Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
8 abril 2009 3 08 /04 /abril /2009 18:29

Domingo a media tarde. Camino por el shopping Abasto rumbo al cine. De pronto siento que alguien me toca el hombro desde atrás, me doy vuelta, y…un “viejo amigo”!.

Hola, ¿Cómo te va? pregunto ¿Bien y vos? Me responde…

Como todavía faltaba media hora para la película  nos sentamos a tomar un café con mi amigo, también docente, pero de un distrito vecino.

Después de unos minutos de charla y de preguntas típicas de ocasión inevitablemente vinieron las preguntas sobre el trabajo. ¿Cómo va la escuela?...como siempre (ya no recuerdo si yo pregunté y él respondió o si él preguntó y yo respondí) no importa, lo importante es que en un determinado momento le pregunté que pasó con la ampliación de su escuela, donde él es directivo. Concretamente me dijo que todavía no había conseguido el terreno lindante para la expansión. Y aquí comienza el diálogo más significativo que tuve con mi amigo. Le pregunté si ya fue a “La Plata” a hacer el pedido, y me respondió: “Ya fui un montón de veces, la última vez me dijeron que vea al intendente que iba a ser más fácil…”. ¿Al intendente? ¿cómo? Pregunté con asombro. Sí, me volvió a responder, y “hasta me dijeron que si tengo problemas de reubicación con los docentes le pregunte al intendente”… ¿no es asombroso?

Hace muchos años que soy consciente del poder de los “barones del conurbarno”. No es novedad para mí que los jefes comunales “están en todas”. Ninguna institución del distrito que manejan, escapa a su mirada “paternalista pegajosa”. Muchas veces he visto como están “codo a codo” con los inspectores, casi el inspector es un “miembro más de su gabinete”. Muchas veces  he visto  como ante un festejo importante de una escuela ya sea por un aniversario o inauguración son los primeros invitados. También cómo donan pintura para las escuelas y hasta mandan a los propios pintores, etc.

Lo asombroso para mí es que “desde la propia torre” los administrativos de la Dirección General de Escuelas recomienden tratar directamente  con el  intendente para el crecimiento de un colegio y para reubicar docentes. Eso ya sobrepasó mi imaginación. Pero bueno, siempre se aprende algo nuevo…

Sabemos que la descentralización educativa es un proceso que se inicia en nuestro país en los setenta con las transferencias de las escuelas primarias a las provincias, que sigue en los noventa con la transferencia de los “viejos nacionales” a las provincias y que “estuvimos ahí” de la trasferencia desde las provincias a los municipios. También sabemos que fue un proyecto del neoliberalismo  con apoyo del FMI para paliar la crisis fiscal de los Estados nacionales y así tener más recursos para pagar la deuda externa.

Como este es sólo un blog no voy a explayarme sobre los pros y los contras de la descentralización educativa. Solamente brindar la impresión que me quedó después de la charla con mi amigo. Creo que las escuelas han casi sufrido una “semi-transferencia”. Que desde la propia torre le digan a un directivo que el intendente puede solucionar los problemas de una escuela me parece como mínimo preocupante.

¡Ni hablar de las reubicaciones! Si quedan en manos de “los Barones del conurbano” (cualquiera sea, están todos cortados por la misma tijera) los docentes vamos a quedar atrapados en la lógica del clientelismo. Y hasta podrían llegar a ser profesores los punteros barriales.

La transferencia “casi perfecta” para los intendentes, administrar las escuelas de su terruño y que los sueldos lo siga pagando la vapuleada provincia. ¿No es la descentralización “casi perfecta” para nuestros jefes comunales?

Bueno, creo que si  el avance de los caudillos comunales no se detiene en un par de décadas sólo van a quedar dos tipos de instituciones: las escuelas privadas, y las escuelas “justicialistas”. Después no digan que no se lo advertí.

 

Hasta la próxima

SERALE

Compartir este post

Repost 0
Published by serale
Comenta este artículo

Comentarios