerdo nacional entre oficialismo y oposición para reformular el rol de la educación en por lo menos el próximo cuarto de siglo. No puede ser que ante un cambio de Gobierno haya nuevas reformas educativas. ¿Cuándo se vayan Cristina y Scioli, otra vez vamos a reformar el sistema educativo? Nada tiene sentido. Aquellos dirigentes que piensan a largo plazo son los que pueden engrandecer el país. No se puede vivir el presente y pensar no más allá que la semana próxima.

Cuando uno recorre el sistema educativo, se puede observar que hay  muchos docentes que cumplen, muchos alumnos que se esfuerzan, pero lo que falla es el sistema educativo como tal. Sistema cuyos objetivos deberían apuntar hacia un proyecto común. La educación de un país no mejora porque haya buenos docentes, buenos alumnos, buenos directivos, sino porque todos apunten a un mismo objetivo, necesitamos que el sistema educativo se ordene alrededor de un objetivo común, claro, concreto, y ese objetivo tendría que ser nada más ni nada menos que un país mejor, más justo, más equitativo, más solidario, menos expulsivo, y a partir de esta base si reestructurar los conocimientos disponibles en la sociedad para darle sentido. Sino, los esfuerzos individuales se evaporarán, o solamente serán aprovechados por quienes estén en condiciones sociales de hacerlo reproduciendo el darwinismo social.

En definitiva, el muro es consecuencia directa de una ausencia del Estado a la hora de aplicar políticas redistributivas. El muro es consecuencia directa de la pobreza, el muro es consecuencia directa de la marginación, consecuencia directa del la deserción escolar y la falta de oportunidades. Ya hay 500.000 chicos afuera del sistema educativo sólo en la provincia de Buenos Aires. No lo dejemos también detrás de un muro.

 

Hasta la próxima

SERALE

Compartir este post

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo

Comentarios

Noemi 04/13/2009 01:59

Hola Amigo Serale: Exelente el artìculo!!, tu claridad conceptual, muy bueno me gusto mucho el remate. Làstima tantos muros ya construidos!

HECTOR "TOTO" CHACA de Lobos 04/12/2009 01:25

Sin palabras...ESPECTACULAR EL COMENTARIO! POR FIN ALGUIEN QUE HABLA DE POLÍTICAS DE ESTADO Y NO ACCIONES PARTIDARIAS! DE LO MEJOR Y CLARO QUE HE LEÍDO. MUY BUENO

serale 04/17/2009 02:05


Hola "toto chaca" todo bien, pero jugate con tus propios artículos, no me molesta que públiques ideas que pongo en mi blog, es más la idea es compartilas y si hay gente que quiera hacerlas circular
mejor. Pero no la copies y luego te adjudiques la autoría. todo ok, sin rencores, pero el mundo es chico.
http://lobosdiario.com.ar/2009/04/hace-un-par-de-dias-atras-nuestro.html#comments
Un Abrazo