Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
22 marzo 2017 3 22 /03 /marzo /2017 08:18

La mitad de los estudiantes avanzados de colegios secundarios tiene serias limitaciones a la hora de interpretar textos, y siete de cada diez egresan sin haber adquirido elementos básicos de matemática. Estos datos son la punta de un iceberg que no para de crecer desde hace décadas: el del déficit educativo de la Argentina, tal como lo expone la Prueba Aprender, que el año pasado relevó casi 40 mil escuelas de todo el país.

El estudio es un diagnóstico de los conocimientos que poseían en Matemática, Lengua, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales los alumnos de establecimientos de gestión públicas y privada que cursaban el sexto grado de la primaria y el quinto o sexto año de la secundaria.

Los guarismos difundidos ayer corresponden a todo el territorio nacional; los desagregados regionales y locales se darán a conocer en el transcurso de abril, según adelantaron fuentes de la dirección de Cultura y Educación bonaerense.

Las primeras conclusiones permitieron verificar, se sintetizó, “un nivel crítico y extremadamente bajo en lengua y matemáticas en los alumnos secundarios”, y una significativa “brecha” entre el rendimiento de quienes cursan en escuelas estatales y privadas.

En este sentido, se expresó que siete de cada diez estudiantes que egresaron de la secundaria a fines de 2016 “sólo pudieron realizar operaciones elementales como sumar, multiplicar y resolver situaciones problemáticas simples”. En el área de Lengua, casi la mitad obtuvo calificación por debajo del nivel básico, ya que solamente localizó “información muy sencilla en un texto, y pudo interpretar aspectos apenas elementales”.

En lo concerniente al nivel primario, cuatro de cada diez chicos estuvieron por debajo del desempeño básico en Matemática, no logrando resolver “cuentas de suma y resta y cálculos simples”, ni reconocer algunos cuerpos geométricos. En esta misma edad, un tercio tuvo “desempeños básicos o por debajo de ese nivel en Lengua, con características similares a los del secundario”.

PRUEBA RESISTIDA

Según las autoridades, la evaluación tomada con carácter obligatorio el 18 de octubre de 2016 fue “la más completa que haya tenido el país sobre aprendizaje estudiantil”. No fueron de la misma opinión los sindicalistas de la rama docente, numerosos maestros y diversos representantes de la oposición, que la cuestionaron con dureza e intentaron frenarla, por medio de una campaña que incluyó en la redes sociales llamados al ausentismo y otras modalidades de boicot.

Además de la órbita de los colegios relevados, el censo recabó y procesó información acerca del rendimiento académico por género, por nivel socio-económico, por área geográfica, por ámbito (urbano o rural) y por asistencia a la educación inicial, y acumuló datos sobre repitencia, exceso de edad y ausentismo de alumnos, e inasistencias de los docentes.

Muy flojas Matemática y Lengua, los “batacazos” de la Prueba Aprender los dieron las otras dos ramas principales de la currícula: casi el 64 por ciento de los estudiantes logró niveles satisfactorios o avanzados en Ciencias Naturales, y casi el 59 por ciento en Ciencias Sociales.

Otra de las conclusiones de la evaluación reflejó la existencia de una amplia “brecha de aprendizaje” entre los estudiantes que asisten a la escuela privada y aquellos que van a la pública. Desde Educación se precisó que “cuatro de cada diez chicos de sexto grado estatal alcanzaron apenas niveles básicos en Lengua, mientras que en el sector privado fueron dos de cada diez”.

En Matemática del último año del secundario, en tanto, la mitad de los estudiantes en escuelas de gestión privada arañó sólo “niveles de desempeño básicos”, mientras que en el sector estatal, esa cifra se proyectó a ocho de cada diez.

NUMEROS ROJOS

Entre las incógnitas que debieron develar para demostrar saberes básicos en materia de números, con un esquema de “múltiple choice”, se contaron textos como el siguientes: “el número de niños (x) superó los 42 asientos del micro. ¿Cuál es la expresión que indica esta situación? a) “x” mayor a 42; b) “x” mayor o igual a 42; c) “x” menor a 42; d) x menor o igual a 42”.

Otra pregunta fue: “si un jugador de básquet convirtió 9 y erró 15 lanzamientos al aro, ¿cuál fue el porcentaje de lanzamientos errados?”. Y otra: “¿cuántas horas hay en una semana de cinco días?”.

En el ciclo secundario, las falencias se combinan con un ausentismo “muy pronunciado”, dado que tres de cada diez estudiantes admitieron haber faltado a clases más de 18 veces; en la primaria, en cambio ese índice se desploma, y el 65 por ciento dijo haber faltado menos de ocho veces.

En todas las materias, los rendimientos se clasificaron en cuatro grades grupos de acuerdo con su nivel de respuesta: “avanzado”, “satisfactorio”, “básico” y “menos que básico”. En total, completaron la planilla de la prueba 1.400.000 alumnos de 39.000 escuelas públicas y privadas del país.

BALANCE “DOLOROSO”

Presentados ayer por el presidente Mauricio Macri, en compañía del ministro de Educación nacional, Esteban Bullrich, y funcionarios provinciales, los resultados fueron calificados como “malos” y “dolorosos” por el mandatario, que pidió encarar “una gesta nacional” para mejorar la calidad educativa.

Macrí, quien anunció el envío al Congreso del proyecto de ley “Plan Maestro” (ver página 13), sostuvo que “los resultados fueron sorprendentemente malos”, y aseveró que “hay una terrible inequidad entre la escuela privada y la escuela pública”.

“Si queremos una sociedad más justa, igualitaria y con oportunidades de futuro, necesitamos que la educación pública sea de calidad en cada rincón de la Argentina”, aseguró el jefe de Estado, destacando que para alcanzar esos objetivos se requiere la participación de los sindicatos y la comunidad educativa con un compromiso que “se aleje de los discursos, los atajos y la mentira”.

“Hay que revolucionar la capacitación docente y continuar con la evaluación” sostuvo Macri, y reclamó al Congreso que “apruebe e institucionalice la evaluación de la calidad porque esto tiene que ser permanente”.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, advirtió que “en general, en el contexto educativo la Argentina está cayendo en Latinoamérica; la situación se agrava en Matemática, se agrava en el secundario y se agrava en la escuela estatal. Esa es la progresión que vemos y sobre la que tenemos que trabajar”.

 

eldia.com

 

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios