Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
30 junio 2016 4 30 /06 /junio /2016 12:33

Para Uriel Biondini (9), el único alumno de la Escuela Nº 26 del Paraje La Criolla, de Bragado, ayer no fue un día normal. En principio porque, tras la difusión de su caso, dejó de estar solo. Ayer llegó Daniel, un ex estudiante del colegio que se había cambiado el año pasado, tras el desastre que habían dejado las inundaciones. Sin embargo, la presencia de este nene, y la posibilidad –manifestada por su docente Alejandra Ramos– de que se sume un tercer chico, no lograron el efecto deseado por la maestra y el alumno. Todo indica que en breve este colegio dejará de funcionar.

Según confirmó a este diario el director general de Cultura y Educación de la Provincia de Buenos Aires, Alejandro Finocchiaro, Uriel será reubicado a una institución cercana. Elsa Gallo, mamá del menor, aseguró que no está conforme con la decisión y que su intención sigue siendo la misma: que su hijo continúe en su escuela “con o sin compañeros”.

“Una parte importante de la formación escolar es la socialización. Hay que darle a este nene la posibilidad de tener amigos”, destacó en diálogo con Clarín Finocchiaro sobre la determinación tomada por la Provincia. En este sentido, aclaró que la Escuela Nº 26 “no se cerrará” y que “tomarán los recaudos necesarios” para que el edificio se conserve y pueda volver a funcionar cuando “se rearme la matrícula”, algo para lo que “seguirán trabajando”.

Consultado sobre la incorporación de Daniel, que ayer se puso el guardapolvo y participó de la clase junto a Uriel, el funcionario remarcó que “no recibieron ninguna nota formal” que constate el ingreso de ese u otro alumno y que, igualmente, “una escuela con dos chicos solos tampoco es una buena opción y menos aún sabiendo que cerca hay otros colegios con más alumnos”.

“La escuela no es un montón de ladrillos, es la comunidad educativa. Sin alumnos, no hay escuela”, insistió Finocchiaro, quien detalló que le ofrecieron a los padres de Uriel trasladarlo a la Primaria Nº 20, de la localidad de General O´Brien, y que no aceptaron por el horario, “ya que ese colegio funciona por la mañana y él va al turno tarde”.

Por esta razón, se le está dando como alternativa la Escuela Nº 11, que queda en La Limpia. “En esa institución va a tener la posibilidad de estudiar inglés y de tener educación artística”, sumó Finocchiaro, y explicó que “la docente también será reubicada” y que la idea es que “en un primer momento, se la derive al mismo colegio que a Uriel para que lo ayude en su adaptación”.

Si bien todavía no pusieron fecha para el cambio, lo más probable es que ocurra “antes del inicio del receso invernal”.

Elsa le dijo a este diario que aún no recibió la segunda propuesta, como la de la Escuela Nº 11, y que sigue firme en su postura. “No queremos que la escuela cierre. Decidimos difundir la situación de mi hijo para conseguir más alumnos, no para que lo saquen a él”, sostuvo la mamá de Uriel que tiene como antecedente lo que sucedió en otras instituciones, como la del Paraje Santo Domingo, que cerró, no abrió más y –como informó este diario ayer– luego se convirtió en una perrera municipal.

“Mientras pueda mantenerlo en la Nº 26 lo voy a hacer, con chicos o solo. Veo que aprende y está contenido”, dijo Elsa, y recalcó el compromiso de la docente, que es la única persona con la que su hijo comparte la jornada desde hace más de dos meses. Y que, a la vez, cumple funciones múltiples: no solo es la maestra y directora del colegio, sino que hace tareas de portera y jardinera, se ocupa de la limpieza y de prepararle la merienda.

La distancia que separa la casa del chico de una y otra institución es otro factor que Elsa tiene en cuenta. “El colegio de La Criolla queda a 6 kilómetros de nuestra casa mientras que el de La Limpia, se encuentra a 15”, destacó.

En tanto, la maestra contó que estuvo reunida con las autoridades de Educación y que, hasta el momento, no le comunicaron que habría un traslado. “A mí me transmitieron que están trabajando para que la escuela no cierre sus puertas”, dijo Ramos. Y agregó: “No estoy luchando por mí, sino por la escuela y por Uriel”. Una historia que por ahora sigue abierta.

clarin.com

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios