Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
7 febrero 2017 2 07 /02 /febrero /2017 08:53

Como en las partidas de ajedrez, el gobierno y los docentes hicieron el primer movimiento de las piezas pero la definición queda muy lejos todavía. En el debut de la paritaria para los trabajadores de la educación provincial, los gremios rechazaron una propuesta de aumentar 18% los salarios a lo largo de 2017, en cuatro tramos, con una “cláusula gatillo” que permitiría revisar la evolución de la economía a los tres meses y modificar ese número según los índices inflacionarios.

El gobierno de María Eugenia Vidal puso en papeles el esquema que había planteado en los días previos. Igual que hizo con un sector de los empleados estatales propuso una mejora que equipararía la suba del costo de vida que está fijado en el presupuesto provincial. “Es una buena oferta. Los docentes no van a perder. Si los precios suben por encima de esa cifra lo mejoramos. Y si no llega al 18, cobrarán igual el aumento”, explicó Vidal, la noche anterior a la reunión paritaria en la mesa de Mirta Legrand.

Como era previsible y lo habían anticipado, los representantes de maestros y profesores no aceptaron la oferta. Tienen varios argumentos y aprovecharon la presencia de los funcionarios de Economía y del ministerio de Trabajo para exponerlos en el breve encuentro. Consideran que antes de evaluar un eventual incremento para 2017, deben “recomponer” las pérdidas de los sueldos del año pasado. “Estamos 10 puntos abajo”, coincidieron los dirigentes del Frente Gremial (FEB, Suteba, Sadop, Uda y Amet). Sostienen que la mejora del 34,5% obtenida en la última paritaria quedó por debajo de “todos los cálculos inflacionarios del 2016”.

Esa disputa quedó pendiente. Las autoridades provinciales se negaron a revisar esa pauta el año pasado y por eso hubo marchas, protestas y dos paros en las escuelas de provincia.

El escenario de la discusión quedó condicionado, además, por la decisión del gobierno de Mauricio Macri de esquivar una paritaria con los sindicatos con representación en todo el país. “Es un derecho que garantizan las leyes nacionales y debe ser respetado. No vamos a aceptar ninguna oferta si no hay paritaria nacional”, dijo la secretaria Gremial de Suteba, Laura Torres.

Cerca de Vidal creen que este gremio, conducido por el kirchnerista, Roberto Baradel, tiene “un interés político para hacer fracasar cualquier acuerdo”. Planteó la necesidad de un incremento “no menor al 35%”.

Comenzar en tiempo y forma el ciclo lectivo el 6 de marzo, forma parte de los objetivos que la provincia quiere cumplir para arrancar el calendario electoral. Ahí radica uno de los ejes de la pulseada que empezó ayer en La Plata.

Buenos Aires concentra el 40% de la matrícula de alumnos de jardín, primaria y secundaria de todo el país Son más de 4,3 millones de chicos que asisten a 18 mil escuelas públicas y privadas. El pago de haberes de maestros y profesores del sistema estatal y el aporte a los docentes de los institutos de enseñanza insume casi un tercio del presupuesto bonaerense.

En enero, un maestro con un cargo cobró 9.800 pesos de bolsillo. La presidente de la FEB, Mirta Petrocini, pretende que “ningún trabajador de la educación gane por debajo de la línea de pobreza”, que de acuerdo con los últimos relevamientos está en 12.900 pesos. Eso equivale a una mejora del 31%. Muy lejos de la propuesta oficial.

“Con esa oferta es imposible afrontar los aumentos de la canasta de alimentos y los tarifazos”, se quejaron los gremialistas. De acuerdo con los cálculos sindicales, el incremento en los primeros tres meses del año sería de 220 pesos en el bolsillo por cada agente. “Aceptar este ofrecimiento es condenar a los maestros a perder más de 10% en el poder de compra de sus salarios”, dijo Petrocini.

Por ahora la discusión está en el mismo punto que antes de este encuentro. No se avanzó un casillero y la incertidumbre se mantiene. Las autoridades provinciales prometen una próxima convocatoria, aunque por el momento no tiene fecha. Tampoco tienen mucho más para poner para acercar las posiciones. Parecen posturas demasiado alejadas y en casi todos los gremios comienza a evaluarse la posibilidad del paro. Una variante que inquieta a la administración de la gobernadora Vidal.

 

clarin.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios