Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
21 septiembre 2017 4 21 /09 /septiembre /2017 11:14

Con el objetivo de reafirmar conceptos y contenidos que a su juicio se estaban desdibujando en algunas escuelas católicas, y en respuesta a quejas recibidas “respecto de la transmisión de cuestiones esenciales en diversas asignaturas”, el arzobispo platense Héctor Aguer emitió un decreto en el que hace explícito que esos establecimientos no deberán apartarse de la ortodoxia del catecismo y la doctrina social de la Iglesia, y advierte acerca de los “errores y comportamientos desordenados que se difunden en la cultura vigente”.

Entre estas desviaciones, el prelado menciona las ideas inspiradas en la “teoría de genero” y aquellas referentes al orden social, político y económico que no concuerden con el compendio doctrinario publicado bajo la autoridad de Juan Pablo II en 2004.

Concretamente, el decreto 096/2017 se fundamenta en que “en los colegios católicos los alumnos deben recibir una educación integral basada en la doctrina de la Iglesia, de modo que sean formados en la visión cristiana del mundo y adhieran a ella con el pensamiento y el afecto”; y en que “periódicamente” llegan al arzobispado local diversas quejas, por lo que es competencia de su máxima autoridad “velar para que en los niños, adolescentes y jóvenes no se frustre la finalidad propia de la educación católica”.

En sus párrafos más destacados, el documento, que incumbe tanto a los colegios que dependen directamente del Arzobispado de La Plata, como a aquello pertenecientes a congregaciones religiosas, expresa que “los textos que se usen y las explicaciones de los profesores y catequistas deben ajustarse siempre” al catecismo de la iglesia católica y su compendio, para “mostrar a los alumnos, sin ambages, la verdad católica, con los métodos y actividades que correspondan a la edad de los educandos”.

Aguer advierte que a los niños y jóvenes que concurren a las aulas bajo su órbita “se les ha de ayudar a que adviertan los errores y comportamientos desordenados que se difunden en la cultura vigente, para evitar incurrir en ellos”, ya que “en el Catecismo se encuentra también la enseñanza de la Iglesia sobre la sexualidad humana y sobre la justicia social”.

no a la “teoría de género”

Respecto de la “educación para el amor, la castidad, el matrimonio y la familia”, tal como la define el jerarca, prohibe “expresamente” que “en esta área tan delicada y bella se recurra como fuente de inspiración a la ‘teoría de género’ y a los textos que la sostienen”.

“En el momento oportuno hay que exponer con argumentos sólidos una crítica de esa teoría, hoy ampliamente difundida, que pretende negar las diferencias biológicas entre el varón y la mujer” sostiene Aguer, “de modo que los alumnos puedan discernir rectamente y no sean arrastrados por este error”.

Por último, el superior de la jurisdicción católica que abarca los partidos de La Plata, Berisso, Ensenada, Magdalena y Punta Indio establece que “las asignaturas referentes al orden social, político y económico, cualquiera sea el nombre que les atribuya el currículo oficial, deben inspirarse en el Catecismo y en el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia, publicado bajo la autoridad de San Juan Pablo II el año 2004”.

“De acuerdo con lo establecido por San Juan Pablo II en la Constitución Apostólica Fidei depositum, del 11 de octubre de 1992, el Catecismo de la Iglesia Católica es un instrumento válido y autorizado al servicio de la comunidad eclesial y como norma segura para la enseñanza de la fe”, recuerda Aguer, y advierte que “a ningún docente le está permitido transmitir lo contrario de lo que en él se contiene, y a su tenor debe juzgarse la validez y licitud de textos o apuntes ofrecidos o recomendados en uso a los alumnos”.

Desde el Arzobispado, el padre Christian Viña explicó que “si bien estas premisas estaban vigente, Monseñor Aguer consideró oportuno reforzarlas al advertir que algunos contenidos y hechos que se venían sucediendo contradecían la esencia de la ortodoxia doctrinaria católica; para dar un ejemplo, hubo una institución en la que los propios alumnos se administraban la eucaristía”.

En cuanto a la enseñanza de la sexualidad, Viña aseguró que “no hay listas negras ni nada por el estilo; a los estudiantes no se les oculta lo que se vive en la realidad, sino que se les instruye al respecto de acuerdo con la doctrina católica”.

El cumplimiento de las órdenes de Aguer, desde los jardines de infantes hasta los claustros de la Universidad Católica, será supervisado por la Jurec (Junta Regional de Educación Católica). “Espero de los representantes legales, directivos, catequistas, capellanes y docentes el cumplimiento de estas disposiciones con sinceridad, prudencia sobrenatural y caridad”, puntualizó el prelado.

“Esto no debería sorprender a nadie, en tanto y en cuanto está en plena vigencia en nuestro país la libertad de enseñanza” subrayó Viña, jefe de prensa del Arzobispado: “esto rige para todos, sean instituciones católicas, judías o musulmanas”.

 

eldia.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios