Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
5 junio 2017 1 05 /06 /junio /2017 18:51

La fórmula menos pensada: usarán el "modelo rural" para mejorar las escuelas urbanas

Alan ya está en primer grado y hoy, como todos los días de semana, menos el jueves, espera al Indio al borde del ripio de la ruta 40. Todavía es noche cerrada cuando ve venir el ómnibus que también pasará por lo de Jésica (cuarto grado), Axel (quinto), Norma (segundo) y Carmen (cuarto). Son los únicos cinco alumnos de la primaria en la Escuela N° 33 de El Paso, ubicada sobre la misma ruta. Hay otros dos chicos en jardín de infantes, que completan los siete que van a esta escuela que casi se cae del mapa de la Argentina. Por alguna razón que nadie puede explicar, el ómnibus Aconquija (que aquí todos llaman “El Indio”) pasa todos los días menos el jueves. Entonces, ese día, Patricia Guanca (la única maestra del colegio) recorre las rutas y los caminos de estas cumbres Calchaquíes con su propio auto buscando uno por uno a sus alumnos.

La Escuela 33 tiene apenas dos aulas: la de primaria y la de jardín. Patricia se reparte entre una y otra. Trabaja con los chicos un mismo tema, pero lo va complejizando de acuerdo a la edad y el grado de cada alumno, a quienes atiende en forma personalizada. Conoce la historia de cada chico, toda su trayectoria educativa, casi tanto o más que los padres. Este “modelo rural” de trabajo multigrado y focalizado en los alumnos fue la gran sorpresa en las pruebas Aprender, que se tomaron en octubre del año pasado. Nadie esperaba que tuvieran tan buena performance

 

De las 6.308 escuelas rurales vulnerables que participaron de la evaluación, 3.911 superaron el promedio nacional, esto es: el 62%.Y en matemática, fue más el porcentaje de chicos rurales que superaron los objetivos que los de la ciudad. “Para comparar uno y otro modelo se necesita tomar las escuelas de al menos 10 alumnos. Y las rurales dieron mejores resultados. El 38% de los chicos más vulnerables de las escuelas rurales estuvo por encima de la media, mientras que en las urbanas lo logró el 24%”, dijo a Clarín Elena Duro, secretaria de Evaluación Educativa del Ministerio de Educación.

Mirá también

Maestros que no son héroes, pero le pegan en el palo

Además de la enseñanza “personalizada” y el plurigrado, otras claves que podrían explicar el éxito de las escuelas rurales son el buen clima escolar, el compromiso de las familias y el trabajo por proyectos interdisciplinarios. Son los mismos criterios que el Ministerio de Educación está tomando ahora para diseñar la nueva escuela secundaria, que empezará a funcionar en el país a partir de 2018.

 

“Los resultados de las escuelas rurales en Aprender nos sorprendieron mucho, en el buen sentido. Nos encontramos con ciertas características que ahora queremos implementar en el nuevo modelo de secundaria con el que estamos trabajando todos los ministros de educación del país desde hace un año. Los puntos más importantes son el trabajo más interdisciplinario (ya no estructurado por materias) y multigrado; así como una nueva modalidad de acreditación de saberes”, le cuenta a ClarínMercedes Miguel, secretaria de Innovación y Calidad Educativa del Ministerio de Educación.

Además, el Gobierno avanza en la implementación del Programa Nacional Escuelas Faro, dirigido a 3.000 escuelas primarias y secundarias con problemas socioeducativos, en donde buscarán aplicar los valores del “modelo rural”. Es un proyecto conjunto entre la Secretaria de Innovación y Calidad Educativa, el Instituto de Formación Docente (INFOD) y los ministerios de las 24 provincias

 

Para ver cómo funciona este “milagro educativo”, Clarín viajó hasta las cumbres Calchaquíes de Tucumán, en la frontera con Catamarca y Salta, y visitó siete escuelas en zonas rurales y aisladas. Allí, el clima escolar y los testimonios de docentes y alumnos muestran elementos de una escuela bastante distinta a la urbana aunque con muchos matices, a los que conviene observar con atención. La modalidad de plurigrado es una de las características más distintivas

 

María Lorena Figueroa, maestra de la escuela albergue “Coronel José Ignacio Murga”, cuenta cómo lo implementa: “Trabajo un mismo tema con todos los chicos del aula, pero lo complejizo más o menos de acuerdo a la edad y el grado de los chicos. Por ejemplo, en lengua les leo un texto a los de jardín pero trabajo escritura con los de primer grado. Lo bueno es que ellos aprenden de ellos. Los chicos absorben todo y los más grandes les enseñan a los más chicos”

Mabel Palomino, de la escuela 371 de Ampimpa, suma su experincia: “El plurigrado te agiliza mentalmente. Como docente te hace estar activa todo el tiempo, planificando cada actividad para los distintos niveles de aprendizaje. Los chicos más chicos aprenden mucho de los más grandes”, afirma. “Es más trabajo para el docente, pero los chicos prestan más atención”, agrega Patricia Guanca.

Las vueltas de la vida. Olvidados históricamente, hoy estos docentes de frontera son observados con atención por las autoridades. Parecen esconder el secreto de la calidad educativatan perseguida.

 

“Me sorprendieron, leen mejor y resuelven antes los problemas”

Dos mil pesos. Eso es lo que ponen de su bolsillo, cada mes, las cinco maestras de la escuela albergue “Coronel José Ignacio Murga” para pagar la camioneta que el lunes recoge a los chicos de sus casas y el viernes por la tarde los devuelve a sus familias. Si no fuera por esta camioneta, dicen, ningún chico podría llegar hasta ese colegio, ubicado a 11 kilómetros al Oeste de la ruta 40, pero que implica una hora de viaje por un camino que bordea el abismo, atravesado por dos ríos con piedras que obliga a usar vehículos altos del tipo cuatro por cuatro.

La fórmula menos pensada: usarán el "modelo rural" para mejorar las escuelas urbanas

Tripulación. El chofer, las maestras y los chicos de la escuela “Coronel Murga”, a la que solo pueden llegar con esa camioneta. G. VILLAGRA

La jornada aquí empieza a la 8 de la mañana, cuando el maestro de turno se encarga de levantar a los 22 chicos, que duermen en dos pabellones: el de chicos y el de chicas. A las nueve menos cuarto ya están desayunando y, tras el izamiento de la bandera, empezarán las clases

Alicia Frías es la directora. Llegó hace poco, en 2015, y cuenta que al principio fue “angustiante” dejar a su familia en Famaillá, 220 kilómetros abajo del monte. Allí quedaron sus cuatro hijos, la más chica de 13. Lo más difícil, dice, fue que no tenía señal y ni siquiera podía hablar por teléfono. Cambió de compañía telefónica, y la nueva se conecta más seguido. Son como “oleadas” de conexiónque reviven el celular de tanto en tanto.

Siguiendo por la ruta 40 para el Norte, justo cuando Tucumán se convierte en Salta, aparece la escuela N° 217 Angel María Soria de El Bañado. También tiene albergue, pero solo para aquellos chicos cuyos padres no pueden ocuparse durante la semana.

Su directora, Ana Laura Hernández, llegó hace un mes desde la ciudad de San Miguel de Tucumán y, por eso, es la que en mejores condiciones está de comprara la enseñanza en contextos urbanos y rurales.

 

clarin.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios