Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
28 octubre 2016 5 28 /10 /octubre /2016 08:51

Inseguridad en Quilmes Oeste

Dos motochorros golpearon a una maestra para robarle, pero la gente logró atrapar a uno y atarlo hasta que llegó la Policía. Las autoridades escolares y las familias de los alumnos dicen que la inseguridad es constante. Y exigen medidas.

Frente la escuela cimdip en Miguel Cane y Laprida.FOTO PEDRO LAZARO FERNANDEZ FTP CLARIN cimdip_PLF2278.JPG Z Invitado

El video dura poco más de un minuto y medio. El robo, segundos. Pero la seguidilla de asaltos a padres, alumnos y docentes de un colegio de Quilmes Oeste viene desde hace tiempo. El martes, un ladrón quiso arrebatarle el celular a una maestra del colegio CIMDIP & Miguel Cané, le pegó una trompada y trató de escapar. Pero los padres lo atraparon, lo ataron con alambres a una reja y lo entregaron a la Policía. Uno de los espectadores filmó la secuencia y las imágenes se viralizaron. En la zona ya tenían experiencia: es el cuarto caso similar en el mes.

“Esto no es de ahora. A principios de mes le robaron el celular en la puerta de la escuela a una de las nenas que va al secundario. El 7 de octubre, a mí, y el 14 a un papá. En todos los casos hicimos la denuncia. Esa vez también atraparon al ladrón porque hasta los chicos del secundario salieron a correrlo”, cuenta a Clarín Claudia Palmisano, que vende pochoclos y golosinas en la esquina del colegio. El golpe que sufrió ocurrió cuando empujaba la pochoclera para volver a su casa y un ladrón pasó corriendo y le arrancó la cartera con el celular, la recaudación de la tarde y la tarjeta SUBE.  El martes, una maestra del primario del CIMDIP & Miguel Cané salía de trabajar y esperaba el colectivo en la esquina de Miguel Cané y Laprida. Dos hombres en moto pararon y uno se bajó para robarle el celular. Ella se aferró al teléfono y se negó a dárselo. Entonces uno de los ladrones le pegó una trompada en la cara y la tiró al piso.

Eran las 11.30 y la zona estaba llena de gente. “Cuando vieron el golpe corrieron a buscarlo y lo agarraron. El pibe se quería ir pero lo atraparon, le gritaban de todo, lo insultaban y, como hacía fuerzay el patrullero no venía, le ataron los pies y las manos”, relata Mario, un hombre que presenció la escena.

El ladrón, de 21 años, quedó a disposición de la UFI N°7 de Quilmes, a cargo de Ximena Santoro. Y 36 horas después del asalto recuperó su libertad, según confirmaron fuentes policiales, algo que le provocó una gran frustración a las autoridades y padres del colegio. La causa quedó caratulada como “tentativa de robo” y por eso es excarcelable.  Pero el robo a la maestra, que ahora está de licencia y recuperándose del golpe en la cara y de un raspón en una pierna, sólo fue “uno más del montón”, cuentan padres y vecinos. “Con todo lo que está pasando tratamos de organizarnos, andar todas juntas, ya no nos quedamos charlando después de que entran los chicos. Hoy la Policía está, espero que no desaparezca”, opina Sonia Sanabria, mamá de una alumna.

La escuela emitió un comunicado en el que informó lo ocurrido y dio recomendaciones. “Somos muy abiertos a la hora de hablar y tratamos de explicar a los chicos lo que pasó y aconsejarles que no estén solos, que no anden con el celular desatentos y que, en caso de un asalto, no se resistan. No queremos que queden expuestos a ninguna situación que los pueda poner en peligro”, dice a Clarín Leticia Cimmino, responsable legal del colegio de Laprida 2640, al que asisten 1.800 alumnos de jardín a secundaria.

“Acá pasa de todo. También aprovechan los actos para romper los vidrios de los autos estacionados”, protesta Alejandra Sánchez, que tiene una hija en el jardín. Los padres se quejan porque no hay un “sistema de corredores escolares” y sólo hay un patrullero que pasa aleatoriamente. En nueve cuadras a la redonda hay otros cuatro colegios: el Belgrano, el Jardín 919, la Primaria 55 y la 71. Y todos viven lo mismo.

“Los chicos aprovechan para ir al patio de comidas que está a unas cuadras. Cuando van también les roban”, explica Julieta Ramírez. “No se ven policías. Quisiera que hagan algo. Yo no le quiero meter miedo a mis hijos, pero al que va al secundario no lo puedo dejar venir solo”, se lamenta Erica Godoy. Andrea Tarabini coincide: “Vivo a la vuelta y no dejo que mi hija se vuelva sola, a pesar de que es cerca. Me sorprende todo lo que está pasando”.  Facundo Jara maneja la camioneta que traslada a 24 chicos y cuenta: “Por nuestro trabajo siempre estamos prestando mucha atención, pero ahora más que nunca. Tenemos celadora, los movemos siempre en grupo y los estamos mirando todo el tiempo”. Laura Araujo tiene un hijo de 12 que este año empezó a volverse solo en colectivo: “Él quiere su independencia. Pero ahora se la voy a tener que cortar”.  En la Secretaría de Seguridad de Quilmes reconocen que hay “corredores escolares que funcionan informalmente con la Policía Local en algunos colegios”, pero admiten que sufren “falta de recursos”. 

 

clarin.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios