Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
21 septiembre 2017 4 21 /09 /septiembre /2017 11:57

Las prácticas educativas fuera de la escuela son el punto más cuestionado de la reforma de la secundaria que el Gobierno porteño pondrá en marcha a partir del año próximo. Ayer, en la reunión con los estudiantes, la ministra Soledad Acuña insistió en que no serán pasantías de trabajo. Este tipo de práctica de formación fue defendida hoy por Pablo Díaz, sobreviviente de “La Noche de los Lápices”.

Díaz es director de Pampa Energía desde junio de 2006, antes fue asesor en la Subsecretaría de Energía Eléctrica de la Nación y tiene a su cargo justamente la incorporación de estudiantes a la compañía.

El ejecutivo afirmó que las prácticas laborales “son importantísimas, son una expectativa de vida, son la posibilidad de estar incorporados a un mecanismo de la sociedad en la que no podemos ser hipócritas, en la que todos vivimos. Son una necesidad”. Y planteó un ejemplo de cómo estas actividades formativas pueden tener un impacto positivo en los jóvenes: “En Salta, en la central térmica de Güemes, fui al inicio de una práctica profesional con 17 chicos que eran becados. El primer día les planteamos qué querían ser de su vida. Siete chicas dijeron que querían ser guardiacárceles y los otros, policías, en función de que en tres meses tienen un sueldo y es muy fácil el examen en sí mismo. Cuando terminaron las prácticas, de 17 chicos, 11 querían hacer una tecnicatura y algunos la carrera de ingeniería, en función de lo que habían visto”.

En declaraciones a radio Mitre, señaló que estas prácticas no las estableció el macrismo, sino que vienen de la anterior gestión kirchnerista: “Las prácticas profesionalizantes fueron impulsadas hasta por el gobierno que se fue durante 12 años. Era una instancia en el último año para darle una orientación laboral a quien dejaba la adolescencia y dejaba en ámbitos de la terminalidad de la secundaria para ingresar a un ámbito mucho más duro que es el laboral”.

A través de una fundación, contó, tiene la posibilidad “de becar y acompañar, que es lo más interesante. En La Emilia, una escuela técnica de San Nicolás en la zona inundada, en quinto año hay 60 alumnos. A sexto año pasaban 22 y se recibían 11. La deserción escolar es muy grave. Yo tuve la posibilidad y la suerte de becar y estoy acompañando la totalidad de quinto año, para que pasen y se reciban”.

“No hay mayor expectativa de una familia de vulnerabilidad económica que crea que su hijo se salva con la educación y lo laboral en este sistema en el que nos toca vivir. Es distinto cuando vos tenés una reserva económica de tus padres, en los cuales tenés las necesidades básicas cubiertas y tu expectativa de vida puede ser plantearte otra identidad de libertad, política, gremial, etc. Pero cuando vamos a las necesidades económicas de muchas familias, donde aunque el costo de la educación sea gratuito, está el de transporte, fotocopias, libros... Todo esto es lo que hay que resolver”, analizó.

Sin decirlo explícitamente, Díaz cuestionó la politización de las tomas y la tergiversación de la discusión sobre la cuestión educativa. “Yo siempre estuve peleado con los porteños. A veces me da rabia esto, veo estas contradicciones. También creo que hay equivocaciones, se llamó pasantías a las prácticas profesionalizantes y creo que ahí se desvirtuó”, dijo. Y apuntó a que hay muchos colegios porteños con características sociales de clase media, pero que “no hay una Argentina homogénea, no puede haber una educación homogénea”.

Díaz habló también de la participación de los adolescentes en las tomas, que ya llevan cuatro semanas y afectan a unas 30 escuelas. “En función de nuestra propia militancia de la época del 70, nosotros para bien o para mal estábamos en la revolución, no en tratar de que un candidato llegue a legislador en la Legislatura. Yo estoy con la politización de los jóvenes, pero tiene que ser en el ámbito de la educación”, reclamó.

Criticó también que en la discusión estuvieran los alumnos y la ministra de Educación, y no las autoridades intermedias, para lo que pidió el compromiso de los directores de las escuelas: “El problema es que no viste a los 29 directores con la ministra. Eso es lo que falta, lo intermedio. Yo no veo a los directores interfiriendo, diciendo cuáles son las causas políticas por las cuales los chicos tienen que estar solos discutiendo con el ministro de Educación. Hay una carencia en la formación docente del compromiso de plantearse en el medio, porque eso tiene mayores responsabilidades”

 

clarin.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios