Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
23 septiembre 2016 5 23 /09 /septiembre /2016 09:25

Por Adriana Puiggrós

Sarmiento detestaba la chanza y se quejaba de que la prensa usara el ridículo, las burlas pesadas y punzantes. En su polémica con Alberdi resaltó su personal sensibilidad al respecto. El sanjuanino desvalorizaba a la población nativa y de origen hispánico o árabe, pero al mismo tiempo fue el mayor defensor de su época del papel principal del Estado en la educación y del carácter común, gratuito y laico de la educación obligatoria.

Sarmiento era un liberal, no un neoliberal, y creía en la capacidad de los docentes y de la escuela para enseñar el respeto de los unos a los otros. Entendía el laicismo como un concepto no solo referido a la neutralidad escolar respecto a toda religión, sino como el respeto necesario ante las múltiples ideas de la masa de inmigrantes que llegaba al país. Defendía la integridad de la escuela pública como un reaseguro de la libertad de pensamiento.

El problema de la burla (o “bullying” como se denomina en Estados Unidos, donde es un problema gravísimo) no empieza ni termina en una riña de alumnos. En la época de Sarmiento, denotaba la escasa integración de una sociedad aún en formación; en la nuestra es un síntoma de los efectos de los mensajes hiper- individualistas que agravian a los espacios comunes y públicos y que desvalorizan la escuela pública sobredimensionado la privada. Es producto de una sociedad constituida por la suma de uno más uno, y ordenada de acuerdo a méritos decididos por minorías, no por agrupaciones. La propia escuela privada tradicional es poco respetada por el acoso de intereses corporativos y comerciales, a los cuales se ve tan sometida como la escuela pública.

El trabajo educativo estatal es objeto de desvalorización desde las políticas educativas neoliberales, para abrir el espacio a las empresas productoras de cursos de capacitación docente, tecnología educativa, asesorías contables en instituciones educativas, educación a distancia, entre otros muchos insumos.

Se trata de una idea de escuela muy alejada de aquellas colectivas de enseñanza-aprendizaje que Sarmiento propiciaba. Por el contrario, el aliento a la carrera por lograr el primer lugar y a ser “tu mismo”, la competencia como principio educativo, en fin la imposición de criterios neodarwinistas, conforman un mensaje que se expresa en discriminación, de la cual la burla es un instrumento.

El proyecto liberal buscaba integrar a la Nación a quienes eran culturalmente diferentes; el neoliberalismo, en cambio, exacerba las diferencias y profundiza las desigualdades, campo fértil para el “bullying”.

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios