Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog

Presentación

Texto Libre

Estadísticas del Blog desde su creación al 31 de julio de 2013

 

 

 Fecha de creación: 19/02/2009
 Páginas vistas:  283 129 (total)
 *Visitantes únicos: 191 825
 Día récord: 05/06/2013 (5720 Páginas vistas)
 Mes récord: 10/2012 (19 456 Páginas vistas)

* Número de personas diferentes que visitaron tu blog en un día

 

 

 

 

visitantes online

reloj para blog html clock for websites contador de usuarios online
2 octubre 2015 5 02 /10 /octubre /2015 15:30

Por Ricardo Roa

Está claro mi programa de gobierno. Lo demás es chamuyo”. El dictamen corresponde al candidato Scioli. Lo dijo para ratificar que no irá a ningún debate. Sonó, suena a chamuyo.

Chamuyar es un verbo difícil de conjugar y fácil de interpretar. En la campaña abunda el chamuyo. Ahí está Aníbal F., el gran chamuyador. Días atrás, Scioli presentó su propuesta educativa junto a Oporto, que fue su director de Escuelas y Filmus, que fue ministro de Educación de Kirchner. Se entendió lo que él quería que se entendiera: su respaldo a lo que ellos hicieron en esta década.

Las ideas centrales de Scioli no son ajenas a las de estos dos ex funcionarios: cumplir los 180 días de clase, escolarizar a los niños de 3 años y subir dos puntos del PBI el presupuesto educativo.

Es curioso: en sus ocho años como gobernador, Scioli nunca pudo garantizar el calendario de 180 días. Tampoco pudo garantizar vacantes para todos los chicos no de 3 sino de 4 años y buena parte de sus gobiernos se fueron en peleas con los gremios que lo acusaron de achicar el presupuesto educativo.

El año pasado hubo 18 días de paro en Buenos Aires: se perdió casi un mes escolar. Y Scioli terminó por nombrar a Nora de Lucía, no una educadora sino una abogada a cargo de Educación.

Ahora promete hacer como presidente lo que nunca hizo como gobernador. Hay cosas que no tienen explicación o que la tienen sólo en el mundo Scioli: promete una educación de calidad con los personajes que estos años dislocaron todos los índices de la calidad educativa. Lo dijo Einstein: si frente al mismo problema se plantea la misma solución sólo se puede esperar el mismo resultado. Dicho en criollo: tropezar dos veces con la misma piedra.

En la Argentina el sistema educativo está a la deriva. Hay más chicos que repiten la secundaria y es muy alto el número de los que la abandonan. La escuela pública perdió terreno ante la privada. Y existe una enorme brecha entre las del Estado, que tienen los peores índices, y las privadas.

Durante la década ganada también caímos drásticamente en los relevamientos internacionales de calidad. Ningún país retrocedió tanto en las pruebas PISA como la Argentina. Estamos en el fondo de la tabla y peleando el descenso.

Tal vez sea hora de pensar que el problema educativo no es sólo un problema de plata y de promesas. Juan Carlos Tedesco, un reconocido especialista que fue ministro de Cristina, acaba de hacer un balance de la era kirchnerista. Dice que fue “una oportunidad perdida ... para las reformas institucionales y pedagógicas”. Ningún chamuyo. Esa es la pura verdad.

Compartir este post

Repost 0
Published by Polimodalitos
Comenta este artículo

Comentarios