Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
4 noviembre 2016 5 04 /11 /noviembre /2016 08:42

Después de 32 años sin cambios formales, los contenidos de 10 de las 24 materias del Ciclo Básico Común (CBC) de la Universidad de Buenos Aires (UBA) fueron actualizados y ahora incluyen como temas obligatorios teorías, problemáticas, análisis y herramientas del siglo XXI.

 

 

Además de ofrecer una mirada más actual, atravesada por la tecnología y los nuevos fenómenos sociales, con los cambios se busca articular mejor las asignaturas con el trayecto posterior de la carrera elegida por cada estudiante. Las modificaciones empezarán a regir desde el próximo cuatrimestre.

Las materias que cambiarán sus contenidos son: introducción al pensamiento científico, introducción al conocimiento de la sociedad y el Estado, sociología, semiología, antropología, química, filosofía, álgebra,análisis matemático y física. Mientras que las restantes 14 asignaturas pasarán por un proceso de revisión para que durante todo el año próximo se consensúen los nuevos contenidos.

Si bien en la práctica varios profesores habían renovado sus programas clase a clase, la UBA no actualizaba desde 1985 -cuando se creó el CBC- los denominados "contenidos mínimos", que son los temas que de manera obligatoria se deben transitar durante la cursada. Eso es sin tener en cuenta la libertad de cátedra que conserva cada profesor para elegir los autores y el material con el que trabajará. "Se incorporan matices y temas que hace 30 años no eran prioritarios o directamente no existían", afirmó Jorge Ferronato, director del CBC, que para el ciclo del año próximo espera alrededor de 56.000 inscriptos que se sumarán a los 30.000 que están cursando actualmente y suelen necesitar un año más para aprobar las seis materias obligatorias.

En introducción al conocimiento de la sociedad y el Estado, que junto con introducción al pensamiento científico son las dos materias transversales a todas las carreras de la universidad, se abordarán los movimientos sociales que canalizan demandas, la protesta social y el impacto de las tecnologías de la información y la comunicación en la evolución de las sociedades. "Cambió el enfoque y la mirada surgida en los ochenta. Los contenidos mínimos abren nuevos temas, como el envejecimiento social, populismo y neopopulismo y la reforma constitucional de 1994, entre otros. Mejora la inserción del estudiante en las carreras específicas, que ya fueron actualizadas", consideró Fernando Pedrosa, profesor de Sociedad y Estado.

 

En sociología, por ejemplo, se agregan configuraciones de la sociedad moderna, como el concepto de modernidad líquida,caracterizado por la incertidumbre, los cambios de empleo y de posición social. "Nuestros alumnos tienen por delante su biografía. Esto lleva a que la materia también aspire a funcionar como un espacio reflexivo, fuertemente anclado en las complejidades de la actualidad", opinó Ernesto Meccia, docente de sociología.

Semiología es probablemente una de las materias que más se renovaron, impulsada por la forma en que las nuevas tecnologías complejizaron el lenguaje. "El objetivo debe ser volver a mirar al mundo desde la crítica al partir de las herramientas básicas, pero analizando lenguajes complejos, que incluyen palabras, movimiento, imagen y sonido", consideró Lorena Verzero, docente de semiología.

Metas

En todos los contenidos mínimos que rigen para estas materias se agregó un punteo de los objetivos. Esto no estaba detallado en los planes anteriores y con el que se busca orientar a los docentes sobre qué es lo que se busca conseguir en los estudiantes. Por ejemplo, en física figura como objetivo que el alumno "relacione los conceptos de la disciplina con el funcionamiento del mundo circundante", lo que obliga a ofrecer un anclaje más práctico.

En tanto que para álgebra se plantea que el estudiante pueda reconocer en los temas "problemáticas específicas de las carreras de ingeniería", por lo que ayuda a vincular al alumno con el siguiente ciclo.

El secretario académico del CBC, Miguel De Luca, aclaró que como sucede con toda nueva normativa, los cambios rigen para el futuro y no son retroactivos: "Los estudiantes que deben finales de alguna materia rinden los contenidos del programa con el que cursaron". Las autoridades del CBC descartan cualquier especulación que pueda señalar que la reforma busque facilitar la aprobación del ciclo, que actualmente es superado en un año apenas por un tercio de los estudiantes. "Otro tercio necesita un cuatrimestre más. Mientras que el tercio final cambió de carrera o de universidad, consiguió trabajo, se casó o abandonó y le perdimos el rastro", graficó Ferronato.

Para seguir con la renovación de contenidos, en antropología se sumó una mirada específica sobre problemas sociales actuales -racismo y discriminación- y reflexiones sobre la diversidad social, cultural, de género y étnica. En filosofía se establece abordar la disciplina como "un trabajo sobre uno mismo en las concepciones contemporáneas". "En introducción al pensamiento científico se incluyó historia de la ciencia, que además de ser algo que no se ve en el secundario, nos permite tener algo concreto y no abstracto sobre el que trabajar la teoría", detalló Santiago Ginóbili, profesor de esa materia.

Discusiones

La renovación de las materias fue un trabajo artesanal y de consenso que no resultó sencillo. Empezó a principios del año pasado, cuando se crearon comisiones integradas por los secretarios académicos de la UBA, el CBC y las 13 facultades. Cada una de estas últimas, en tanto, consultó a los docentes para elaborar un perfil del estudiante que pretendía recibir del CBC. Hubo tensiones entre las facultades, como la de Medicina, que buscaba que química tuviera un abordaje más orgánico y la de Ciencias Exactas y Naturales proponía una mayor carga inorgánica. O la de Arquitectura, Diseño y Urbanismo, que aspiraba a que matemática hiciera más hincapié en lo aplicado e Ingeniería pretendía una mirada básica.

"Se llegó a un consenso y los contenidos mínimos de las 10 materias fueron renovados", festejó Catalina Nosiglia, secretaria académica de la UBA. Efectivamente, los cambios fueron aprobados por el Consejo Superior de la universidad, donde confluyen autoridades de las facultades y representantes docentes y estudiantiles. Aunque con ciertas críticas por la limitación en la participación de las comisiones que promovieron los cambios, la gremial docente Feduba y la Federación Universitaria de Buenos Aires (FUBA) consideraron necesaria la reforma. "Además de necesarios son pertinentes. Reconocemos que hubo consulta a los docentes, pero no de manera institucionalizada", señaló Federico Montero, secretario general de Feduba. "Los cambios son correctos, pero superficiales. No se han abordado discusiones profundas, como definir si el CBC es el primer año de la carrera o un ciclo nivelador. Hoy está a mitad de camino", señaló Ezequiel Galpern, consejero superior de la UBA en representación de los estudiantes.

Al consultar a los alumnos, prácticamente ninguno estaba al tanto de los cambios, pero tienen una mirada positiva. "Estoy cursando pensamiento científico y tiene dos unidades, una de ejercicios de lógica y otra donde vemos distintos autores. Pero es muy abstracto el abordaje. Me parece interesante poder trabajar sobre experiencias científicas concretas", consideró Nicolás Milano, de 18 años y alumno de Abogacía. Para Cecilia Fernández, que estudia para ser contadora pública y el cuatrimestre pasado aprobó sociología, "orientar los contenidos a las clasificaciones sociales actuales es una buena medida".

Más oferta en la formación a distancia

En el comienzo del primer cuatrimestre del año próximo, el programa UBA XXI sumará nuevas materias, como física e introducción a la biofísica a su oferta de educación a distancia. Así, ofrecerá 22 de las 24 materias que existen en el Ciclo Básico Común (CBC).

En la UBA explican que por la masividad de la universidad, los alumnos que ingresan en el CBC son cada vez más heterogéneos: con trayectos de formación diversos. Este perfil provoca que la enseñanza virtual tenga un mayor protagonismo.

"Es una modalidad que se adapta mejor a las diferencias entre los alumnos, da más oportunidades a aquellos que las necesitan", consideró Catalina Nosiglia, secretaria académica de la universidad.

 

lanacion.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios