Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
2 septiembre 2016 5 02 /09 /septiembre /2016 08:39

Las prácticas profesionalizantes, establecidas por la Ley de Educación Técnico-Profesional, son una herramienta fundamental para achicar la brecha existente entre educación y trabajo. Urge, por lo tanto, que el sistema educativo y el productivo tomen conciencia de la oportunidad que éstas significan en relación a la empleabilidad futura de los jóvenes con perfiles técnicos.

La Ley establece que estas prácticas son curriculares y obligatorias, tienen una duración mínima de 200 horas reloj y pueden implementarse bajo diferentes modalidades, entre las cuales una (aunque no la única) es aquella realizada en empresas.

Con esta herramienta se busca que el estudiante ponga en práctica –en situaciones reales– lo aprendido durante su formación, vivenciando experiencias similares a las que tendrá en su futuro laboral. Por eso, desde la Asociación Empresaria Argentina (AEA) creemos que es en una empresa donde el estudiante puede realizar su práctica más completa.

Aunque hay escuelas técnicas capaces de llevar adelante proyectos productivos tecnológicamente sofisticados, no les es posible reproducir las interacciones sociales de un ambiente de trabajo real, donde entran en juego otros aspectos, como, por ejemplo, la capacidad de tratar con jefes o el trabajo en equipo con compañeros de edades disímiles.

Sin embargo, no siempre es tarea fácil vincular el mundo de la educación y el del trabajo, y, en este sentido, las prácticas en empresas no son la excepción. Aunque muchas jurisdicciones vienen trabajando fuertemente en este sentido y han conseguido grandes avances, siguen existiendo importantes desafíos.

Resulta vital que más empresas tomen conciencia de la importancia de abrir sus puertas a las prácticas profesionalizantes. La empresa es el único actor social que puede mostrar a las instituciones de enseñanza la realidad productiva. Esto es indelegable y urge acompañar al sistema educativo en esta iniciativa.

Pero el sistema educativo también debe hacer su parte. Si realmente se quieren prácticas en ambientes de trabajo, se deben generar las condiciones adecuadas para que esto suceda: es necesario buena información y facilidad en los procedimientos, especialmente para las pymes, y hay que procurar marcos normativos y regulaciones adecuadas. Aún falta mucho por hacer en este sentido.

A fin de cuentas, los principales beneficiados serán los jóvenes, que a partir de buenas prácticas profesionalizantes tendrán más herramientas para acceder a su primer trabajo en el área profesional en que eligieron formarse.

clarin.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios