Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
2 septiembre 2016 5 02 /09 /septiembre /2016 08:33

Hay un solo camino, la educación. Segunda de 30 entregas: educación y trabajo

A los egresados de la secundaria les falta conocimientos básicos, así como habilidades socioemocionales

La tasa de desocupación se ubica cerca del 20% para los jóvenes de entre 15 y 24 años: es el triple que el porcentaje de desempleo entre los adultos. Una de las causas de esta dificultad de los jóvenes para insertarse en el mundo laboral (aunque no la única) es el “desajuste” entre el sistema educativo y las demandas del mercado de trabajo.

“Las evaluaciones como PISA muestran que la secundaria no está generando las habilidades mínimas que los adolescentes necesitarán en el trabajo, como el cálculo o la comprensión lectora”, plantea Gala Díaz Langou, directora de Protección Social de CIPPEC.

Ese déficit en la calidad repercute en la inserción laboral de los egresados, sostienen los expertos. “Hay una gran brecha entre la escuela y el mercado laboral, mientras que otros países, como los nórdicos, forman para el trabajo desde el comienzo de la trayectoria educativa”, completa Díaz Langou.

Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Argentina tiene la tasa de desempleo juvenil más alta de Latinoamérica: 19,4%. Este índice es similar al promedio de desempleo juvenil en Europa, de 19,5%, aunque en países en crisis como España y Grecia, más del 50% de los jóvenes está desempleado.

Para resolver este problema, los expertos proponen no solo mejorar la calidad de la educación para que sea más “pertinente” con respecto a las demandas del ámbito laboral. También defienden la implementación de mecanismos que operen como “puentes” entre la escuela y las empresas, como las prácticas profesionalizantes (previstas en la Ley de Educación Técnica) o los programas de primer empleo.

Un ejemplo de este segundo tipo de iniciativas es el programa Empujar (Empresas Unidas por Jóvenes Argentinos), de Fundación Pléroma, que brinda capacitación para la inserción laboral a chicos de 17 a 20 años que provienen de contextos vulnerables y se encuentran cursando el último año de la secundaria en escuelas públicas.

“La mayor parte delos contenidos de las capacitaciones tienen que ver con el desarrollo de competencias blandas”, explica Mariana Frenkel, directora de Empujar. Es que, en muchos casos, lo que los empleadores reclaman no es falta de saberes “duros”, sino de habilidades socioemocionales como la perseverancia, la autoestima, la sociabilidad y la responsabilidad.

Según un estudio de la OCDE, la enseñanza de estas habilidades “blandas” desde la escuela tiene un impacto directo en el desempeño posterior de los jóvenes, tanto en la universidad como en el mercado laboral: favorece trayectorias más estables y sueldos más altos.

clarin.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios