Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
25 septiembre 2016 7 25 /09 /septiembre /2016 09:43

Guillermina Tiramonti está a favor de eliminar la prohibición de usar celular en el aula

La discusión alrededor de si deben ser admitidos o no los teléfonos móviles en las clases forma parte de una cuestión mayor consistente en definir el rumbo futuro de nuestra educación.

Hoy hay disponible una tecnología que nos permite acceder de forma inmediata y sin esfuerzo a todo tipo de información, mapas, tutoriales, entretenimientos, noticias, etc.

Lo hacemos permanentemente: si vamos a viajar, podemos averiguar cómo será el clima en el destino elegido, o sacar las entradas para museos.

Claro, también podemos hacerlo a la antigua: comprar una guía, preguntarle a un amigo que ya haya viajado, contratar una empresa de turismo para que nos haga el itinerario.

Lo mismo pasa en la escuela: el docente puede aprovechar que sus alumnos tienen celular y armar sus clases en base a su uso. Por ejemplo, ponerlos a organizar un viaje a un país en la zona geográfica que se está estudiando; los alumnos, en grupo, pueden buscar los datos necesarios para su realización, investigar cuestiones históricas, políticas y sociales, y luego poner en común la información obtenida.

También se puede estudiar geografía de otro modo: con el mapa de hule, el profesor en el frente mostrando los accidentes geográficos y el alumno aburrido chateando por debajo del pupitre.

Esta es la opción que enfrenta hoy nuestra educación. Si optamos por seguir con la prohibición de los celulares y el uso de las notebooks como si fueran cuadernos, debemos redoblar los esfuerzos para acallar el aburrimiento de los chicos y el malestar que produce estar frente a una clase donde nadie atiende. Podemos también ampliar la medicación a los alumnos para que parezcan atentos. La otra opción es poner la escuela en contacto con el mundo contemporáneo y modificar la escena áulica para hacer un uso pedagógico de una tecnología que ya es imprescindible para el desarrollo de nuestras vidas. w

Guillermina Tiramonti. Investigadora de Flacso y coord. del Consejo de la Dirección de Formación de la provincia de Bs As.

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios