Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
15 noviembre 2015 7 15 /11 /noviembre /2015 22:12

Por Alejandro Borensztein

Me gusta veranear en mayo, trabajar los sábados, descansar los lunes, ir al cine al mediodía y sobre todo, volver cuando todos van. Es el camino de la vida que tiene menos tránsito. En estos días, el principal embotellamiento se reporta en la avenida por la que van todos a patearle la cabeza al kirchnerismo, aprovechando que está en la lona mirando de reojo el conteo del árbitro. Gane quien gane, la cuenta de diez es inexorable. Si Scioli la remonta, el triunfo será todo mérito de él. El peronismo lo acompañará y el kirchnerismo quedará deambulando entre recuerdos y Tribunales. Si Scioli pierde, la derrota será toda, toda, pero toda, completita, de Ella, de Zannini, de La Cámpora y de Aníbal. O sea que, en cualquier caso, al kirchnerismo sólo le queda la máquina de destruir papeles.

Ante esto, empiezan a hacerse los guapos, los mismos ñatos que se pasaron años hocicando frente a cualquier apretada de un funcionario del gobierno. Por lo tanto, ahora que todos se animan a putearlos, es un buen momento para tomar el camino contrario, el que no tiene tránsito, y tenderles la mano a aquellos kirchneristas de buena voluntad que quieren habitar el suelo argentino. No incluyo en esta convocatoria a los K ultrademocráticos que andan diciendo que si gana Macri, van a salir a la calle a defender no se qué derechos. Debe ser el derecho de hacer con el Estado lo que se les canta. Otro que esté en riesgo, no se me ocurre.

También descarto a los kirchneristas que, en la locura, se insultan entre ellos o se han transformado en inimputables como el “Feinmann bueno”, que partió hacia la estratósfera declamando su amor platónico por la presidenta y diciéndole bestialidades a Maria Eugenia Vidal. En realidad, su caso es comprensible: no debe ser fácil para Feinmann asumir que todavía nadie fabrica corpiños para hombres. Descartemos a los Gvirtz, los Spolski o los otros simpáticos escrachadores del Estado, que transformaron la lucha para la liberación en un parripollo sin extractor. Pasemos a pérdida al personaje de C5N, ese de la barba candado, que anunció eufórico el triunfo de Aníbal Fernández. Sacando estos que hacen ruido pero son tres gatos locos, hay millones de tipos que apoyan a este gobierno de buena fe y que están convencidos de que el resto somos “la derecha”. Esta es la gran falacia que me gustaría debatir con vos, amigo kirchnerista, ya que hoy es día de debate.

El de los candidatos, supongo que será un debate previsible. Scioli se va a parar con tres en el fondo, doble cinco, dos volantes con proyección y tres delanteros. Ofensivo, para golpear de entrada. A matar o morir. Macri lo va a esperar, tranquilo, con dos líneas de cuatro bien ordenadas, y arriba Guillermo y Palermo. No necesita hablar mal de Scioli. De eso ya se está ocupando el gobierno. Se van a decir de todo, menos “vos sos la derecha”. No es negocio para ninguno de los dos. Esa discutámosla entre vos y yo. Nosotros apoyamos a Stolbizer, queremos que crezca Del Caño, votamos a Macri con las dos manos, soñamos con Malena Massa al poder y juntamos guita para el monumento al único de los seis que realmente manya de política: el Adolfo. Entre todos sumamos el 62%, defendemos los valores republicanos y en tu barrio nos llaman “la derecha”.

De verdad te lo pregunto, ¿nosotros somos la derecha y ustedes que apoyan a Alperovich, a Insfrán y a Othacehé son el progresismo? Dale, no te estoy jodiendo. Discutamos con una mano en el corazón. Pisotearon el Legislativo aprobando cuanta ley quisieron sin tocar ni una coma, y en el Judicial manipularon a jueces y fiscales como si fuera un bolillero de la FIFA. No se vos, pero a eso yo lo llamaría “progresismo Blatter”. Nombrame países que hacen propaganda a favor del gobierno durante los partidos de fútbol. Vamos, yo te ayudo: Corea del Norte, Irán, Rusia, China, Venezuela y otros aliados.

Hablando de Venezuela, ¿Maduro es el progresismo? Chávez fue un militar que se alzó contra el gobierno democrático de Carlos Andrés Pérez. ¿Era un gobierno corrupto? Sin duda. Pero entre un demócrata corrupto y un golpista honesto (si es que lo era), donde queda la derecha? Un dato: el primer gobierno de Pérez, del 74 al 79, fue el único de Latinoamérica que recibió a los exiliados argentinos, obviamente todos de izquierda. Pensemos juntos: ¿el progresismo habita en el chavismo o en Tabaré y Bachellet a quienes este gobierno ninguneó y maltrató como si fueran dos movileros de TN? Estoy seguro que apoyaste los Juicios que impulsó Alfonsín, igual que yo. La pregunta es: ¿por qué festejaste cuando el Compañero Centro Cultural dijo que pedía perdón porque el Estado Nacional no había hecho nada en 20 años de democracia? Esa canallada sintetiza todo el kirchnerismo. Vos y yo sabemos que la historia no empezó en 2003. Hubo vida antes.

Se que sos un tipo de buena fe y sabés perfectamente que la privatización de YPF fue impulsada en los 90, entre otros, por los Kirchner. Hay videos. Ya sé la respuesta: “Lo importante es lo que hicieron ahora”. Ok, te la tomo. Cuando hablan por Cadena, YPF es toda del Estado. Pero cuando la Corte exige que muestre el contrato con Chevrón es una S.A. que no se puede tocar. Mmmm. A ese progresismo lo agarró Cuca Trap. ¡¡Apa!!

¿El crecimiento del narcotráfico es un dato progre? Ya sé: preocupados por otros temas, se durmieron y se les escapó la tortuga. Ponele. Pregunta: ¿con el escolazo también se durmieron o me vas a decir que es progresista habilitar un bingo en cada pueblo del país? Llegado este punto, viene el clásico “redistribuimos la riqueza”. Dificil confiar en los números que da el mismo gobierno que tuneó todos los datos de inflación, pobreza, etc. La única realidad es que mis amigos ricos son más ricos que nunca. Y a mis amigos que se arrastran para llegar a fin de mes, les tiran una anchoa con un plan de 12 cuotas para comprarse una plancha. A eso le dicen “inclusión”.

Esto da para más de una nota. Y eso que no hablamos de corrupción. Vos no crees, pero yo les conozco las casas, los autos. Una simple marca de corbata lo dice todo. Hay un solo tema que no estoy dispuesto a discutir: Nisman. La Presidenta dijo “no tengo pruebas, pero no tengo dudas”. Yo tampoco. Nunca pude sacarme de la cabeza a sus hijas, a las que el kirchnerismo viene agraviando desde hace meses. Si sos de buena madera, no me lo podés negar.

Te ofrezco mi mano. Vienen tiempos mejores para todos. Solo que algunos lo ven con más claridad que otros. Y usted amigo lector, no se coma más las uñas. Hágame caso y cálmese de una buena vez. El kirchnerismo ya hizo las valijas. Vaya poniendo la sidra en la heladera y no rompa más las pelotas. Llegó el momento de tender la mano. La suerte está echada.

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios