Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
25 septiembre 2016 7 25 /09 /septiembre /2016 11:28

Se destinan $602 mil por mes para el mantenimiento de los edificios escolares

Un blanco reciente. A mediados de agosto la escuela 23, de calle 7 y 601, en Barrio Aeropuerto, fue escenario de una de las tantas agresiones que este año hubo contra edificios escolares. Dejaron las aulas hechas un desastre y robaron

La Escuela 116 de Los Hornos sufrió, el 21 de septiembre último a la madrugada, el séptimo ataque vandálico en lo que va del año; consecuencia: cuando en todos los establecimientos primarios de la Región los chicos festejaban el Día de la Primavera, en esa sede los alumnos del turno mañana se quedaron sin su tradicional picnic. En abril pasado, en un hecho que conmocionó a la comunidad de Ensenada, el Industrial de la ciudad vecina fue virtualmente arrasado por un incendio que, se cree, habría sido intencional; consecuencia: jornadas y jornadas sin actividad hasta que la institución logró reponerse y pudo así volver a funcionar. Los dos episodios - apenas una muestra de un flagelo que lejos de detenerse crece en la Región - dan cuenta del daño que termina causando esa violencia, que atenta, en definitiva, contra la educación.

En el Consejo Escolar de La Plata contabilizan 33 ataques nada más que en este año. Se trata, por lo general, de intrusiones en las que se destrozaron instalaciones, se pintarrajeó mobiliario, se robó equipamiento y hasta se descargaron, sólo por causar daño, extintores de fuego que las escuelas poseen para cualquier emergencia. En algunas también se ocasionó algún foco de incendio.

GOLPES QUE “DESESTABILIZAN”

Cada vez que ocurre un hecho de estas características, que por lo general sucede en horas de la noche, cuando el barrio donde se sitúa el colegio atacado “duerme”, el mobiliario de las aulas y de demás dependencias queda destruido o con faltantes, porque suele pasar que además de romper, los autores del vandalismo sustraen insumos y materiales que en los ámbitos escolares son indispensables para el dictado de clases. Todo eso implica enormes gastos para volver a poner en condiciones las instalaciones.

Según datos oficiales, el Consejo Escolar, órgano encargado de afrontar el mantenimiento de infraestructura diario de los 312 edificios de enseñanza que hay en la Ciudad, dispone de 602.000 pesos por mes para la tarea. En número significa un promedio de alrededor de 1.900 pesos para sostener cada establecimiento o, visto de otra manera, representa, como lo ilustró el presidente del cuerpo, Damián Birocho, 72,89 pesos por día para destinar a cada una de las 454 instituciones educativas emplazadas en ese total de inmuebles.

“Cada acción destructiva nos desestabiliza por completo - aseguró Birocho -. Porque estamos redireccionando el 20 por ciento del presupuesto con el que contamos a reparaciones. Y eso implica que dejemos de poner dinero en obras que son importantes. Pero tenemos que hacerlo, porque el dictado de clases es lo primero, no se puede estar suspendiendo la actividad por los destrozos que hacen en los establecimientos”.

Los ataques se concentran en algunas zonas, muy puntuales, de la periferia platense, como Los Hornos, Altos de San Lorenzo, Ringuelet, Hernández y Villa Elvira, y por lo general, son dos o tres los edificios escolares “favoritos” de los grupos de vándalos en cada una de esas localidades.

En el casco urbano, el histórico edificio del Normal 2 ha sido blanco de seis agresiones, nada más que en lo que corre de 2016. “Con distintos ataques -aclara la directora de la unidad académica, Susana Jalo- han dejado pintadas, han roto puertas, vidrios, y lo más doloroso son las veces que destrozaron las bibliotecas de las aulas, donde las docentes, con tanto compromiso, guardan libros, útiles y otros recursos que utilizan para la enseñanza”.

Para Jalo, “cada ataque contra una escuela es un ataque al corazón de la educación pública, donde la comunidad educativa pone tanto compromiso para llevarla adelante”.

ALARMAS Y CÁMARAS

Muchas escuelas, se sabe, recurrieron un tiempo atrás al sistema de alarmas para frenar a tiempo cualquier intrusión. Pero ese mecanismo terminó no resultando eficaz, según lo señaló Arturo Chueco, quien se ocupa de las tareas operativas de mantenimiento de las escuelas. “Entre que le suena la alarma en el teléfono al directivo que está en su casa y todo se activa para ir al establecimiento, ya rompieron todo, robaron y se fueron”, sintetizó el funcionario del Consejo.

El sistema de monitoreo vía cámaras quedó en medio de un acalorado debate -que en su momento incluyó la intervención de la Justicia- entre quienes lo reclaman como mecanismo para la seguridad de las escuelas y quienes lo consideran un elemento que viola el derecho a la intimidad de los chicos. En la Escuela 58 -71 y 18-, desmantelada en varias oportunidades por el vandalismo, se llegó a instalar un circuito con cuatro equipos en 2013 a pedido de los padres de los alumnos, pero aunque la idea era encender los dispositivos sólo fuera de los horarios de clases, durante la noche, la iniciativa no prosperó. “Siguen colocadas -según se señaló desde el Consejo-, pero no están activadas”.

Frente a la constante de la inseguridad en las escuelas, se impulsa desde el Consejo la legendaria figura del sereno. “Entendemos la imposibilidad de creación de nuevos cargos, pero nos parece que debería haber en los establecimientos una persona, en horario no escolar, con linterna, que avise ante el menor ruido o señal de una acción que puede causar daño. No se necesitaría en todos, sino en algunos. Porque los ataques suelen darse en determinadas zonas, bastante puntuales. Sería una medida de prevención de estos delitos que tanto mal le hacen al sistema educativo y creemos que reduciría en un 80 por ciento el vandalismo”, planteó Birocho.

“UN FUERTE TRABAJO CULTURAL”

El ministro de Educación bonaerense, Alejandro Finocchiaro, señaló que en la tarea de reconstruir las instituciones de enseñanza dañadas por manos anónimas “cumple un rol muy importante el cuerpo directivo y docente de las escuelas, ya que siempre a través de distintas acciones posibilitan que los chicos transiten por esa instancia traumática de la mejor forma posible. Y como la actuación de los educadores frente a los ataques a las escuelas es clave, por eso tenemos que hacer un fuerte trabajo cultural para jerarquizar la labor docente y su rol en la sociedad”.

Y es que, según, resaltó la jefa de Inspectores regional, Silvia Cardareli, “cada situación de robo, cuesta no sólo la reparación de los faltantes también tiene que haber una reparación simbólica para superar el hecho porque a la escuela se va a aprender y a enseñar y detrás de eso hay un enorme esfuerzo docente”.

 

312

Son los edificios escolares que hay en toda la Ciudad para 454 instituciones educativas

72

pesos por día es el presupuesto destinado para el mantenimiento de cada edificio escolar de La Plata

33

ataques vandálicos a edificio educativos se registraron en lo que va del año 

602.000

pesos mensuales. Ese es el fondo del que disponen en el Concejo Escolar para arreglar las escuelas

 
 
eldia.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios