Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
23 agosto 2016 2 23 /08 /agosto /2016 10:46

Esto es como el resultado del equipo de fútbol en los Juegos Olímpicos. A todos nos dolió quedar eliminados en la primera ronda, pero a nadie le sorprendió. Lo mismo pasa con la educación argentina, que desde hace años (décadas) atraviesa una larga meseta. Los chicos argentinos aprenden, básicamente, las mismas cosas que hace 10 o 20 años atrás. Y hasta menos, como en el caso de la comprensión lectora que cada vez es menor de acuerdo a las evaluaciones nacionales e internacionales.

El problema no es tanto que no avanzamos, sino que el resto del mundo pisó el acelerador. Impulsados por la revolución tecnológica y del conocimiento –que exige cada vez más a los jóvenes y a las empresas– países como los del sudeste asiático, e incluso los africanos, desde hace años que vienen poniendo sus esfuerzos en reforzar la educación. Y no solo sus gobiernos o dirigentes políticos. El gran milagro de la educación de esos países es que allí apoyan también las familias: es una cultura que apuesta por el progreso individual y colectivo, por los conocimientos.

En Corea, por ejemplo, un domingo por año toman un examen a todos los chicos que terminan la secundaria para ver quién entra a la universidad. Ese día el país se para y todas las expectativas están puestas en el examen. La semana anterior, en los programas de tevé sólo se habla de educación y del examen. Sí igual que acá... antes de un Boca River.

Y no falta dinero. De hecho, el país subió la inversión en educación en la última década, llegando casi al 6% del PBI. Pero los resultados siguen siendo mediocres: se necesitan cambios pedagógicos; docentes más motivados, reconocidos y capacitados; y más evaluaciones, dicen los especialistas.

Pero ante todo lo que falta es una sociedad que acompañe, que vuelva a poner la educación en el lugar que alguna vez tuvo. ¿Alguien puede imaginar un cacerolazo por mejores resultados en educación? Eso es, precisamente, lo que está faltando.

clarin.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios