Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
21 marzo 2017 2 21 /03 /marzo /2017 08:27

 

Estoy iniciando los trámites de mi jubilación y termino mi vida de profesor como empecé: con Paros, movilizaciones, con conflictos varios, destrozados por gran parte de la prensa y de la sociedad, y obviamente con la incomprensión del gobierno de turno sobre los grandes problemas que hay en el sistema educativo. Más de un cuarto de siglo en una situación, que matices mediantes, sigue vigente.

 

El primer gran problema que veo es entre nuestros mismos compañeros. Trabajo en dos escuelas de Berazategui y en ambas los docentes estamos divididos con relación al paro: unos están a favor y otros en contra, pero no por cuestiones salariales, veo que ese problema es casi secundario más allá del reclamo que ambas partes consideran justo, en el fondo es “la grieta” la que termina definiendo o no la adhesión a los paros. Claramente veo a compañeros k con una actitud radicalizada y a compañeros que son claramente anti-k que no se suman a los paros, por creer que entran en el juego kirchnerista. Y es ”la grieta”  porque esos mismos compañeros tenían actitudes distintas en años anteriores ante el mismo problema salarial. En “la década relatada” en muchos años nuestros sueldos también fueron detrás de la inflación y no vi en su momento posiciones radicalizadas de esos compañeros k a la hora de adherirse a un paro. Salir de “la grieta” va a llevar varios años, y va entorpecer cualquier debate serio sobre cualquier tema importante de la sociedad. Y los anti k también entraron en la lógica k justificando acciones injustificadas de este gobierno solo por su odio a Cristina.

 

El segundo problema que veo está en la sociedad: todo cambio social de gran importancia necesita un gran consenso para que el Estado se siente a ver bien qué pasa en la educación y para hacer profundos cambios cualitativos y presupuestarios se necesita una gran presión social, donde una enorme mayoría de la gente se inquiete y se movilice en favor de la educación. Y eso está lejos de ocurrir: así como una parte de la sociedad nos apoya, muchos-y son muchos-están en contra de los docentes en general. Lo único que hay que hacer para comprobar esto es ver los comentarios que dejan a pie de página los lectores de la mayoría de los medios de comunicación. Y del periodismo en general ni hablar: con mirar los encabezados de los artículos periodísticos alcanza. Todos ellos tienen un caballito de batalla contra los docentes, “la lucha es justa, pero tienen que estar en la escuela con los chicos en clases” dicen, y así la culpa por los días perdidos por los paros son nuestros.

 

Evidentemente no han leído nada sobre el movimiento obrero y sus luchas en los últimos 300 años. El trabajador lo único que tiene de valiosos para el sistema capitalista es su fuerza de trabajo, por lo tanto trabajar o parar es lo único relevante para en sistema, y si no hay clases la culpa no es del docente, es del Estado, es el Estado el que no soluciona el  conflicto reivindicando el salario docente. Y de última es el Estado el que toma de rehén a los chicos y no los docentes. ¿Quiénes se van a enterar de los problemas del sistema educativo si las clases siguen normalmente? Con las escuelas cerradas los problemas de la educación se vuelven visibles, la sociedad “se enterará” que hay conflicto, otra manera lamentablemente no hay.

 

Estamos complicados. Los problemas del sistema educativos son problemas estructurales, son profundos, son problemas que se relacionan con la sociedad y el Estado de una manera muy particular. Y como el sistema educativo es un subsistema que depende del propio funcionamiento del Estado y de sus objetivos dependemos de un gran proyecto político con un horizonte de largo plazo y de un estadista. Y Macri no lo es. Macri está muy lejos de ser un gran estadista. Este es un gobierno que no puede darse cuenta de problemas elementales. Desde el gobierno salieron a decir “no nos dimos cuenta que el tema del correo iba a caer tan mal en la sociedad…”. Un gobierno que no puede ver que hay conflictos de intereses cuando está en el medio una empresa familiar del presidente es un gobierno muy elemental. “el correo no es de Macri” dijo un funcionario del gobierno en una entrevista radial, ante la repregunta del periodista “de quién es entonces” la respuesta del funcionario fue “de la familia Macri”…increíble. 

 

Llegamos al absurdo de quedarnos sin periodistas que pongan en apuro al presidente y que sea Mirtha Legrand la que lo corra por izquierda…

 

Estamos complicados. Creo que tenemos  que olvidarnos de “la grieta” y no dejar que los justos reclamos docentes  caigan en el “k-anti k”. Puede ser cierto que los kirchneristas estén fogoneando el conflicto. Puede ser cierto que Baradel tenga intereses personales en este conflicto y que quiera anotarse un poroto para llegar mejor parado a su reelección en el SUTEBA . Pero también es cierto que nunca tendríamos que olvidarnos que somos docentes y que tenemos intereses básicos generales por sobre conflictos particulares.

 

Si no nos agrada el kirchnerismo-como es mi caso-no quiere decir que no haga paro y vaya a las movilizaciones docentes. No digamos no hago paro porque “los k quieren desestabilizar a Vidal y caigo en sus intereses”. Digamos mejor “no me siento tropa de Vidal y paro”. Digamos “soy un docente y si una gobernadora es desestabilizada por un gremio porque no pudo resolver un conflicto salarial no está a la altura de las circunstancias”. Es posible que los k nos quieran usar en este conflicto, bueno, pero si es para mejorar mi salario bienvenido sea, total eso no quiere decir que los vaya a votar en las próximas elecciones. No podemos permitir que Macri diga que los gremios “fundieron la educación pública” porque son nuestros gremios, y en el fondo está diciendo que fuimos los docentes responsables del deterioro de la escuela pública…en el fondo muchos están haciendo campaña contra la escuela pública.

 

Los movimientos sociales copan las calles y el gobierno les da cada vez más dinero-30 mil millones-y les declara la emergencia social; los bancarios paran y arreglan por el 25%; los sindicatos protestan y el gobierno les da fondo retenidos de obras sociales; y así con muchos sectores y políticas que se intentan aplicar-como con las tarifas-y se vuelve atrás. Pero con los docentes no! Somos el blanco preferido del gobierno…ahí hay que demostrar que tienen fuerza, justo con nosotros. Somos-como siempre-carne de cañón.

 

Comprendo a los compañeros que no paran y siguen como si nada. Baradel tampoco es de mi simpatía. Reniego del gremio desde las marchas de 2001 cuando en una tarde-noche de ese año mientras marchábamos por el centro de Berazategui con las antorchas Hugo Yasky entregaba nuestra lucha ese  mismo momento, acontecimiento que llevó a la desafiliación de muchos de nuestros compañeros del SUTEBA. Pero nada es neutral. Y si no tomo partido también estoy teniendo una posición que favorece siempre al poder, por eso, y como nada es neutro, si tengo que elegir una vereda elijo la de mi pertenencia, soy primero docente. Y eso no quiere decir que sea k, eso tampoco quiere decir que me guste Baradel. Pero en el fondo de toda esta cuestión están nuestras  reivindicaciones, que son justas. Muy justas.

 

¿Qué deberían hacer en adelante los gremios docentes? La marcha de la semana-a la que voy a ir-y luego volver a clases. ¿por qué?  sin ser contradictorio a mi idea sobre la importancia del paro: porque en estas condiciones no tenemos muchas posibilidades de triunfar. El paro en sí no es muy exitoso, en este momento  en algunas escuelas la mitad de los profesores no se están adhiriendo. Volver a la escuela para preguntar a las bases cómo seguir, para ver si hay consenso para tener un conflicto largo en el tiempo y para planificar cómo llevarlo a cabo con la planificación de los gremios. Por ahora no veo que SUTEBA tenga algo  ni remotamente parecido.  En estas condiciones vamos directamente a chocar contra un paredón. Volver a dar un paso hacia atrás para poder avanzar luego dos. Volver a clases sin aceptar el 19% para poder volver a parar más adelante.  Si volvemos a perder nuevamente nos va a volver a costar mucho levantarnos de nuevo, como ya nos pasó en 2001.

 

La situación es compleja porque además de lo ideológico y de “la grieta” ninguna situación es igual a otra dentro de la docencia: no es lo mismo un docente con 3 años de antigüedad con uno que tiene 35 años en el sistema educativo; tampoco es lo mismo tener 12 módulos que 28; no es lo mismo la situación de un profesor soltero que la de una maestra jefa de hogar con dos o tres hijos; ni la de un preceptor que la de un director; en cada situación, cada agente del sistema educativo está parado en una baldosa distinta, cada uno de ellos con su propia subjetividad, con un ingreso distinto, con ánimos distinto…y repito, todo más allá de la “grieta” que embarra más la cancha.

 

POLIMODALITOS

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios